Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
Sobre moda, no hay nada escrito
Aotsuki Ayame Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 29
Exp: 19 puntos
Dinero: 2420 ryōs
#31
La cosa no fue a mejor cuando se probó la primera prenda. Había decidido empezar por el susodicho bikini, sólo por quitárselo de encima cuanto antes, y aunque no le quedaba para nada mal y los colores le favorecían, cuando pensaba en vestirlo frente a otras personas, sus mejillas volvían a encenderse.

«Mmmhh...» Ayame se cogió el otro brazo, tapando la zona del vientre con su antebrazo. Ella no estaba acostumbrada a vestir ropa tal ligera, a mostrar tanto de su cuerpo. En Amegakure acostumbraba a vestir ropas de manga larga, de acorde a la temperatura fresca y la constante humedad de su aldea, y las veces que había nadado en el lago había usado trajes de neopreno que la ayudaran a conservar el calor. Fuera de su aldea, sí se había bañado en ríos y estanques, pero no había nadie para verla así que se había arriesgado a deshacerse de toda su ropa. Después de todo, de necesitarlo, podría volverse invisible en el agua en apenas un instante. «¿Pero entonces para qué me lo voy a comprar?» Volvió a repetirse, indecisa. Pero lo cierto era que había una zona en el Valle de los Dojos donde sí podría usarlo: El Lago Partido. ¿Pero se atrevería a hacerlo delante de la gente? Ayame sacudió la cabeza bruscamente. «¡Será mejor que deje de pensar en ello!»

Al bikini le sucedieron los dos pantalones. Ambos le gustaban, pero si quería combinarlos con la falda de color violeta y la blusa azul, los oscuros eran una opción mejor.

«Maldito Daruu. Me voy a dejar medio sueldo en la tienda.» Pensó, inflando los carrillos. Al final sería un recambio de ropa completo, con el bonus del bikini como capricho adicional. Y aún tenía que idear algo con lo que ocultar los pergaminos de sus antebrazos. Ya pensaría en ello en otro momento. Suspiró con pesadez, dobló con cuidado las prendas sobre su antebrazo y salió del probador. Para su sorpresa, Ranko ya estaba esperándola allí.

Oh, ¿ya has terminado?
[Imagen: 6d3rmNq.png]

· En un kunai intercambiado con Daruu - (Ascua, 219)
· En las cuatro celdas del calabozo en la Torre de la Arashikage, en Amegakure no Sato. (Ascua, 219)
· Concha dada a Uchiha Datsue. (Ascua, 219)
· En una cueva en la pared de un acantilado en el Bosque de Azur (Ascua, 219)

No respondo dudas por MP.
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 14
Exp: 2 puntos
Dinero: 2000 ryōs
#32
Mientras Ranko hablaba consigo misma, Ayame salió de los vestidores.

Ahm… S-sí —La Kusajin miró las dos prendas que se revolvían entre sus manos, y se apresuró a separarlas y doblarlas a como debía ser —. Bueno, supongo que podría tomar otro de éste… —Alzó el primer par de pantaloncillos. Se preguntó por qué no había ido a buscarlos en lo que esperaba a Ayame. ¿Tan distraída había estado? —. Sí, c-creo que eso haré.

No quería entretener demasiado a Ayame. Como siempre, quería evitar ser una molestia, así que buscaría un par más de pantaloncillos y los compararía con el que ya tenía. ¿Era una buena idea? Tal vez no, pero no quería gastar más tiempo yendo al probador de nuevo.

¿Y… y qué tal todo? ¿Te ha gustado…? —Le preguntaría mientras miraba más. No quiso mencionar el último punto de pena compartida, así que fue algo más general —. ¿Te ha gustado todo?

Pensaba buscar tal vez alguna blusa, pero esperaría a que Ayame dijera si seguiría allí o no.
Responder
Aotsuki Ayame Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 29
Exp: 19 puntos
Dinero: 2420 ryōs
#33
Ahm… S-sí —respondió Ranko, apresurándose a separar las prendas que llevaba y a doblarlas—. Bueno, supongo que podría tomar otro de éste… —añadió, alzando uno de los pantalones—. Sí, c-creo que eso haré.

¿Los rosas? Sabía que te quedarían bien —sonrió Ayame.

¿Y… y qué tal todo? ¿Te ha gustado…? ¿Te ha gustado todo? —le preguntó entonces, mientras seguía rebuscando entre las prendas.

Ranko no había querido mencionar el asunto del bikini, pero Ayame lo captó de todas maneras y sus mejillas se encendieron inevitablemente.

S... Sí... B... Bueno. He pensado que quizás puedo aprovecharlo aquí, porque lo que es en Amegakure... —soltó una risilla nerviosa—. Y de los pantalones, me voy a quedar con el oscuro. Si no, voy a vestir todo de azul. Que yo no tengo ningún problema con ello, pero creo que resultaría un poco... monocromo.
[Imagen: 6d3rmNq.png]

· En un kunai intercambiado con Daruu - (Ascua, 219)
· En las cuatro celdas del calabozo en la Torre de la Arashikage, en Amegakure no Sato. (Ascua, 219)
· Concha dada a Uchiha Datsue. (Ascua, 219)
· En una cueva en la pared de un acantilado en el Bosque de Azur (Ascua, 219)

No respondo dudas por MP.
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 14
Exp: 2 puntos
Dinero: 2000 ryōs
#34
¿Aprovecharlo aquí?

Ranko alzó la vista, intentando digerir el por qué. Un segundo después se dio cuenta.

¡Ooh! ¡E-es cierto, hay un lago aquí! —comentó alegremente, mientras tomaba un par de pantaloncillos de diseño similar y del mismo tamaño que el rosa —. S-sí, creo que sería buena idea aprovecharlo, tanto el agua como e-el calor. ¡Sería…!

Ranko dudó por una fracción de segundo. ”Tal vez podría… No. ¿Cómo crees, Ranko? Después de la escenita de hace un rato sería bastante incómodo sugerir ir con ella. Además, tal vez Ayame-san está planeando ir con alguien más. ¿Irías de metiche? Cierto, claro que no.”

S-sería una buena idea —repitió, bajando la voz. La chica mencionó un cambio de color y Ranko se apresuró a tomar aquel hilo —. T-tal vez podías añadirle algo de verde. Creo que la última vez… La otra vez llevabas púrpura, ¿no? E-el verde en el tono correcto podría llevarse bien co-con el azul. Creo. ¡O podrías irte al lado contrario e ir de naranja!

Esto último, claro, lo dijo en tono de broma. Ranko rió, cincuenta por ciento honesta, cincuenta por ciento nerviosa. Sólo se había encontrado una vez más con Ayame, y, aunque habían pasado un buen rato, no fue sin sus obstáculos, es decir, un ataque terrorista.

”Espero que esta vez todo vaya tranquilo, que se siente tan relajante estar cerca de Ayame-san. Como estar en una balsa en aguas tranquilas.”
Responder