Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
(D) El peso del conocimiento
Sarutobi Hikaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 6 puntos
Dinero: 0 ryōs
#46
”Eres demasiado impaciente niña. Espera siempre un tiempo prudencial antes de abandonar tu escondite” le había dicho siempre su sensei mientras entrenaban. Y exactamente eso hizo la joven kunoichi, dejando que las voces y pisadas del pasillo se extinguieran por completo antes de dejar caer la colcha al suelo para después saltar sobre ella delicadamente, amortiguando de esa manera el posible ruido, aterrizando sobre sus manos y sus pies antes de incorporarse.

-Por el bien de la aldea esos niños necesitan una señora paliza - dijo para si misma tirando la colcha a una de las camas. Al menos estaba claro que el cuaderno estaba en aquella habitación y que la versión de aquellos niños era cierta. - Solo me queda saber dónde es “acá” o al menos quién robó el dichoso cuaderno- gruñó pensando en su mala suerte manteniéndose lejos de las ventanas por si alguien la veía desde fuera.

Se arrascó la cabeza pensativa unos instantes mientras paseaba la mirada por las mesillas de noche. -A no ser… - se dijo a si misma pensando en la posibilidad de que ese acá no implicara al cuarto en el que estaban si no el armario donde se estaba cambiando, por lo que se dirigió al mismo para mirar en su interior.
Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 17
Exp: 2 puntos
Dinero: 1000 ryō
#47
A veces es bueno ser intuitivo, pero a veces el presuponer de más tampoco es productivo.

La Sarutobi escudriñó el armario, pero se daría cuenta de que tal y cómo pensó al inicio, en aquel lugar no se hallaba el mentado cuaderno. Si bien las palabras de los niños sembraron la duda en ella, al final terminó por equivocarse y no seguir con su idea inicial. Podría buscar entre todos los pantalones y camisas, que ahí no había ningún tipo de escrito. De hecho, se toparía con todo menos lo que buscaba. Desde una revista con modelos en traje de baño, pasando por dulces de contrabando hasta un Fūma Shuriken que obviamente no debería estar en manos de los novatos. Y aún con todo el material ilegal que parecía haber ahí, no se encontraba el mentado cuaderno.

Quizás ella ya tenía una pista, pero la distracción de los genin la hizo olvidarse de lo que su instinto le había indicado. ¿A dónde la llevarían sus corazonadas entonces?
[Imagen: tumblr_msij7vYKpf1r8c4p2o1_500.gifv]

RushHablo || Pienso || NarroRush

MIL GRACIAS A DARUU POR EL AVATAR
~Ausente los fines de semana~
Responder
Sarutobi Hikaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 6 puntos
Dinero: 0 ryōs
#48
Abrió el armario con cierto respeto, tal vez todas las historias sobre el cuarto de los chicos se acumulaban allí dentro de manera agónica, nauseabunda y apestosa. Pese a que lo que estaba allí guardado haría que la mitad de aquellos pequeños diablillos limpiara los baños de la academia durante el resto del semestre, no aparecía la única ilegalidad que ella buscaba en aquel momento. Todavía se atrevió a mover algunas de las revistas antes de desestimar seguir mirando ante el riesgo de achicharrar aquel armario con todos sus usuarios dentro.

-Pues volvamos al plan inicial - se dijo cuidándose de no pasar cerca de las ventanas, creando posibles figuras o sombras de un inoportuno observador externo. - Si vuelvo a encontrar alguna de esas revistas voy a hacer una candela con alguno de esos críos.- se susurró a si misma empezando a revisar cada una de las mesillas de aquellos monstruitos “Veinte camas, veinte mesillas ” se dijo a si misma dándose ánimos no queriendo dilatar aquella incursión demasiado tiempo, las clases de la academia podían pasar realmente rápido cuando no querías que terminaran.
Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 17
Exp: 2 puntos
Dinero: 1000 ryō
#49
Dentro de las gavetas de cada mesilla, encontraría un mundo distinto y único. Juguetes, ropa sucia que no debería estar en el sitio, cuadernos de esos que supuestamente se los comió el perro, incluso una manzana podrida y seca desde hace ya mucho tiempo. El raro fue el que estaba ordenado y limpio, pero aún así tras revisar las veinte mesas, ninguna tenía el cuaderno de anotaciones en ella. ¿Dónde iba a estar?

Lo curioso del asunto, es que estaba más cerca del objeto de lo que creía. Lástima que ahí no hubiese nadie para decirle que tan caliente o que tan frío estaba, aunque con el tiempo contra el reloj no era tiempo para un juego como ese. Ya había escudriñado el baúl, el armario y las mesillas. ¿Que otro lugar quedaba por revisar? La zapatera, cómo ella recalcó, no tenía nada. El tiempo perdido buscando en los demás sitios no iba a regresar, pero si que podría acarrearle consecuencias.
[Imagen: tumblr_msij7vYKpf1r8c4p2o1_500.gifv]

RushHablo || Pienso || NarroRush

MIL GRACIAS A DARUU POR EL AVATAR
~Ausente los fines de semana~
Responder
Sarutobi Hikaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 6 puntos
Dinero: 0 ryōs
#50
Tranquila. Concéntrate. Mantén el control… ” se recordó a si misma tras buscar en todas las mesillas y no encontrar el dichoso cuaderno. Posiblemente había encontrado en aquella habitación de todo menos el dichoso cuaderno. Se prometió a si misma lavarse los ojos cuando saliera de aquel manicomio a ver si así se olvidaba de algunos de aquellos horrores.

Ni siquiera sabía cuanto tiempo podía permanecer allí todavía, lo que si sabía es que en aquel tipo de misiones cualquier acción que alargara el tiempo dentro del cuarto podía ser fatal. Suspiró intentando calmarse mientras observaba el cuarto. Era una idea horrible pero no tenía muchas más ideas. La pelirroja se acercó con pies ligeros a la primera cama, levantando el colchón, observando el espacio entre este y el somier. Al fin y al cabo era su lugar favorito para guardar sus chuches cuando era pequeña. Se dijo a si misma la kunoichi palpando la parte inferior del colchón por si habían ocultado el dichoso cuaderno en el forro. Solo quedaba hacerlo con las otras 19 camas, así que la pelirroja solo perdía el tiempo justo para que no fuera realmente evidente que alguien había levantado con poca paciencia el colchón.
Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 17
Exp: 2 puntos
Dinero: 1000 ryō
#51
Quién lo diría. Que aquella simple misión se acabase de convertir en un infierno personal para la joven Sarutobi, una odisea poco más que fantástica y casi ridícula pero cuyas consecuencias podían ser más graves de lo que alguien pudiese llegar a creer. Tras no encontrar nada en los lugares apropiados, se aventuró entonces a buscar bajo los distintos colchones el ansiado cuaderno.

Es así, que mundos aún más extraños y únicos estarían ante sus ojos. Bajo la primera cama, calzoncillos viejos sin lavar, bajo la segunda, un tesoro de puro oro en chocolates. La tercera tenía una suerte de muñeco raro de tela con alfileres, que sepa judas para que serviría. Algunos dirían que el cuatro es de mala suerte, pero no sería así en el caso de Hikaru. En la cuarta cama hallaría el susodicho cuaderno de notas del profesor, junto a otros que parecían ser de niños de otras secciones por las etiquetas en ellos. Aparentemente el del sensei no era el único que había sido robado.
[Imagen: tumblr_msij7vYKpf1r8c4p2o1_500.gifv]

RushHablo || Pienso || NarroRush

MIL GRACIAS A DARUU POR EL AVATAR
~Ausente los fines de semana~
Responder