Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
Los poetas ocultos entre la hierba
Hanamura Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 10
Exp: 31 puntos
Dinero: 950 ryōs
#1
Despedida llevo al país del bosque los vientos del invierno, disimulados por el clima cálido de la región. Kazuma lo percibía al salir a pasear durante las mañanas, el sol disipaba de las calles el aire gélido que restaba de la madrugada. De cuando en cuando el viento soplaba, frio, contra su yukata de grueso algodón y los cálidos rayos solares calentaban su piel. La contraposición de aquella frescura y de la calidez del cielo se le antojaban imperdibles.

Que pacifico, que agradable —se dijo, mientras caminaba por una calle solitaria, poco después de la salida del sol.

Algunas personas, como era usual, le miraban con extrañeza. Les parecía anormal el que un muchacho se dedicase a pasear durante la mañana, como si fuese un anciano. Además, resultaba inquietante su forma monótona y parca de vestir; e incluso sospechosa su forma serena y curiosa de mirar.

Aquello le llamaba la atención, pero no resultaba ser motivo de preocupación. Solo buscaba algo que hacer, algo que le animase a salir de la rutina, pese a que estaba bastante satisfecho con la misma.

Los vientos del cambio llevaron hasta él la respuesta, en forma de un desgastado cartel que el viento había arrastrado durante noches enteras. Lo levanto del suelo con curiosidad, y sacudió el polvo para leer lo que tenía impreso:

El circulo de poetas ocultos entre la hierba te invita a participar del gran certamen de “Poesía Marcial”.

Estando siempre en la búsqueda de llevar la poesía y la cultura en general a las gentes de la aldea y más allá, se ha dispuesto el primer certamen de poesía marcial. En dicha competición, se realizará la lectura de poemas de selección personal al tiempo que se realizan sucesiones de posturas marciales que acompañen la locución.

Los poemas pueden ser de cualquier tipo y tema, sin necesidad de autoría propia, siendo que se fomenta la expresión de los gustos liricos de cada declamador y la selección de autores y obras que les representen. También, el arte marcial y demás acompañamientos serán de libre elección, siempre que no provoquen daños a las instalaciones o a los presentes.

El resto le contaba sobre algunas bases, premios y jurados.

Jamás había escrito o recitado poesía, pero había leído versos tan magníficos y verídicos que los creía dignos de ser escuchados por todos, pese al parcial anonimato de sus creadores, perdidos, olvidados, execrados... Ya dispuesto a ir, leyó la dirección del local. Reconoció el sitio, y por sus dimensiones supo que habría muchas personas, ya fuesen público o participantes.

Parece que será interesante —le dijo al invierno, mientras sonreía tenuemente.

Doblo con sumo cuidado el cartel y lo guardo en su túnica, pensando en cuantos de sus similares estarían a merced del viento mientras recorrían la aldea, esperando para que el destino les llevase hasta alguien a quien pudiese interesarle su contenido.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder


Mensajes en este tema
Los poetas ocultos entre la hierba - por Hanamura Kazuma - 08/12/2018, 02:57