Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
Sol y arena
#1
El sol se alzaba en el firmamento de Uzushiogakure, así como la lluvia se mantenía constante sobre Amegakure, aquí era algo similar, desde el primer día que estaba ahí no había visto caer la primera gota de agua. Así que sí no puedes con el enemigo, unetele ¿no?

Es por eso que ese día en especial me dirigí a las costas del remolino, con una pequeña cava de mano, una toalla, vestía con un short negro y con estampado floreado en blanco, una franela sin mangas de color blanco, en la que descansaban unos lentes oscuros, con el logo de Amegakure en la espalda, una gorra del mismo color que la franelilla y unas sandalias más cómodas e informales que las ninjas. La buena vibra me acompañaba, tenía un buen presentimiento el día de hoy, podría disfrutar de la arena y olas, del sol.

No tarde mucho en ubicar la dirección de la playa y en poco tiempo la pálida arena estaba bajo mis pies, sentía como corría la brisa y varias palmeras se alzaban orgullosas, el sol se mantenía firme irradiando y contagiándome de su calor. "Si pierdo por lo menos podré lucir un buen bronceado."

Busqué uno de esos toldos que estarían alquilando en la playa y después de cancelar lo necesario me puse cómodo, ahora las gafas protegían mis ojos y en mis manos estaba una lata de cerveza bien fría.

El panorama en general estaba bien, había gente en la arena, seguramente turistas o aldeanos y obviamente vendedores aprovechando la oportunidad de incrementar sus ingresos.
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#2
Desde su llegada a la aldea del remolino, Daigo había dedicado todos los días a seguir una rutina estricta en la que entrenaba duramente por la mañana cuando el sol no era tan abusivo y por la noche. Con un par de horas en algunas tardes para poder descansar y explorar la aldea.

Esta tarde tocaba descansar.

Vestía unos shorts azules y una camiseta verde y llevaba una toalla, Daigo se dirigió a las Costas del Remolino para descansar en las playas de Uzushiogakure.

En cuanto llegó a la playa y vio el ambiente, la idea de correr por la orilla o nadar a modo de entrenamiento le cruzó la cabeza.

«Olvídalo, ahora toca descansar. Ya entrenarás luego» Se convenció mientras agitaba la cabeza para quitarse aquella idea de la mente.

Sin más, el peliverde se dirigió a uno de los vendedores para comprarle un granizado de frambuesa antes de buscar un lugar donde estirar la toalla y sentarse a disfrutar de su bebida.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#3
Había decido sacarme la playera y tomar un buen baño de sol sobre la arena, ciertamente era como decían los rumores, un desierto de granos blancos. La brisa soplaba fuerte y era lo único que podía ayudar a refrescarme, claro, ademas de mi cerveza que ya tenía por la mitad, entre trago y trago su contenido disminuyó considerablemente.

"Fue chimbo que no me topase con nadie para invitarle a la playa"

Me senté en la arena y apoyé mis brazos sobre mis rodillas, no era el mejor momento, pero así lo hice, pensé en la segunda ronda del examen, la prueba escrita me tenía un poco dudoso con mis respuestas y realmente me sentí un poco inseguro y ansioso por las notas, la siguiente sería una prueba práctica sin llegar a ser un combate directo, pero no decía que no pudiera suscitarse un combate.

Terminé la cerveza y lancé la lata justo al lado de mi cava, luego la recogería, apoyé mi espalda sobre la arena y miré al radiante sol, mis ojos ahora se encontraban protegidos por las gafas de sol.

"Espero no quedar como un camaron"
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#4
Daigo continuó mirando a su alrededor mientras disfrutaba de su bebida sin mucho más que hacer. Descansar era aburrido y casi le hería físicamente quedarse ahí mientras el resto se preparaba para sus exámenes, pero tenía que controlar los tiempos de entrenamiento o de lo contrario podría acabar haciéndose daño.

Dejó escapar un suspiro y se resignó a no hacer nada por el momento, hasta que vio una lata de cerveza volar hasta caer al lado de una botella de cava. Aquella botella había sido lanzada por un chico pelirrojo que resultaba ser Inoue Keisuke, un shinobi de Amegakure no Sato con el que se había encontrado ya un par de veces.

«¿Qué hace aquí Keisuke-san?, ¿no era uno de los participantes en el examen?»

El peliverde se quedó mirando a Keisuke un par de segundos antes de dejar su bebida semi enterrada al lado de su toalla y levantarse.

«Keisuke-san puede descansar porque él ya ha llegado hasta aquí, yo tengo que seguir entrenando» Se dijo mentalmente antes de empezar a correr.

Daigo pasaría cerca de Keisuke en su camino hasta la orilla, donde retomaría su entrenamiento.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#5
El sol hace rato que ya había comenzado a calentar mi cuerpo, pero ahora incluso ya estaba empezando sudar, ahora podía sentir cada una de las gotas que se escurrían por mi cuerpo; sí el efecto refrescante de aquella helada cerveza estaba caducando rápidamente, recordé que la cava estaba a un par de pasos, y entonces me pregunté... ¿Por qué la había dejado tan lejos? No es que fuera flojo, sino que quería aprovechar aquella cómoda posición con otra lata en mis manos...

Suspiré.

No tuve más opción que volver a sentarme y obtener una buena vista del oleaje y de la orilla del mar, un lugar bastante agitado por el ahora chico de cabellera verde que entrenaba enigmáticamente a unos pocos metros de mi, una figura conocida, sin duda, más una persona que no se presentó a la primera prueba, por lo que no era un candidato, ¿habría ido a apoyar a Juro?

Me puse de pie y dejé la pereza a un lado, me hice con una de aquellas bebidas que traje conmigo y luego me acerqué al shinobi. —Tiempo sin verte, ¿cómo has estado? Daigo— Pregunté para luego dar un sorbo a la cerveza.
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#6
Con sus pies agitando el agua con cada paso, con cada golpe, Daigo entrenó enérgicamente sus combinaciones a orillas del mar.

«¡Mierda, mierda!». Se repetía a sí mismo con cada golpe.

No era ninguna sorpresa para el peliverde que no le sentaría bien encontrarse con algún participante justo allí, claro, eso le haría pensar en que él mismo no se encontraba allí por el mismo motivo que el resto.

Aún así procuró canalizar ese sentimiento en un entrenamiento productivo, hasta que se presentó Keisuke.

—Tiempo sin verte, ¿cómo has estado? Daigo— dijo Keisuke antes de dar un sorbo a su cerveza.

—Oh ¡Hola, Keisuke! Esto...— dijo Daigo y detuvo su entrenamiento. Ahora se rascaba la nuca sin saber bien que decir—, ya sabes, no ha pasado mucho, un poco lo de siempre... ¿qué hay de ti?
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#7
—Pues haciendo de turista, quería ver que tal eran las playas aquí.— Comenté para dar una mirada hacia el oleaje, disfruté el olor del mar y la brisa fresca que me azotaba. —Por otro lado, veo que tú no pierdes el tiempo.— Inquirí al ver como invertía su tiempo en entrenar, era lo contrario a lo que yo hacía en ese momento.

Y lo que vendría a continuación no era nada cordial, quizá podría estar metiendo el dedo en la llaga, pero quería hacerlo, tenía buen humor y quería relajarme, no sabría como lo tomaría Daigo, pero ya vería su reacción. —No hubo mucha participación por parte de kusagakure en el examen.— Dije insinuando lo obvio, su ausencia entre los participantes. —Imagino habrás venido a darle tu apoyo a Juro.— Dí otro sorbo a la lata.
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#8
—Pues haciendo de turista, quería que tal eran las playas por aquí —respondió Keisuke—, por otro lado, veo que tú no pierdes el tiempo.

Keisuke tenía razón en aquello, la manera en la que utilizaban su tiempo en la playa no podía ser más diferente, pero Daigo no podía evitar pensar que eso se debía a que él mismo habrá estado vagueando en algún momento en el que el resto de los genin no. Por ese motivo ahora tenía que entrenar tan duramente.

—No hubo mucha participación por parte e kusagakure en el examen —dijo Keisuke sin previo aviso—, Imagino habrás venido a darle tu apoyo a Juro.

Quizá por curiosidad, o puede que simplemente para dar conversación, Keisuke dejó caer aquel comentario sin cuidado alguno.

—No, he venido aquí para aprender para aprender de vosotros... —respondió con sinceridad—, quiero saber que es lo que nos diferencia.

