Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
[Tema final de dojos] Hora de volver a casa
#16
Daigo mencionó una palabra extraña que Juro tampoco entendió, pero no se atrevió a contradecir. Yota trató de entenderle, y en consecuencia, Daigo dijo que no era nada importante y se echaron a reír. Un comportamiento muy curioso, a decir verdad. Pero se alegraba de verlos así.

« Puede que tengamos una vuelta apacible »

Sin embargo, él mismo no fue consciente de la razón que tenía, hasta que se cruzaron con ellos varios carromatos.

—Bueno, creo que esta vez el viaje será más corto. Por lo menos no será tan cansado.

Juro miró a Yota y luego a los carros, tratando de entenderlo.

—Es un alivio que no tengamos que caminar hasta casa.

« ¿Él también lo sabe? »

— ¡Si! ¡Es genial! — exclamó, para no quedar mal. Supuso que en aquel carromato iba alguien conocido para los shinobis. Alguien que pudiera llevarlos.

Mientras se acercaba a la gente, con total curiosidad, Juro no pudo evitar pensar en Izumi y en Sora-sensei. ¿Cómo estarían? Parecía tan lejano sus tardes en equipo. Daigo parecía una persona muy amable, y eso que no lo había conocido hasta ahora. ¿Su sensei habría visto la final? Juro supuso que sí. Pero a saber donde se encontraría.

« Estoy seguro de que los volveremos a ver »
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#17
Pude detectar con precisión el momento en que aquella mujer se percató de mi mera presencia, daba saltitos de alegría contenida y parecía que iba a explotar en cualquier momento. Por contra, Setsuna se mostraba serena y calmada, eso sí, sonriente como pocas veces.

De pronto mamá echó a correr cuando estábamos cruzando la puerta de salida y los guardias que la custodiaban se despedían de nosotros. Inevitablemente me envolvió con sus brazos, llorando de alegría y con los nervios perdidos por el camino.


— AYYYYYYYYYYYY, MI YOTITAAAAAA — berreaba a pleno pulmón, sin tener siquiera en consideración la vergüenza que estaba produciendo en mi cuerpo.

«Tierra trágame»


— ¡Estuviste genial! Estoy taaaaaaaaaaaaan orgullosa de ti. Si tu padre te viera...

Empezó a besuquearme, manosearme el pelo y todas esas cosas que hace una madre cuando se reencuentra con su repollo.

— Joder, deja de hacer eso, por dios, ¡Sabes que no me gusta!

No, no me gustaba que me besuquease ahí en medio. Menos delante de Juro y Daigo. Se apartó un poco y me miró fijamente, al igual que Setsuna.

¡PLAS!

Su mano diestra, abierta y con los dedos separados se dibujó en mi mejilla de un color más oscuro que el de mi propia piel ya bronceada de por si.


— Ay, perdona... Pero es que a veces me haces perder los nervios, parece que no te alegras de volver a ver a tu madre, Yotita

— Sabes que no es eso...

— Bueno, venga volvamos. Hay sitio para todos, ¡Vamos, chicos!

Si, se lo dijo a Daigo y a Juro. Ellos también podrían montarse en el carromato si así lo deseaban. Setsuna seguía sin mediar palabra, bastante seria.

— Por cierto, mamá... Sobre papá... quería hablar sobre algo cuando hayamos vuelta

Se quedó algo confusa, aunque claro, en parte era normal.

Posteen una última vez mis weyes y cerremos esto Risa
[Imagen: kidomaru.gif~c200]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#18
Una de las mujeres, la que parecía ser la madre de Yota, no tardó un solo segundo en correr a toda la velocidad que le permitían sus pies para abrazar a Yota.

—AYYYYYYYYYYYY, MI YOTITAAAAAA.

Daigo dio un paso atrás, soprendido por la energía apabullante que demostró la señorita Sasagani.

—¡Estuviste genial! Estoy taaaaaaaaaaaaan orgullosa de ti. Si tu padre te viera...

Se tapó la boca intentando disimular una sonrisilla.

Seguro que mis padres se pondrá igual cuando llegue a casa... me pregunto por qué no habrán venido

¡PLAS!

Daigo pegó un bote por la sorpresa, pues no había escuchado lo que le había dicho Yota a su madre y no se esperaba que se llevase tal bofetón

—Ay, perdona... Pero es que a veces me haces perder los nervios, parece que no te alegras de volver a ver a tu madre, Yotita.

—Sabes que no es eso...

—Bueno, venga volvamos. Hay sitio para todos, ¡Vamos, chicos!

Asintió y se apresuró a entrar en el carro, aunque no sin antes saludar a Setsuna. Una vez dentro tomaría rápidamente una esquina para poder ver por la ventana mientras dejaban atrás el valle y todos los recuerdos que les brindó.

Daigo cerró los ojos.

Tendré mucho que contarle a mis padres en cuanto regrese.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#19
Del vehículo de cuatro ruedas, salió una mujer. Daba pequeños saltos de alegría, y parecía bastante desquiciada. O emocionada al extremo. Se acercó a Yota y comenzó a besuquearle y manosearla.

« Oh. Es su madre »

Juro tembló un poco. Sabía que no debía, pero no pudo evitarlo. Por muy amable que fuese la mujer ahora mismo, en su mente, aún resonaban las palabras que escuchó en el torneo.

VAMOS YOTITA, APLASTALE COMO TÚ SABES

« Olvidate de eso. Olvidate de eso »

En el carro, había otra persona, aunque Juro no supo exactamente si era un familiar o alguien más. Tampoco preguntó, en ese momento, no sintió ganas.

Yota trató de alejar a su madre, y recibió una bofetada por el camino. Ambos se volvieron a unir en un reencuentro familiar que le hizo sentir un poco incomodo. Su hermana debía haber partido otra vez a hacer sus negocios. Juro había preferido volver ya a la villa y por eso no la había acompañado.

Finalmente, la madre de Yota les ofreció subir. Supuso que era mejor eso a caminar, aunque tuviese que convivir con aquella loca.

— Muchas gracias — se limitó a decir, y se subió al lado de Daigo, saludando cortesmente a la otra mujer.

« Por favor, que sea leve »

Y así, los tres partieron de vuelta a casa, cerrando uno de los capítulos de su vida.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder