Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Primavera-Verano de 221

Fecha fijada temporalmente. Actualmente están ocurriendo sucesos importantes para el destino de Oonindo y todos jugamos en una ambientación temporal fija. La fecha irá avanzando y finalmente ocurrirá un salto temporal tras el que volveremos al sistema de calendario habitual.
Situación actual (global): La muerte de Amekoro Yui, en Yukio, ha desencadenado una guerra hace tiempo anunciada. Kurama y sus renovados Ocho Generales, al mando de sus ejércitos, se mueven rápido y ya han conquistado territorios a oeste y este del Oonindo septentrional. Los ataques han sido rápidos y en algunos casos desde dentro, así que se sospecha que el Nueve Colas llevaba tiempo clavando sus zarpas desde las sombras. Sea como fuere, estos logros retrasan una posible reconquista de la nevada Yukio, terreno ya difícil por las condiciones climatológicas adversas del norte del País de las Tormenta.

Los ninjas de Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure son la única esperanza que queda de acabar con esta amenaza. No todos están seguros de que puedan vencer, e incluso algunos parecen decantarse por el otro bando. Entre los muros de las ciudades de los países que aún no han caído ante Kurama se esconden, además, agentes del zorro ocultos en las sombras, a la espera de una oportunidad...

Los tres líderes mundiales han convocado una reunión para discutir sobre sus siguientes pasos. Es necesario actuar. ¡Y rápido! ¿Conseguirá la guerra que unan sus fuerzas contra un enemigo común, o morirán con su orgullo como única defensa?
Operación Trombón de Fûjin
(S) Gran Guerra Ninja
#61
Cállate, imbécil.

Aquella contestación, y el visible enfado de Umi pillaron por sorpresa a Suzaku. Las dos hermanas solían picarse a menudo, pero rara era la vez que se insultaban o se respondían de aquella forma tan cortante. Sabía que a su hermana no le caía nada bien Uchiha Datsue, ni él ni ningún otro Kage anterior a él, ¿pero a tanto llegaba su frustración? No era el mejor momento para ponerse así con chiquilladas. ¡De hecho era el peor! Y que tuviera que ser la hermana pequeña la que se diera cuenta de algo así...

Espera... espera —le dijo Umi, cuando la alcanzó en la pared del acantilado. Jadeaba, sujetando en la mano la misma cuerda que las había mantenido unidas en su travesía por el mar hasta la playa—. Atémonos entre tú y yo con esto. Y atemos luego el hilo a la cuerda. De esta forma no tendremos que preocuparnos de sujetar el hilo y estaremos aseguradas las dos. Espero.

Buena idea —asintió la pelirrosa, mientras procedía a atar con toda la firmeza que fue capaz el hilo shinobi a la cuerda, y Umi las ataba a ambas. Tan sólo esperaba no terminar cayendo de alguna manera... Y que cayeran las dos—. ¡Vamos, no nos podemos quedar atrás! ¿O quieres que Uzukage-sama vuelva a regañarte? —La picó, con una sonrisa maliciosa antes de volver a emprender el ascenso hasta la cima.
Responder
#62
¿Pero había que subir o no? porque eso de ahora si y ahora no era un poco demasiado confuso. Pero la orden fue clara. Debíamos esperar a que nos volviesen a indicar que podíamos proceder con la operación de escalado. Mientras tanto, Hayato obró el milagro y sustrajo un hilo shinobi. Alcé el pulgar.

— Es perfecto — rebusqué en mi portaobjetos hasta que encontré lo que estaba buscando. — Con estos dos amiguitos podremos unir ambas partes del hilo para poder escalar.

Un par de kunais que iban a cumplir con el, peligroso cometido de hacer de punto de unión entre Hayato y yo.. Vi como la gente empezaba a subir a medida que iban discutiendo los unos con los otros y Neiru y Hana volaban, vigilando que nadie tropezase con aquella pared. Tan solo esperaba que pronto llegásemos a tierra firme y uniforme para poder centrarme en destrozar a nuestro enemigo y no en ver si el siguiente paso iba a ser el del tropiezo mortal.
Responder
#63
«Al fin», pensó, cuando se incorporó por encima del acantilado y pisó suelo firme. Aún sabiendo que tenía sus métodos para librarse de una caída mortal, mirar abajo le causaba cierto vértigo. Miró a su alrededor, con ojos analíticos. La explanada que les conducía a las murallas no le gustaba un pelo. Estaban demasiado expuestos, y la vía de escape a sus espaldas era complicada, cuanto menos. Si Uchiha Datsue fuese el defensor de aquella improvisada fortaleza, aniquilaría a los enemigos que apareciesen donde estaban ellos como le viniese en gana.

«No es hora de improvisar. No es hora de dudar. Sabíamos las circunstancias cuando confeccionamos el plan. La noche es nuestra aliada; la oscuridad nuestra fiel amante». O eso quería pensar.

Tras asegurarse que todos y cada uno de sus ninjas habían escalado el acantilado, miró al frente y entrelazó las manos sobre la boca. Entonces, emitió la señal que habían acordado con el espía infiltrado:

El sonido de un búho real.


- PV:

300/300


- CK:

470/470


702/1000


Fuerza 70 · Resistencia 40 · Aguante 60 · Agilidad 70 · Destreza 80
Poder 100 · Inteligencia 80 · Carisma 120 · Voluntad 80 · Percepción 70


  • Hitai-ate [cuello]

  • Chaleco militar (5/5)
    • Ōkina Hyōrōgan x1
    • Ōkina Chirōgan x1
    • A-ranku no Kibakudama x1
    • Esposas supresoras de chakra x1
    • Chīsana Makimono x1 ()


  • Portaobjetos básico (10/10) [costado derecho]
    • Hikaridama x1
    • Bomba sonora x1
    • Oto Fuda x1
    • Kunai x1
    • Shuriken x2
    • Hilo shinobi x1
    • Antídoto x1
    • Paquete de 5 senbon x1
    • Etiqueta de sellado x1

  • Portaobjetos avanzado (7/10) [costado izquierdo]
    • Kunai x1
    • Shuriken x2
    • Paquete de 15 makabishi x1
    • Bomba de humo x1
    • Fuda Kami x1
    • Sello explosivo de rango A x1

  • Sellados en el cuerpo (6/7)
    • Kunai x1 [palma derecha]
    • Sello explosivo de rango B x1 [palma izquierda]
    • Chūgata Makimono (Katon: Sogekihei Doragon y Fūton: Kazenami no Jutsu selladas) [dorsal de la mano derecha]
    • Ōkunai [dorsal de la mano izquierda] [Reforjada con el Toque de Herrero]
    • Dai Shuriken [hombro izquierdo]
    • Tela de sellado [nuca]

  • Juego de ganzúas [interior dobladillo calzoncillo]
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado



Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#64
No era hora de improvisar. No era hora de dudar. Eso era algo que todos los uzujin tenían presente en mayor o menor medida o, al menos, algo que debían tener presente todos y cada uno de ellos. Incluso los más novatos se esforzaron en mantener la calma y el silencio, haciendo que durante varios segundos lo único que pudiesen escuchar fuese su propio respiración y el sonido de las olas en la distancia.

Pocos instantes después, todos pudieron escuchar el canto de un búho seguido de un segundo canto proviniendo del guardia. El plan estaba en marcha y la puerta estaba a punto de abrirse en cualquier momento. Tardaron apenas unos pocos segundos. Unos pocos segundos a los que muchos podrían llamar sin dificultad alguna los segundos más tensos de sus vidas, pero la espera no fue demasiado larga, por suerte, pues tras esos pocos segundos... ¡una bomba de luz cayó justo frente a Datsue! El flash de luz fue tan potente que cegó a todos los genin, al Uzukage y a varios ninjas diez metros a la redonda. Ni siquiera Hana, que estaba volando, consiguió escaparse del flashazo. En cambio, lo que sí pudo ver la genin fue quien lo hizo. Se trataba de su capitana, Tsuta Neiru.

Datsue en medio de la confusión por el flashazo sentiste un pinchazo en el costado. No, más que un pinchazo sentiste una jodida puñalada que se quedó a escasos milímetros de perforar algún órgano importante (50 PV).

Pasaron varios segundos durante los que nuestros protagonistas no pudieron ver nada, solo escuchar. Pudieron escuchar a algo o alguien caer cerca suyo directamente contra el suelo. Se trataba de Himura Hana, quien había empezado a caer en el instante en el que Neiru canceló su técnica. Luego, pudieron escuchar las voces de algunos de sus compañeros que no habían sido cegados.

— ¡Nos atacan! ¡Desde el cielo! —Gritaban.

Además de escuchar, pudieron sentir. Sintieron como sus piernas empezaban a hundirse en el barro que rápidamente se endureció, atrapándolos (Poder 50) y entonces, cuando la luz cegadora y el ardor en los ojos empezó a convertirse en puntitos y manchas de colores, todos ellos pudieron ver como dos enormes esferas de lava (100 PV cada una) empezaban a caer del cielo muy lentamente como dos enormes meteoritos directamente sobre ellos. También pudieron ver a Tsuta Neiru, su capitana, sobrevolar los proyectiles mientras se dirigía directamente hacia la fortaleza. No recibió ningún ataque por el camino, pero eso no era importante de momento. ¡Tenían que hacer algo! Y tenían que hacerlo pronto.

Eso sí, si el Uzukage planeaba hacer algo para ayudar como el escudo que era, se daría cuenta rápidamente de que estaba muy, muy mal. Su vista estaba nublada, su cuerpo se sentía débil y se encontraba realmente mareado. Algo andaba mal.

A sus costados pudieron varios ninjas que definitivamente no estaban allí antes del flash de luz. Probablemente se trataban de los que los habían atrapado en el barro, pero parecía demasiado exhaustos como para ser un peligro, de momento.


¤ Ambrosía Corrupta
- Tipo: Objeto
- Tamaño: Pequeño
- Requisitos: Iryō-Nin 80, Digestión de Toxinas
- Efectos: Reduce el Aguante, Agilidad, Destreza y Percepción del objetivo a la mitad, redondeado hacia arriba, durante 4 turnos.
Neiru, descubrió que su cuerpo sintetizaba los venenos ingeridos en una toxina residual bastante potente. Su sangre de por sí no es tóxica, pero puede extraer muestras y procesarlas posteriormente para aislar un veneno líquido que puede almacenar en frascos para su futuro uso como cualquier otro veneno, limitado a un frasco como máximo que, tras su uso, no podrá extraer otro frasco a menos que hayan pasado 6 meses tras la última extracción; tiempo que tarda su cuerpo en producir de nuevo la toxina.

Este veneno líquido afecta severamente el cuerpo de la víctima, atrofiando los músculos y causando una fatiga y debilidad general en el cuerpo similar a un estado soporífero, además de una fuerte sensación de mareo que se manifiesta como la disminución en ciertos atributos de la persona afectada. La potencia de este veneno es tal, que los antídotos comunes no pueden disiparlo, pero si disminuir su efectividad reduciendo la duración del efecto a la mitad (redondeado hacia abajo). Solo es posible crear un antídoto perfecto para esta toxina mediante el Saikan Chūshutsu no Jutsu.


¤ Yōton: Yogen no Hoshi
¤ Elemento Lava: Estrella de la Profecía
- Tipo: Ofensivo (quemadura)
- Rango: S
- Requisitos: Yōton 50
- Gastos: 60 CK
- Daños: 100 PV
- Efectos adicionales:
- Sellos: Perro → Palmada (Sostenido durante tiempo igual a carga 5)
- Velocidad: Rápida (creación), Lenta (avance)
- Alcance y dimensiones: La bola de lava mide 4 metros y avanza hasta 10 metros, estallando en un área de 6 metros al caer o o al entrar en contacto con su objetivo
El usuario junta chakra mientras mantiene las palmas unidas, escupiendo lava al cielo hasta formar una enorme bola de lava que luego volará en arco y caerá sobre una zona designada, estallando al momento del impacto. Pese a ser lenta, el estallido es muy peligroso ya que puede alcanzar a la víctima aún cuando esta haya esquivado el ataque inicial

¤ Doton: Yomi Numa
¤ Elemento Tierra: Pantano del Inframundo
- Tipo: Ofensivo (contundente)
- Rango: A
- Requisitos: Doton 70
- Gastos: 75 CK
- Daños: -
- Efectos adicionales: Captura a un enemigo, grupo de enemigos o criatura durante 5 turnos
- Sellos: Jabalí → Tigre → Serpiente → Liebre → Serpiente
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones: El pantano puede crearse a una distancia de 10 metros, y mide todo lo que sea necesario para capturar al enemigo, grupo de enemigos o criatura en cuestión
El usuario transforma la superficie de cualquier objeto que haya bajo un enemigo o grupo de enemigos, conviertiéndola en barro y creando un pantano en el que cualquier adversario se hunde. El poder del chakra imbuido dentro del pantano es tan fuerte que hace el barro muy adherente, impidiendo a cualquier enemigo, grupo de enemigos o criatura de cualquier tamaño escapar durante un tiempo. La atadura permanecerá activa siempre y cuando la Fuerza de la víctima no sea mayor que el Poder del usuario.
Responder
#65
A Hana le hubiese encantado decir que se había confundido. Que Neiru había errado el tiro de la bomba de luz. Pero ¿por qué iba a lanzar una bomba de luz ahora? Estaban solos, a punto de entrar sigilosamente en el lugar. No había ninguna otra opción que la obvia.

¡Es Neiru! ¡Es una traidoraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhh! — gritó a pleno pulmón para caer completamente cegada contra el suelo.

Se había llevado las manos a los ojos para frotarselos, totalmente fulminados por el destello, lo cual hizo todavía más contundente el golpe contra el suelo. Esa perra había cancelado la técnica, haciendola caer a toda velocidad y golpeandose contra la dura roca. No había podido amortiguar la caida, completamente cegada, así que quedó sin aliento planchada contra el suelo.

Apenas pudo ponerse de rodillas, frotandose los ojos, cuando el suelo se convirtió en un denso barro que atrapó toda la parte inferior de su cuerpo. No habían siquiera entrado en el lugar y ya estaban en una emboscada y ella completamente atrapada.

¡Chicos! ¡No puedo moverme!

Una traidora. Su capitana, Tsuta Neiru, era una traidora. Ni siquiera había estado con ella tanto tiempo, casi ni habían hablado, pero la idea la ponía enferma. Su traición ardía en su pecho más que ningun golpe que pudieran darle. ¿Cómo podía haber hecho algo así? Toda la ilusión que había sentido cuando la había hecho volar se estampó a tanta velocidad como había hecho ella. De repente, todo era mucho más oscuro que antes. Pero no había tiempo para ahondar en el dolor de su corazón.

Se sobrepuso a todo eso tan rápido como pudo, encadenando cuatro sellos para hacer una contención de emergencia. Si los demás no podían detener el meteorito, al menos habría un muro de seis metros de altura y cuatro de largo para parar lo que cayese (80 PV de defensa). El muro aparecería frente a ella con su más que reconocible espiral en la pared.

Una vez volviese a ver intentaría localizar a sus compañeros y ver si estaban bien, a saber qué había hecho Neiru después de cegarles.


¤ Doton: Doryūheki
¤ Elemento Tierra: Muro de Estilo Tierra
- Tipo: Defensa
- Rango: B
- Requisitos: Doton 20
- Gastos:
  • 16 CK
  • (Doton 40) (multiplicable x2)
  • (Doton 60) (multiplicable x3)
  • (Doton 80) (multiplicable x4)
  • (Doton 100) (multiplicable x5)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Defiende 40 PV
- Sellos: Tigre → Liebre → Jabalí → Perro
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: La barrera mide 2 metros de ancho y 3 de alto (aumenta con la multiplicación)
El usuario crea una pared sólida de tierra como forma de defensa. El ejecutor de la técnica puede convertir su chakra en tierra dentro del cuerpo y escupirlo para formar la barrera, o manipular la tierra frente a él con el mismo objetivo. Entonces, la tierra se levanta y se endurece de forma casi instantánea, protegiéndolo. Dadas las propiedades especiales de la tierra, la pared es altamente resistente al agua, pero es débil a ataques de elemento rayo. Los usuarios pueden personalizar la apariencia de la barrera, a efectos totalmente interpretativos.


Avatar obra de Sagiso Ranko


Responder
#66
Umi y Suzaku llegaron a la cima del acantilado algo más retrasadas que el resto de sus compañeros de escuadrón. Ahora estaban rodeados por la noche y el más absoluto silencio. Suzaku respiraba entrecortadamente, aún recuperándose de la travesía por el océano y la posterior escalada vertical. Tal y como les habían anunciado, no parecía haber nadie esperándoles allí arriba... por ahora. Y el tenso silencio que no tardaría en verse roto por el canto de un búho, al que le respondió otro en la distancia. Era la señal. Las puertas estaban a punto de abrirse.

Sin embargo, lo que pasó fue algo muy diferente. Algo que, con toda probabilidad, ninguno de los allí presentes podría haber previsto. Suzaku aulló de dolor cuando la oscuridad de la noche se vio desgarrada por el súbito resplandor de una estrella que acuchilló sus ojos. Confundida, aturdida, y sin saber muy bien lo que estaba ocurriendo, la pelirrosa se revolvió de forma salvaje, buscando a Umi con sus manos. Fue entonces cuando escuchó el grito de Hana, justo antes de que terminara cayendo al suelo, cerca de su posición:

¡Es Neiru! ¡Es una traidoraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhh!

¡Traidora! —rugió Suzaku, llena de rabia.

¡Nos atacan! ¡Desde el cielo! —Oyó decir a alguien en la distancia.

No reconoció su voz, pero no le importó en ese momento. Entre lágrimas de dolor, Suzaku se obligó a abrir los ojos. Sus iris se bañaron en el color de la sangre cuando el Sharingan se iluminó en la noche. Pero, aún con esas, seguía teniendo aquellas molestas motitas de luz enfrente.

¿Pero qué...? —Una repentina rigidez en las piernas le obligó a mirar hacia abajo. La tierra, cargada con chakra, los había inmovilizado a todos. Era algún tipo de técnica.

¡Chicos! ¡No puedo moverme![/sub] —La voz de Hana volvió a sobresaltarla. Aquel denso lodazal la había pillado aún arrodillada en el suelo.

—[color=hotpink]¡Yo... tampoco!
—comunicó, intentando tirar de sus piernas con todas sus fuerzas. Pero era inútil. Aquel lodazal era demasiado fuerte. Prácticamente los habían pegado al suelo—. ¿Umi, estás bi...?

Pero su pregunta se vio interrumpida cuando sus ojos fueron testigos del infierno cayendo sobre la tierra: Lenta, pero de forma inexorable, dos enormes soles constituidos enteramente por lava caían sobre ellos desde el cielo.

«No puede ser...» Pensó, aterrada y petrificada. Todo pareció paralizarse a su alrededor y Suzaku dejó de escuchar. Sólo el frenético latido de su corazón ocupaba sus tímpanos. ¿Cómo iban a hacer frente a algo así?

La silueta de la traidora, Tsuta Neiru, sobrevoló los dos meteoritos y se dirigió a toda velocidad contra la fortaleza. No sufrió ningún ataque por el camino, lo que sólo confirmó sus sospechas. Pero no había tiempo para pensar demasiado en ella. Cerca de ella, Himura Hana levantó un enorme muro de tierra que buscaba contener el poder de los dos meteoritos. Pero todos sabían que no sería suficiente.

«¿Qué puedo hacer yo?» Se preguntaba Suzaku, desesperada. Repasaba una y otra vez su artillería, pero su abanico de posibilidades estaba muy reducido en aquellas condiciones: No conocía demasiadas técnicas a distancia, y las que sí conocía no eran demasiado potentes. «Si tan sólo dominara el Goukakyuu no Jutsu de los Uchiha...» Volvió a lamentarse, apretando los puños.

Al final, se decidió. No las tenía todas consigo, pero... ¡cualquier cosa que hiciera sería mejor que nada!

Veamos si el fuego puede con la lava... —Suzaku entrelazó las manos en varios sellos, y tras tomar una buena bocanada de aire colocó el dedo índice y pulgar en forma de anillo frente a sus labios. Exhaló una bandada de bolas de fuego que ascendieron en el aire, sobrevolando el muro de tierra de Hana y buscando encontrarse con aquellos inmensos soles de lava (50 PV en total).




PV

120/120


CK

84/120

-6 CK
30 CK


Regeneración dividida


Fuerza 25 Resistencia 25 Aguante 25 Agilidad 35 Destreza 30
Poder 35 Inteligencia 35 Carisma 25 Voluntad 25 Percepción 40

Técnicas utilizadas: Ichi Tomoe no Sharingan, Katon: Hōsenka no Jutsu

Inventario a la vista / Utilizado:
Hitai-ate (Abdomen)
Portaobjetos básico (muslo derecho)
Kodachi (Cadera izquierda)
Responder
#67
Tan solo recordaba que había llegado hasta arriba el último y alcancé a ver la silueta de Hana y Neiru todavía sobrevolando las cabezas de los demás. Todos y cada uno de los presentes esperando la siguiente orden o instrucción que tuviera que dar el Uzukage. Entonces llegó el jodido fogonazo que lo cambio todo. Todos perdimos la visión de forma súbita.

«¿En qué momento nos han pillado?»

Tan solo alcancé a escuchar los gritos de alarma. Todos y cada uno de ellos apuntaban a la autoria de la traición de Neiru. No tenía sentido. Pero, ¿y si era cierto? Ahora debíamos tomar una decisión, y hacerlod e forma rápida aunque antes había que lidiar con esas grandes bolas de ¿lava? que amenazaban a nuestra integridad física. La huida noe ra un plan viable, puesto que habíamos sido atrapados por una trampa de doton en los pies, así que había que contrarrestar con fuerza bruta. Miré a Suzaku que se había adelantado. Chasquee la lengua y mire a la otra Uchiha del escuadrón mientras que observaba de reojo el muro que trataba de levantar Hana.

— ¡Eh, tú! Umi, ¿verdad? unamos nuestros Gokakyos y carguémonos esas rocas

Se uniese a mi idea o no yo llevaría a cabo la ofensiva mientras el sharingan iluminaba aquella fría noche en mis orbes azabache. Una secuencia de sellos que hice lo más rápido posible y luego de mis fauces surgió una bola ígnea de 5 metros de diámetro.

— ¡Katon: Gōkakyū no Jutsu!





- PV:

150/150


- CK:

99/170

-71
Sharingan activado




- Fuerza: 30
- Resistencia: 30
- Aguante: 30
- Agilidad: 40
- Destreza: 30
- Poder: 40
- Inteligencia: 30
- Carisma: 20
- Voluntad: 30
- Percepción: 40


  • Portaobjetos básico [2/10]
    • 2 Kunai (9 PV/golpe con anilla, 8 PV/corte superficial, 12 PV/corte, 18 PV/penetración)
    • ¤ C-ranku no Kibaku Fuda
    • ¤ Shuriken
  • ¤ Kodachi Atada en la espalda


¤ Katon: Gōkakyū no Jutsu
¤ Ni Tomoe no Sharingan

Daño recibido
Daño causado
Katon: Gōkakyū no Jutsu: 100 PV

- Acciones ocultas:

Responder
#68
«No es momento de dudar. No es momento de improvisar. La noche es nuestra aliada; la oscuridad nuestra fiel amante». En esas estaba pensando cuando el búho amigo respondió a su llamada. Entonces se produjo un flash, y la oscuridad se convirtió en una perra traicionera. Y entonces se oyó una acusación de traición, y la noche se volvió fría y desconfiable. Y entonces él emitió un aullido de dolor cuando un filo le penetró por un costado, apenas detenida por sus costillas, y todos y cada uno de sus planes cayeron como un púgil al recibir un knock out. Braceó a ciegas en busca de su agresor, pero, entonces…

Entonces sintió que sus pies, ¡los pies de todos sus ninjas!, se hundían bajo el fango de un pantano que les inmovilizaba. Y entonces, ¡solo entonces!, las dudas asomaron en su cabeza como un enjambre de abejas enfurecidas. Tenía que haberlo previsto. Tenía que haberlo visto venir. Tenía que haber cancelado la misión en cuanto no oyó más de la Operación Tambor de Raijin.

Tenía…

Tenía…

¡Tenía!

Cuando sus ojos lograron enfocar, dos esferas de lava se precipitaban hacia él y todos sus ninjas. Se mareó, al principio pensó que producto del miedo que le había emponzoñado el cuerpo como el peor de los venenos. Luego se dio cuenta que se trataba de algo más literal. En resumen, estaban en la más absoluta mierda, y fue en ese momento cuando también lo supo.



Les habían tendido una emboscada, pero ellos seguían contando con una sorpresa de su lado. Era imposible que los espías de Kurama hubiesen llegado a averiguarlo. Había sido extremadamente cauto en aquel aspecto. Solo Uchiha Raito lo sabía de antemano. Luego Neiru, pero ya aislada en un barco. Era el momento de mostrar la carta.

Sus orejas crecieron hasta convertirse en dos cuernos negros. Su pupila se volvió estrellada, acompañada de tres aspas y un iris dorado. Las marcas de sellado se dibujaron por un cuerpo más musculado, más monstruoso, con la boca serrada y una cola de arena.

Saltó, y sus pies de despegaron del suelo con la facilidad de un elefante tras pisar un chicle. Cinco, ocho, hasta diez metros de altura. Vio a una figura colarse entre las esferas de lava, que recibían ataques ígneos de sus ninjas. También a ninjas exhaustos en los flancos de su ejército. Enemigos, todos ellos.

«No. Cadáveres»

Pero antes de ocuparse de ellos, tenía que lanzar un mensaje. Tomó dos senbons de su portaobjetos. ¡Dos senbons! Los imbuyó de electricidad. Los lanzó (20 PV cada uno, 121 de Poder). Uno a cada bola de lava, trazando una línea dorada a su paso.

¡¡¡Zzzzzzssssssssssssssssssttttt!!!

Era una broma de mal gusto. Un chiste mal contado. ¿Cómo iba la arma ninja más pequeña e insignificante del mundo penetrar aquellos dos gigantescos ninjutsus? Datsue no tenía la certeza. Shukaku no tenía todas las papeletas. Pero aquellos senbons iban imbuidos del poder más primitivo y feroz. De la inclemencia del desierto; de la venganza Uchiha.

No buscaba humillar. No era un bofetón en medio de un combate de boxeo para reírse del oponente. Simplemente era un mensaje. No, ya no un mensaje.

Una sentencia.

¡¡¡NINJAS DE KURAMA!!! ¡¡¡UN MINUTO!!! —rugió, apoyándose en la cima de un muro de Doton, con la voz gutural de Shukaku vibrando en su tráquea—¡¡¡UN MINUTO PARA RENDIRSE!!! ¡¡¡UN MINUTO PARA HUIR!!!

Carisma 120 + 9 (Senju) + 20 (Poder > 100) = 149

»U os mandaré al mismo lugar al que envié a vuestro General Bakudan. ¡¡¡OS COLGARÉ DEL PUTOÁRBOL MÁS ALTO CON VUESTRAS PROPIAS ENTRAÑAS MIENTRAS TODAVÍA RESPIRÁIS!!!

»¡¡¡Y OS SELLARÉ EL ALMA PARA QUE SUFRÁIS TODA UNA ETERNIDAD!!!

»¿¡No me creéis!? ¡Pensadlo otra vez! ¡SABÉIS QUIEN SOY! ¡Y HEMOS HECHO COSAS PEORES!




- PV:

300/300


- CK:

470/470


660/1000


Fuerza 91 · Resistencia 61 · Aguante 51 · Agilidad 56 · Destreza 69 Poder 121 · Inteligencia 89 · Carisma 129 · Voluntad 89 · Percepción 64

*Sharingan activado*
*Capa 1 activada*


Técnica usada: Raiton: Chakura Nagare no Jutsu



  • Hitai-ate [cuello]

  • Chaleco militar (5/5)
    • Ōkina Hyōrōgan x1
    • Ōkina Chirōgan x1
    • A-ranku no Kibakudama x1
    • Esposas supresoras de chakra x1
    • Chīsana Makimono x1 ()


  • Portaobjetos básico (10/10) [costado derecho]
    • Hikaridama x1
    • Bomba sonora x1
    • Oto Fuda x1
    • Kunai x1
    • Shuriken x2
    • Hilo shinobi x1
    • Antídoto x1
    • Paquete de 5 senbon (3/5)
    • Etiqueta de sellado x1

  • Portaobjetos avanzado (7/10) [costado izquierdo]
    • Kunai x1
    • Shuriken x2
    • Paquete de 15 makabishi x1
    • Bomba de humo x1
    • Fuda Kami x1
    • Sello explosivo de rango A x1

  • Sellados en el cuerpo (6/7)
    • Kunai x1 [palma derecha]
    • Sello explosivo de rango B x1 [palma izquierda]
    • Chūgata Makimono (Katon: Sogekihei Doragon y Fūton: Kazenami no Jutsu selladas) [dorsal de la mano derecha]
    • Ōkunai [dorsal de la mano izquierda] [Reforjada con el Toque de Herrero]
    • Dai Shuriken [hombro izquierdo]
    • Tela de sellado [nuca]

  • Juego de ganzúas [interior dobladillo calzoncillo]
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado



Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
2
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.