Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#46
Las explicaciones y hipotéticos de Raiden desembocaron en un combate improvisado. Era de esperar.

Rika cargó de inmediato contra él, llevando a cabo una estrategia de distracción en el proceso. La kunoichi ignoraba las capacidades de sus ojos y por ende, no era consciente de que los bunshins resultaban inútiles contra el pelinegro. Las piruetas y cambios de posición eran estériles.

Entre tanto, el pelinegro aguardaba con una desafiante sonrisa en sus labios.

Ralexion ignoró las dos copias intangibles y se centró en el cuerpo real. Ladeó parte de su cuerpo hacia la derecha lo justo y necesario para apartarse de la trayectoria del puñetazo de su contrincante. ¡Pof! Los clones se inmolaron contra el muchacho, deshaciéndose en una modesta y efímera cortina de humo. Entonces, como contraataque, le dedicó un gancho con la siniestra en la barbilla.
Responder
#47
Rika falló llevándose un golpe en la barbilla, haciéndola retroceder y girando su rostro. La kunoichi enseguida dio un paso atrás y saltó una distancia prudente entre él y ella. La chica podía haber hecho algo, contraatacar, moverse, reaccionar, pero se había quedado tan perpleja ante aquello, que no lo entendía.

Nemu, su amigo, había realizado el mismo “truco” que ella ahora mismo, y había sido difícil para ella misma acertar. El azar jugaba una pieza muy importante en aquello. Pero no había sido cuestión de azar, ¿o sí? Quería pensar que sí.

Raiden, por el contrario, observaba la situación y sonreía ante ella sin mediar palabra alguna.

Ralexion había dado en el clavo, acertado de lleno. Pero ella no se iba a dar por vencida tan rápidamente. No quería mostrar aún mucho de lo que sabía, tampoco es que fuera especialmente genial, pero volvió a intentar un ataque frontal, pero esta vez, sacó de su portaobjetos un kunai y empuño firmemente.
Responder
#48
El Uchiha continuó sonriendo, burlón y jocoso. Le agradaba el estar sorprendiendo a su compañera con sus habilidades genéticas, ya no por sentirse superior, si no porque para él era como una travesura. Se sentía otra vez como cuando era niño y molestaba a los campesinos con su hermana, pegándoles sustos de improvisto o preparando bromas pesadas para ellos.

El hecho de que Rika desconociese las propiedades del Sharingan era como una novatada para el pelinegro.

¡Vamos, Rika-san, tú puedes! —la animó así, socarrón, pero sin malas voluntades.

Observó que su compañera volvía al ataque, en esta ocasión con un kunai en mano. El genin sacó con raudeza de su portador de objetos un arma de idéntico aspecto, sosteniéndola con la extremidad derecha. Al encuentro de ambos, Rika trató de apuñalarlo, a lo que él bloqueó la hoja ajena con la suya propia. Sus aceros quedaron entrelazados, a espera de comprobar quién era el portador más fuerte.

Ralexion le dio una patada en el estómago poco después, con la intención de apartarla y separarlos.

Vaya vaya, veo que lo estáis pasando bien.

El muchacho reconoció al instante aquella voz. Se trataba de la misma mujer que lo había llevado hasta allí. Se mantenía en pie, con los brazos cruzados, observándolos desde otra puerta corredera que daba entrada al patio de entrenamiento. Sonreía de una manera fría y calculadora.

Espero no ser una molestia, Raiden-sensei, pero necesito llevarme a tu pupilo —explicó a la par que caminaba hacia el grupo—. Ha surgido un... imprevisto.

El sensei rubio se limitó a asentir con el rostro sin dejar de mirarla fijamente. La presencia de aquella fémina les ponía los pelos de punta a todos los presentes, el Nara inclusive. La médica acrecentó su mueca.

Ralexion suspiró, y tras un gesto por parte de la kunoichi, echó a andar tras ella. Le dedicó una última mirada a Raiden y a Rika antes de desaparecer tras el umbral...
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.