Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
¡Únete a nuestro grupo de Telegram!
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Festival familiar
#1
¡Venga, estoy en racha! —exclamó Ryuusuke, sentado en una de las pequeñas casetas con mesas que había en el Jardín de los Cerezos. Eri lo miraba con un tic nervioso en el ojo—. ¿Quién se atreve con la revancha?

¡Yo te puedo con los ojos cerrados! —gruñó un hombre, achispado, acercándose y sentándose frente a él, tomándole de la mano y esperando a que Eri diese la señal, pero ella solo arqueó las cejas al verles mirándola, expectantes.

Buscaos a otra —espetó, cruzándose de brazos y girándose para apoyarse sobre su mano, la cual, a su vez, estaba apoyada sobre sus piernas cruzadas. Estaba sentada al lado de su hermano, el cual estaba ataviado con un Uwagi de color rojo y algo subidito por el alcohol que ya llevaba en vena. Hotaru, por su parte, tenía las mejillas sonrosadas y una sonrisa estúpida en el rostro. Ah, y una botella a medio vaciar en la mano.

¡Yaaa~! —canturreó, y los hombres comenzaron con el pulso.

Eri rodó los ojos, ¿y ella era la pequeña en aquella familia?

¡Nadie puede conmigo! —exclamó al ver cómo había vuelto a ganar y el hombre se iba mientras fulminaba al Uzumaki con la mirada.

Eres un abusón —recriminó su hermana menor, y él revolvió su cabello—. Y un pesado.

Pero me quieres —alegó, acercándose a ella y abrazándola con fuerza.

Y ella, resignada, le devolvió el abrazo, uniéndose una ebria Hotaru a sus hermanos, hasta que al final se despegó y se sentó frente a su hermano.

¡Venga, ahora yoo~! —exclamó.

Y vuelta a empezar.
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder
#2
¿Y por qué tengo que llevar esto? Pensaba que veníamos a pasarlo bien.

Vestía con un Yukata de lineas horizontales, el fondo era gris oscuro y las lineas eran amarillo pálido. Obviamente, como casi toda la vestimenta que tenía en casa, en la espalda llevaba una enorme espiral carmesí, símbolo de la familia de mi madre y de la villa. El Obi era de ese mismo color. Sin embargo, para alguien que de normal viste cosas normales, ir tan formal era molesto, inmaniobrable e insoportable. Hasta iba repeinado con el pelo hacia atrás, era como ir de antiyo.

Venga, no te quejes tanto, aceptaste venir bien vestido.

Ay, los tratos a medias tintas de mi madre. Tantas mentiras en tan pocas palabras.

Primero, juraste que habría una cantidad importante de comida, cosa que no tengo ni veo. Segundo, dijiste que ibas a comprarle algo igual de ridiculo a Stuffy, ¡y miralo! Con sus pelos al aire como siempre.

Stuffy iba al lado, todo lo que llevaba era un lazo del mismo carmesí que todo en esta villa atado al cuello.

Calla, más me duele a mí. ¿No te acuerdas que hace unos años le compramos un vestidito pequeñito que era monisimo? Pues pensé que podría encontrar algo parecido tamaño oso, pero al final nada. ¡Es que ha crecido mucho!

El can ladró afirmando que recordaba la escena. Yo tenía recuerdos borrosos de un perro tuerto vestido de color, sorpresa, sorpresa, carmesí. Con un falso yukata y un falso obi puestos, en versión perruna, todo lleno de florecitas y figuritas de perro. Imaginarmelo ahora vestido con eso, bueno, joder, era tan ridículo que hubiese valido la pena la tortura.

¡Y lo de la comida has sido tú el que no ha querido pararse en los puestos del principio!

Me acusó, de nuevo, saltándose los detalles más importantes.

¡Vendían pescado! ¿Crees que me visto así para comer pescado? ¿Quien demonios quiere pescado en una noche de fiesta? ¿Acaso soy azul y tengo branquias? ¡No! Es como si me vendiesen ahora una ensalada. ¿Soy verde y suelto savia? Pues ya está. Soy de carne, por lo que necesito carne para vivir.

Por si esa murga no fuese suficiente, mi padre se acercó y me pasó un brazo por el cuello, y me preparé para una segunda murga.

Mira, chaval, con ese Yukata conquisté yo a tu madre. A ver si te pones las pilas y te ligas tú también una Uzumaki. Eso es tener nivel. La gente que se casa con Inuzukas o Naras o mierdas de estas, no saben lo que es bueno. En cambio mira a tu viejo. Todos los hijos torpes y lerdos, pero la mujer, la mujer de diez. ¿Y quien elegí yo? A tu madre, vosotros sois una mala combinación de los genes de tu abuelo. Así que deja de hacer el idiota y céntrate chaval.

Yo pensaba que yo me liaba a hablar, pero mi padre trabajaba otro nivel.

Te he dicho mil veces que Eri está a otro nivel, es Jounin, Uzumaki, tiene clase, tiene inteligencia, no veo ninguna forma viable de que se fije en mí.

Eres llorón de cojones, joder. Tu madre casi nació Jounin, ¿y yo? Subí a Chunin poco antes de empezar a tener niños llorones. ¿Ves el problema? No, porque no lo hay. Lo importante es echarle huevos. ¿Cuantos inutiles crees que hay como tú? Un montón. Idiotas que dicen "Es que no estoy a su nivel" y ni la saludan. Solo tienes que echarle huevos, joder, encima tú tienes la baza de que sois amigos desde pequeños. Yo a tu madre me la trabajé de cero.

