Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#31
Oh, ¿vas de vacaciones? ¿Vas en una misión? —pregunté, con sincera curiosidad, mientras daba uno que otro giro suave.

Sin embargo, fue el pelirrojo quien atrajo más mi interés. ¡Un personaje! ¿Era acaso otro artista?

¡Oooh! ¿Qué clase de personaje? ¿Es de una obra? ¿Es ése tu disfraz? —pregunté, apuntando a el paquete rojo que llevaba —. Me alegra ver que estoy en un sitio lleno de arte.
Responder
#32
— ¿Eh? ¿Yo? Vine... ¡para ensayar! ¡Un personaje!

Manda narices, ahora resultaba que ambos iban buscando fama en los escenarios. Quien sabe, igual en el futuro Kusagakure o el País del bosque se convertiría en la capital de Ōnindo en lo que a espectáculos y músicos se refiere. Nunca hay que decir nunca que diría aquel.

Aunque eso puedo hacerlo en otro momento. ¿A dónde irás de viaje, Yota?

Oh, si. Mi viaje. Igual era mejor describirlo como una especie de peregrinaje para fortalecerme, la verdad es que yo no contemplaba el ir invirtiendo tiempo en otros quehaceres que no fueran el de mejorar mis habilidades shinobis para cumplir con mi trabajo. Precisamente eso fue lo que pudo hacer realidad que plantase algo de cara ante aquel General y hubiese obtenido mi ascenso a chūnin.

Oh, ¿vas de vacaciones? ¿Vas en una misión?

La intervención de Meme me vino como la seda. No me gustaba ir diciendo por todos lados donde se encontraba la guarida de las arañas.

— Más o menos, sí. Creo que estaré un tiempo fuera de la aldea, pero regresaré, no se preocupen

No obstante, Meme rápidamente volvió a lo que le interesaba. La verdad es que se la veía de los más egocéntrica,. como si realmente fuese una superestrella del escenario y no una cría. Aunque, conociendo los métodos de Ririki, no había que descartar de que se tratase de una especie de mujer adulta en cerrada en un cuerpo demasiado joven.

— ¿Como que una misión?

Carraspee un par de veces.

— Kintsugi-sama nos encargó algo, ya te contaré los detalles más tarde

Esperaba que hubiese captado la indirecta. aunque a decir verdad, sí era cierto que nos había encargado algo.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#33
«Qué alivio. Parece que Meme se ha olvidado de lo mío.» Pensó el chico, aliviado.

La verdad es que le daba algo de vergüenza hablar en voz alta de todo el tema de ser un héroe. Kinumi ya se había reído un poco de él cuando había visto la obscena cantidad de dibujos que había en su libreta. ¡Pero incluso con esas no podía evitar hablar de ello cuando le preguntaban tan directamente!

Ni él mismo se entendía.

Yota les contó que tendría una misión súper secreta que Kintsugi-sama le había encargado en persona. Una misión de la que ni siquiera su compañera arácnida estaba del todo enterada.

— Pues mucha suerte en tu misión, Yota. Si Kintsugi-sama en persona te la ha encargado debe ser algo muy importante. —Le dijo.

Entonces, Meme cambió el tema a lo que realmente parecía interesarle: el arte.

— ¡Oh! No es para ninguna obra. Es solo... un hobbie que tengo. —Dijo, algo avergonzado—. A veces me gusta interpretar a un héroe, como en los comics.
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#34
Oh, una misión supersecreta, entiendo. Shh —Balanceándome en un pie, me incliné en dirección a Yota, como toda una bailarina, y puse un dedo contra mis labios —. No le diré a nadie, Yota, Kumopansa.

Yota hablaba con mucha naturalidad hacia Toshio. ¿Se conocían de antes? ¿O era el amigo de la araña simplemente así de...? Ahm... ¿Amiguero? El pelirrojo me hizo sonreír con su comentario.

¡Ah, héroes! A Onee-sama le encantan. Ella quiere ser una heroína también, aunque para mí ya lo es. ¿Puedo ver a tu heroico personaje, Toshio? ¡Me encantaría ver cómo lo interpretas!

Me erguí y junté los pies, con las manos elegantemente a los costados. Si intentaba escudriñar mi rostro, Toshio notaría toda mi auténtica curiosidad. Era obvio que tenía que verlo. Tal vez podía aprender algo para contarle a Onee-sama.
Responder
#35
— Oh, gracias por sus buenas palabras, chicos

La verdad es que ambos mostraron sus buenos esos para aquella misión que la propia Morikage me había encomendado. Y lo cierto es que llevaban razón, se trataba de algo turbio, pues no por nada se solicita de la ayuda de las Tres Grandes Aldeas. Aunque no conocía todos los detalles de aquello, saltaba a la vista que iba a tratarse de algo gordo, más cuando las supuestas desapariciones habían sido tan enigmáticas.

— Y bueno, gracias también por la discreción, sabía que podía contar con ustedes

No obstante, se había hecho tarde. Al final aquel encuentro se había alargado un poco y ya iba siendo hora de volver a casa. Ya volvería a encontrarme con ambos tras mi peregrinaje, seguro que tendría muchas cosas por contar después de todos los meses en los que iba a estar fuera de la aldea.

— Bueno, debo irme, chicos. Se me ha hecho algo tarde y debería regresar, ¡espero verlos a mi vuelta a la aldea!


Salgo de la trama, podéis seguir con ella si lo deseáis
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#36
El herrero apuntó con su puño a Yota y levantó el pulgar, sonriendo.

— Tranqui, puedes confiar en nosotros. —Le dijo, antes de él cuando les informó que se marcharía—. ¡Nos vemos!

Ahora que el Chūnin se había marchado, en el estadio tan solo quedaban Toshio y Meme, quien seguía realmente interesada en el "personaje" de Toshio.

— Eh... esto... —Se llevó una mano a la nuca, avergonzado. Realmente nunca había hecho eso en público—. La verdad es que es complicado hacer de héroe si no hay... alguien a quien salvar.
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#37
Le dediqué una reverencia final a Yota antes de verlo partir. Agradable chico, aunque muy interesado en los muertos. Debería ir con un terapeuta. En fin. Toshio dijo que necesitaba a alguien a quien salvar para ser el héroe. Reí. ¿Necesitaba una doncella en aprietos? Qué chico tan inocente. ¡Me agrada!

¿Qué tal a la aldea? Yo seré —Hice un gesto y Suiken se revolvió a mi alrededor y tomó la forma de un vestido esponjado de apariencia de bruja, con una corona en mi cabeza y varios brazaletes —la villana que la amenaza. Un héroe necesita un antagonista, ¿no es cierto? Venga, actuemos~

Di una vuelta, alejándome de él, y levanté mi brazo derecho hacia el cielo mientras extendía el izquierdo hacia el pelirrojo, como invitándolo a bailar. Estaba ansiosa por ver a su héroe, por ver quién se enfrentaría a la muñeca, a la Doncella Mecánica.
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.