Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

Se rumorea que se ha convocado una nueva edición del Torneo de los Dojos, y aunque no se sabe exactamente la fecha en la que va a celebrarse, todo apunta al mes de Ascua.
El pequeño remedio
Reika Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 9
Exp: 8 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#16
-Eso fue lo que pensé en primer momento que las vi- reconoció la kunoichi, quien no parecía molesta por ver a la Uzujin reír de su narración, después de todo realmente era una anécdota graciosa

-O sea, jamas en la vida se me ocurrió que sacaría a pasear un par de tortugas y fue entonces que la cliente nos dio las correas- entonces hizo una pausa -El problema no era la velocidad de sus patas, el problema fue como bajarlas al suelo, porque la casa de ella estaba en piso de alto, si mal no recuerdo el tercero, salimos afuera y con mi compañero nos miramos las caras como diciendo "¿Y ahora?" se ve que una de las tortugas era bastante aventurera por metió su cuerpo en su caparazón y se lanzo escaleras abajo, a la otra la cargamos entre los dos porque de a uno nos íbamos a morir de angustia-

Recordó lo pesadas que fueron y que las ansias de aventura de la que se había lanzado sola fue la causa de las heridas de su cliente
Hablo - Pienso - Telepatía

Responder
Karma
Invitado
#17
Karma hizo palmas. Ya no podía contener las carcajadas, ahora se reía de buena gana, deleitándose con la anécdota.

¡Menuda historia! —exclamó—. ¡Parece que Amegakure es más interesante que Uzushiogakure, después de todo!

Alguien se aproximó a ellas mientras la kunoichi llenaba el aire con su chanza. Se trataba de la mujer que no había parado de observar descaradamente a la pelivioleta.

Era de estatura baja, cabellos azabache cortos y muy bien arreglados. Iba vestida con un kimono de seda adornado con motivos florales; un solo vistazo dejaba claro lo elevado de su calidad, y por lo tanto, de su precio. Era bellísima, siendo simple y directo: facciones de muñeca, pechos turgentes, caderas marcadas y trasero generoso. Olía a rosas, y por donde pasaba dejaba su seductiva fragancia.

Su forma de andar y semblante en general eran sugerentes, siempre con una sonrisa confiada en sus suaves labios, un pronunciado escote que dejaba ver un gracioso lunar en su pecho derecho...

La estampa de la mujer gritaba: "Tengo dinero o me acuesto con alguien que lo tiene, estoy como un queso y me aprovecho de ello siempre que puedo, cualquier hombre se tiraría por un barranco si a cambio pudiese ganar mi favor. Las cosas siempre van a salir como yo quiero y no estoy dispuesta a aceptar un resultado distinto". Karma conocía a ese tipo, lo había visto antes. Lo detestaba...

Disculpen, señoritas —les dijo a ambas, buscando llamar su anteción—. ¿Podrían dedicarme un minuto de su tiempo?

Había parado a un metro del dúo de kunoichis.

La Kojima ladeó el rostro y torció el gesto. Quedó en silencio, esperando que Reika respondiese en su lugar. «No estoy ahora mismo para estas mierdas», se dijo. Que casualidad, el dolor de cabeza le estaba volviendo...
Responder
Reika Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 9
Exp: 8 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#18
-La verdad que si- aseguro la rubia -y espero que con el tiempo poder tener mas anécdotas que contar, igualmente, creo que cualquier aldea puede ser igual de interesante de hecho espero conocer la tuya pues si bien no participare de los exámenes de Chunin si estaré de paseo por allí durante ese tiempo- comento la kunoichi de cabellos dorados, que tenia pensado visitar las tierras de la pelimorada

Reika iba a continuar con la charla, al parecer el distraerse le había hecho bien a la Uzujin cuya descompostura parecía haber cesado, pero fue cuando una mujer que simple vista parecía ser alguien de gran poder adquisitivo -¡Tenga usted buen dia!- Saludo con gestos amables...amables en apariencia «Nadie saluda como corresponden y todos pretenden que se le preste atencion...» -Reika del Clan Yamanaka, mucho gusto!- dejaria que Karma se presente asi misma, quiza ella no quisiera dar su nombre a esa persona

-Le escuchamos....-
Hablo - Pienso - Telepatía

Responder
Karma
Invitado
#19
La señorita del kimono realizó una reverencia impregnada de gracia; debía de haberla practicado millones de veces. A Karma le resultó pomposa, no obstante.

Disculpen mis modales, la prisa es una mala consejera y en ocasiones nos hace olvidar hasta las reglas más básicas de etiqueta. Mi nombre es Tomizawa Emi.

Kojima Karma... —musitó con desgana la kunoichi.

Me gustaría hacerles una pregunta —afirmó con esa voz tan melodiosa, cargada de un deje tranquilo y amable, tan distinto a la sonrisa de depredadora confiada hasta las trancas que solía mostrar—. Ha sido una terrible indiscreción por mi parte, pero las he escuchado hablar sobre el "milagroso" té blanco que, según se cuenta, se cultiva en La Pequeña Blanca. ¿Lo están buscando, verdad?

Karma entrecerró los ojos.

¿Usted también lo está buscando, por un casual?

¿Yo? No me importaría hacerme con él, ¡si es tan milagroso como dicen! —rió—. No, era simple curiosidad. Yo también he escuchado las historias en un par de ocasiones, y me picó la curiosidad al oírlas hablar. De nuevo, disculpen mi osadía.

Ya veo...
Responder
Reika Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 9
Exp: 8 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#20
-Encantada!- respondio con una sonrisa y de buena gana una vez que la mujer se disculpo y se presento adecuadamente «¿Que tanta prisa puede tener alguien en la bodega de un barco que todavia le falta para llegar a tierra un rato?» le causaba gracia las palabras de la mujer, pero ese comentario se lo guardaba para si misma

-Por mi parte vuelvo a decir, mi familia y yo lo consumimos por su buen sabor, no tenia idea de que tenia otras propiedades, aunque todo puede ser....- que ella no supiera de todas las cualidades de aquel afamado te, no significaba que no estuvieran ahi -¿Desde donde viene Tomizawa-san?- le pregunto por mera curiosidad que por otra cosa
Hablo - Pienso - Telepatía

Responder
Karma
Invitado
#21
¿Yo? De La Capital —indicó con una grácil sonrisa—. Estoy de vacaciones y me gustaría disfrutar de unos días de calma en el campo disfrutando de un buen té.

Acto seguido reverenció a la pareja de kunoichis.

Si me disculpan, voy a retirarme. Gracias por su tiempo, ha sido un placer —indicó con respeto.

Emi se marchó, retirándose hasta el rincón de la bodega donde el hombre del yukata la esperaba. No tardaron en ponerse a parlotear como habían estado haciendo a lo largo de todo el trayecto.

Bueno, Reika-san. ¿Y a ti qué te trae por La Pequeña? —le preguntó, buscando olvidar el dolor de cabeza.
Responder
Reika Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 9
Exp: 8 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#22
-Es un gran plan- le respondió la kunoichi de cabellos dorados a la mujer cuando revelo que se encontraba de vacaciones, no parecía tener malas intenciones, tan solo una persona curiosa como lo pudo ser cualquier otra, nada podria salir mal con una pequeña charla amistosa.

-El placer ha sido nuestro Tomizawa-san, que tenga un buen viaje a pesar de la circunstancias- dijo correspondiendo la reverencia, en sus palabras claramente hacia referencia al viaje dentro de la bodega de aquel navío....podrían estar viendo el cielo llorar, al menos a la Amejin le gustaba.

-Pues mi razón es mucho mas simple, pero con algunos detalles...- hizo una pausa -Veras, se acabo el te blanco en casa y salí a comprar en los puestos de Amegakure, cuestión que por alguna razón los proveedores de Te no han llegado a la aldea y mis padres me enviaron a la pequeña blanca a comprar "directo de fabrica", se podría decir que es una misión hogareña...solo que no hay remuneración- remarco la ultima frase moviendo los dedos haciendo el gesto de "ganar dinero" como en una misión oficial de sus respectivas aldeas
Hablo - Pienso - Telepatía

Responder
Karma
Invitado
#23
Oh, ya veo —afirmó sin tener muy claro si era buena idea darle su "pésame" por la tarea que los padres de la rubia le habían puesto sobre los hombros. Tampoco sabía cómo de lejos quedaba Amegakure—. Pues... ¿te gustaría acompañarme en mi búsqueda del "Té Milagroso", Reika-san?

Le preguntó sin pensar, de forma espontánea. Apenas se conocían y la médica le estaba pidiendo algo así. ¡Mal hecho!

Pero por otro lado, ¿mejor acompañada que sola y enferma en una isla que no conocía, no? Además, disponer de una compinche en esa "aventura" podría ser hasta... divertido.

«¿Divertido? ¿En qué demonios estoy pensando? La enfermedad me debe de estar afectando...».
Responder
Reika Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 9
Exp: 8 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#24
-También estarías ayudándome en mi aburrida misión, pues si, estaremos juntas en esto- respondió la kunoichi de cabellos dorados mostrando una sonrisa amigable, no era falsa, tampoco es que ya podía confiar en Karma, pero si confiaba en sus propias habilidades en caso de que le pintara ponerse hostil, sea ella o cualquier otro.

Mientras el viaje continuaba, Reika escuchaba golpear las gotas de lluvia en el exterior de la embarcación. La chica levantó la mirada hacia el techo, la Amejin deseaba estar allí ¿Que Amejin odiaba la lluvia? Si había crecido en ella. «Ojalá el poder de Amenokami llegase más seguido por aquí»
Hablo - Pienso - Telepatía

Responder
Karma
Invitado
#25
Ya le habían dicho que sí, era muy tarde para arrepentirse; ahora no estaba sola en aquello. Reika parecía una "buena persona", y como kunoichi que era la pelivioleta contaba con que supiera defenderse en caso de que fuera necesario, pero a pesar de que no tenía ningún motivo fehaciente que la condujera a pensar así, un mal presentimiento se formó en su mente y le hizo un nudo en la garganta.

Pues... ¡espero que tengamos una buena aventura! O algo así... —afirmó en un doloroso intento fallido de ser positiva.

Acto seguido la rubia alzó la mirada hasta el techo de la bodega, lo que confundió a Karma.

¿Ocurre algo, Reika-san? —preguntó con inocencia.

Pero antes de que se le pudiera responder, una potente ola sacudió el navío hacia la izquierda. La médica gimió de sorpresa y su cuerpo se desplazó de improvisto, lo que la llevó a golpearse con toda la cara contra la viga sobre la que se estaba apoyando. Se quejó un par de veces, acariciándose el rostro.

Parecía que la mar se estaba poniendo un poco brava.
Responder
Reika Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 9
Exp: 8 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#26
-No, no sucede nada hizo una pequeña pausa -Solo que me encanta la lluv....- intento responder cuando un fuerte sacudon al navío la interrumpió, fue un fuerte golpe, pero la kunoichi penso rapido y se adhirio al suelo usando su chakra como si estuviese caminando sobre las paredes, aunque no fuera aventada el sacudon si consiguio hacer que callera de espalda. aunque menos suerte tubo la medica que se habia golpeado el rostro contra una viga

-Karma-san....Karma-san- dijo tratando de incorporarse y caminar hacia la Uzujin -¿Como te encuentras?- se veia que la navegación se estaba poniendo dura en la tormenta para el viejo navegante.
Hablo - Pienso - Telepatía

Responder
Karma
Invitado
#27
La joven tenía el centro del rostro enrojecido y de su cavidad nasal derecha caía un hilillo de sangre. Karma estaba bien, pero se había llevado un doloroso tortazo tanto a la cara como al orgullo. Reika incluso se había caído al suelo, pero la médica no había gozado de tiempo para echarle una mano dado su estado y la confusión ocasionada por el golpe. También se sentía un poco mareada, al haber recibido el daño principalmente en la nariz; a ello se sumó su dolor de cabeza y malestar físico en general, que reaparecieron con potencia renovada.

S-Sí, estoy bien... —musitó la pelivioleta, que no se había percatado de que estaba sangrando un pelín—. Que arrebato más violento, ¡espero que lleguemos a puerto bien!

Resultaba obvio que el vaivén del barco había empeorado. Ahora se mecía con más fuerza, lo cual, a su vez, mareaba todavía más a la genin. Pero por el momento, seguía entero y de camino a La Pequeña Blanca; si es que la tormenta no les obligaba a cambiar el rumbo por las malas...

¿Es esto normal...? N-Nunca he estado montada en un barco con tormenta, llegaremos bien, ¿no? —le preguntó a su compañera, visiblemente insegura.
Responder
Reika Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 9
Exp: 8 puntos
Dinero: 1400 ryōs
#28
-Tienes un poco de sangre que sale de la nariz- dijo la rubia mientras sentía como la embarcación se mecía de poco en poco más bruscamente, no era nuevo para ella, pero esto se estaba yendo al carajo, eso, o al menos ella no había estado en uno tan movido.

-Claro que es normal y la intensidad puede variar...incluso peor- respondió la kunoichi aclimatandose de a poco y con mucho trabajo al vaivén de la nave -sólo para asegurarme ¿Sabes nadar verdad?- inquirió la kunoichi Amejin, podría ponerse peor y tendrían que hacer algo al respecto por sus vidas, de todos modos, podían caminar sobre el agua haciendo uso de su control de chakra
Hablo - Pienso - Telepatía

Responder