Sí, lo que los diferenciaba. Ese algo que tenían el resto de genin y de lo que el peliverde parecía carecer. Ese algo que era diferente a la fuerza, o el conocimiento del ninjutsu. Daigo creía que era algo más.

Debía ser algo más.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#9
La poca diversión que me estaba creando en la mente se desvaneció con la respuesta del peliverde. —Ooh... Es una pena que nadie venga a darle apoyo, eres el único shinobi de kusagakure que veo hasta ahora.— Comenté para luego dejar reposar todo mi peso en la arena, colocando mis pies a merced del agua salada.

—Posiblemente en el único momento que puedas aprender de nosotros es cuando estemos en la tercera prueba, tendrás que esperar hasta entonces.— Respondí a su respuesta, dejé que mis orbes se perdieran en las olas del mar y que la humedad empapase mi piel según crecían las olas, solo las más poderosas lograban alcanzarme. —Sinceramente no creo haber hecho nada extraordinario, solo cumplir con mis misiones y entrenar.— Di el último trago a la bebida antes de que se terminara de calentar del todo. —Algunos de los participantes se habrán esforzado un poco más, algunos un poco menos, y aquí estamos, ahora tu fallo lo sabes únicamente tú.— Agregué tratando de darle otro punto de vista a Daigo.

Aunque había algo que me seguía causando curiosidad...

—Sin embargo, la presencia de un solo shinobi de la hierba en el examen solo me deja algo que pensar, o son muy estrictos.— Dije primero lo que probablemente fuera, no obstante, habían muchos rumores de esos ninjas por ahí... —O son muy malos...
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#10
—Ooh... Es una pena que nadie venga a darle apoyo, eres el único shinobi de kusagakure que veo hasta ahora —comentó Keisuke.

«¿¡El único!?»

Daigo no podía creérselo del todo cuando escuchó aquello, ¿de verdad era posible que fuera el único genin en venir a ver el examen?

Pensándolo bien, él tampoco había visto a nadie más... ni siquiera a Yota, o a Tsubaki. Probablemente ahora era el único genin que estaría allí para animar a Juro

—Posiblemente en el único momento que puedas aprender de nosotros es cuando estemos en la tercera prueba, tendrás que esperar hasta entonces. Sinceramente no creo haber hecho nada extraordinario, solo cumplir con mis misiones y entrenar. —dijo Keisuke, antes de terminarse su bebida—, Algunos de los participantes se habrán esforzado un poco más, algunos un poco menos, y aquí estamos, ahora tu fallo lo sabes únicamente tú.

Daigo querría haberse tomado un tiempo en reflexionar sobre lo que le había dicho Keisuke, pero Keisuke tenía otros planes y todavía le quedaba algo más que añadir.

—Sin embargo, la presencia de un solo shinobi de la hierba en el examen solo me deja algo que pensar, o son muy estrictos. O son muy malos...

—Retíralo.

La sonrisa de Daigo había desaparecido.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#11
Mientras le hacía mi comentario pude notar como el rostro del peliverde fue cambiando lentamente, de uno totalmente amigable y sonriente a uno más serio y posiblemente enfadado.

—Retíralo.— Exigió

Él tenía razón, dije palabras probablemente difíciles de escuchar, pero eso no significaba que no fuera verdad, por lo menos es lo que yo podía percibir.

—¿El qué?— Pregunté a sabiendas de lo que él solicitaba. —He tenido la oportunidad de escuchar malos comentarios de tu gente, y bueno a la final van a terminar siendo verdad.— Añadí. —No me juzgues mal, yo no estoy en contra de ustedes, simplemente te lo estoy diciendo porque es de mal gusto que hablen mal de los demás, y más sí generalizan, ¿no crees?— Terminé con aquella incógnita.

Posterior a ello, caminé hacia la cava y saqué dos latas, lancé una a Daigo y la otra la abrí y le di un sorbo.

—No lo tomes contra mi.— Hice una breve pausa para dar otro sorbo. —Más bien deberías pensar en ello... ¿Por qué solo hay un representante de Kusagakure?
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#12
—¿El qué? —escuchar esa respuesta por parte de Keisuke consiguió irritar aún más al peliverde, quien decidió al menos dejarle acabar de hablar—, he tenido la oportunidad de escuchar malos comentarios de tu gente, y bueno a la final van a terminar siendo verdad. No me juzgues mal, yo no estoy en contra de ustedes, simplemente te lo estoy diciendo porque es de mal gusto que hablen mal de los demás, y más sí generalizan, ¿no crees?

Dicho esto, Keisuke caminó hacia la cava y le lanzó una lata al peliverde, tomando otra para sí mismo.

—¿Eh?

Daigo miró aquella lata durante un par de segundos. Probablemente era la primera vez que tenía una entre sus manos, pero aún así sabía lo que era. Era... ¿alcohol?

Daigo decidió quedarse con la lata, por educación, pero no se la bebería.

—No lo tomes contra mi —dijo Keisuke mientras Daigo caminaba un par de pasos para sentarse donde las olas apenas puedan tocar sus pies—, Más bien deberías pensar en ello... ¿Por qué solo hay un representante de Kusagakure?

El peliverde dejó escapar un cansado suspiro antes de responder.

—No lo sé, Keisuke-san... —dijo—, y tampoco sé donde habrás escuchado esos estúpidos rumores, pero te agradecería que no lo vayas diciendo tan a la ligera.

Se tomó una pequeña pausa para enfriarse un poco mientras se inclinaba hacia atrás, apoyándose sobre sus manos. Ya no estaba enfadado, solo necesitaba calmarse para volver a la normalidad.

—Aún así... —agitó la cabeza varias veces, como si intentara que las dudas símplemente salieran disparadas de su cabeza para no volver—, olvídalo, no debería de estar pensando en esta clase de tonterías. Tengo que continuar con mi entrenamiento.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#13
El peliverde atrapó la lata, y la mantuvo cautiva en sus manos.

—No lo sé, Keisuke-san...y tampoco sé donde habrás escuchado esos estúpidos rumores, pero te agradecería que no lo vayas diciendo tan a la ligera.

—Tranquilo, no los he esparcido por ahí, te lo digo para que estés atento a este tipo de comentarios.— Aseguré, y esa era la verdad, no le había hecho ningún comentario al respecto a nadie, esperaba que Daigo tomara cartas en el asunto, o por lo menos le hiciera saber a alguien que sí lo hiciese, porque sino... ¿Cuánto tiempo tardaría para que empezaran a ver a los Kusareños como un blanco fácil?

—Aún así... olvídalo, no debería de estar pensando en esta clase de tonterías. Tengo que continuar con mi entrenamiento.

Daigo contuvo sus ansias de expresar algo, se excusó diciendo que era más importante seguir entrenando, en su caso necesario, pero en el mío era aburrido, después de todo estaba ahí sólo. —¿Dejarás que se caliente?— Pregunté directamente al ver que aún no abría la lata.
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#14
Por suerte para el peliverde, parecía que Keisuke no esparcía esa clase de comentarios ni tenía intención de hacerlo.

«¿Pero de dónde lo habrá escuchado?»

Entonces Daigo se excusó con Keisuke diciéndole que debería volver a su entrenamiento. Y así lo era, pero lo que no llegó a decirle es que él mismo también tenía esa clase de dudas.

«Con la de genin fuertes que hay en Kusagakure... ¿dónde están ahora?»

No dejaba de preguntárselo.

—¿Dejarás que se caliente?

—¿Eh? —en apenas un segundo, Keisuke lo devolvió a la realidad—, Ah, esto... ten —le tendió la lata—, no bebo, pero muchas gracias
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#15
La lata empezaba a sudar en las manos del peliverde y a la final volvió a mis manos con la excusa de que no bebía ese tipo de bebidas. —Vaya... Es una pena, con el calor que hace aquí y tú devolviendo una bebida refrescante.— Dije tras meter la lata en la cava nuevamente.

Miré nuevamente al mar. —A lo mejor estoy hablando mucho y son puros rumores, Daigo, no te des mala vida por ello.— Puse brevemente mi mano en su hombro tratando de realizar un gesto reconfortante para con él.

Tomé el resto del líquido de mi cerveza y miré al mar, mi cuerpo estaba empapado en sudor, la piel ya la tenía enrojecida y el sol se mantenía inclemente. Sí, el agua me estaba llamando.
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de diálogo: Limegreen
Byakugo no In: Inicio 19/04/2018
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder