Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Primavera-Verano de 221

Fecha fijada temporalmente. Actualmente están ocurriendo sucesos importantes para el destino de Oonindo y todos jugamos en una ambientación temporal fija. La fecha irá avanzando y finalmente ocurrirá un salto temporal tras el que volveremos al sistema de calendario habitual.
Situación actual (global): La muerte de Amekoro Yui, en Yukio, ha desencadenado una guerra hace tiempo anunciada. Kurama y sus renovados Ocho Generales, al mando de sus ejércitos, se mueven rápido y ya han conquistado territorios a oeste y este del Oonindo septentrional. Los ataques han sido rápidos y en algunos casos desde dentro, así que se sospecha que el Nueve Colas llevaba tiempo clavando sus zarpas desde las sombras. Sea como fuere, estos logros retrasan una posible reconquista de la nevada Yukio, terreno ya difícil por las condiciones climatológicas adversas del norte del País de las Tormenta.

Los ninjas de Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure son la única esperanza que queda de acabar con esta amenaza. No todos están seguros de que puedan vencer, e incluso algunos parecen decantarse por el otro bando. Entre los muros de las ciudades de los países que aún no han caído ante Kurama se esconden, además, agentes del zorro ocultos en las sombras, a la espera de una oportunidad...

Los tres líderes mundiales han convocado una reunión para discutir sobre sus siguientes pasos. Es necesario actuar. ¡Y rápido! ¿Conseguirá la guerra que unan sus fuerzas contra un enemigo común, o morirán con su orgullo como única defensa?
#46
La explicación sobre Suiken era increíble. Metal movido por magnetismo ¿Era una especie de ninjutsu? ¿O había otro truco? El movimiento del metal ese era muy... natural. No parecía casi una técnica. Era como si fuese una extensión de ella.

La Nara le gustaba su propia técnica poco usual. Pero Meme parecía apasionarse cuando hablaba de la suya. Se ponía feliz por ella, por saber lo tanto que le gustaba.

Si, es hermoso Meme. Además, te queda muy lindo cuando lo conviertes en ropa. — estaba viendo como manipulaba el material.

Con respecto a las armas, quizá la kusajin tenía razón. Podía dejarlas allí tiradas y listo. Una parte de ella pensaba que no era lo correcto, tenía miedo que alguien pueda tomarlas. O el simple hecho de dejarlas tiradas ahí, por no haber limpiado una zona verde.

Pero era hipócrita de su parte dársela de moralista. Ella era la primera en tomar el camino incorrecto. Nada iba a pasar si las dejaba ahí.

Puede que tengas razón, que más da.

Tiró la tanto al piso, al lado del bastón. Se limpió las manos con sus propias prendas, vaya a saber donde habrán metido las manos esos tipos. No era tan delicada como Meme, pero si le daban un poco de asco esos hombres.

¿Qué? — la tomó un poco por sorpresa. El breve enfrentamiento que tuvieron la hicieron olvidarse de que estaban bailando. —¡Si, claro! O, bueno, eso intentaba. Aunque si me siento un poco más suelta.

Abrió los brazos, en una especie de estiramiento, tomó bastante aire y lo soltó luego de unos segundos.

Al verla haber hecho una vuelta hace solo un rato, quiso hacer una imitación. Aunque a su forma. Uso una pierna como ancla, la cual se quedaría quieta y con la otra giraba, dando unas pisadas algo extrañas. Mientras tanto, daba unos aplausos y le sonreía de oreja a oreja a Meme, buscando en su mirada aceptación en lo que hacía.
Responder
#47
Jun me caía cada vez mejor. ¡Por supuesto que queda lindo cuando me lo pongo! ¡Más que lindo, me alegra que se dé cuenta!

Vamos, entonces~

Jun hizo un giro algo extraño, con patadas y aplausos, finalizando con una sonrisa. Le devolví ésta última.

¡Oh, mucho mejor que antes! —Me coloqué en posición, lista para seguir bailando —. Ahora que ya estás relajada, veremos algunos pasos sencillos~

Pasamos un largo rato bailando. Yo le enseñaba alguno que otro paso o movimiento y Jun lo intentaba imitar. Al inicio le costaba un poco, pero pronto fue tomando más habilidad, hasta que los pasos más simples le salían casi naturales. Cuando me di cuenta de lo tarde que se hacía, me despedí de ella, pues tenía que encontrarme con Kuumi. Nos hicimos gestos de adiós con la mano, y la dejé a la entrada de Tanzaku Gai.

Esperaba volver a encontrarla. Mi Hermana Ranko tenía razón: valía la pena enfrentarme a una ciudad de furia para encontrar una amistad.
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.