Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Hace frío y estoy lejos de casa
Manase Mogura Sin conexión
Chunin de Ame
Nivel: 15
Exp: 2 puntos
Dinero: 2275 ryōs
#31
Este post no debería haberse demorado tanto, mil disculpas.

Concluyó que lo más seguro sería alejarse de las aberturas de la cabaña, aseguró la puerta y fue revisando una a una las ventanas de la planta en la que se encontraba. En el mejor de los casos, la intervención de algún personal a cargo sería útil para reducir el tiempo de la tarea, pero no tenía muchas intenciones de ponerse a esperar por esa clase de ayuda.

«¿Estaran bien esas dos?»

Se preguntaba el joven médico mientras se daba a la tarea, totalmente ignorante de lo que ocurría en el piso de arriba. Las paredes de la cabaña eran delgadas como papel y no esperaba que las tablas del techo que hacía también de piso en la planta superior fuesen mucho más gruesas. Cualquier clase de griterío sería fácilmente escuchado a lo largo de todo el edificio, sin duda alguna uno de esos lugares donde el concepto de intimidad no existe.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
Ritsuko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 7
Exp: 14 puntos
Dinero: 650 ryōs
#32
Ritsuko estaba muy segura de haber cerrado la puerta, pero allí estaba abriéndose una vez más casi como por arte de magia… Y decimos casi porque en realidad la muda de Kusagakure se había encargado de hacer el trabajo sí que todo tenía sentido.

Lo más curioso seguramente sería que la de cabellos cortos comenzó a mover la boca como si quisiera hablar, pero los sonidos que logró emitir no le significaron nada a la pelirroja que la miraba extrañada con una ceja alzada. Seguramente algún otro shinobi entendería perfectamente todo lo que la chica había querido decir, pero la de válvulas no sabía de lectura de labios así que mala suerte para la muda.

—¿Terminaste? —preguntó indiferente.

Así Taeko llorase a moco tendido delante suyo no cedería en lo más mínimo. Así lo habían hecho en la aldea, la habían insultado, apedreado, ridiculizado y mucho más sin importarles que llorase así que no tenía ningún motivo para simplemente brindarle a alguien más lo que nadie le brindó a ella.

—Cierra la puerta cuando te vayas, por favor —agregó al cabo de unos instantes antes de dirigirse nuevamente a la cama donde se tumbaría boca arriba.
—Hablo— | «Pienso» | Narro
Responder
Taeko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 5
Exp: 6 puntos
Dinero: 2600 ryōs
#33
Algo pequeño se rompió dentro de Taeko. Soltó un suspiro ante la respuesta de Ritsuko. Una vez que el arranque de ira se calmó un poco, se dio cuenta de que no podía hacer nada.

Agachó la mirada, terminando de enjugarse las lágrimas, mas sin poder quitar el rojo de sus ojos. A paso triste, recogió su libretita. El carboncillo se había roto en dos al caer. Guardó una pieza entre sus ropas y colocó la punta de la otra sobre el papel.

Pero no escribió nada.

”¿Qué puedo decirle? ¿Qué puedo hacer para que me escuche? Por más buena voluntad que le tenga, quiere estar sola. Por más que quiera ayudarla, me rechaza. Quisiera saber cuál es su problema, pero… pero…”

Apretaba el fragmento de carboncillo con suma fuerza, casi al punto de romperlo de nuevo. Suspiró de nuevo y salió en silencio de la habitación, cerrándola sin decir ni escribir nada más a la pelirroja.

”Lo siento tanto, pero no puedo seguir intentando ayudar a alguien que no quiere ser ayudado, ni siquiera por alguien de su mismo lugar.”

Su madre le había inculcado auxiliar a cualquiera que lo necesitase, y a su corta edad ella lo tenía muy en cuenta. Pero era la primera vez que alguien la trataba así. Y tal vez no fuese la última. Esperaba no tener que acostumbrarse.

Regresó a la recepción, donde encontró a Mogura. Intentó disimular el haber llorado, pero no sabía si lo conseguiría. Le escribió una nota

≫Siento la tardanza, Manase-san. ¿Cómo está todo? ¿Qué tan fuerte está la tormenta?

Siento el retraso x'D
SILENCE

〘When deed speaks, words are nothing.〙

"Pienso" (thistle) ≫Escribo (orchid)
¡Visita El rincón de traducción de Taekūran!
Responder
Manase Mogura Sin conexión
Chunin de Ame
Nivel: 15
Exp: 2 puntos
Dinero: 2275 ryōs
#34
Mogura se encontraba finalizando la tarea de asegurar las aberturas del lugar cuando escuchó los pasos de la escalera, si su oido hubiese estado un poco mas entrando pudiese haber sospechado la cantidad de personas que bajaban pero para estar seguro debía girarse y verlo por si mismo.

No fue otra persona que la propia Taeko quien había descendido para comunicarse con él. Había algo un poco diferente en la joven, quizás la capacidad para evitar revelar su estado de animo o el hecho de que las lagrimas dejasen un efecto de irritación en la zona de las cavidades oculares que Mogura podía apreciar y dar testimonio.

≫Siento la tardanza, Manase-san. ¿Cómo está todo? ¿Qué tan fuerte está la tormenta?

Rezaba la nota de la refinada kunoichi de Takigakure.

No hay por qué disculparse, Kikazura-san. Por ahora estas paredes parecen aguantar la tormenta, pero no creo que podamos salir por un rato...

Seguidamente invito con un gesto de su mano a tomar asiento a la joven. Si esta aceptaba haría él también uso del mobiliario.

Tus ojos... ¿Estas bien? ¿Ha pasado algo?

Después de unos segundos finalmente se decidió a romper el silencio y preguntar. Podría haber ignorado simplemente el tema y hablar de otra cosa pero Mogura no podía hacerlo, no quería.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
Ritsuko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 7
Exp: 14 puntos
Dinero: 650 ryōs
#35
Las palabras de Ritsuko tal vez habían sido demasiado frías pero ya le daba igual, desde el principio que no le importó si ofendía a aquella chica o lo que fuese porque realmente estaba imaginando que lo hacía por conveniencia o algo así y no porque realmente le tuviese algún aprecio como probablemente le tendría al resto de la aldea. ~Ya van a ver todos ~pensaba echándole el pestillo a la puerta para asegurarse que nadie volvería a interrumpirla de esa manera.

Las indicaciones poco le importaban, podría conseguirlas por cualquier otra parte de la aldea o mismo podría volver a arriesgar por una dirección aleatoria a ver si milagrosamente encontraba algo que la orientase. No necesitaba obligatoriamente a esos dos para regresarse, no necesitaba a nadie mientras sus piernas respondieran.

Y así fue como Ritsuko simplemente se tumbó nuevamente en la cama pero bastante dispuesta a echarse una siesta. No iba a salir, no tenía la intención de hacerlo o se toparía con esos otros dos una vez más.


Pos... Yo diría Ritsuko fuera de tema, no saldré y dudo mucho que vayan a subir ustedes~
—Hablo— | «Pienso» | Narro
Responder
Taeko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 5
Exp: 6 puntos
Dinero: 2600 ryōs
#36
Afuera, la tormenta parecía ganar fuerza. Mogura, sin embargo se había dedicado a reforzar la puerta y las ventanas, afirmándole a la chica que no podrían salir en un buen rato. La peliplateada asintió sin muchas ganas. El moreno la invitó a sentarse mientras le preguntaba si estaba bien.

Taeko se sentó, restregándose los ojos de nuevo.

"Cielos, no me sequé bien..." pensó, sin darse cuenta que había sido el color de sus ojos lo que la había delatado. Levantó la vista con un intento de sonrisa. Y asintió, aunque no con los mismos ánimos que había tenido varios minutos atrás. Le escribió una nota con letra ligeramente temblorosa.

≫Sí. No se preocupe, Manase-san. Es solo que Ritsuko ya no quiere que la ayudemos. No se preocupe por ella, estará bien. O eso espero.

Se notaba, aunque no tan evidentemente, lo decaída que había quedado Taeko después de su enfrentamiento con Ritsuko. Era, por mucho, la persona más maleducada que había encontrado, a diferencia de Mogura. Sin embargo, no podía sacarse una espina de su corazón: de que podía ayudarla de alguna manera. Tal vez algún día encontraría la forma de demostrarle que sus intenciones eran buenas. Por el momento, no podía hacer más que comerse su dolor, pues ya había expulsado su ira, y sonreírle a Mogura.

Aaw, Ritsuko u.u Aunque tal vez no quede tanto por hacer, de todas maneras XD Quizá una plática con Mogura...
SILENCE

〘When deed speaks, words are nothing.〙

"Pienso" (thistle) ≫Escribo (orchid)
¡Visita El rincón de traducción de Taekūran!
Responder
Manase Mogura Sin conexión
Chunin de Ame
Nivel: 15
Exp: 2 puntos
Dinero: 2275 ryōs
#37
Mogura no pudo evitar notar el gesto de la chica, claro que ella misma no parecía muy interesada en ocultarlo tampoco. De modo que cuando tomaron asiento, el joven médico llevó su mano hasta su costado y desprendió su kit médico.

Mientras la joven redactaba la nota, el muchacho colocaría el contenedor sobre su falda y tomaría un pañuelo del interior de este. Un trozo de tela bastante fresco que sin duda alguna le vendría bien para eliminar los detalles que la joven trataba de ocultar.

Sírvete por favor, Kikazura-san.

Ofrecería entonces mientras miraba atentamente las letras de la chica, la calidad de la caligrafía había bajado en nivel desde que la chica había ido a ver a su compatriota. Al parecer y juzgando por las palabras escritas, Ritsuko ya no quería ayuda y no había que molestarse en preocuparse más por ella.

Vaya... después de las molestias que nos hemos tomado para intentar darle una mano... ¡Qué pena!

Realmente era una pena, habían quedado atrapados en la cabaña por intentar ayudar a la pelirroja.

Será mejor relajarse un poco, tenemos un rato antes de que la tormenta pase.

En la mente del joven médico estaban surgiendo una serie de interrogantes, deseaba algunas respuestas pero tenía que hilar bien las cosas si quería conseguirlas. De una forma u otra, tanto Taeko como él no tenían a donde ir, esa sala era su unico lugar en esa cabaña.

¡A ver si podemos resolver esto para que puedas integrarte nuevamente a la trama!
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
Taeko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 5
Exp: 6 puntos
Dinero: 2600 ryōs
#38
Taeko asintió, agradecida, y tomó el pañuelo que Mogura le tendía. Tuvo repentinas ganas de sonarse la nariz, pero habría sido muy maleducado de su parte, por lo que solamente lo usó para secar sus mejillas y retirar todo rastro posible de lágrimas de las inmediaciones de sus ojos.

Al terminar, lo mantuvo un momento entre sus dedos, pensando. Por más que le doliera como compatriota de Kusagakure, tenía que dejar de pensar en Ritsuko. Al menos había aprendido que no todos los de su Aldea eran buenas personas, y había sumado una persona más a su lista de amigos, a Mogura.

Le sonrió cálidamente, recuperando con lentitud sus ánimos. Le dedicó, además, otra nota.

≫Gracias por todo, Manase-san. Aunque lamento que estés atrapado aquí, realmente agradezco haberme topado contigo.

El viento chocó con fuerza contra las paredes de la posada, sacudiéndola muy levemente. Por un momento, Taeko temió por la integridad de la estructura, aunque no se filtraba ni una brisa nevada entre las rendijas de las ventanas. El chico del paraguas había hecho un buen trabajo protegiendo el lugar.

≫Dijo que era su primera vez aquí, Manase-san. ¿Qué le hizo venir a Yukio?

La peliplateada no quería ser metiche, pero bien podría hacer algo de conversación en lo que pasaba la tormenta. Tal vez así podría calmarse más.
SILENCE

〘When deed speaks, words are nothing.〙

"Pienso" (thistle) ≫Escribo (orchid)
¡Visita El rincón de traducción de Taekūran!
Responder
Manase Mogura Sin conexión
Chunin de Ame
Nivel: 15
Exp: 2 puntos
Dinero: 2275 ryōs
#39
En todos lados había gente maleducada, gente que carecía del conocimiento de la existencia de las normas de etiqueta y no tenía ni idea de como hablarle a este o aquel. Taeko sin embargo era otra historia, y como Mogura caminaba por ese mismo camino, lo mínimo que podía hacer era alegrarse de haberse cruzado con ella.

≫Gracias por todo, Manase-san. Aunque lamento que estés atrapado aquí, realmente agradezco haberme topado contigo.

Al leer la nota no pudo evitar delinear una ligera sonrisa en su rostro. Seguidamente le dedicaría una pequeña reverencia a la joven Kikazura.

Es lo mínimo que puedo hacer, Kikazura-san. Soy yo quien debería estar agradecido, no podría estar más contento de conocer una persona con sus modales. Lo único que lamento es que el clima nos haya hecho prisioneros en esta celda.

≫Dijo que era su primera vez aquí, Manase-san. ¿Qué le hizo venir a Yukio?

Una segunda nota buscaría interrogar al joven médico por sus razones para visitar Yukio, las cuales no eran ningún secreto a decir verdad.

Negocios, básicamente. Mi maestro y abuelo, Manase Doosan, produce medicina que son posteriormente vendidas a diferentes comerciantes de todo el País de la Tormenta. En Yukio vive un viejo amigo suyo de sus días como shinobi, como ya no está en edad de recorrer los caminos me suele enviar a mi para que atienda estos asuntos.

"Es importante que aprendas no solo sobre medicina sino sobre negocios" Suele decirme.


En unos segundos, Taeko habría conocido un lado de Mogura que incluso gente con la que hablaba desde hacía años no conocía.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
Taeko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 5
Exp: 6 puntos
Dinero: 2600 ryōs
#40
Mogura agradecía el buen comportamiento y modales de Taeko, fruto de su enseñanza en casa y las lecciones de humildad de su madre. La joven asintió, como si devolviera los ánimos que él el infundía. El chico mencionó entonces que lo único malo de aquella situación era el clima, ante lo cual Taeko soltó una suave y silenciosa risa. Le dedicó una breve nota.

≫Supongo que el que haya tanto frío y el estar lejos de casa no es una buena combinación para el alma.

El moreno comentó entonces que estaba en Yukio por negocios. Su abuelo era médico, y le encargaba unas diligencias para con un antiguo amigo suyo. Una expresión de sorpresa apareció en el rostro de Taeko, y palabras aparecieron pronto de su mano en la libretita.

≫¿Es médico, Manase-san? ¡Qué genial!

Yo soy mala para los negocios. Mejor dicho, no sé cómo hacerlos, ja ja


Añadió a la última parte una carita con una sonrisa nerviosa, mientras ella misma enseñaba los dientes animada. El mal sabor de boca que le había dejado Ritsuko se iba desvaneciendo. Solo necesitaba algo de contacto con buenas personas.

Pensó entonces en la nota sobre el frío y el hogar, y recordó a su madre. Taeko se preguntó qué estaría haciendo en ese momento, y que probablemente estaría preocupándose por ella sin razón aparente. La peliplateada apretó la melancolía con los labios, formando una suave sonrisa. Se forzó mentalmente a sentirse contenta. Había llegado hasta allí siguiendo un recuerdo de una vida pasada, de sus padres. ¿No valía la pena atesorar cada momento de su travesía?

¿Aunque fuese en una posada barata, atrapada por una tormenta de nieve?

”Sí, eso lo hace más interesante…”
SILENCE

〘When deed speaks, words are nothing.〙

"Pienso" (thistle) ≫Escribo (orchid)
¡Visita El rincón de traducción de Taekūran!
Responder
Manase Mogura Sin conexión
Chunin de Ame
Nivel: 15
Exp: 2 puntos
Dinero: 2275 ryōs
#41
La reacción de sorpresa en el rostro de la joven de Kusagakure no se demoró en aparecer y su lápiz comenzó a redactar nuevamente.

≫¿Es médico, Manase-san? ¡Qué genial!

Yo soy mala para los negocios. Mejor dicho, no sé cómo hacerlos, ja ja


Al final de la nota había un emoticon, un dibujo simple de una cara que dejaba notar cierto nerviosismo. Mogura no pudo evitar dibujar una ligera sonrisa en su rostro al verla. Una de sus manos se estiraría entonces hasta su cadera y tomaría su kit médico nuevamente para dejarlo en su falda, perfectamente visible a ojos de la kunoichi.

El mejor médico de Amegakure, Kikazura-san.

Se tomó la libertad de bromear el joven médico... ¿O quizás no lo decía tan en broma y realmente se lo creía?

Negociar puede llegar a ser una habilidad como la pintura o el canto. Requiere algunas veces de un poco de pasión pero muchas otras de un poco de técnica.

Comentó entonces llevándose la palma a la bandana para luego realizar su involuntario gesto de arreglarse el cabello, aunque no fuese necesario. Al completar su acción la semilla de la idea cayó en el suelo fertil de la mente de Mogura, el canto, la voz, Taeko era una persona que carecía de ella.

Kikazura-san.

Llamó entonces la atención de la kunoichi para luego hacer una ligera reverencia.

¿A qué se debe su falta de voz?
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
Taeko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 5
Exp: 6 puntos
Dinero: 2600 ryōs
#42
Taeko soltó una risita, cubriendo sus labios con su mano, al escuchar a Mogura decir que era el mejor médico de su Aldea. No lo hacía con intención de burla, solo se le hizo gracioso que alguien tan joven fuese el mejor de Amegakure. Luego hizo una comparación entre el hacer negocios y cantar o bailar; algo que requería tanto pasión como técnica, dependiendo de la situación.

"Supongo que tiene razón... En mi caso creo que simplemente me falta conocimiento... Además, ¿qué es en sí hacer negocios? ¿Saber comprar y vender? ¿Saber convencer a la gente? Creo que no sería buena en ello..." pensó la peliplateada, dejándose llevar por el comentario del moreno.

El chico entonces se acomodó el cabello. Se le hizo extraño a la jovencita, pero tal vez había sido una brisa aislada que le había pegado en la cabeza. De repente, el chico le preguntó de muy buena manera sobre su discapacidad. Ella asintió y le escribió una nota al respecto.

≫Mi madre tuvo ciertas complicaciones cuando estaba embarazada, y nací sin voz. He estado así desde el inicio. ¡Pero no importa! Ya me acostumbré y no tengo problema alguno con ello. Aunque me gustaría poder cantar un poco ja ja ja~

La última frase tenía un aire de melancolía, aunque la peliplateada mostrara la nota con una enorme y cálida sonrisa. Se acordó entones de Reika, y de lo que le había dicho: cada quien tiene sus propios problemas, y sus propias maneras de superarlos.
SILENCE

〘When deed speaks, words are nothing.〙

"Pienso" (thistle) ≫Escribo (orchid)
¡Visita El rincón de traducción de Taekūran!
Responder
Manase Mogura Sin conexión
Chunin de Ame
Nivel: 15
Exp: 2 puntos
Dinero: 2275 ryōs
#43
La respuesta por parte de la muda kunoichi no demoró en ser redactada y por supuesto presentada.

≫Mi madre tuvo ciertas complicaciones cuando estaba embarazada, y nací sin voz. He estado así desde el inicio. ¡Pero no importa! Ya me acostumbré y no tengo problema alguno con ello. Aunque me gustaría poder cantar un poco ja ja ja~

Le alegraba saber que, de alguna manera, no era culpa de nadie que sus palabras no tuviesen un sonido. Nadie le había cortado la lengua ni la había ahorcado con suficiente fuerza como para que sus cuerdas vocales fuesen inservibles.

«Tiene que haber una forma de arreglar eso.»

Pensó el joven médico, pero sentía que de alguna manera podía compararlo con recuperar una parte del cuerpo que se perdió en un accidente.

Ante todo, la kunoichi era positiva con respecto al tema, se había acostumbrado a no tener una voz pero también confesaría que le gustaría poder cantar. Una ligera sonrisa se formaría entonces en el rostro del joven shinobi.

¿Podría permitirme un momento su carboncillo, Kikazura-san?

Pidió entonces con amabilidad. Había algo que quería comunicar pero sus palabras se las podría llevar el viento y con la tormenta que, a pesar de parecer estar calmándose, no quería arriesgarse a eso.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
Taeko Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 5
Exp: 6 puntos
Dinero: 2600 ryōs
#44
Mogura se mostraba mucho muy paciente y comprensivo. No parecía alterarse ante la respuesta de Taeko. A pesar del feroz ambiente fuera y de la aislada situación, parecía ser una persona en general calmada. Algo que sorprendió a la peliplateada fue que el moreno le pidiese su carboncillo.

"Tal vez no quiere que me sienta marginada, por ser el único que habla..." pensó la chica, justo cuando una ráfaga de viento helado chocó contra la pared del edificio, sacudiéndolo milimétricamente "O tal vez quiere hacerse escuchar..."

Taeko asintió ante la petición de Mogura, y rebuscó en su cinto la mitad del carboncillo, pues éste se había partido en dos cuando la chica muda lo lanzó contra el suelo en la habitación de Ritsuko. No solo eso, sino que le ofreció su libretita, con una hoja en blanco lista para que él escribiese.

Le regaló una sonrisa en agradecimiento a su paciencia y sus buenos ánimos para con ella.

Siento tardar tanto D: Le estoy dando prioridad rolística a Los Hilos del Mundo jajaja
SILENCE

〘When deed speaks, words are nothing.〙

"Pienso" (thistle) ≫Escribo (orchid)
¡Visita El rincón de traducción de Taekūran!
Responder
Manase Mogura Sin conexión
Chunin de Ame
Nivel: 15
Exp: 2 puntos
Dinero: 2275 ryōs
#45
¡Trank palank, no pasa nada!

La joven muda buscó en su cinto un trozo de carboncillo, Mogura no estaba del todo seguro pero le había parecido que antes ambas partes eran una sola. No dijo nada al respecto de igual manera.

La kunoichi, habiéndole ofrecido el carboncillo, también le extendió su libretita. El joven médico pensaba usar el reverso de una de las notas, pero ante el ofrecimiento no pudo negarse.

Si había alguna duda en su mente al momento de iniciar su escritura, la sonrisa que la muchacha le regalaría la borraría completamente. Correspondería el gesto de la peliplateada con una ligera reverencia mientras se hacía con las herramientas de escritura.

Hay una tormenta un poco fuerte afuera, Kikazura-san...

Comentó mientras comenzaba a escribir, estaba seguro que podía llegar a conseguir un trazo como el de la muchacha si le ponía ganas y le dedicaba su tiempo, no tendría ni por asomo la fluidez al escribir que una persona que lo usaba como medio principal de comunicación.

Con un clima así es fácil que las palabras se las lleve el viento. Pero de esta forma no hay manera que se niegue lo dicho.

Se tomaría la libertad de quedar en silencio los siguientes segundos en los que terminaría de redactar su nota. La leería mentalmente una vez y entonces se la extendería a la fémina.

Encontraré una cura para su voz y haré que la gente pueda escucharte cantar.

Manase Mogura, el mejor médico de Amegakure

Esperaría entonces a que la chica leyera la nota para realizar una marcada reverencia.

No estoy seguro de cuanto tiempo puede pasar, pero esa nota no dice ninguna mentira.

Agregaría mientras hacía su formal gesto.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder