Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo se encuentra en un impás. Se espera una nueva reunión de los Tres Grandes Kages y la consecución de estos eventos que sacudirán al mundo.

Importante: se aconseja rolear en momentos anteriores a estos eventos ya que actualmente estamos actualizando la ambientación. Más información aquí.
La caza de la bestia
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 23 puntos
Dinero: 50 ryōs
· Fue  40
· Pod  60
· Res  40
· Int  100
· Agu  60
· Car  40
· Agi  80
· Vol  60
· Des  60
· Per  60
El jōnin les dedicó una inclinación de cabeza razonablemente leve a los dos genin que acababan de presentarse. «Se nota que han pasado por la Academia de las Olas, sus modales son muy buenos», se dijo para sí el Uchiha, con cierto orgullo. Luego arrugó la nariz ante la petición de Eri, pero como su propio cigarro ya estaba casi consumido, se limitó a pegarle un calentón para apurarlo y luego tirarlo al suelo, aplastándolo con el tacón de su bota ninja.

Eri-san y yo detuvimos a la jinchuuriki descontrolada de Amegakure con la ayuda de uno de los amejin. Luego les traje al hospital para que atendieran a la jinchuuriki, que estaba muy malherida —explicó Akame. Al menos, esa era su parte de lo sucedido; o, mejor dicho, lo que podía contar en aquel momento—. ¿Qué ocurrió en el Estadio?
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue En línea
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 38
Exp: 4 puntos
Dinero: 505 ryōs
· Fue  70
· Pod  100
· Res  40
· Int  80
· Agu  60
· Car  100
· Agi  70
· Vol  80
· Des  80
· Per  60
¡Plaf! ¡Crack! ¡Pam! Bofetada; cabezazo a la nariz; rodillazo en las partes. El Uchiha aguantó con estoicidad las pullas que sus compañeros de villa le lanzaron. Uno tras otro, le replicaron con sorna y acidez a su excusa del Kage Bunshin. El Uchiha sabía reconocer cuando una batalla estaba perdida. Y aquella, sin duda, lo estaba.

Por eso optó por una retirada táctica, lo más disimuladamente que pudo.

¡Por supuesto que no di tu katana a uno de esos estúpidos clones, Reiji! —dijo, sin darse cuenta que, en realidad, se estaba llamando estúpido a sí mismo. Tomó la wakizashi, envainada y colgada tras su espalda, y se la ofreció—. Aquí tienes, compañero. Gracias a los Dioses no hizo falta usarla.

Por otro lado, Eri, que siempre arrugaba nariz y ceño cuando veía el más diminuto y pequeño cigarrillo, les pidió a ambos que lo apagasen. Con palabras amables y voz irritada.

Pero, ¡Eri-chan! Es el merecido descanso del guerrero. No… —Vio como su Hermano lo apuraba y tiraba al suelo. «Maldito cobarde…». Está bien, está bien.

Una última calada, echando el humo hacia el cielo, y aplastó el cigarro con la suela de su sandalia. Luego, oyó la curiosa versión recortada de su Hermano de lo sucedido con Ayame. El Uchiha lo vio innecesario, pues Eri terminaría por contárselo todo a Nabi igualmente. Y Reiji…

Si era de oído fino, los rumores acabarían llegando a él. Después de todo, las médicos y enfermeros habían visto esposado a Daruu.

¿Qué ocurrió en el Estadio?

De todo —respondió al momento—. Para empezar, Shanise trató de rebanarme el pescuezo cuando no le supe responder a dónde os habíais llevado a Ayame. Suerte que apareció Hanabi y la detuvo. Yo me quedé a proteger a los civiles y genins del caos que se había montado, cuando uno de los kusareños, Yota, me atacó por la espalda —Datsue, al contrario que Akame, prefería la versión extendida—. ¡Suerte que apareció Stuffy en ese momento, sacrificándose por mí y salvándome el culo! Nabi se quedó pegándose con un par de kusareños y a mí me vino otro por la espalda. ¡Putos brócolis, en serio! —exclamó irritado—. Suerte que en ese momento llegó Reiji para darme cobertura. Luego llegó Eri y nos avisó que los kusareños se dirigían hacia el hospital con sabe Dios qué intenciones. Nabi se adelantó a pararlos y Eri, Reiji y yo llegamos más tarde, justo cuando aparecieron Shanise y Yubiwa y la cosa se calmó.
[Imagen: IlnxclV.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uzumaki Eri Sin conexión
Jounin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 25
Exp: 23 puntos
Dinero: 1420 ryō
· Fue  40
· Pod  60
· Res  60
· Int  60
· Agu  40
· Car  40
· Agi  80
· Vol  50
· Des  50
· Per  80
Miró detenidamente como Akame, pese a no parecer muy contento por la petición agridulce de la kunoichi, se limitó a apagar el cigarrillo. Datsue parecía más reacio a aquello, pero gracias a la influencia de su Hermano, al final y tras una interminable calada, apagó aquella arma de la misma forma que había hecho el otro Uchiha.

Eri-san y yo detuvimos a la jinchuuriki descontrolada de Amegakure con la ayuda de uno de los amejin. Luego les traje al hospital para que atendieran a la jinchuuriki, que estaba muy malheridaexplicó Akame y ella asintió, conociendo esa parte de la historia—. ¿Qué ocurrió en el Estadio?

Esta vez fue el turno de Datsue para contar lo sucedido, y pese que ella estuvo también allí, no conocía la historia desde el comienzo.

De todo. Para empezar, Shanise trató de rebanarme el pescuezo cuando no le supe responder a dónde os habíais llevado a Ayame. Suerte que apareció Hanabi y la detuvo. Yo me quedé a proteger a los civiles y genins del caos que se había montado, cuando uno de los kusareños, Yota, me atacó por la espalda. ¡Suerte que apareció Stuffy en ese momento, sacrificándose por mí y salvándome el culo! Nabi se quedó pegándose con un par de kusareños y a mí me vino otro por la espalda. ¡Putos brócolis, en serio! Suerte que en ese momento llegó Reiji para darme cobertura. Luego llegó Eri y nos avisó que los kusareños se dirigían hacia el hospital con sabe Dios qué intenciones. Nabi se adelantó a pararlos y Eri, Reiji y yo llegamos más tarde, justo cuando aparecieron Shanise y Yubiwa y la cosa se calmó.

«Con que por eso los de Kusagakure estaban tan revolucionados...»

Bueno, al final todo pareció salir más tranquilo de lo que podíamos esperar...

Por otra parte, Eri tenía una pequeña duda en el asunto.

Akame-san —llamó la pelirroja, dirigiéndose a su superior —. ¿Qué ocurrió con Aotsuki Ayame una vez me fui? —cuestionó, dudosa y curiosa por el estado de la que ahora todos conocían por ser la jinchuuriki de Amegakure.
¡Feliz Halloween!

[Imagen: ksQJqx9.png]

—Grupo 4: Eri, Datsue y Nabi, (Despedida, 218), Poder 60
Responder
Sasaki Reiji Sin conexión
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 17
Exp: 7 puntos
Dinero: 1650 ryō
· Fue  40
· Pod  40
· Res  40
· Int  60
· Agu  40
· Car  30
· Agi  40
· Vol  30
· Des  60
· Per  40
¡Por supuesto que no di tu katana a uno de esos estúpidos clones, Reiji! Aquí tienes, compañero. Gracias a los Dioses no hizo falta usarla.

Las gracias a los dioses tendrían que darlas los de kusagakure por marcharse de aquí sin probar el mejor acero de Oonido. —Dije mientras cogía mi espada de las manos de Datsue y la volvía a atar en mi obi, junto a su compañera. —Pero si, es un alivio que no se desatara una guerra.

