Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
(C) Perdidos en la nieve
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
Después de dejar una nota conciliadora por su súbita desaparición, Rōga decidió emprender la marcha. Aquella vez no llevaba ningún disfraz que le encubriera, pero se encaminó sin temor hacia el norte de Yukio, siguiendo el camino que su réplica había andado la noche anterior.

Era una mañana fría, muy fría, y el gris plomizo del cielo no auguraba nada bueno. De hecho, el aire se estaba levantando y de vez en cuando sacudía su cuerpo entre ráfagas discontinuas pero periódicas. Rōga volvió a seguir el transcurso del río a contracorriente, siempre hacia el norte. Las intensas nevadas del día anterior ya casi habían cubierto los rastros que había seguido, pero aún seguían siendo visibles y sus ojos fueron capaces de seguirlos sin problema. Una media hora más tarde ya casi había alcanzado las laderas de la Cordillera de Tsukima...

Pero no había ni rastro de Shirogane.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 19
Exp: 22 puntos
Dinero: 50 ryōs
—¡Ahhhh pero que puto frío!— Alzó ambos brazos al cielo y luego se los llevó a la cabeza, revolviéndose los cabellos mientras el aire de sus resoplidos se condensaba con las heladas temperaturas de de las Tierras Nevadas del Norte. —Para terminar de joderme aquí no está Shirogane. Anoche se fue tan rápido que ni siquiera me dio tiempo a preguntarle a qué maldita hora quería que nos reuniéramos. ¿Acaso tendré que quedarme a ver como la nieve cae hasta que se aparezca? ¡Espero que no piense en que vaya de noche a por él!— Pegó dos saltos en el sitio y luego agachó la cabeza, dejando colgados los brazos. —Debería saber que los humanos no tenemos tan buena vista de noche... Y bueno, se aplica al otro sujeto, aunque ya no sé si se aplicará en su caso— El genin tomó la mochila y la bajó para luego rebuscar algo. —Al menos comeré, no voy a desperdiciar el tiempo— Ciertamente se había marchado sin desayunar.

"Me pregunto si será posible tenderle una emboscada en la zona... ¿Pero cómo vas a montar una trampa con puras piedras y nieve? A buena instancia vas a terminar cavando un agujero... Huh. Quizá y no sea mala idea." No se le daba mal montar artimañas y trucos sucios. "Deja de pensar estupideces pedazo de animal que sólo te estas echando sal a ti mismo." Se dispondría a sacar parte del equipo para pasar el rato, sopesando sus posibilidades. "Momento, ¿una cueva...? Sus maquinaciones empezaban a hacer girar los engranajes.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
Rōga rebuscó entre sus enseres. Llevaba consigo todo lo proporcionado por el tabernero: el saco de dormir y la tienda de campaña estaban atados en la parte inferior de la mochila pero en su interior aún conservaba varias cuerdas, los bocadillos y las botellas de agua. Todo ello igual de frío. Bajo aquellas temperaturas, el calor era un auténtico lujo.

El muchacho se encontraba en una explanada alfombrada de nieve. Blanco era casi todo lo que se veía a su alrededor. Alguna piedra suelta, ninguna más grande que su puño; alguna conífera en la lejanía que resistía de forma estoica el gélido invierno; las gélidas aguas del río que discurrían hacia Yukio a su derecha; y a su frente la enorme Cordillera de Tsukima que se alzaba como un auténtico gigante contra el cielo nublado. A su espalda sólo quedaban las casas de Yukio. Poco más podría encontrar en aquel desierto de nieve.

Pero pasaban los minutos, y Shirogane seguía sin aparecer.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 19
Exp: 22 puntos
Dinero: 50 ryōs
"Espero por Amenokami que no haya pensado en que voy a esperarlo hasta la maldita noche. ¿Acaso era muy difícil acordar una hora? Dijo que debías venir a buscarlo y acá te tiene esperando. Sea la madre." Echó mano a las provisiones de desayuno, aunque la visión del asesinato del día anterior le vino nuevamente a la cabeza. "Siempre es así. Supongo que al final sólo ladras y no muerdes, que para matón es que no sirves. ¿Cómo es que otros logran que luzca tan sencillo?" Suspiró.

Por un momento se quedó pensando, observando a la cordillera.

—Ni lo sueñes —. Pensó en rastrear nuevamente la sangre, pero ni siquiera él era tan temerario para cometer semejante insensatez... ¿Verdad?

"Terminaré de desayunar ya ya si eso veré que hago, que igual no voy a poder pelear bien estando hambriento." Quiso sacar algo bueno descartando lo malo.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
Rōga terminó con su desayuno improvisado, aún indeciso sobre sus siguientes pasos a tomar. Pero lo cierto era que mantenerse completamente quieto en aquel desierto de nieve comenzaba a pasarle factura: El frío comenzaba a calar a través de su abrigo, y si no hacía nada por evitarlo, sus extremidades comenzarían a entumecerse en breves minutos.

Para colmo, seguía sin haber rastro alguno de Shirogane y el sol ya estaba en su punto más álgido. El único movimiento que atisbaron sus ojos dorados fue el de un conejo de las nieves, que salió despavorido en cuanto reparó en la presencia del muchacho. Su silueta, de colores oscuros y vívidos resaltaba como un faro encendido en mitad de la noche.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 19
Exp: 22 puntos
Dinero: 50 ryōs
"LA PUTA MADRE CON ESTE FRÍO." Se quejó levantándose de un brinco. No podía quedarse esperar ahí quieto a la llegada del lobo. "Malo será que te alejes un puto segundo de aquí y entonces se le ocurra aparecer." Sin embargo, en ese momento logró visualizar a un conejo que vagaba por ahí y que salió despavorido en cuanto le divisó. Normalmente lo hubiese ignorado, pero el aburrimiento es poderoso.

"Wait a fucking second. ¿Hay un bosque por aquí cerca? ¿De donde saca alimento?" El instinto le hizo tomar nuevamente su equipaje de golpe y lanzarse a pegar un par de saltos largos para seguir a aquel orejudo roedor. "Lobo no cree en casualidades, además que así entro en algo de calor." De todas maneras, en aquella luz tenía menos probabilidades de ser emboscado y podía permitirse el lujo de alejarse un poco.

"Si no es amigo, será almuerzo."
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
Contra todo pronóstico, Rōga salió corriendo detrás del conejo. Pero el animal era muy rápido, y el shinobi muy lento. De hecho, al haberse quedado bajo aquel frío tanto tiempo, sus músculos estaban aún más entumecidos y le ralentizaban el avance. El animal no tardó en perderse en la espesura de la nieve.

Shirogami seguía sin aparecer, y el sol comenzaba a alcanzar su cenit.



Al mantenerse tanto tiempo inmóvil bajo el frío, Rōga sufre una penalización de -10 a Agilidad hasta nuevo aviso.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 19
Exp: 22 puntos
Dinero: 50 ryōs
En cuanto notó que el frío estaba afectando su motricidad, supo que no podría seguir esperando y mucho menos ir por su propia cuenta a buscar al maldito hombre lobo. "En el estado estás no vas a poder ni de broma enfrentarlo." Sentía en el entumecimiento en sus manos y piernas, así que tomó la decisión más sensata que sería regresar por el momento a Yukio. "Ya si eso has de volver al atardecer. Que Shirogane va tener que dar una muy buena explicación para semejante vendida." Bufó molesto.

Era un gran desastre lo que podía pasar por un detalle, pero le tocaba aguantarse. Ya tendría tiempo para enojarse después y desastar la rabia en cosas más importantes. Por ahora debía volver y ya si eso almorzar sin gastar los suministros.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
El shinobi tomó la decisión que consideró mejor en aquellos instantes: regresar a Yukio. ¿Era una buena o mala decisión? Aquello sólo lo descubriría en el futuro, pero ahora no había vuelta atrás.

Con el sol en lo más alto y oculto por una fina capa de nubes que dejaba caer una suave nevada sobre las tierras que se extendían por debajo de él, Rōga regresó a la taberna de la que había partido. Siendo mediodía, cuando llegó se encontró con el local en su punto álgido de actividad. Pero no escapó a los ojos del tabernero, que se clavaron incrédulos sobre él en cuanto atravesó la puerta. Sin poder contenerse por más tiempo, dejó los platos que cargaba sobre la mesa que tocaba y se acercó al shinobi entre largas zancadas.

Ya... ¿Ya está?

Dos palabras. Dos simples palabras que cargaban con la esperanza de ver todas sus pesadillas resueltas.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 19
Exp: 22 puntos
Dinero: 50 ryōs
Sin embargo, el genin se limitó a suspirar y negar con la cabeza ante las palabras del tabernero. "Ojalá fuese así de fácil solucionar las cosas." Ojalá, ojalá.

—No, aún no. Tendré que salir una vez más en la noche — Admitió sin demasiado apuro. —Necesito algo caliente y algo de comer para las fuerzas, que el frío me ha calado un poco — Caminó hasta una mesa con una clara cara de molestia, se sentó y apoyó el codo en la misma para sostener su rostro con su palma, suspirando pesadamente de frustración.

i]"Si en la noche no aparece debes ir sin depender de Shirogane. Maldita sea."[/i] Su plan era simple; comer-siesta-volver a salir. Pero ciertamente necesitaba estar a su cien por ciento y había descubierto por las malas que no podía mantenerse mucho tiempo en la nieve sin que su cuerpo sufriese los estragos del mismo. Al menos no descubrió aquello demasiado tarde.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
La esperanza murió en los ojos del tabernero, como quien sopla la llama de una vela. Apesadumbrado, el hombre dejó caer los hombros y agachó la cabeza.

E... entiendo... Entonces, déjame a mí el tema de la comida —dijo, antes de darse la vuelta y perderse en la cocina.

El hombre volvió al cabo de varios minutos, con un plato de sopa caliente en un mano que acompañó con un segundo de carne y guarnición de patatas. Nadie molestó a Rōga mientras comía, pero se respiraba un ambiente tenso en la posada, y el muchacho sintió más de una mirada acusatoria en la nuca. Cerca de allí, junto a un organillo, un grupo de tres hombres murmuraba entre sí, mientras le dirigían miradas indiscretas.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 19
Exp: 22 puntos
Dinero: 50 ryōs
El genin no estaba del más mínimo humor para soportar que hablaran a sus espaldas. Le gustaban las cosas directas. Volteó de reojo con sus afilados ojos dorados y se levantó de golpe de la mesa caminando hasta el trío que murmuraba. No los había escuchado hablar, pero no necesitaba saber que dijeron para entender que lo estaban juzgando. Se llevó las manos a los bolsillos y dejó que sus cabellos ensombrecieran su rostro.

¿Tenían miedo de lo que estaba afuera? Más les valía que empezaran a temerle más a él. Él no era el shinobi respetuoso modelo, él era un jodido matón y como un jodido matón no tenía reparos en usar su influencia para amedrentar a los demás.

Howdy~ Díganme, caballeros. Si van a hablar mierda de mí, ¿les importaría no hacerlo a mis espaldas? — Giró su cuello mientras mantenía el gesto amenazante. —¿Se creen en posición de exigirme? Hablen, pero díganmelo en la puta cara. Ah, pero no lo van hacer, ¿verdad? No, por que los cobardes que temen a la noche son los mismos que prefieren culpar de su propia mediocridad al que ha venido a ayudarlos y está haciendo todo lo posible por tenderles una mano. ¿Y que me encuentro? — Se volteó rápidamente y pasó su mirada agresiva por todos los demás para finalmente regresar a los tres sujetos.

»Ustedes no pueden resolverlo y lo entiendo, pero yo no soy mamá gallina que va a aguantar que le falten el respeto. ¿O es que acaso necesito romperle los huesos a alguien aquí para ponerlo de ejemplo? Dije que solucionaré esto, pero tampoco voy a tolerar que unos mediocres que no pueden soportar su propia frustración vengan a desquitarse conmigo. Créanme cuando les digo que yo soy quién más desea poner un punto final a esto, pero lastimosamente las cosas no son fáciles para mí y lo último que necesito es que vengan a chingarme el ánimo con chismes.

Finalizó su discurso apretando los dientes. No soportaba que solo pidiesen sino que le mordían la mano que le intentaba ayudar.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
Rōga arremetió directamente contra el ojo de la tormenta, y los tres hombres se giraron hacia el shinobi cuando este se acercó a ellos. El que estaba al mando del organillo, un hombre más bien delgaducho, dejó de tocar de golpe. Los otros dos de ellos eran notablemente fornidos; desde luego, más que Rōga, y estaban armados con arcos y dagas de diversos tipos.

Bah, déjate de discursitos, chaval, que parece que es lo único que sabes hacer —soltó el del centro, pelirrojo y barba rala—. Pagamos por un shinobi que resuelva nuestro problema, ¡y nos envían a un crío que no llega ni a la barra del bar!

¿Te atreves a darnos monsergas cuando ha desaparecido otra de nuestras vecinas? ¡Menuda vergüenza! —añadió el segundo, de cabellos cortos y oscuros como el carbón.

Más nos valdría habernos ahorrado el dinero e invertirlo en armas, que falta nos hacen para encargarnos de lo que sea que haya ahí fuera... —escupió el escuchimizado.

¡Anda, deja de jugar a los shinobi y vete a la mierda! Deja de molestar por aquí y de abusar de la hospitalidad del bueno de Baro! —exclamó el pelirrojo, haciendo aspavientos con sus brazos para echar al muchacho.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder