Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#16
Soy ciudadana de un país llamado mundo — rió nuevamente. — No en serio, vivo viajando de un lado a otro.

Comenzaría entonces a tomar ella la iniciativa, pasando por debajo de un gran arco torii de color rojizo que seguramente marcaba el inicio del camino. Habría algunos otros, así como banderas alargadas y rasgadas por la climatologia y las piedras arrastradas por el viento que indicaban por donde proseguir. Pero una persona con su discapacidad, no podría verlas.

Bueno, si, soy ciega. Pero si he subido y bajado con "los ojos cerrados" sola, no creo que una chica fuerte y sana como tú tenga ningun problema ¿no? — Y tras ello, caminaría empezando a sacarle cierta distancia a la joven de cabellos azulados.
Responder
#17
No en serio, vivo viajando de un lado a otro.

Entiendo, pero... ¿donde duermes?

Lo cierto era que no entendía. Sin embargo, estaba convencida que por mucho que se lo preguntara y ella hiciese un esfuerzo por explicarselo, no lo entendería. No había nada como el calor del hogar y estar con los seres queridos. Y esta mujer se dedicaba los 365 días del año a deambular por Onindo cuando tenía madre y hermanas. ¿Cómo iba a entenderlo?

Bueno, si, soy ciega. Pero si he subido y bajado con "los ojos cerrados" sola, no creo que una chica fuerte y sana como tú tenga ningun problema ¿no?

La ciega empezó a andar y Chika fue detrás, atenta a que no se acercara demasiado a los bordes. No solo no se acercaba a los bordes, sino que empezaba a sacarle ventaja a medida que hablaban. La peliazul empezó a acelerar el paso, intentando mantener la conversación.

Espera, ¿cómo sabes que soy una chica fuerte y sana?

Reprimió las ganas de soltarle otro "eres ciega" porque el amable recordatorio iba a colar una vez. A partir de la segunda es mala educación.
Responder
#18
Entiendo, pero... ¿donde duermes?

Uuuuhm... Posadas, monasterios, algún buen samaritano que me ofrece su casa, arboles... — Respondió enumerando con los dedos.

Espera, ¿cómo sabes que soy una chica fuerte y sana?

Era una simple suposición, ya que generalmente aquí viene gente de fuerte complexión según me contó una de mis hermanas

No dudaba a la hora de andar, y ni si quiera estaba utilizando aquella espada envainada para dirigir su caminata. Si fuera local del lugar, y conociera el terreno desde una tierna edad, tal vez haciendo un gran esfuerzo podría reconocer todo el terreno sin problemas, incluso cuando parte de este se derrumbara y hacer un mapeado en su cabeza. Pero no era así.
Responder
#19
Uuuuhm... Posadas, monasterios, algún buen samaritano que me ofrece su casa, arboles...

Entonces, ¿no tienes donde dormir? Podrías venir a mi posada si quieres, te alquilaré... — recordó que llevaba el dinero justo y que ya lo había estirado para estar un día más de lo que debería — ¡Compartiremos habitación! Será como una fiesta de pijamas.

Nunca había hecho una fiesta de pijamas con nadie que no fuese su hermana, y las últimas habían sido caer muertas al futon de tanto entrenar. Aunque seguro que una mujer crecidita como aquella señora no iba a querer hacer algo tan infantil. Debería haber sugerido solo compartir la habitación sin más.

Era una simple suposición, ya que generalmente aquí viene gente de fuerte complexión según me contó una de mis hermanas

Oh, claro. — a pesar de ser una respuesta un tanto alegre, Chika se la creyó sin pensar.

La peliazul tenía que esforzarse en seguir el paso a la ciega e intentar, a pesar de que iba más coordinada que ella, que no se cayese ni se tropezase ni nada. La mujer no tenía problema en sortear todos los peligros mientras que Chika iba demasiado distraida para no tropezarse de vez en cuando.

Em... Señora... Eh... No me has dicho tu nombre. Yo soy Kaminari Chika, genin de Amegakure. ¿Tú?

Chika hacía una mezcla muy rara de educación al intentar usar los titulos pero hablar en segunda persona.
Responder
#20
No te preocupes por mí, me gusta dormir al aire libre. Haga frio o calor, el viento que me rodea es más que suficiente para mí para estar comoda en cualquier lugar en el que caiga

La caminata para ambas se empezó a hacer escarpada, llegaron hasta un muro que con un pequeño cartel en lo alto que indicaba que seguía siendo el camino correcto. Alternarían entonces distintos tramos, algunos mas escalonados, otros bastante llanos y algunos algo escarpados y la chica que carecía de visión, era capaz de cruzarlos sin problema.

Oh si, perdona, se me había pasado por completo. Que poco cortes por mi parte, me llamo Fëng, Shàndgí Fëng — añadió sin perder la sonrisa en sus labios. — Oye Chika ¿sabes de algún otro lugar por Oonindo que tenga relación con lo divino? Cualquier cosa, me servirá.
Responder
#21
No te preocupes por mí, me gusta dormir al aire libre. Haga frio o calor, el viento que me rodea es más que suficiente para mí para estar comoda en cualquier lugar en el que caiga

Entendía levemente el dormir en cualquier parte. Después de un entrenamiento con Kimi, ella podía dormirse en el tatami, en el suelo y en medio de la lluvia si hacía falta. Pero en la boca de esa extraña mujer, sonaba diferente, todo sonaba diferente.

Entiendo que puedas conciliar el sueño en cualquier parte, pero deberías tener cuidado con resfriarte o deshidratarte. ¡Es importante beber mucha agua!

Si su hermana no bebía litros y litros de agua al día, se apagaba, literal. Por eso Chika tenía esa ligera mania de recomendar la hidratación a todo el mundo, en especial fuera de Amegakure.

Oh si, perdona, se me había pasado por completo. Que poco cortes por mi parte, me llamo Fëng, Shàndgí Fëng Oye Chika ¿sabes de algún otro lugar por Oonindo que tenga relación con lo divino? Cualquier cosa, me servirá.

Encantada, Fëng. Sobre algún sitio sagrado, eh... — se llevó una mano al mentón mientras caminaban, dejando la mirada perdida unos segundos antes de devolver la mirada a Fëng. — He ido recopilando rumores sobre cosas extrañas de Onindo, pero sobre lo divino estoy algo perdida. Te diría que tal vez la Torre de Meditación, ahí me encontré con una diosa del combate cuerpo a cuerpo. ¡Una diosa metafórica! Era una kunoichi de Kusagakure.

Decidió callarse por su propio bien. Con las mejillas encendidas entre la vergüenza de hablar de más y recordar la paliza que le dio Ranko, siguió andando en silencio.
Responder
#22
Encantada, Fëng. Sobre algún sitio sagrado, eh... — se llevó una mano al mentón mientras caminaban, dejando la mirada perdida unos segundos antes de devolver la mirada a Fëng. — He ido recopilando rumores sobre cosas extrañas de Onindo, pero sobre lo divino estoy algo perdida. Te diría que tal vez la Torre de Meditación, ahí me encontré con una diosa del combate cuerpo a cuerpo. ¡Una diosa metafórica! Era una kunoichi de Kusagakure.[/sub]

Uhm ¿sabes por casualidad como se llamaba? Me interesaría probar si de verdad es como dices — dijo acariciandose el mentón, y dejando por un rato que Chika llevara la delantera.

Si ella la guiaba todo el rato, parte del reto perdía su gracia, por lo que se detuvo para hacerle un breve gesto con la mano incitandola a continuar.

Si dirijo todo el rato la marcha, no será un reto para ti ¿no? Yo ya lo subí una vez, así que adelante — soltó una breve risa.

Seguía sin haber maldad en ella, pero sería normal que desconfiara de ella al haberla conocido tan solo la conocía de hace cerca de una hora.
Responder
#23
Uhm ¿sabes por casualidad como se llamaba? Me interesaría probar si de verdad es como dices

Fëng ralentizó la marcha y Chika la imitó, sin adelantarse en ningún momento. No es que desconfiase de ella, es que seguía convencida de que en algún momento su ceguera le daría algún problema y ella debía estar ahí para verlo, reaccionar y salvarle la vida.

Se llamaba Ranko-chan y tenía una piernas fuertes y poderosas como la Torre, qué digo como la Torre, seguro que una patada de Ranko-chan hubiese roto el Fuinjutsu ese y todo. Bloqueé una de sus patadas y me hizo más daño que cualquier golpe que haya recibido en mi vida. Y eso que en Amegakure hacen los muebles durisimos y yo voy golpeando mi meñique con todos ellos.

Si dirijo todo el rato la marcha, no será un reto para ti ¿no? Yo ya lo subí una vez, así que adelante

La mujer ciega había vuelto a ralentizar la marcha a la espera de que Chika tomase la delantera, cosa que había hecho mientras hablaba emocionada de las piernas de Ranko, la mejor especialista de Taijutsu que había visto nunca. La peliazul se detuvo un segundo a mirar a Fëng.

¿Estás segura de que estaras bien detrás? ¿Y si te tropiezas? ¿Y si te caes rodando hacia abajo y no puedo detenerte por estar delante?

Esa era una posibilidad muy real en la mente de Chika.
Responder
#24
¿Estás segura de que estaras bien detrás? ¿Y si te tropiezas? ¿Y si te caes rodando hacia abajo y no puedo detenerte por estar delante?

Pues si me caigo y con la mala suerte voy a parar a la zona más escarpada, seguramente muera — y entonces dirigió su mirada precisamente a una zona puntiaguda, como si supiera que estaba allí. — Asi que saltar a recogerme no te servirá de nada, salvo para palmarla tu también. Además, seré ciega pero no por ello soy invalida, llevo... ¿40? ¿50? No lo recuerdo bien, tal vez un siglo dando vueltas por estas tierras y no he tenido mucho problema.

Se encogió de hombros, y dejó salir el aire por la nariz sonriente.

¿Tan débil crees que soy? No deberías juzgar las cosas por su apariencia
Responder
#25
¿Tan débil crees que soy? No deberías juzgar las cosas por su apariencia

Chika suspiró pesadamente. Era el mismo tema que con su hermana. Se pensaban que se preocupaba porque creía que eran débiles o que eran inferiores. Cómo si la preocupación fuese unilateral, solo los fuertes se pueden preocupar y únicamente de débiles.

Si fueses la kunoichi más poderosa de Onindo me preocuparía igual. Si veo que te puedes hacer daño, prefiero tomar todas las precauciones necesarias para que no pase. Y veo que no eres invalida, pero si te hicieses daño y yo pudiese haberlo evitado, jamás me lo perdonaría.

Era un discurso tan ensayado y repetido, casi siempre mentalmente, que ya era capaz incluso de revisarlo. Hasta la hacía parecer lista. Ahora que ya había soltado la suya, empezaron a llegarle retazos de los que había dicho Fëng.

Espera, ¿qué edad tienes, Fëng-san?
Responder
#26
Espera, ¿qué edad tienes, Fëng-san?

¿¡Edad!? ¡Eso no se le pregunta a una chica, es de mala educación! — Respondió claramente sobreactuando a la situación, y exagerandolo con las manos, aunque igualmente si que quería evadir aquella respuesta.

Por suerte para ella, si no lo conseguía con aquello, tal vez lo harían las voces venideras varios metros mas alejados de ellas. Había un reducido grupo de tres personas. Una de ellas era un hombre corpulento que destacaba por encima de los otros dos, visiblemente estaba algo obeso, pero aún con esas, sus pectorales y brazos se veían fuertes; su nariz estaba ligeramente gruesa así como unos regordetes pómulos que le forzaba a mantener los ojos bastante cerrados, su pelo era corto y de color oscuro. El otro hombre, era algo más bajo que este, y de una complexión media, compartiendo unos cabellos bastante similares con los otros dos; el color era el mismo, pero sus cortes de pelo diferían ligeramente, teniendo este un pequeño mechón que salía hacia delante. Por último, el tercero tenía unas expresiones más agudas en el rostro, como una ligera y afilada nariz a juego con su barbilla.

No vestían de forma notoria, pero tampoco del todo corriente; ropas ligeramente anchas, de distintas tonalidades verdes marrones y grisaceas. Alguna pieza parecía estar bastante desgastada, e incluso algo sucia por tierra o barro.

¡Joder, otra vez! ¡Empiezo a estar bastante cansado! ¡Asi no hay quien lleve un negocio en condiciones!— protestó el mas bajo de los tres.

Vamos, hemos tenido mala suerte y eso es todo — añadió el mediano. — Volvamos, y ya probaremos otro dia

Tal vez por su aspecto, Chika pudiera llegar a confundirlos por algo más que simples transeúntes.
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.