Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Estamos en Entretiempo, Otoño del año 217.
Últimos rumores: Durante el mes de Augurio la situación política de Oonindo dio una sacudida que casi causa una guerra. Uzumaki Gouna, la Cuarta Uzukage, murió durante una reunión de los tres líderes de las aldeas más importantes en Kusagakure. Ame acusó a Kusa, y Kusa acusó a Ame. Durante la mayor parte del mes, se creó un rencor entre los ninjas de ambas potencias al que finalmente puso fin la propia Uzushiogakure. Zoku, un traidor a la villa, se había hecho con el poder y asesinado a Gouna intentando inculpar a las otras dos aldeas. El orden fue restablecido por el Daimyo de la Espiral, y Uzushio emitió una disculpa pública. Circula el rumor de que Zoku selló a un bijuu en dos genin, pero sólo los uzujin conocen su identidad. Sólo se conoce que se hacen llamar los Hermanos del Desierto.

Uzushiogakure: el nuevo mandato de Sarutobi Hanabi como Quinto Uzukage legítimo ha sido recibido con los brazos abiertos, pero hay un sentimiento generalizado de temor a un nuevo cambio de líder. Sin embargo, la gestión de la aldea se está produciendo como debería, así que hay esperanza colectiva en que esta vez todo vaya bien. La relación con las demás aldeas se mantiene neutral, pero, sintiéndose debilitados, los shinobi consideran que tal vez podrían llegar a ser una amenaza, de modo que hay cierto clima de desconfianza hacia Kusagakure y Amegakure, al mismo tiempo de que todos saben que la culpa de todo la han tenido ellos mismos.

Kusagakure y Amegakure: la noticia de que la propia Uzushiogakure había sido la causante de la muerte de su propia líder fue recibida con algo de alivio, aunque inevitablemente algo de rencor, aunque sea muy ligero, ha penetrado en los shinobi de ambas aldeas para con las otras. Hacia una porque creían que habían traicionado al Pacto y hacia la otra porque la inestabilidad de su liderazgo les causa desconfianza, escépticos de que este nuevo líder no sea otro peligro.
El retorno de los Uchiha
#46
Datsue suspiró, ahora más calmado, cuando Akame le aseguró tener una solución a sus problemas de imagen. A diferencia de las suyas, las ideas de Akame solían ser buenas, prácticas y comprensibles. Todo ello al mismo tiempo. Al contrario que las de Datsue, que solían cojear en alguno de los tres puntos.

Entonces, Akame se colocó a su espalda…

¿¡Pero qué…!?

… y se subió a caballito suyo...

…cojones…

…, para terminar transformándose en una mochila.

…haces!? —¡El muy hijo de…!—. ¡Serás hijo de perra! ¡Baja ahora mismo de ahí o te machaco ca…!

Datsue se interrumpió de golpe. Una niña le observaba a muchos metros de distancia, agarrada de la mano de su madre. Parecía que no se habían fijado en él hasta entonces, justo en el momento en que se había puesto a gritar como un loco a… una mochila.

Se llevó rápidamente una mano al oído.

¡Una misión! —se excusó—. Si no grito mi compañero no oye nada con este viejo comunicador. Siento el vocabulario.

Resopló, mientras corría alejándose de ellas. «Esta me la vas a pagar, Uchiha Akame… Ya lo creo que sí.»


• • •


Lo que sucedió aquel día y días posteriores quedará guardado en la memoria de ambos Uchiha… tras un cerrojo de tres llaves, como poco. Ducharse juntos había sido, más que vergonzoso, una lata. Una lata que le valió una colleja a Datsue cuando realizó cierto comentario sobre cierta cosa.

Hacer sus necesidades juntos no era mucho mejor. Datsue había pedido a Akame que se sentase dentro de la bañera mientras él estaba sobre el váter, corriendo la mampara para que le diese cierta intimidad, quedando la cadena de la esposa colgando en medio. No funcionó demasiado, porque seguía estando allí, y su sola presencia era un obstáculo para hacer de vientre debidamente.

Dormir… Bueno, dormir era una putada de las gordas. Incómodos, sin poder darse la vuelta en la cama como querían… Por no hablar de que Akame era el campeón de los madrugadores, mientras que Datsue disfrutaba quedándose en cama hasta media mañana. Para empeorar, en las comidas no era mucho mejor. Coordinarse para comer al mismo tiempo era un suplicio, una fuente continua de broncas y quitaba hasta el hambre de la pereza que daba.

Eso sí, fue la época en que más misiones pidieron de largo. Casi no habían terminado una cuando ya estaban solicitando la siguiente. Con el paso de los días, sin embargo, el tremendo castigo se volvió tan solo una molestia. Cuando los días se transformaron en semanas, Uchiha Raito les quitó las esposas.

Dijo que habían cumplido su cometido. Quizá tuviese razón. Un mes más tarde, se convirtieron en los Hermanos del Desierto.
[Imagen: 0acb84072c6d0cd5194c4c4011f342878342e44a_hq.gif]

Un Uchiha no olvida

Objetivos:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]

Posibles Aliados:

[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder