Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Los poetas ocultos entre la hierba
Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 6
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#76
Rukon procedió a explicar en qué consistían los certámenes principal y secundario. La kunoichi escuchó muy atenta, preguntándose en qué momento habían explicado esas reglas. Pero se emocionó un poco con ello: si, en alguna dimensión alterna y remota llevase a atreverse a participar, y ganaba, su poema aparecería en la primera gran edición de poesía.

”¡AAAAH! ¡Creo que no soportaría eso tampoco!”

Su-suena… muy bien —Alcanzó a contestar a la pregunta del peliblanco. El amigo de éste dijo que tenía que retirarse y prepararse para la siguiente ronda —E-el gusto… E-el gusto fue m-mío, Yamashita-san.

Ranko se puso de pie brevemente para dedicarle una reverencia a Rukon, quien, después de una última reflexión, se retiró y se unió a la multitud. Kazuma, al parecer, no había entendido del todo. Ranko tragó saliva y se sentó nuevamente. Luego fijó sus ojos en sus manos y comenzó a jugar con sus pulgares sobre la mesa.

Pa… Parece que… No es necesario e-escribir nuestros nombres s-si ponemos al… algo en el buzón…

Un chispazo surgió en la cabeza de la chica. Un chispazo de emoción, energía y desesperación, todo a la vez.

”¡AAAAH! ¡Eso significa que puedo participar! ¡Sin ningún problema! Pero… ¡Pero me verán participar! ¡ME verán poner el poema en el buzón! ¡Tan solo eso sería demasiado para mí! ¡Pero no te verán! Será solo cuestión de unos segundos. ¡Nadie sabrá que fuiste tú! ¡Nunca! Solamente tienes que ponerlo como anónimo o algo así. ¡Y te habrás librado de este sentimiento en tu pecho! Pero y si… Y si alguien me ve escribirlo, y luego gana, y alguien lo reconoce en el libro… ¡O peor aún! ¡Si los jueces lo leen, sepan o no que fui yo, podrían reírse, pues no soy tan buena! ¡AAAH! ¿QUÉ HAGO?”

Ranko temblaba levemente, ensimismada, hasta que le pudo dedicar un par de palabras al peliblanco.

Ha-ha-hanamura-san… ¿Q-q-qué pi-piensa de ambos ce… cert… certámenes? ¿E-e-en cuál parti… par… participará?

Tal vez la respuesta de Kazuma le ayudase a visualizarse o decidirse con respecto a su propia participación.
Responder
Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 4
Exp: 4 puntos
Dinero: 700 ryōs
#77
Pa… Parece que… No es necesario e-escribir nuestros nombres s-si ponemos al… algo en el buzón…

Ya veo, que profundo —sentencio mientras sonreía—. Es un sujeto interesante, ¿no? Digo, Yamashita-san siempre ha afirmado su cobardía, y aun así se mantiene haciendo lo que le gusta y abandona lo que no: el pánico le domina con facilidad, y aun así busco la forma de poder mostrar a la gente su poesía; siempre nos molestaban en la academia, y si no deje mis libros a un lado fue porque él no se despegaba de los suyos… Incluso se tiño su rubia cabellera, imagino que como algo simbólico, como cuando abandono la academia en contra de los deseos de sus estrictos padres.

»Es complicado y hay que presionarlo para que pueda hablar…, pero es una persona que aunque vaya temblando por la vida lo hace siguiendo su propio camino.

Y aquello le parecía genial y digno de admiración.

Ha-ha-hanamura-san… ¿Q-q-qué pi-piensa de ambos ce… cert… certámenes? ¿E-e-en cuál parti… par… participará?

Mi intención original era participar en el “principal”, pero el secundario suena interesante —aseguro, sonriendo con cierta complicidad—. Si, participare: eso de hacerlo de forma anónima es como si estuviésemos haciendo una travesura, como cuando los grupos de poetas protestan a través de versos anónimos.

Era inesperado, pero participar en ambos era una forma de asegurarse el doble de diversión.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 6
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#78
Kazuma relató brevemente algo sobre su infancia junto con Rukon. Ranko sintió un poco de admiración para con él, pues era alguien que, a pesar de no sentirse bien socialmente, se forzaba a continuar. La chica se preguntó si algún día tendría la determinación (¿o la rebeldía?) para hacer lo mismo.

Luego le comunicó que ambos certámenes le atraían. No entendió del todo cómo participar en el segundo era similar a una travesura. Pero Ranko asintió con media sonrisa, apoyándolo.

Y-yo estoy segura de que… ahm… en cualquiera de los dos tendrá u-una gran oportunidad de sa-salir bien.

La de la trenza seguía luchando en su interior contra aquel chispazo. La respuesta de Kazuma no había sido lo suficientemente decisiva para hacerle participar. Por ello, decidió que ignoraría si participar o no, como quien decide aplazar el estudio de un examen importante hasta la noche anterior al mismo. No mencionaría siquiera su interés, sino que enfocaría su apoyo en su compañero peliblanco.

¿P-pasará a-ahora a las mesas…?

Sorry por la tardanza extra, han surgido otras problemáticas por mis lares XD
Responder
Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 4
Exp: 4 puntos
Dinero: 700 ryōs
#79
Sí, allá voy —anuncio mientras realizaba los sellos del perro, caballo y carnero.

Para cuando la pequeña humareda producida por la técnica de transformación se disipo, sus rasgos físicos seguían iguales; pero su indumentaria era radicalmente diferente: la ropa era de una tela de un marron amarillento que solo se consigue con décadas de uso y mugre. El pantalón y la camisa estaban parcialmente cubiertos por un enorme delantal blanco, salpicado de multitud de viejas manchas marrones y recientes manchas rojizas. En suma, era la imagen de un carnicero; pero no de aquellos que atienden con jovialidad, sino uno inquietante, del cual la gente buscaría alejarse. El aspecto era completado por una enorme hacha de cocina que yacía en su mano, afilada e inmaculada: un contraste total con el resto de su apariencia.

¿Qué tal me veo? —pregunto a Ranko—. La transformación es un tanto difícil, sobre todo la parte del cuchillo; pero si me mantengo concentrado (y mientras no intente tomar nada con la mano) podré mantenerla el tiempo suficiente para hacer mi presentación.

Con aquello en mente se retiró a hacer la fila en la mesa más cercana, esperando que su acompañante buscase un sitio entre el circulo de gente que se sentaba en el suelo a contemplar las declamaciones.

Cuando llego el turno de Kazuma, este se presentó de forma lacónica; siendo que se limitó a decir su nombre y el título del poema antes de declamar:


Oración Del Carnicero

Señor, lame nuestros cuchillos,
ensaliva las costillas y las vértebras.
Que estos tajos en la res
sean ranuras para llegar hasta ti.
Que la jifa no atraiga a las hienas,
y que los ganchos no hieran a los aprendices.
Diluye con tu lluvia toda la sangre que avanza,
lenta, espesa, por debajo de las puertas.
No dejes que los pellejos
sean vendidos a los traficantes,
ni dejes que nadie alce los fémures
de los que se han sacrificado.
Míranos a través de los ojos desorbitados de los bueyes.
Que la luz exangüe de nuestra única bombilla
ilumine tu escondrijo, entre venas, nervios
y tendones, Señor, deja que nos ensañemos esmeradamente
hasta llegar al suculento blanco de tus huesos
y que se sienta tu presencia
en las manchas de los delantales o debajo de las uñas.
Bendice lo que queda, este banquete para perros,
moscas y zamuros, Señor, bendice lo más puro.
Y refrigera en tu silencio
toda la carne que amamos.

Las palabras de Kazuma eran frías e indiferentes para con el público, pero a la vez fervientes como si estuviera rezando a alguna cruda deidad. Sus movimientos eran metódicos y pacientes, mientras emulaba lo que inconfundiblemente era un hombre deshuesando y fileteando a un animal de gran envergadura. Y su mirar era como el de quien observa un trozo de carne fresca, como de quien reconoce en ello una muerte que es fuente de vida.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 6
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#80
Ranko dio un pequeño salto al ver a Kazuma transformarse. El Henge no jutsu era, por supuesto, familiar para Ranko. Lo que le sorprendió fue la indumentaria con la que apareció: una especie de carnicero salido de una historia de terror. La chica tragó saliva al verlo.

S-s-se ve… —Pero Ranko no logró formular descripción alguna. Tal vez esa era una respuesta válida, la reacción que el peliblanco podría estar buscando. El chico se fue a hacer fila a una mesa, mientras Ranko susurraba —. A… ¡Ánimos!

”Qué pésima porrista eres, Ranko…”

Procedió a buscar un asiento para lograr escuchar a Kazuma con suma atención. Al encontrarlo, lo vio dar un paso adelante y presentarse de la manera más simple posible, junto con el nombre de su poesía.

”¿Del carnicero? Qué nombre tan curioso…”

Lo que siguió, dejó a Ranko con ojos como platos. No le dio tiempo de analizar lo que el chico decía, o su significado. Quedó un poco pasmada por lo que dijo en sí. Cosas sobre carne, huesos, hienas, venas y tendones. No ayudaba (¿o ayudaba mucho?) el que los movimientos de Kazuma eran tan tétricos y lentos, tan llenos de suspenso como su poesía.

Al terminar, hubo un momento de silencio.

No sabía cómo responderían los jueces, o el resto de los presentes, pero Ranko aplaudió lentamente, casi en automático, anonadada por la interpretación del genin peliblanco. No era que no le hubiese gustado. Estaba segura que, de haber sabido, o de haber estudiado también ella aquel texto, habría captado mejor, y habría sido capaz de apreciarlo adecuadamente. Pero por el momento solo estaba… sorprendida.

”Qué poesía tan… visceral.”
Responder
Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 4
Exp: 4 puntos
Dinero: 700 ryōs
#81
La reacción de los presentes estuvo más allá de lo que esperaba: imagino que de ser mala su presentación, el disgusto se haría presente en el rostro del público; pero sin importar que rostro mirase, la expresión general era de cierta incomodidad… La gente aplaudió, como forma de respeto ante las gotas de sudor que caían por sus sienes y quedaron visibles cuando no pudo sostener más la transformación. Intento atisbar alguna opinión en los rostros del jurado, pero sus expresiones eran indescifrables.

Algo no salió bien: esa no era la reacción que esperaba —le aseguro a su acompañante, luego de abandonar el foco de atención y acercarse a ella—. ¿Qué te ha parecido, Ranko-san?
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 6
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#82
¡Ah! Ehm… Pues… —¿Qué le había parecido? Ranko juntó repetidamente sus dedos índices, buscando las palabras correctas —. Estuvo… interesante. A-Aunque… algo… ahm… macabro. Creo. Nu… Nunca había e-escuchado… o leído… poesía así… ¡P-pero su vestimenta e-estuvo genial! Y los movimientos. Creo...

Ranko se rascó la nuca.

Tal… Tal vez la… carnicería no es un tema recurrente en la poesía… ¿Cómo cree que le fue, Hanamura-san? ¿Cuánto tardarán en... e-en darle un... ahm... resultado?

La gente había aplaudido, pero, al parecer de Ranko, no era un aplauso entusiasta. Aunque posiblemente le faltaba habilidad para leer aplausos. Por un instante, la chica se preguntó cómo habría pasado todo si ella misma hubiese participado.

”¡NO NO NO NO! ¡La herencia de mi madre acabaría, pues yo moriría en el acto!” gritó internamente.
Responder