Ahora, por turnos, Akame y Datsue, en ese mismo orden, empezaron a contar sus versiones de la historia. Vamos, la versión oficial, por que ambos habían estado en el embrollo desde el principio. Y con lo que me había contado Nabi, seguía sin entender algunas cosas.

Eri-san y yo detuvimos a la jinchuuriki descontrolada de Amegakure con la ayuda de uno de los amejin. Luego les traje al hospital para que atendieran a la jinchuuriki, que estaba muy malheridaexplicó Akame —. ¿Qué ocurrió en el Estadio?

Por lo que sabía, hasta ese punto, Akame se había marchado con Eri, otro chico de Amegakure y la Jinchuuriki bien lejos, para evitar la destrucción. Eso, al parecer, no había gustado a los de Amegakure, que pensaron que Uzushiogakure estaba secuestrando a la chica, y eso inició una guerra campal que, al parecer, los de Kusagakure aprovecharon para meterse por medio sin motivos.

De todo. Para empezar, Shanise trató de rebanarme el pescuezo cuando no le supe responder a dónde os habíais llevado a Ayame. Suerte que apareció Hanabi y la detuvo. Yo me quedé a proteger a los civiles y genins del caos que se había montado, cuando uno de los kusareños, Yota, me atacó por la espalda. ¡Suerte que apareció Stuffy en ese momento, sacrificándose por mí y salvándome el culo! Nabi se quedó pegándose con un par de kusareños y a mí me vino otro por la espalda. ¡Putos brócolis, en serio! Suerte que en ese momento llegó Reiji para darme cobertura. Luego llegó Eri y nos avisó que los kusareños se dirigían hacia el hospital con sabe Dios qué intenciones. Nabi se adelantó a pararlos y Eri, Reiji y yo llegamos más tarde, justo cuando aparecieron Shanise y Yubiwa y la cosa se calmó.

Y aún con todo eso, seguía sin entender por que Kusagakure había atacado a Datsue. ¿Como uzushio se había llevado a la chica de Ame, entonces kusa tenia que llevarse al jinchuuriki de Uzushio? No tenia mucho sentido... a mi solo me parecía una excusa bien mala para atacarnos.

Bueno, al final todo pareció salir más tranquilo de lo que podíamos esperar...

No se yo... no hubo guerra al final, pero creo que las relaciones entre las aldeas no van a ser lo mismo. Sobretodo por que Kusagakure parece que nos atacó sin motivo y Amegakure...
[Imagen: ksQJqx9.png]
Responder
Inuzuka Nabi Sin conexión
Banned
Nivel: 20
Exp: 25 puntos
Dinero: 3000 ryō
· Fue  
· Pod  
· Res  
· Int  
· Agu  
· Car  
· Agi  
· Vol  
· Des  
· Per  
Stuffy se mantuvo hiperactivo durante todo el relato de Datsue, gruñía cuando narraba algo sobre los kuseños traidores, especialmente teniendo en cuenta que lo habían dejado pegado a una pared, y ladraba alegremente cuando éste le halagaba. Además, se mantenía cerca de Reiji, con quien había cogido la misma confianza que pudiera tener con Eri o Datsue, ya que era su salvador de telarañas.

Conforme Datsue contaba lo sucedido yo me quedaba cada vez más absorto en mis pensamientos. Viéndolo en retrospectiva era todavía más absurdo. ¿Por qué habían saltado todos a Datsue? ¿Cómo iba a saber él nada de lo sucedido? Era imposible que los amenios soltaran esa información. Aunque la cabecilla de la lluvia había mandado matar a... Keisuke. Ese chico me sonaba, le había conocido unos días antes.

Cuando estábamos en plena locura, la líder de Ame le dijo a uno de los suyos que matase a un tal Keisuke. ¿Por qué quiso matarlo? Yo lo conocí hace poco y no soltó prenda sobre Ayame, supongo que sabía que era su jinchuriki y no quiso decirme ni media.

Era más una pregunta que hacía al aire, no esperaba que ellos supiesen la respuesta, pero a lo mejor conocían mejor que yo al amejin.

De todas formas, creo que ya ha quedado claro que tienen una confianza nula en nuestra villa. La misma que nosotros deberíamos tener en ellos ahora mismo. Es una pena, la verdad es que había empezado a pensar que la paz podía perdurar, pero en este conflicto se ha visto la verdadera cara de Amegakure y Kusagakure. No puedo perdonarles este agravio. ¿Qué ha dicho Hanabi al respecto? ¿Sigue habiendo pacto o qué?

Esta vez sí me dirigía a alguien, a los nuevos guardas del edificio que se habían ido con Hanabi de la manita. Algo tenía que haberles dicho.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 23 puntos
Dinero: 50 ryōs
· Fue  40
· Pod  60
· Res  40
· Int  100
· Agu  60
· Car  40
· Agi  80
· Vol  60
· Des  60
· Per  60
«Así que Amegakure y Kusagakure alinearon temporalmente sus intereses contra nosotros... Imagino que al pensar que nos habíamos llevado a la jinchuuriki para usarla en su contra. Tiene sentido.»

Akame escuchaba atentamente los variopintos relatos de sus compañeros. Pese a que divergían en algunos detalles, todos estaban de acuerdo en que después de que él se hubiese teletransportado lejos del Estadio llevándose a Ayame, Eri y Daruu, se había desatado el caos. El Inuzuka y Reiji habían acudido en ayuda de Datsue, a por quien se habían lanzado todos los kusajin, y luego de alguna forma todos se habían enterado de que Akame y los dos amejin estaban en el hospital.

Ante la pregunta de Eri, el Uchiha se cruzó de brazos.

La ingresaron en Cuidados Intensivos, eso es todo lo que sé —respondió, aunque luego agregó—. Hanabi-sama estaba en contacto con la representante de la Arashikage en Uzu, así que supongo que tanto ella como el amejin volverán a su Aldea sanos y salvos.

«¿Realmente esto ha sido lo correcto?» Akame se había planteado brevemente si capturar a la jinchuuriki y al otro genin había sido lo correcto, pero tras saber de las reacciones de Shanise y Yubiwa en el Estadio, no tenía duda. Si hubiesen dudado, no sólo la descontrolada bestia habría arrasado con el Estadio sin que ninguno de los ninjas de la Lluvia hubiese hecho nada por detenerla, sino que probablemente ambas Aldeas habrían aprovechado la coyuntura para sacar tajada. «Nos vieron débiles...»

De repente, las palabras de Nabi capturaron la atención del jōnin. O más bien, la atraparon por completo. Había sido la sola mención de un nombre: "Keisuke". El Inuzuka aseguró que la lugarteniente de Amekoro Yui había ordenado que le mataran, justo después de intentar hacer ella lo propio con Datsue. «Esa perra...» Akame apretó los dientes, lanzándole una mirada fugaz a su Hermano.

«Esto es por tu culpa, joder. Espero que estés contento.»

Volvió la vista hacia el trío de genin y suspiró.

El Pacto se ha ido al diablo, aunque no haya una declaración de guerra formal, ahora ya nada garantiza la paz entre las Aldeas —aseguró Akame, sombrío—. De ahora en adelante todos debemos tener muchísimo más cuidado con cualquier ninja extranjero. Ya hemos visto de lo que son capaces si se sienten amenazados... O si creen que pueden sacar beneficio a nuestra costa.

La Paz de Shiona había ardido hasta los cimientos, y cada bando tenía a un culpable claro justo enfrente.

Todos vamos a tener que entrenar más duro que nunca. Si nuestros enemigos nos ven débiles, será el fin de Uzushiogakure no Sato.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue En línea
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 38
Exp: 4 puntos
Dinero: 505 ryōs
· Fue  70
· Pod  100
· Res  40
· Int  80
· Agu  60
· Car  100
· Agi  70
· Vol  80
· Des  80
· Per  60
Datsue rehuyó la mirada de su Hermano, sabiendo que encontraría un reflejo acusador en su rostro, y bajó los ojos al suelo. «Keisuke…» Si pudiese retroceder en el tiempo, hubiese dejado un Kage Bunshin junto a él. El caos de la situación, la apremiante necesidad de su ayuda y la amenaza que los kusajines habían puesto sobre el hospital se lo habían impedido. Tenía muy pocas reservas de energía, y se había creído que se iba a montar una batalla campal, en la que necesitaría hasta la última gota de su chakra. No podía poner a Keisuke por encima de su familia, por mucho que se lo debiese.

Pero, volviendo atrás en el tiempo, se hubiese dado cuenta de que era innecesario. Tal batalla campal jamás se produciría, y, de hecho, no volvería a necesitar hacer uso de ningún jutsu por el resto del día.

Había abandonado a Keisuke por nada.

«Keisuke… Por tu madre, dime que me has hecho caso y has huido» Porque sabía que, de no haberlo hecho, Kaido había puesto fin a su vida. Que, en aquel momento, sería un cadáver putrefacto. El Tiburón no había deshecho su clon cuando Datsue había tratado de convencerlo —el único modo de avisar a su yo real—. Y, de ser al contrario y el Kaido del hospital ser el real, entonces, no tenía forma alguna de avisar a su clon a tiempo.

Todos los caminos conducían al funeral del amejin.

Dio una patada al suelo, frustrado. Sin decir ni responder nada a nadie. La había cagado. Aquella vez la había cagado de verdad.
[Imagen: IlnxclV.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uzumaki Eri Sin conexión
Jounin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 25
Exp: 23 puntos
Dinero: 1420 ryō
· Fue  40
· Pod  60
· Res  60
· Int  60
· Agu  40
· Car  40
· Agi  80
· Vol  50
· Des  50
· Per  80
De todas formas, creo que ya ha quedado claro que tienen una confianza nula en nuestra villa. La misma que nosotros deberíamos tener en ellos ahora mismo. Es una pena, la verdad es que había empezado a pensar que la paz podía perdurar, pero en este conflicto se ha visto la verdadera cara de Amegakure y Kusagakure. No puedo perdonarles este agravio. ¿Qué ha dicho Hanabi al respecto? ¿Sigue habiendo pacto o qué?

Ante la respuesta de Akame, Eri solo pudo suspirar. Aotsuki Ayame estaba a punto de volver a su hogar y Amedama Daruu con ella. Sintió una punzada de dolor al recordar las palabras del amejin, pero intentó disimular su recuerdo mientras escuchaba a sus compañeros.

El Pacto se ha ido al diablo, aunque no haya una declaración de guerra formal, ahora ya nada garantiza la paz entre las Aldeas —aseguró Akame, sombrío—. De ahora en adelante todos debemos tener muchísimo más cuidado con cualquier ninja extranjero. Ya hemos visto de lo que son capaces si se sienten amenazados... O si creen que pueden sacar beneficio a nuestra costa.

Aquello no le gustó nada, pero algo dentro de ella sabía que no podía seguir viajando y conocer gente de otros lugares sin sospechar que a lo mejor podría acabar en un malentendido por el Tratado de Paz hundido. Bajó la mirada, incómoda, mientras ellos hablaban de un tal Keisuke.

Todos vamos a tener que entrenar más duro que nunca. Si nuestros enemigos nos ven débiles, será el fin de Uzushiogakure no Sato.

Akame parecía dispuesto a dar lo que fuera por ver a Uzushiogakure fuerte frente a las otras villas, y ella, sin saber que decir, siguió callada, hasta que simplemente pensó que lo mejor era irse cada uno a descansar pues, si necesitaban entrenar duro, merecían un descanso.

Creo que me voy a ir yendo —anunció, mirando al cielo—. Hoy ha sido un día terriblemente movido y duro, y necesito descansar —dijo, para luego mirarlos a todos, uno por uno: desde Datsue hasta terminar en Reiji—. Gracias por vuestra ayuda y por la información, sois unos compañeros estupendos.

Hizo una leve reverencia y luego le dio una palmada en la espalda a Nabi cuando pasó por su lado para despedirse.

Nos vemos, chicos.

Y Eri se alejó por la calle central hasta perderse por una de sus bifurcaciones.
¡Feliz Halloween!

[Imagen: ksQJqx9.png]

—Grupo 4: Eri, Datsue y Nabi, (Despedida, 218), Poder 60
Responder
Sasaki Reiji Sin conexión
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 17
Exp: 7 puntos
Dinero: 1650 ryō
· Fue  40
· Pod  40
· Res  40
· Int  60
· Agu  40
· Car  30
· Agi  40
· Vol  30
· Des  60
· Per  40
De todas formas, creo que ya ha quedado claro que tienen una confianza nula en nuestra villa. La misma que nosotros deberíamos tener en ellos ahora mismo. Es una pena, la verdad es que había empezado a pensar que la paz podía perdurar, pero en este conflicto se ha visto la verdadera cara de Amegakure y Kusagakure. No puedo perdonarles este agravio. ¿Qué ha dicho Hanabi al respecto? ¿Sigue habiendo pacto o qué?

El Pacto se ha ido al diablo, aunque no haya una declaración de guerra formal, ahora ya nada garantiza la paz entre las Aldeas —aseguró Akame, sombrío—. De ahora en adelante todos debemos tener muchísimo más cuidado con cualquier ninja extranjero. Ya hemos visto de lo que son capaces si se sienten amenazados... O si creen que pueden sacar beneficio a nuestra costa.

Claro. Como no iba a irse el pacto a la mierda. Yo no destaqué por ser el mas listo de mi clase, pero hasta alguien como yo era capaz de ver, que ante la respuesta de amegakure frente a la perdida de control se su jinchuuriki y ante el vil ataque rastrero por la espalda de los de kusagakure, el pacto de paz no podia mantenerse.

Ahora todos ibana desconfiar de todos. Todos iban a pensar mal del progimo, a pensar que las acciones de este eran por venganza o buscando hacerles daño. Como Akame decía, había que tener mucho cuidado con los extrangeros. Hoy podian ser amables contigo y mañana apuñalarte por la espalda. Justo como habían hecho los de kusagakure.

Todos vamos a tener que entrenar más duro que nunca. Si nuestros enemigos nos ven débiles, será el fin de Uzushiogakure no Sato.

Si, tenía razón, Akame tenia mucha razón. Al menos así era dentro de mi cabeza. Apreté el puño hasta casi sangrar por clavarme las uñas. Hoy me había sentido débil e inutil en varios momentos, y estaba seguro que el enemigo tenia shinobis capaces de ver a traves de esa debilidad. Tenia que entrenar. Tenia que no volver a sentir eso jamas.

Creo que me voy a ir yendo —anunció Eri mirando al cielo—. Hoy ha sido un día terriblemente movido y duro, y necesito descansar. Gracias por vuestra ayuda y por la información, sois unos compañeros estupendos.

Nos vemos, chicos.

Si. Ya era hora de volver a casa. Estaba seguro de que mis padres querian saber a que se debía todo aquel revuelto. Sobretodo había que decirles que ahora deberian tener cuidado cuando salieran a fuera a vender las armas de papa y con carruajes y barcos en los que se enviaba la mercancia.

Yo también me marcho, a sido un placer apoyaros durante la batalla, espero que si hay una proxima vez me pille allí desde el principio

Por que lo peor de todo, había sido la incertidumbre de no saber por que estaba sucediendo todo aquello.
[Imagen: ksQJqx9.png]
Responder