Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
En el lugar más aburrido del mundo, ¿qué mejor que un poco de acción?
Juro Sin conexión
Jounin de Kusa
Jounin de Kusa
Nivel: 16
Exp: 47 puntos
Dinero: 610 ryō
#46
Juro estaba rojo como un tomate. Daruu había accedido llevarle, sí. Él había pensado que, con un chasquido de dedos ya estaría. Nada más lejos de la realidad.

« Si lo llego a saber me voy andando, aunque me pierda. Que verguenza »

Aun así, no habían ido precisamente a pie, y eso sí que lo agradecía. Daruu tenía un par de trucos, y la verdad, eran muy interesantes. Iban a caballo: caballos hechos de alguna sustancia negruzca. Juro había pensando, al principio, que era agua. Aun así, parecía más consistente. No era agua normal, de eso estaba seguro.

Sí, Daruu le había llevado hasta el mismo lugar, aunque de otra manera.

«Su técnica de teletransportación no es perfecta entonces. Quizá necesite un tiempo para poder utilizarla. O quizá no puede ir a todas partes con ella » — No podía imaginarlo, y tampoco se sentía con ganas de indagar más en su poder. Sin embargo, tenía que admitir que su curiosidad estaba hirviendo.

Bueeeno, pues aquí fue. Bueno, Juro-kun. Estás siempre invitado a mi casa, ¿eh? Esto es, ¡si la encuentras!

Juro se puso aún más rojo. ¡Que verguenza!

— S-siento haberte hecho ir hasta tan lejos. No era mi intención. Te agradezco todo — dijo. Sin embargo, no puedo evitar soltar una carcajada también. No era momento de estar disculpandose —. ¡No me subestimes! Quien sabe, quizá algún día, cuando tenga que ir al País de la Tormenta, acabé perdiendome por ahí.

« Si es que algun día puedes » — Juro tenía que regresar a casa cuanto antes. Lo sabía. Cada vez era más consciente.

— Ha sido divertido, desde luego. De verdad espero que nos volvamos a encontrar, tío — Juro sonrió —. La próxima vez, ¡Ya veremos quién gana!

Juro le tendió la mano, para estrecharsela.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
Daruu Sin conexión
Chuunin de Ame
Chuunin de Ame
Nivel: 27
Exp: 0 puntos
Dinero: 1070 ryō
#47
Juro se puso rojo como un tomate, y luego se disculpó por haberle hecho acompañarle hasta allí. Daruu le quitó importancia con un ademán. El muchacho sugirió que quizás un día se pierda por el País de la Tormenta. Daruu rio.

Pues vas a mojarte.

Ha sido divertido, desde luego. De verdad espero que nos volvamos a encontrar, tío —Juro sonrió—. La próxima vez, ¡Ya veremos quién gana!

Daruu levantó el pulgar de la mano derecha y le guiñó un ojo.

¡Espero que tú! —dijo—. Eso significaría que los Generales lo tendrían jodidísimo.

»Bueno, Juro. Ha sido un placer —se despidió, estrechándole la mano—. Espero que te vaya bien en el camino de vuelta. ¡Saluda a Daigo de mi parte!

Se dio la vuelta y se montó en su caballo de caramelo. Saludó con la mano de nuevo, y comenzó a trotar hacia Yachi.

Allí, volvería a colocar la marca de sangre que había utilizado para teletransportarse tras la pelea.
— En un poste de madera del embarcadero de las Costas del Remolino, en Uzushiogakure (Ceniza, año 218)
— En el pergamino de invocación, en casa de Daruu, Amegakure (Augurio, año 218)
— En la habitación de Daruu, Amegakure (Primavera, año 219)
Responder