Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
(D) 420 hierbas
Inuzuka Etsu Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 15
Exp: 10 puntos
Dinero: 440 ryōs
La mujer pareció contentar conforme vio también aparecer a los chicos, especialmente a Ranko. Preguntó si les costó mucho recolectarlas, y no tardó en solicitar que se las enseñasen. Ranko fue la primera en mostrar la mercancía, alzando las bolsas que llevaba con ella y abriéndolas para que se pudiesen ver las flores que portaba. Kazuma no titubeó un solo instante, y aclaró que realmente fácil tampoco había sido, que se cuestionaba cómo podía hacer esa tarea a diario la anciana.

Etsu también se lo preguntó, pues tampoco parecía excesivamente ágil esa mujer. Igual... tenía algún sistema, quizás dándole las hierbas y plantas sobrantes, o hasta llevando propias cosechas para apaciguar a las bestias. A saber.

En ese instante, y poco después de que Etsu le diese las bolsas a Ranko, para que ésta pudiese así juntar todas las bolsas para la anciana, la madre de Ranko aclaró que informalmente habían terminado la misión. Informalmente, puesto que aún tenían que entregar el pergamino que ésta le había dado al señor Morikage. Hasta no haber completado toda esa parafernalia, la misión no estaría resuelta de manera oficial.

Sí, aquí lo tengo —aclaró el Inuzuka, devolviendo el mismo a la mujer.

»Aquí tienes.

Etsu se lo entregó a la mujer, ahora tan solo tenían que concluir los trámites administrativos, lo más aburrido de toda misión...
~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
Sagiso Ranko En línea
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 9
Exp: 7 puntos
Dinero: 1000 ryōs
La mujer recibió con mucho gusto todas las bolsitas y, mientras Komachi tomaba y preparaba el pergamino se la misión para la firma y sello de cumplimiento, Kumoko revisó minuciosamente las hierbas recolectadas. Sonrió ampliamente al ver a las taidonka, a pesar de que una no estuviese en su máximo esplendor, y chasqueó la lengua al ver que las niratsubu estaban ligeramente torcidas, debido al golpe que tuvo Kazuma, pero no dijo nada al respecto.

Oh, querido, una tiene sus trucos —dijo alegre la mujer, tomando el pergamino que Komachi le tendía y procediendo a darle visto bueno y calidad de cumplida a la misión —. Por ejemplo, genjutsu.

Le guiñó un ojo a los chicos y le regresó el pergamino a la jōnin. No explicó más sobre cómo usaba ilusiones para evitar que los animales la atacaran, sino que se puso a buscar en algún cajón tras el mostrador. Unos segundos después sacó tres sobrecitos de papel traslúcido firmemente doblados.

¡Muchas gracias, chicos! En lo que a mí respecta, su misión ha sido completada exitosamente. Les recompensarán monetariamente los de arriba, pero yo quiero darles algo directamente. Si necesitan relajarse después de un día particularmente tenso, prueben esta infusión. Les debería alcanzar para dos tazas, al menos. ¡Es algo de mi invención! Notarán que tanto el aroma como el sabor es muy agradable. Y perfectamente legal. —Le dirigió una mirada acusadora a Kazuma mientras les tendía los sobrecitos.

Ah… M-muchas gracias, T-Taitama-san. —susurró Ranko mientras tomaba la recompensa de Kumoko y la guardaba en su cinto.

¡Excelente! ¡Andando, pues, chicos!

Después de cualquier cosa que Etsu o Kazuma quisieran expresar, Komachi les instaría a retirarse del herbolario, para luego ir a las oficinas del Morikage. Un buen rato después, los tres genin (y Akane) salían del edificio con sendos sobres con respectivas pagas. Ranko les dedicó una reverencia profunda a cada uno. Se sentía orgullosa de sí misma y de sus compañeros.

F-fue un honor… y un gusto t-trabajar con u-ustedes, Inuzuka-san, Inuzuka-san, Hana… Kazuma-san. ¡Gracias por su esfuerzo! ¡Espero podamos volver a una misión juntos!

Una vez habiéndose despedido todos, Ranko partió con una cálida sensación en su pecho y un pequño pero creciente sentido de la pertenencia.

Bueno, la misión ya terminó Risa Pueden hacer un último post, pues solo queda recibir la recompensa. El té no es nada especial, pero les queda a sus personajes.

¤ Taitama no Kicha
¤ Té amarillo de Taitama
- Tipo: Consumible
- Tamaño: Pequeño
- Requisitos: 350ml de agua caliente por porción.
- Precio: -
- Uso: Relajación.
Un té de suave aroma y delicado sabor, perfecto para acabar el día e ir a la camita sin preocupación alguna. Se recomienda usar miel y no azúcar en caso de querer endulzarlo.
Responder
Inuzuka Etsu Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 15
Exp: 10 puntos
Dinero: 440 ryōs
En lo que el chico entregaba el pergamino a Komachi, la señora de la tienda desveló que cada cuál tiene sus trucos. No se sobrelleva una vida en una villa oculta sin aprender algo del arte del ninjutsu, y así lo desveló la mujer mencionando su capacidad de usar genjutsu. Ésta al parecer usaba el arte del ilusionismo para defenderse de las bestias en lo que recolectaba las hierbas y plantas, aunque no desveló del todo su procedimiento.

Los trucos de un mago nunca se revelan.

Con una felicitación, y tras dar de regreso el pergamino a la madre de Ranko, la mujer de la tienda se retiró por un instante hacia su mostrador. Rebuscó un poco entre sus cosas, y tomó algo de ahí. Mencionó que a pesar de la recompensa monetaria que les pudiesen dar por cumplir la misión, ella misma quería darles algo. Le dio a cada genin un par de bolsitas cargadas de una mezcla de hierbas, y sentenció mirando a Kazuma que era perfectamente legal. Al parecer, se trataba de una infusión muy especial, diseñada por ella misma, que les ayudaría a conciliar el sueño con suma facilidad.

Oh... ¡muchas gracias, señora!

El Inuzuka guardó los sobre en su portaobjetos, tenía espacio de sobra dado que siempre lo solía llevar casi vacío. Tras ello, acompañaría a la señora Komachi hacia el edificio del Morikage, donde terminarían de cumplimentar los tramites legales. Había sido una misión de lo mas satisfactoria, y rápida. La presión por parte de la madre de Ranko había tenido su buen efecto, o eso parecía.

Ha sido genial participar en ésta misión con vuestra ayuda. Si, también espero veros pronto, y gracias por vuestro esfuerzo también. Da gusto trabajar con vosotros —contestó a la chica, y aprovechó para también felicitar a Kazuma. Nadie sobraba, había sido la cooperación entre todos lo que había resuelto tan rápido y bien la misión.

»¡Hasta la próxima!
~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
Hanamura Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 5
Exp: 21 puntos
Dinero: 200 ryōs
Oh, querido, una tiene sus trucos —dijo alegre la mujer, tomando el pergamino que Komachi le tendía y procediendo a darle visto bueno y calidad de cumplida a la misión —. Por ejemplo, genjutsu.

Interesante —respondió ante la posibilidad de cumplir con una misión como la suya sin la necesidad combate directo.

Kazuma recibió la pequeña bolsa de té, manteniéndose sereno ante la ruda mirada de la anciana y dedicándole una leve reverencia. Por un instante estuvo a punto de intentar guardar aquel premio en su túnica, pero el recordar que solo era una transformación le ahorro la vergüenza de dejarla caer. Decidió llevarla en la mano y esperar a poder deshacer su ninjutsu para ponerla a mejor resguardo.

***
La jornada de trabajo llegaba a su fin, llevando a los jóvenes y la madre de Ranko a salir del edificio del kage luego de encargarse de los tramites restantes.

F-fue un honor… y un gusto t-trabajar con u-ustedes, Inuzuka-san, Inuzuka-san, Hana… Kazuma-san. ¡Gracias por su esfuerzo! ¡Espero podamos volver a una misión juntos!

Ha sido genial participar en ésta misión con vuestra ayuda. Si, también espero veros pronto, y gracias por vuestro esfuerzo también. Da gusto trabajar con vosotros —contestó a la chica, y aprovechó para también felicitar a Kazuma. Nadie sobraba, había sido la cooperación entre todos lo que había resuelto tan rápido y bien la misión.

»¡Hasta la próxima!

Ha sido una buena experiencia; he aprendido mucho al trabajar con ambos, gracias —Kazuma les dedico una leve reverencia—. Fue genial ver la efectividad en el trabajar de alguien con más experiencia y ver a Ranko-san tomando el control de la situación…

»Hasta que nuestros caminos vuelvan a cruzarse camaradas —dijo mientras se retiraba con un caminar sereno.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder