Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Despedida, Invierno de 219
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Flechas cruzadas en la nieve
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 17 puntos
Dinero: 570 ryō
#16
—¿¡Qué!?

En efecto, la exclamación de Ayame resumía lo que ambos pensábamos, y por contraposición la denegación al deseo de Kumopansa de llegar a un lugar calentito.

Aquella invitación resultaba extraña, pero la verdad, estaba a punto de posicionarme del lado de la araña. El frío estaba por vencernos, calando hasta el interior de nuestros huesos, insensibilizando las yemas de los dedos así como la nariz, en ocasiones temblaban nuestros músculos y es que ni siquiera en un lugar frío como Amegakure uno estaba preparado para aquel ambiente gélido. Era algo extremo.


—E... ¡Espera, espera! —musitó agitando las manos en el aire—. Ahora mismo somos unos desconocidos. No podemos llegar a tu casa así sin más, tus papás se molestarán

— ¡Jolines! Yo quería pasar la noche con vosotros... No todos los días vienen unos ninjas por aquí... — replicó la niñita entre dientes ante las evidentes excusas de la amejin.

Y entonces se me ocurrió algo que debería contentar a ambas.


— Vale, mirad, propongo lo siguiente, ¿Qué tal si vamos y si sus padres no ponen pegas aceptamos la invitación?

— ¡Sí! — exclamó la menor volviendo a emocionarse.

La araña bajo hasta la nieve para acercarse a Ayame.


— Sosa, más que sosa. Voy a tener que echarte sal si sigues así
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder


Mensajes en este tema
RE: Flechas cruzadas en la nieve - por Sasagani Yota - 07/02/2018, 14:38