Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Primavera-Verano de 221

Fecha fijada temporalmente. Actualmente están ocurriendo sucesos importantes para el destino de Oonindo y todos jugamos en una ambientación temporal fija. La fecha irá avanzando y finalmente ocurrirá un salto temporal tras el que volveremos al sistema de calendario habitual.
Situación actual (global): La muerte de Amekoro Yui, en Yukio, ha desencadenado una guerra hace tiempo anunciada. Kurama y sus renovados Ocho Generales, al mando de sus ejércitos, se mueven rápido y ya han conquistado territorios a oeste y este del Oonindo septentrional. Los ataques han sido rápidos y en algunos casos desde dentro, así que se sospecha que el Nueve Colas llevaba tiempo clavando sus zarpas desde las sombras. Sea como fuere, estos logros retrasan una posible reconquista de la nevada Yukio, terreno ya difícil por las condiciones climatológicas adversas del norte del País de las Tormenta.

Los ninjas de Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure son la única esperanza que queda de acabar con esta amenaza. No todos están seguros de que puedan vencer, e incluso algunos parecen decantarse por el otro bando. Entre los muros de las ciudades de los países que aún no han caído ante Kurama se esconden, además, agentes del zorro ocultos en las sombras, a la espera de una oportunidad...

Los tres líderes mundiales han convocado una reunión para discutir sobre sus siguientes pasos. Es necesario actuar. ¡Y rápido! ¿Conseguirá la guerra que unan sus fuerzas contra un enemigo común, o morirán con su orgullo como única defensa?
#61
¿Tú crees que has hecho lo correcto? ¿O lo que querias? Eso es todo lo que importa Cualquiera de las dos opciones seguramente te carcomera, y no te dejará dormir pensando: ¿Y si hubiera cogido la otra? ¿No había otro camino?

Chika se rascó la nuca, alzando la mirada al cielo.

No lo sé, solo quiero que todos sean tan felices como sea posible. Crecer me da igual, prefiero que todos decidan hacer lo que quieran hacer a decidir yo por ellos. Aunque, claro, supongo que sí habrá veces en que yo tenga que decidir de nuevo...

Se quedó pensativa durante unos segundos antes de resoplar y despeinarse ligeramente.

¡Ahhh! ¡Qué complicado es esto de ser kunochi!
Responder
#62
Vas a tener que prepararte, porque seguramente acabes tomando decisiones más díficies tarde o temprano — dijo tras añadir una pequeña risa.

Por varios largos minutos, proseguirían la marcha sin más sobresaltos que los de que alguno de ellos se tropezara por el camino o el tener que recuperar el aliento o acostumbrarse al aire de un sitio tan alto.

Tras una última cuesta, el camino se terminó de abrir en una pequeña explanada, desde la que se podia vislumbrar los picos vecinos más altos entre algunas nubes. Una zona más despejada en uno de los laterales, mostraría parte del bosque vecino, así como algunas de las casas de Notsuba, incluso podia verse La Lengua Ígnea, el volcan cercano a la pequeña ciudad. Puede que por las noches fuera también visible un tono rojizo en la distancia, que denotaria su presencia.

Uaaaaaaaaaaaaaah — dijo estirandose, y bostezando posteriormente. — Pufff... "Ver" este bonito paisaje me ha dado hambre — se giró al hermano más bajo, que no supo como responder ante aquel chiste.

E-En fin... Por fín llegamos

Si, ya pueden terminar de descansar en paz

Tanto el mas bajo como el más alto, sostuvieron las vasijas.

¿Uh? ¿Y que vais a hacer con eso?

Su ultimo deseo era que esparciéramos sus cenizas por todo rocoso bosque de las Escaleras del Cielo. Para poder descansar en paz en los cielos

Fëng se veía visiblemente poco convencida de aquello, pero no quiso protestar mucho más.
Responder
#63
Uaaaaaaaaaaaaaah Pufff... "Ver" este bonito paisaje me ha dado hambre

Al llegar a la parte más alta, Chika se quedó unos segundos completamente absorta observando el paisaje. Se acercó al borde pensando en todo y nada. Ni siquiera se acordaba por qué había decidido ir hasta allí. Estaba algo agotada, respiraba rápido y profundo.

Y allí se quedó, embelesada con el paisaje y teniendo un momento de introspección.

Hasta que su estomago rugió por ella. Se giró de golpe, volviendo de nuevo al mundo terrenal.

Sí, habría que comer algo. Al final no hay puestos de comida ¿eh? — mejor porque ella no tenía un duro.
Responder
#64
Los hermanos entonces se adelantarían un poco, abriendo las vasijas y dejando que se esparcieran las cenizas por la suave brisa que coronaba la cima de la montaña. El más grande y el más pequeño, rompieron a llorar silenciosamente, abrazándose el uno al otro mientras el mediano, simplemente parecía no gesticular en su rostro.

Bueno, estos amables señores nos debian una comida asi queeeee... — Dijo acercandose a la pareja abrazada.

¿Te crees que este es un momento para pensar en comida? — Respondió al momento de forma cortante.

Puede que no lo sea — dijo el grandullón.

Pero tampoco les hubiera gustado vernos así. Hubieran que riéramos con una buena comida

El grandullón asintió, y el mediano no pudo responder a ello. Solo pasó por el lado, y se dirigió al camino de vuelta.

Me adelantaré entonces, no podemos dejar el restaurante todo el dia desatendido

Ambos asintieron.

¡Bien, comida, comida! ¡Me muero de ganas por unas gyozas! — Gritó en el mismo sitio, dando algunos saltitos. — ¿Vamos Chika? ¡Que es gratis! ¡No te cortes mujer!
Responder
#65
Apenas estaba pensando en sentarse y descansar un rato antes de siquiera plantar el culo en el suelo, Fëng dijo las palabras clave.

¡Bien, comida, comida! ¡Me muero de ganas por unas gyozas! ¿Vamos Chika? ¡Que es gratis! ¡No te cortes mujer!

Se rascó la nuca buscando como decirle que ahora no que mejor se sentaban un rato, pero su estomago volvió a rugir. Sin ningún tipo de convicción ya, suspiró y empezó a andar hacia el camino de vuelta.

Sí, vamos. Al menos podré decir que subí hasta arriba. ¿Para qué quería subir? Ya ni me acuerdo. Será por el hambre.
Responder
#66
Los hermanos se secarón las lagrimas que consiguieron escapar de sus ojos, y recogieron las urnas, tras agitarlas un poco más y asegurarse de que habian quedado completamente vacias. Pese ahora no contener nada, el grandullón las lleva con el mismo cuidado de cuando estaban llenas de cenizas.

Que casualidad, porque nuestra especialidad son las gyozas

Te haré mi especialidad, con extra de ajo

Wow, suena delicioso ¿qué más nos recomendáis?

El grandullón puede hacerte una sopa de miso para chuparse los dedos. La mejor que probaras en esta vida y en la siguiente — rio después de besar su dedo indice y corazón, como el chef más profesional, dirigiéndose a Chika.

E-Estas exagerado, hermano mayor... E-Es simplemente porque a ti te gusta mucho — respondió algo sonrojado.

Espera ¿tu eres el mayor? ¿Y tu? ¿El menor? — negó con la cabeza el grandullón, y el más bajo ni se inmutó ante ello. — ¿Eres el mediano? ¿Tu otro hermano es el menor? — Y ambos asintieron. — Joder, como para poder distinguiros a "simple vista"

Esta vez, si que se les escapó una carcajada a ambos.
Responder
#67
Chika andaba al lado de Fëng escuchando como los hermanos hablaban sobre los platos iconicos de su restaurante. Lo cierto es que a la peliazul ya le podían hablar de cualquier comida que se le haría la boca agua del hambre que tenía.

Tampoco quiero abusar, así que comeremos lo que nos deis y ya. Una sopa de miso y unas gyozas estarían bien.

Usualmente era ella la que iba diciendo de pedirlo todo y de comer hasta reventar, pero eso era cuando estaba su hermana. Por darle a su hermana, le daría todo y un poco más, le daría la mitad de infinito solo para darle la segunda mitad en plan sorpresa. Sin embargo, ahora estaba sola y pidiendo para ella y ella no quería abusar de la bondad de los hermanos. Cualquier cosa que le diesen le sabría a gloria.

Tampoco suelo comer en restaurantes ni nada de eso, algún puesto ambulante y poco más, así que no creo que pueda daros una buena opinión gastronómica.

Chika puso una sonrisa por compromiso al oír a Fëng hacer otra broma sobre su vista. Le sabían amargas, a pesar de que las hiciese ella misma que era la ciega, porque tenía una sensibilidad especial con las discapacidades. Por su hermana, claro.
Responder
#68
¿Crítica gastronomica? Eso dejáselo para esos payasos que se creen algo mejor que el resto¡Jajaja! — rió el más bajo. — Todos esos imbeciles que se las dan de elitistas, y miran por encima del hombro al resto, son los que menos derecho tienen a hablar de ello.

Cuando viene alguien así, solemos echarlo del local y llevarnos malas críticas por eso. Pero la gente sigue acudiendo, así que... — sonrió. — Lo importante es que te llenes el buche de comida que te haya gustado, y disfrutarla con una buena compañia

¡Asi se habla! ¿Si no que sentido tiene el nombre del local? ¡Los tres Budas felices!

Aaah... Yo creo que pedire una cosa de cada del menú

Y el grupo, marchó montaña abajo, pudiendo disfrutar de un anaranjado atardecer y sin más complicaciones por el camino.
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.