Mi madre estaba hablando con Stuffy ignorándonos a mi y a mi padre, empecé a plantearme si lo de que no me hiciesen ni puto caso venía de mi padre. En esencia, ¿no era lo mismo? Mi padre era una versión cutre de mi y mi madre... mi madre parecía tener dos años más que Eri a lo sumo. Se mantenía increiblemente joven, fruto de las trampas de la genética.

No me comas la cabeza. Eri y yo somos amigos, y ya.

¿O qué? ¿Eramos siquiera amigos? Es decir, ella defendía a muerte a una amenia de tres al cuarto que daba la casualidad de que era una bomba atómica de las tres que tenemos divididas entre las villas, pero, ¿y a mí? ¿En qué consideración me tenía a mí? No tenía ni puta idea, ni ninguna forma de corroborarlo. Preguntarle a Datsue era más suicidio que otra cosa, porque ese chaval no iba a soltar el tema hasta que nos casáramos o me matase Eri.

Al volver a buscar a mi madre con la mirada, estaba parada delante de una caseta donde había toda una congregación de personas haciendo barullo. Stuffy parecía haber reconocido a alguien y se había echado encima como siempre.

¡Eri-chan! Enhorabuena por tu ascenso. A ver si vienes a vernos más a menudo, que hace un año que no se te ve el pelo por mi casa. ¿Ya ha dicho algo el energúmeno de mi hijo? Tú no le hagas caso. Pasaos todos un día y preparamos una barbacoa o algo. Los niños de hoy en día, en cuanto crecéis un poco no queréis saber nada de nosotros.

De pronto me sentía como si tuviese siete años, controlando las ganas de encerrar a mi madre en casa para siempre. Me acerqué saludando a Eri con la mirada, mientras mi madre se sentaba alegremente a charlar con sus hermanos y mi padre pedía algo de alcohol al tendero.

Si Dios existía, era el momento de que me matase.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#3
La chica se cruzó de piernas y dejó que su yukata se abriese ligeramente, suspirando mientras miraba a los cazurros de sus hermanos discutir. Pese a la derrota inevitable de Hotaru, no se dio por vencida y fueron llamando a más y más gente, hasta que el barullo se hizo inevitable.

Una mujer pelirroja ataviada de forma similar a ella se acercó, pero la reconoció cuando Stuffy se lanzó a sus piernas, reclamando atención. Eri sonrió y escuchó a la madre de Nabi mientras acariciaba a Stuffy, escuchando de fondo los gritos de su hermano.

¡Eri-chan! Enhorabuena por tu ascenso. A ver si vienes a vernos más a menudo, que hace un año que no se te ve el pelo por mi casa. ¿Ya ha dicho algo el energúmeno de mi hijo? Tú no le hagas caso. Pasaos todos un día y preparamos una barbacoa o algo. Los niños de hoy en día, en cuanto crecéis un poco no queréis saber nada de nosotros.

Buenas noches —saludó, inclinando la cabeza—. La verdad es que hablé con su hijo sobre mi ascenso y todo con él va bien, ¡no se preocupe! Y si no he vuelto a ir es porque no quiero molestar, de verdad —admitió, aunque en parte era porque Nabi y ella no tenían la misma relación que antaño, sobre todo cuando ambos tenían creencias diferentes.

¿Barbacoa? ¿Dónde? —Ryuusuke se había girado lo suficiente para interesarse por la conversación que las dos féminas llevaban a cabo, dejando a Hotaru ocupar su lugar mientras se remangaba las manos, dispuesta a probar suerte con la gente que se acercaba.

Justo cuando él se sumó a la conversación, Eri pudo apreciar a Nabi aparecer por detrás de su madre, saludándola en silencio. Ella le dedicó un asentimiento de cabeza a modo de saludo.

No sé si conocerá a mis hermanos: éste es mi hermano mayor, Ryuusuke, es Uzumaki como nosotras —señaló su cabello, y luego buscó a su hermana entre la muchedumbre—. Y esa de allí es mi hermana Hotaru, aunque está un poco ebria hoy, suele trabajar en el hospital.

¡Encantada~! —se escuchó tras un hipido.

¿Y dónde está esto...?

Nabi.

¡Eso, Nabi! ¿Dónde está? —preguntó, buscando a su alrededor.
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder
#4
¡Como olvidarme de Ryuusuke! ¿No te ha contado que yo le dí clases en la Academia? Justo cuando ascendí a Chunnin estuve un par de cursos enseñando a la peor generación que ha conocido Uzushiogakure, hasta que llegasteis vosotros y pasó todo lo de Zoku, claro. De la que fue despues de ti y de Nabi, dicen que no queda ni uno solo. Entre los que lo dejan y los que desaparecen, apenas quedan ninjas que asciendan a Chunnin. Sin contar que el idiota de mi hijo ni se presentó.

Mi madre ya se había sentado, Stuffy estaba de fiesta con Eri y mi padre acababa de llegar con dos vasos, uno para su amor y otro para él. Vamos, que no me echaba cuentas ni el tato.

A ver, los menores de edad fuera de aquí, que los mayores estamos celebrando el festival como tiene que ser.

Mi madre le pegó un codazo que me dolió hasta a mí y tras un par de movimientos de cabeza, mi padre pareció entender lo que le decía.

¡Y para celebrar el ascenso de Eri! Por supuesto que sí. Por fin una chica responsable en una generación de liantes y tuertos. Felicidades, Eri. Gran trabajo en el examen y mucho mejor en el follón de después.

Soltó alegremente mientras daba un trago largo de lo que fuese que bebía. Yo por mi parte, fui retrocediendo lentamente, alejandome de la mesa y todos los presentes.

Bueno... Yo voy a ver si pillo algo de comer.

De nuevo, ni una reacción, así que me dí la vuelta y me fui donde mejor oliese. A ver si llenaba mi tripita.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder