Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Despedida, Invierno de 219
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
(D) Verde, con ganas de madurar
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 11
Exp: 3 puntos
Dinero: 1500 ryōs
#76
Nubu recibió el pergamino de manos de Daigo, y casi podía verse su pecho hinchado de la emoción. Asintió repetidamente, y corrió hacia la puerta. A los genin no les costó seguir los pasitos apresurados del infante.

Después de salir a la calle, caminaron unos metros hasta la siguiente puerta, similar a la de la vivienda Handa. Ranko dudó un momento. ¿Sabía la señora Furie que sacarían a su hijo de la casa? Kazuma acrecentó tal duda al preguntarle si la señora Yodō estaba al tanto de la misión.

Ahm… No sé. E-espero que sí… —susurró la kunoichi, deseando que no fuese una visita inesperada para la mujer.

Al llegar, Nubu no tuvo reparo en golpear la puerta varias veces.

Sí, voy, voy… —Se escuchó una voz apagada tras la puerta, y luego pasos flojos sobre un camino de piedra. Medio minuto después, la puerta se abrió y el rostro de una mujer de baja estatura apareció en la apertura. Tenía el cabello castaño oscuro y era al menos una década más vieja que Handa Furie —. ¿Sí? Oh, Nub… ¡Oh! —El rostro de la mujer pasó de una expresión neutral a uno de llanto sin lágrimas, claramente sobreactuado —. ¡Ooooh! ¡Qué trageeediaa-a-a-a!

Nubu apretó el pergamino contra su pecho, y su rostro se tornó tan serio como el de un niño de 5 años puede ser. Ranko le dirigió una mirada y una sonrisa ligeramente nerviosas a Kazuma y Daigo, como respondiendo a la previa interrogante del peliblanco.

A-ahm… Yodō-san… —Con algo de timidez inicial, y poco a poco recuperando la energía, el pequeño alzó el documento.

Nubu-chan, ¿No me digas que fue a ti a quien mandaron para rescatar a mi Sasayami-chan? —él asintió, recobrando los ánimos —. ¡Qué alivio! Vamos, pasa. ¡Tus compañeros también!

Los gestos de Yodō Naohiko eran exagerados y, en cuanto se hizo a un lado y Nubu hubo pasado, les guiñó el ojo al trío de genin. Luego los invitó con un gesto. Si pasaban por el umbral, se encontrarían con un patio similar en diseño al de los Handa, pero éste iba alrededor de la casa, cual cuadrado perfecto. Nubu estaba ya a mitad del camino de piedra hacia la casa, con las manos en la cintura, con pose heroica.

Ahm… ¿y ahora? ¿qué hacen los ninjas para comenzar misiones? —Después de echar un vistazo al área desde su posición, parecía estar entendiendo que no podía lanzarle shuriken a todo.
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 13
Exp: 2 puntos
Dinero: 1000 ryōs
#77
Pronto, el grupo llegó a su destino: una casa parecida a la de Handa Furie, donde Nubu no tuvo problema alguno en llamar a la puerta.

Entonces Daigo empezó a dudar sobre como actuar una vez abrieran, pues no sabía si al otro lado encontrarían a una madre preocupada por su hija, o solo una que pretendía estarlo.

«Supongo que le habrán tenido que avisar. Dudo que hayan secuestrado a su hija así sin más».

La respuesta le llegó apenas Naohiko abrió la puerta, pues en cuanto se entero de que era Nubu quien tocaba la puerta, empezó a llorar de la manera menos creíble posible.

El genin se esforzó en ocultar una sonrisilla durante todo el intercambio, hasta que finalmente les permitieron pasar.

Por si les quedaba alguna duda, la mujer les guiñó el ojo al grupo de genins, dejándoles claro que estaba del todo enterada de lo que estaba sucediendo.

Daigo sonrió, haciéndole saber que había captado el mensaje, antes de pasar detrás de Nubu.

—Quizá deberíamos hacer un par de preguntas primero —le sugirió al chiquillo, permitiéndole que decidiera cómo continuar.
—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
Responder
Hanamura Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 5
Exp: 23 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#78
Kazuma le hizo un gesto de aprobación a Ranko, todo parecía estar en orden.

Ahm… ¿y ahora? ¿qué hacen los ninjas para comenzar misiones? —Después de echar un vistazo al área desde su posición, parecía estar entendiendo que no podía lanzarle shuriken a todo.

Quizá deberíamos hacer un par de preguntas primero —le sugirió Daigo al chiquillo, permitiéndole que decidiera cómo continuar.

Creo que esa es una gran idea —dijo Kazuma inclinándose a su lado—. Las preguntas típicas son: ¿Cuándo? ¿Dónde? Si notaron algo extraño o cualquier otra información que pudiese servir.

» Si quieres puedes preguntar y yo tomo notas por ti —le susurro—. Creo que eso se vería bastante profesional.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 11
Exp: 3 puntos
Dinero: 1500 ryōs
#79
¿Preguntas? Mmm… vale. —Hubo un dejo de molestia inicial, como si le costara entender que no podían buscar a nadie si no tenían pistas.

Kazuma le sugirió llevar las notas por él, lo que le devolvió la emoción.

¡Ooh! ¡Como un detective! ¡Sí! —exclamó, asintiendo repetidamente.

Naohiko, entendiendo la intención de Nubu, se inclinó levemente para prestarle atención.

Yodō-san… esto… ¿Cuándo? Y ¿Dónde? —repitió el niño, sin pensarlo mucho —¿Notaron algo extraño?

Ahm… Sí, por supuesto. Fue muy temprano hoy —La mujer les hizo un gesto para que la siguieran, y los guió por el borde del jardín, rodeó la casa hasta el jardín trasero. Allí, en medio de la explanada había un par de muñecas de madera, pintadas, tiradas descuidadamente sobre el césped. Se podía ver un rastro en la pared opuesta: una serie de quemaduras que ascendía hasta las tejas, varias de las cuales estaban rotas.

Oh… —Nubu tragó saliva, mientras que Naohiko se llevó el dorso de la mano a la frente de manera dramática.

Oooh… Mi pobre Sasayami-chan estaba jugando aquí. Escuché un ruido raro, como si varios pájaros cantaran de la nada y se fueran sin más. No le presté mucha atención a eso. Luego llamé a mi hija a desayunar y no hizo caso. Lógicamente salí a verla. ¡Y oh, pobre! ¡Ya no estabaaabaaa!

Comenzó a "llorar" de nuevo. Ranko sintió algo de ganas de reír, pero la preocupación de qué tanto estaba planeado le revoloteaba en la cabeza.

"Sasayami-san debe estar bien, ¿Verdad? ¿Verdad?"

¿Pájaros? ¿Se la llevaron…? —Volteó a ver a cada uno de los genin —. ¿Se la llevaron los pájaros?
1
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 13
Exp: 2 puntos
Dinero: 1000 ryōs
#80
Daigo se sorprendió al ver la escena. Las quemaduras, las tejas rotas... todo le parecía demasiado extraño, o mejor dicho, le parecía demasiado.

Daigo se cruzó de brazos, pensativo.

«¿De verdad ha accedido a que le destrozaran la casa así?»

Nubu sugirió que se la habían llevado unos pájaros, pero eso era imposible, ¿verdad?

—¿...Quizá?

Dirigió su atención al rastro de quemaduras, pensando que podría llevarlos a algún lado, pero prefirió esperar por si el chiquillo pensaba lo mismo.
—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
Responder
Hanamura Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 5
Exp: 23 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#81
Kazuma saco su vieja y confiable libreta y comenzó a anotar lo relatado, manteniendo su apariencia de serena seriedad. La actuación de la mujer no le convencía para nada, pero supuso que para la ilusión de Nubu aquello sería suficiente.

¿Pájaros? ¿Se la llevaron…? —Volteó a ver a cada uno de los genin —. ¿Se la llevaron los pájaros?

Pero los pájaros vuelan y dejan plumas, ¿cierto? —pregunto Hanamura, quien a falta de comprensión mostraba ahora verdadero interés—. Sugiero revisar las marcas en la pared: si son huellas, significaría que no fueron pájaros, ¿verdad?

En el jardín de su casa tenía un huerto que cuidaba con mucho ahínco, y que de vez en cuando era visitado por un cuervo bastante astuto. Durante algún tiempo estuvo preguntándose por qué sus arándanos desaparecían, hasta que un día atrapo en pleno acto al ladrón. En aquel momento entendió que, si un ave se lleva algo, casi nunca dejara rastros de su presencia.

«Cuervo sinvergüenza», pensó, pues era probable que en aquel instante de ausencia le estuviesen hurtando.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder