Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
(C) Susurros del Yomi
#1
(Enlace al tema del tablón). Soy Daruu. Utilizaré un hueco de Narrador para esta misión. Los mensajes en los que Yui aparezca serán con la cuenta de Yui.

Turnos y participantes: Daruu, Reika.

Normas y aclaraciones: 72 horas de mensaje en mensaje, aviso si se va a retrasar, no se permiten retrasos seguidos salvo ausencia justificada. Al tercer retraso o tras un retraso sin ausencia justificada de suficiente duración (7 días), puedo considerar manipular al personaje y/o dar por finalizada o fracasada la misión.

Reika, tienes que comenzar entrando al despacho directamente, omitiendo cualquier otra introducción.

La lluvia caía de forma constante, como una cortina de hilos que distorsionaba la forma de las torres lejanas. Amekoro Yui tomó aire y lo dejó escapar lentamente por la nariz, profundamente relajada. Era un día bonito y tranquilo, aunque un asunto le preocupaba. Hojeando las carpetas con los genin de la villa, había encontrado a una que no había cumplido todavía una gran cantidad de misiones y que estaba libre, de modo que la había hecho llamar.

Alguien tenía que investigar el asunto del Cementerio.

Se dio la vuelta y se sentó en la mesa detrás de su escritorio, esperando pacientemente. La puerta estaba abierta, y a su subordinada se le daba la bienvenida.

Tan sólo esperaba que aquella cría no fuera otra respondona.
Responder
#2
Un agente ANBU se había presentado en su casa y la kunoichi acudió al llamado casi sin demora. Golpeó la puerta del despacho de su Kage para hacerse anunciar...Aunque, claro, Arashikage-sama ya estaba al tanto de su llegada.

Con el invierno encima, la kunoichi de cabellos dorados fue vestida con pantalones negros cómodos y un hoodie de color violeta con su respectiva banda ninja al cuello

-Buenos días Arashikage-sama- saludó luego de cruzar el portal e inclinarse en una respetuosa reverencia -Usted mandó a llamarme ¿En que puedo servir Arashikage-sama?-

Era la primera vez de la rubia cara a cara con su Kage, se mantenía con calma frente a aquella mujer que a tanta gente intimida, sentía esa presión de estar en frente, pero su voluntad era fuerte
Hablo - Pienso - Telepatía


[Imagen: latest?cb=20120226161742&path-prefix=es]
Responder
#3
La muchacha entró al despacho y saludó con una reverencia.

Buenos días —saludó Yui al cambio—. Por favor, toma asiento. —Sonrió, mostrándole unos dientes afilados como cuchillas, y señaló con la palma de la mano abierta el asiento que había frente a su escritorio.

»Ayer recibí una carta del Señor Feudal, Reika —comunicó la Arashikage—. Al parecer, en Shinogi-To andan un poco crédulos. Corren historias para no dormir como la pólvora. Sobre las voces de los muertos en el Cementerio del Gobi, a medianoche. Ya es una falta de respeto enorme que se atrevan a hablar así sobre los shinobi caídos en la batalla contra el monstruo, pero más me jode pensar que alguien podría estar rebuscando entre las tumbas de nuestros compatriotas para rapiñar las armas con las que fueron enterrados.

Yui se reclinó sobre el asiento, echándose los brazos detrás de la nuca y esbozando en el rostro una mueca de asco. Cerró los ojos y bostezó.

»Personalmente no creo que sea nada, cuentos de niños pijos de la gran ciudad. Pero quiero que vayas a echar un vistazo para confirmarlo. Eres joven y aún una novata, pero debería ser una misión fácil. Entrar, pasar una noche allí y vigilar si alguien está haciendo algo con las tumbas. Si vieras algo, confirma lo que es y te vuelves inmediatamente, ¿entendido? Nada de heroicidades, niña.
Responder
#4
Buenos días —saludó Yui al cambio—. Por favor, toma asiento. —Sonrió, mostrándole unos dientes afilados como cuchillas, y señaló con la palma de la mano abierta el asiento que había frente a su escritorio.

-Muchas gracias- fue la respuesta de la rubia ante la amabilidad de su kage, quiza las cosas que se hablan de ella era solo cuento, claro que su presencia imponia y mucho, o quiza sea que la rubia habia cruzado con la Yui de buen humor «espero jamas conocer a la de mal humor» fue el unico pensamiento en la mente de la kunoichi

»Ayer recibí una carta del Señor Feudal, Reika «Entonces viene de mas arriba esto» . Al parecer, en Shinogi-To andan un poco crédulos. Corren historias para no dormir como la pólvora. Sobre las voces de los muertos en el Cementerio del Gobi, a medianoche. Ya es una falta de respeto enorme que se atrevan a hablar así sobre los shinobi caídos en la batalla contra el monstruo, pero más me jode pensar que alguien podría estar rebuscando entre las tumbas de nuestros compatriotas para rapiñar las armas con las que fueron enterrados.

Yui se reclinó sobre el asiento, echándose los brazos detrás de la nuca y esbozando en el rostro una mueca de asco. Cerró los ojos y bostezó. Mientras tanto la mente de la kunoichi de cabellos dorados no dejaba de dar vueltas en que otra vez se veía involucrada en temas de supuestos fantasmas.

»Personalmente no creo que sea nada, cuentos de niños pijos de la gran ciudad. Pero quiero que vayas a echar un vistazo para confirmarlo. Eres joven y aún una novata, pero debería ser una misión fácil. Entrar, pasar una noche allí y vigilar si alguien está haciendo algo con las tumbas. Si vieras algo, confirma lo que es y te vuelves inmediatamente, ¿entendido? Nada de heroicidades, niña.

-No se preocupe Arashikage-Sama, usare todo el sigilo posible y una de mis técnicas de espionaje a distancia- sonaba casi como si esta misión estuviese hecha a medida de Reika, por sobretodo, se enorgullecía de que su propia Kage la eligiese a pesar de su falta de experiencia para esta misión -¿Debo estar al tanto de algo mas Arashikage-sama- pregunto a su mandataria, por si había algo mas que saber
Hablo - Pienso - Telepatía


[Imagen: latest?cb=20120226161742&path-prefix=es]
Responder
#5
La Arashikage asintió satisfecha.

En principio, no tenemos más información al respecto —dijo—. Ahora, parte de inmediato hacia el Cementerio. Está prácticamente a unas ocho horas de aquí, así que deberías darte prisa si quieres llegar a tiempo para la medianoche.
Responder
#6
-De inmediato Arashikage-sama- fue la respuesta de la kunoichi quien rápidamente se puso de pie, tomó los documentos necesarios para poder salir de la villa -No la defraudaré Arashikage-sama- dijo acompañando la reverencia a su Kage y rápidamente dirigió su caminar hacia fuera del despacho, el ascensor y el pasillo que daría a la puerta de salida.


***


Ya fuera del gran edificio y en las calles de su aldea, la rubia hizo una rápida escapada Hasta su casa para recoger sus armas y equipo, también algún que otro pertrecho para pasar la noche en el cementerio del Gobi.

«Últimamente los cuentos de fantasmas y apariciones se están volviendo una moda» se dijo a sí misma al recordar aquella extraña noche vivida junto a Karamaru y que Hasta el día de hoy seguía sin encontrar ningún tipo de explicación dentro de la lógica.

-Buenos días senpai- saludo ala guardia de la puerta -Senpai, debo salir de la villa para cumplir con un encargo, espero este todo correcto- dijo la rubia enseñando los documentos con la información pertinente a la misión
Hablo - Pienso - Telepatía


[Imagen: latest?cb=20120226161742&path-prefix=es]
Responder
#7
Reika rebuscó entre sus cosas para sacar el pergamino de la misión y enseñárselo al guardia de la puerta, pero no se dio cuenta de que la Arashikage no le había entregado absolutamente ningún documento. La información había sido transmitida de forma oral de kage a subordinado. Afortunadamente, el guardia de la puerta no necesitó los papeles. Con un ademán de la mano, frenó el intento sin frutos de la Yamanaka.

No te preocupes, Reika-san —le indicó un tipo menudo, con el pelo de un extraño color rosa chicle—. Se nos ha informado directamente que abandonarías la aldea. Buena suerte en la misión.

Extendió el brazo, señalándole el largo camino cruzando el puente de salida de Amegakure.
[Imagen: CRvX4wy.png]
.
· · ·
La prueba más fehaciente de que la cocina puede cambiar el mundo es el puto quilombo que se ha montado por una salsa carbonara. La cebolla que amenazó la estabilidad en Oonindo. ¡Los ESPAGUETIS DEL DESTINO!

Subtextualízame en mediumseagreen. E imagínate el susurro de un bosque de pinos en mi suave y dulce voz.

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder
#8
-oh...Muchas gracias shinobi-san- fue la respuesta de la kunoichi al ver que su partida ya era esperada por los guardias de la villa -Cálculo mañana como a esta hora estaré de regreso- agregó mientras se despedía con un "Hasta pronto"

«Ir, pasar la noche, ver que se cuece en irme...¿fácil, no?» se dijo la rubia mientras iniciaba su marcha hacia el punto necesario para cumplir la misión «Siempre sale algo que dificulta todo...nunca es fácil» admitió encogiéndose de hombros.

Apretó el paso...tenía varias horas de viaje por delante
Hablo - Pienso - Telepatía


[Imagen: latest?cb=20120226161742&path-prefix=es]
Responder
#9
Reika abandonó su hogar al fin y comenzó la relativamente extensa caminata hasta el Cementerio del Gobi. Cruzó las llanuras que rodeaban Amegakure, y más allá pasó entre campos de cultivo y pequeñas cabañas. Para alguien que viniese de fuera, resultaba increíble que en aquellas tierras asoladas siempre por la inclemente tormenta pudiera crecer algo. Pero algunos cereales se hacían recios bajo la lluvia y el duro trabajo de los agricultores del país.

La Yamanaka volvió a las llanuras de hierba y más allá encontró un paso entre dos grandes lagos, que tuvo que cruzar. Luego, un paraje rocoso con muchos peñascos, algunos gigantescos, con formaciones curiosas en la piedra.

Fue allí, a apenas dos horas de salir de casa, donde comprendió que la tempestad le estaba haciendo mella y que debía parar a descansar si no quería sufrir las consecuencias. (Aguante 20) (Resistencia 20)

La pregunta era: ¿dónde?

Hola, Reika. No sé si ya habrás dado a luz, en ese caso: ¡felicidades! Esperamos noticias al respecto, ojalá todo haya salido bien.
[Imagen: CRvX4wy.png]
.
· · ·
La prueba más fehaciente de que la cocina puede cambiar el mundo es el puto quilombo que se ha montado por una salsa carbonara. La cebolla que amenazó la estabilidad en Oonindo. ¡Los ESPAGUETIS DEL DESTINO!

Subtextualízame en mediumseagreen. E imagínate el susurro de un bosque de pinos en mi suave y dulce voz.

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder