Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Un camino injusto
Roga En línea
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 13
Exp: 0 puntos
Dinero: 1000 ryō
#31
—¡Suelta!— Movió la cabeza ante los pellizcos de la infame Akimichi. —¡YA BASTA! Sólo mi mamá tiene derecho a eso—. Se sobó la mejilla con la mano.

Al rato, la morena decidió ponerse a degustar de un bocadillo por enésima vez . "Me sorprende que no engorde más de lo que ya está." Se dijo mientras atrapaba con las manos la golosina que le convidó la uzujin. Observó la golosina por unos instantes para luego levantar la vista hacia la kunoichi y apretar con fuerza el caramelo en su mano, soltando un largo suspiro de pesadumbre.

—Lo siento...— Aquella repentina disculpa llegó de forma inesperada, pues ya no podía seguir escondiéndola dentro de su pecho que le pedí a gritos que la sacara. —Fui un patán al inicio, perdón, de verdad—. Aunque no por ello se arrepentía del resto de cosas que habían ocurrido. Simplemente, se sentía mal por ser un imbécil ante alguien que fue amable con él desde un inicio y que lo seguía siendo. Debajo de su careto de bandido tenía escondido un lado blandito. —No sé cómo demonios puedes actuar así...— Abrió el envoltorio del dulce y se llevó el premio a la boca.
[Imagen: tumblr_myk3vqIKak1r2gwz1o1_r1_500.gif]
Agradezco por el avatar a Jokylexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
Akane Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 4 puntos
Dinero: 450 ryōs
#32
La Akimichi sonrio, no borluna, solo fue una sonrisa diferente a las que ya habia mostrado - Disculpas aceptadas, aunque no entiendo tu pregunta - confeso, dirigiendole la mirada en espera de alguna aclaracion. Tomo una de las correas de su maleta y se acerco al de Ame - Creo que soy asi porque no puedo ser de otra forma - se rio apenas - Hay que tomarse la vida con calma de vez en cuando, no siempre debes ser ese ninja perfecto que todos esperan que seas - Agrego la muchacha con el mismo semblante tranquilo - al menos no aqui - susurro divertida. Ella sabia cuan molesta podia llegar a ser su actitud en ocasiones, pero, preferia ser fiel asi misma y no pretender ser alguien mas.

Giro su propio eje y se dio vuelta, dandole la espalda por algunos minutos a Roga - Dejando esa profunda conversacion de lado... -algunas gotitas rodaron por su rostro, la lejana vista de esa cima inalcanzable le hizo torcer los labios y fruncir el ceño - Aun queda una montaña que subir - agrego con devil voz, irritada por la idea - sigo pensando que es una locura subir alli, pero palabra es palabra asi que - respiro hondamente y giro el rostro rapidamente para ver a quien estaba ttras suyo - ¿Va a aconpañarme en tan peligrosa travesia? - solo queria darle algo dramatisml a sus palabras, que resultara interesante (al menos para ella).

Extendio una mano entonces, invitandolo a acompañarla por segunda vez. El muchacho le agradaba, era facil alterarlo y le resultaba divertidas sus muchas reacciones y sobre todo, no era el arrogante y orgulloso que pintaba ser.
Responder
Roga En línea
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 13
Exp: 0 puntos
Dinero: 1000 ryō
#33
Rōga negó con la cabeza y suspiró, seriándose. Ya había dejado salir demasiada debilidad y cordialidad con aquella muchacha, pero no podía compartir ese sentimiento de despreocupación que ella misma tenía. Lo hizo por que quiso, normalmente no se dejaría tan expuesto emocionalmente pero por alguna razón terminó de esa forma. Se pasó de confianza con ella y no le agradaba aquello. No era igual que con el peliverde de Kusagakure, el lugar de procedencia era distinto y ese hecho marcaba bastante diferencia, o al menos esa era la visión del Yotsuki. Se quedó observando la mano que le tendió la morena, con una mirada fría para luego alzar la vista y verla directamente a los ojos.

—¿No lo entiendes?— Sonaba a reclamo. —No se trata sólo de comportarse cómo un shinobi. Se trata de que nuestras aldeas están en muy malos términos y todo apunta más a empeorar que a arreglarse—. Enderezó la espalda y se cruzó de brazos, pero en lugar de mostrar su habitual soberbia, el semblante era solemne. —No se tú, pero a mí me preocupa. Simplemente, no quiero hacer amigos solo para luego terminar peleando por la agenda política de nuestros países. Para mí no es tan fácil, créeme que si por mí fuera nme importaría un pepino, pero no puedo ignorar la tensión que impera en estos días y que el relacionarme con tal o cuál persona puede acarrearme consecuencias—. Recordó las palabras de Daigo, aquella soñadora frase de que ellos debían hacer todo lo posible para restaurar la paz, pero que aún se le antojaban lejanas, por ahora.

—Además, tras todo este ajetreo me he dado cuenta que no estoy listo para llegar a la cima. Aún me falta bastante condición para aguantar este peregrinaje, y si a mí me falta a ti aún más—. No lo dijo con intención de picarla, simplemente era honesto.
[Imagen: tumblr_myk3vqIKak1r2gwz1o1_r1_500.gif]
Agradezco por el avatar a Jokylexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
Akane Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 4 puntos
Dinero: 450 ryōs
#34
La sonrisa se atenuó y la mano que le hubiera extendido cayó a su costado suavemente. Quiso decir algo pero no supo ponerlo en palabras y se vio obligada a callar, al menos en un comienzo – Supongo que tienes razón - desvió la vista del frente y vio hacia otro lugar, algún punto fijo lejos de allí. Que fácil podía arruinarse un buen momento, era cierto lo que el chico decía pero no podía evitar molestarse por ello ¿porque debían pagar por los errores de otros? suspiro pesadamente y cerró los ojos - Creo que tienes razón, pero al menos voy a intentarlo - sonrió grande, aunque no tuviera los ánimos para ello.

- Al menos quiero poder decirle que subí un poco más de 20 escalones - se aferró a las corres de su mochila he hizo una pronunciada reverencia en la dirección en donde Roga se encontraba. Su cabello callo hacia el frente y sus ojos vieron el suelo - Si será la última vez que nos veamos, quiero decir que fue un gusto conocerte, fue divertido si te soy sincera - ahogo una pequeña carcajada y luego volvió a enderezarse.

Era curioso, Su encuentro parecía estar por terminar, tan rápido y sin previo aviso como se originó. No quiso ahondar más en el tema, prefirió quedarse callada y dejarlo irse si así lo había decidido, porque aunque no estuviese de acuerdo, si era cierto que si llegaban a sorprenderlos juntos, se generarían malos entendidos que eran preferible evitar. De no decir nada más, la morena se daría vuelta y se pondría en marcha nuevamente, llegaría hasta donde sus piernas se lo permitieran.
Responder
Roga En línea
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 13
Exp: 0 puntos
Dinero: 1000 ryō
#35
La muchacha, finalmente comprendió el malestar del joven Yotsuki tras sincerarse en su actuar, aunque la respuesta le resultó una hiel que le amargaba bastante la boca. "¿Vas a dejar que esto termine así, lobo? ¿De verdad?" Quería apretar los puños, quería friccionar la dentadura hasta que sus dientes rechinarán, quería llorar como un bebé. Pero nada de eso ocurrió, porque tenía que tragarse el hecho de que él no era un niño inocente que iba a andar jugando con toda aquella persona que le cayera bien. Irónico, nunca llegó a pensar que su temple le terminara jugando en contra. Era la primera vez que se sentía en conflicto con las responsabilidades de un ninja. ¿Que pasaría si se hubiesen conocido en una época distinta? Probablemente hubiese tenido un resultado totalmente distinto. "¿Te importa?" El autoconvencimiento no estaba funcionando esta vez.

No era lo que esperaba escuchar por parte de la uzujin, quizás lo que realmente deseaba al hablar de esa forma es que la morena le diese algo de consuelo, que le diera una salida a aquella encrucijada, pero lamentablemente el peso de las circunstancias no brindaba posibles alternativas a su situación pese a que ellos en un inicio no deberían estar cargando con ello, pero de todas formas tenían símbolos distintos tallados en sus placas. "Ya, me vale verga... Si nadie se entera entonces nunca pasó." Suspiró y sonrío nuevamente.

—¡E-espera!— Alzó la mano, pero sin moverse de su lugar. —Prometo que no voy a olvidarte, prométeme que tu tampoco lo harás, ¿te parece?— Se cruzó de brazos, con una media sonrisa en cara. —Algún día va a ser diferente, ¡y ese día ajustaremos nuestro reto pendiente!— Aún debía demostrarle de lo que realmente era capaz, pues no podía dejarle vivir con el gusto.

Se dio la vuelta mientras se ajustaba su equipaje, dispuesto a largarse de ahí. Tal vez escucharía algunas palabras de la morena antes de irse, pero no iba mirar atrás.

—No es un adiós, es un hasta pronto...

Y con esas últimas palabras, el muchacho emprendió carrera, saltando escalones abajo hasta que desapareciera del alcance de la vista de aquella chica. Pese al abrupto final de su encuentro, al menos quería llevarse un buen recuerdo de esos momentos alegres.
[Imagen: tumblr_myk3vqIKak1r2gwz1o1_r1_500.gif]
Agradezco por el avatar a Jokylexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder