Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
Todos necesitan un día libre
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#1
Recientemente Rōga había procrastinado en exceso, ¿a qué se debía? Quién sabe, que a veces los cambios de humor de un preadolescente eran impredecibles. Lo cierto es que luego de pasar el setenta por ciento del tiempo metiéndose en problemas, lo raro es que por fin estaba llevando un ritmo más calmado para un shinobi. Tenía mucho en lo qué reflexionar, principalmente, en el hecho de que a poco más de un año de su graduación aún no tenía los requisitos para entrar al examen chuunin. Increíblemente, había evadido en su totalidad las misiones de Rango D que tan necesarias le eran para llenar el currículo. "La burocracia es un asco." Su pensar nunca iba a cambiar, pues era un enemigo acérrimo de los protocolos.

De todas maneras, estaban ya en el último mes del año y sentía una leve melancolía la recordar todas las aventuras que vivió a lo largo del año. Ciertamente se había metido en muchos problemas sin recibir dinero o reconocimiento alguno, pues a pesar de sus hazañas estas no tenían valor alguno si no estaban redactas en un pergamino sellado. En fin, básicamente no tenía forma de validar nada. "Aunque no puedo quejarme, tampoco quiero más responsabilidades por ahora." Lo principal, es que podía darse el lujo de continuar con su supuesta carrera artística sin mayores problemas.

Es lo que nos lleva hasta aquí, a cierto restaurante sin nombre o letrero alguno, al fondo de un callejón donde vendían extrañas mercancías exóticas en uno de los tantos rincones del Distrito Comercial. Ya no era sólo el chico de los karaokes, pues ahora podía presumir de interpretar su música en el escenario con mérito propio, aunque no todos entendieran su ritmo.

—¡YOSHA!— Anunciaría alegre tras subirse al escenario.

Si su sola y extravagante apariencia no bastaba para llamar la atención, aquella guitarra con filo de hacha era cuanto menos llamativa. No había cables, pero como por arte de magia esta sonaba con fuerza al rasgar sus cuerdas de acero.

Y pese a su energética presentación, cuando empezó a tocar el sonido eléctrico del instrumento sonaba melódico y triste, mientras el cantaba suavemente a los presentes.


Quiero que comentemos, como empezó esta agonizante conversación.
Lo irrelevantes que son, nuestras charlas sobre ayer y hoy

Me balanceo, me balanceo, me balanceo y sigo balanceándome.
Mientras sigo este juego, oh baby.

¡No puede ser cierto! ¡Es imposible! ¡Mi moral ha sido confundida!
Tu mundo a cambiado mi mundo

Para que las cosas sigan igual, es que mejor que todo se quede como está. Probablemente.

¿Que era lo que deseaba transmitir con esas palabras? Quizá sólo buscaba desahogarse sin que realmente alguien entendiera su sentimiento, cuando terminó se bajó tras los aplausos y se dirigió a su mesa de siempre, esperando que la mesera llegase a tomar la orden. No era habitual en él cantar ese tipo de letras, ¿que le rondaba por la cabeza?
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 22 puntos
Dinero: 0 ryōs
#2
No era sorpresa para nadie que lo conociera que a Karamaru le gustaba la fiesta y la diversión, incluso cuando eso conllevaba un poco de alcohol. Todos en su familia, en su pueblo, eran de esa manera y el gusto a empinar el codo para reír más se empezaba a agarrar, lamentablemente, desde bastante chico. Lejos de ellos, solo en Amegakure, el amejin no perdía chances de hacer honor a esas noches que veía a sus primos tomar de más e iba en busca de alguna copita para homenajearlos en su recuerdo.

Caminó largo rato de noche por los comercios de la aldea, indeciso, vagando solamente por el hecho de caminar y no quedarse encerrado en su casa. El sonido de música lo terminarían por captar, encontrando lejos de lugares bulliciosos un bar que parecía contar con algún tipo de karaoke. Ya con unos pocos tragos de cerveza encima, entró, tomó asiento, y terminó el último poquito que le quedaba en la pequeña petaca que llevaba.

¡YOSHA!— gritaría desde su asiento sin saber que era el grito, pero él seguía la corriente del lugar. Un muchacho extravagante, con una guitarra que lo era aún más, se las dio de cantante y le dio a las cuerdas y la garganta. Karamaru escuchaba atento lo que para él, al menos en ese momento, era una dulce melodía hipnotizado por las líricas del tema.

¡OH BABY!— gritó de nuevo haciendo de coro.

La canción terminaría y Karamaru no se iba a olvidar de ponerse de pie y aplaudir bien fuerte por el peliazul raro que bajaba del escenario. Ni corto ni perezoso el Yamanaka se acercó.

Mirate cómo te canto esta.— dijo al paso, emocionado, largando un leve olor a alcohol. Subió al escenario, tomó el micrófono y comenzó a golpearse su cuerpo tratando de lograr, medianamente decente, un ritmo de fondo.

Ey io, ey io, vengo a rimar, vengo a rapear, estoy solo con el sonido me dicen animal. Suelto las palabras por aquí y por allá en la improvisación nadie me puede parar.

Estilo demencial, cruento de verdad, hijo de puta las líricas salen pa' matar, el peliazul de allá, de la guitarra un experto. Un aplauso para él y todo su talento. Gran cantante, de las letras normales, pero acá llegue yo con este estilo que sale, la rompe en las instrumentales. Un karaoke perdido que me tiene a mi quemando bares, con las letras que explotan que valen, oro y quilates, wacho piola el Yamanaka está que se sale.

Puedo seguir, no me voy a arrepentir, la palabras las limo y las rimo, esto no es un timo, arriba las manos pero no soy policía ni asesino, soy un referente de mi estilo y desde mi pueblo vengo a dejar la tonada de mis amigos.


La mente se le bloqueó en ese momento, la lengua se le trabó y sus pocos segundos de fama decidió terminarlos bajando rápido del escenario para volver a su mesa y pedirse otro trago.
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#3
El Yotsuki rió por lo bajo al notar como el recién llegado a su territorio se bajaba luego de un posible bloqueo inspiracional. "A veces también toca trabajar el talento." Se quedó pensativo por un rato al ver que la mesera se tardaba en atenderles, principalmente porque esa noche el local estaba mucho más lleno de lo normal. "Tal vez he encontrado mi diversión para el resto de la noche." Se dijo sonriendo de forma pícara mientras se encaminaba a la mesa del pelinegro.

A decir verdad, sentía que estaban invadiendo su territorio al llegar a interpretar un género de música un tanto distinta, por lo que de inmediato lo veía no tanto como un rival sino una amenaza directa respecto a su afán de cosecharse algo de fama. Quería ver de que madera estaba hecho el recién llegado, por lo que al acercarse con su blanca dentadura se permitió apoyar su arma-instrumento en el suelo mientras colocaba el codo en la mesa.

—¿Eh? parece que eres nuevo por estos lares— Sus palabras no sonaban amenazantes, aunque su lenguaje corporal dijera otra cosa. I like your beat, así que me han dado ganas de invitarte una buena comida esta noche, aunque tampoco creas que tengo demasiado dinero encima— Alzó las cejas y observó a los lados buscando a la mesera. —Y cuidado si te ven aquí ya con unos traguitos encima, que conozco a la dueña de aquí y es muy recelosa con la fidelidad de los clientes. Consejo personal— Aquello si iba con algo más de sinceridad.

Sin pedir permiso, tomó asiento y jaló de la correa de Otome para colocarla suavemente cerca de la silla y que reposara cerca de él.

Tell me, ¿que te ha traído a festejar a este arrinconado callejón?— Afiló los ojos sin perder la sonrisa.

Ya estando más cerca, notó la placa de Amegakure a manera de pulsera en la mano del contrario, aunque esa información le era irrelevante hasta cierto punto. El contrario podría o no fijarse en la propia del Yotsuki, pero nuevamente, no era algo que le importase demasiado.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 22 puntos
Dinero: 0 ryōs
#4
«¿Ai laik qué? ¿Qué mierda dijo?»

Karamaru miró desconfiado al muchacho mientras se le acercaba, la realidad era que sin conocer el lugar tenía que tener cuidado con quien trataba. No prestó mucha atención hasta que la palabra comida entró en juego. Se frotó las manos, le indicó con la mano que se sentase y comenzó a escuchar.

Me caes bien pa', nada mejor que morfar gratis— respondió en un elevado tono de voz— Vos compra, compra, que yo como tranqui. Y si, nunca giré por acá, buen lugar la verdad, está piola. Y el micro la rompe toda, cantas bien wacho. Yo andaba medio embolado dando vueltas, tenía ganas de joder un rato, y mandé una birra y terminé acá. Escuché música y pa' el escenario fui.

Se detuvo un segundo para levantar la mano y buscar a alguna camarera con la mirada para que se le pudiese arrimar. No tenía que perder la oportunidad de comida gratis.

¿Vos, negro? ¿Qué onda? ¿Qué andás haciendo por acá? Tiene pinta que venís seguido, ¿no?
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#5
"¿Morfar? ¿Wacho? ¿Piola? ¿Birra? Joder, y luego dicen que a mí no se me entiende." Aunque creía entender más o menos por el contexto en el que estaban. El genin era mucho, mucho más listo y analítico de lo que su look de maleante pudiese decir. Quería ver por lo tanto, hasta donde podía llegar la conversación para sacarle información al recién llegado, únicamente con el fin de saciar su curiosidad.

Lo cierto es que estaba un poco confundido por el tratamiento del de cabellos negros, pues sus modismos no eran similares a nada que hubiera escuchado antes. "Ya no sé ni qué pensar con este tipo." Se rascó la nuca pensando que responder.

—Hoy parece que tocará esperar un rato, que entre tanta gente han de estar agobiados aquí— Se permitió relajarse y recostarse en el respaldo de la silla. —Y no es sólo que venga por aquí, este sitio es como otra casa para mí. No es por nada, pero soy uno de los mejores intérpretes que te podrás encontrar en estos lares. Mis planes son labrarme una fama no sólo en Amegakure, sino que seré un artista internacional. Aunque bueno, todos empezamos en algún punto, ¿no?— Empezó a carcajear.

»Por lo mismo, se te nota a leguas que no solo no eres oriundo de por aquí, sino que no pareces muy nativo de Amegakure propiamente dicho, you know?

Se pausó un momento al ver que la mesera finalmente se acercaba a atenderlos.

—A decir verdad tu hablado no me suena familiar, ¿de donde venís?— Preguntó directo y sin tapujos.

Sin embargo, para ese momento ya había llegado la muchacha encargada de tomar la orden.

—Disculpen la tardanza, ¿que desean ordenar?— Hizo una breve reverencia.

—Traéme cuatro toritos, que creo que el estimado no ha probado la comida local... Ya sabes que me gusta tomar, pero la bebida de él que la escoja por sí mismo—. Le tiró la pedrada a su colega de profesión.

—Tú nunca cambias de actitud, ¿verdad, Lobo?— Dijo para luego cambiar el punto de su atención a Karamaru, expectante a la petición de este.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 22 puntos
Dinero: 0 ryōs
#6
Karamaru no podía hacer más que agradecer haberse cruzado con alguien que soltara la lengua de esa manera. Él era de hablar sí, pero el resto de personas con las que se cruzaba no lo eran tanto. El cantante era diferente, y eso ya le gustaba. Le siguió la conversación con gestos, sin interrumpir, y antes de que lo tocase su turno tenía que llegar a la orden gratis.

«Aguantia, lobo, flasheo bestia salvaje este»

Como me gustaría que tuvieras fernet, pero... no sé, ¿un tequilazo? ¿Pinta eso acá? Si no.... si no la básica, un porrón y mandale que esa hay en todos lados.— dejando de lado a la camarera, obviando que tomara su pedido, volvió la mirada a su compañero de canciones.

Vengo de por acá, medio del campo, tené' un viaje largo desde Amegakure. Igual, que yo no parezco mucho pero el loco tirando cosas raras so' vos, "iu nou?" Che, decime— continuó él cambiando entre temas— ¿la flasheas vos eso de mejor interprete o tenés algún premio o algo de eso? Porque mucho pirpipí pero eso de artista internacional, la verga, no lo conseguís tirando dos palabritas en un karaoke rancio de Amegakure.
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#7
—En un momento les traigo su pedido— Anotó la muchacha con algo de inseguridad y luego se dió la vuelta, dejando a los dos genin a su rollo.

El Yotsuki se acomodó recostándose en el asiento y cruzando la pierna apoyando el tobillo sobre la rodilla contraria. Tenía mucha confianza en que nadie iba a reprocharle la actitud altiva que solía mostrar.

—Mi hablar es cosa de familia, pero explicarlo por enésima vez ya me da pereza...— Siempre era muy orgulloso respecto a la tradición de su clan pero incluso él podía aburrirse de presumir.

Lo que sí, la puya a su fama le cayó en un sitio donde era mejor no tocar. No era tan volátil como para explotar ahí mismo, pero si le molestaba que apuntaran a una de las cosas que eran su orgullo. Aún así, respondió algo calmado... a su manera.

—Oeh oeh, Amegakure no se hizo en un día. A decir verdad no es nada fácil este rubro, en especial cuando tienes que compaginarlo con el oficio ninja— Se levantó las gafas para mostrar su afilada mirada. —A decir verdad, tenía planes de presentarme a un Festival Musical allá en la capital del País del Fuego, sin embargo justo durante esas fechas me fui de misión a Yukio. Quiera que no sin billete no se vive, pero una cosa quita el tiempo de la otra. Estuve de hecho esforzándome mucho para el evento del Tanzaku y hay final sirvió de ni mierda. Tendré que esperarme al otro año, aunque organizar la agenda me está costando— No quería que sonara a excusa, pero tampoco quería sacar a relucir su lado más agresivo aún.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 22 puntos
Dinero: 0 ryōs
#8
Tranqui, tranqui, te entiendo, yo recién me estoy acostumbrando a esto de organizarse con los laburos que nos mandan. No te podés ir a la mierda tampoco, tenés que laburar, la verdad que mucho tiempo pa' la joda no queda aunque uno sepa encontrarse los momentos.— como lo era aquella anoche.

A Karamaru comenzaba a caerle aún mejor la buena actitud del shinobi, tal vez que el poquito alcohol que tenía encima ayudaba, y estaba bastante interesado en continuar hablando.

¿Qué festival? ¿Qué evento? ¿Qué onda con el País del Fuego? Yo... yo no doy tantas vueltas, no recorrí mucho, ¿viste? No conozco afuera, ¿está piola? ¿es más o menos distinto o es la misma mierda con otro simbolito? Lo más lejos que me fui fue acá a Notsuba por un pelotudo, pero na' más y tampoco era la gran cosa, una banda de gente eso sí.
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#9
Hubo algo en las palabras del pelinegro que captó su atención, siendo este el hecho de que este recién se estaba acostumbrando a la vida del ninja. "¿Soy yo o últimamente mucha gente le entra a ninja ya a edad tardía?" Ya era el segundo caso que veía, aunque no le prestó demasiada atención en cuanto cambió de tema y preguntó por el exterior, afianzando a su vez la teoría del Yotsuki de que aquel al que tenía enfrente aún era más novatillo que él.

Man, te hace falta ver mucho mundo— Negó con la cabeza. —El País del Fuego no se parece en nada al de la Tormenta, es un mundo aparte. En especial la capital, que parece que están de fiesta todo el año. Mira que ahí puedes darte gusto con anfitrionas o apuestas, aunque lo último es lo que me atrae más.— Le restó importancia con la mano. —Yo sí que he viajado bastante allá afuera: He visitado también el Rayo, la Hierba, la Tierra e incluso el Viento... Aunque este último la verdad no lo recomendaría para vacaciones—. El calor infernal le traían muy malas memorias.

»A todo esto ya estábamos metidos en materia y no me has dicho tú nombre. ¿Con quién tengo el gusto?
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 22 puntos
Dinero: 0 ryōs
#10
Karamaru quedó asombrado por el recorrido por Oonindo que había tenido el muchacho. Tal vez era lo normal conocer tierras lejanas pero para el morocho que apenas había puesto pie fuera de las fronteras era todo un tópico que le interesaba demasiado como para no prestar atención.

Karamaru, un gusto— contestó rápido extendiendo la mano hacia delante, sin preguntar de vuelta, esperando que el otro shinobi también dijera el suyo.

¿Tenés idea cuánto tardan mas o menos en traer las cosas por acá? Para saber si me abro uno de estos.

De uno de sus bolsillos sacó una pequeña botella verde transparente con un líquido oscuro, con poca espuma, en su interior. No había duda que era alcohol y a Karamaru le gustaba que la ingesta sea constante.
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#11
El de cabellos tricolor correspondió su apretón con fuerza, tanto que quizá le dolerían un poco los dedos a Karamaru. Aunque en realidad el Yotsuki no lo había hecho con mala intención, pero desconocía un poco de la carencia de condición física del pelinegro pese a la diferencia de edades.

Si embargo, el Yotsuki no correspondió la presentación con su nombre. La razón era muy simple: no podía hacerlo de la forma normal. Tenía un extraño ritual de presentación que iba en un orden específico y no podía saltarse ninguno de los pasos. "Maldita sea, no me ha preguntado por el mío, así no se puede, no es natural." Podría sonar tonto, pero no iba a causar el mismo impacto si la interrogante no provenía del interlocutor. "Esto es malo, no puedo romper mi actuación, nunca lo he hecho. Ya tengo la pose pensada, pero no puedo montar el show si este tipo no da el paso, maldita sea." Sonreía nervioso por fuera, aunque sería difícil para el otro genin averiguar el porqué de esto.

Para su suerte -más mala que buena- el otro sacó una botella de alguna bebida alcohólica, ante lo cuál el genin abrió los ojos y puso ambas manos en la mesa para acercar su rostro al del otro y luego susurrar entre dientes.

—¿Cómo se te ocurre traer es aquí?— Dijo en voz baja, aunque su postura era por demás sospechosa. —Si la vieja Karako descubre que has traído algo comprado en otro establecimiento te va a romper esa botella en la jeta antes de sacarte de aquí y ni siquiera yo con mis influencias voy a ser capaz de salvarte de esa— Se reclinó nuevamente para volver a su asiento.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 22 puntos
Dinero: 0 ryōs
#12
Oportunidad que aparecía para armar lío, oportunidad que Karamaru no podía perder. ¿Amenaza? ¿Advertencia? Para él todo era sinónimo de desafío. Y tal vez pudiera evaluar si convenía o no aceptarlo, si es que tuviese completamente sobrio. Un poco ido y mareado, en una noche para él de fiesta y diversión, no tuvo siquiera dudas.

Que me chupe la verga esa Karako, que me venga a buscar si quiere. Yo tomó lo que me pinta donde me pinta.

Y al instante el amejin se paró sobre su asiento, botellita en mano agitándola por el aire, y comenzó su show.

Eh, vieja de mierda, Karakuliada traje una petaca "de otro establecimiento"— gritó en tono burlón— ¿Qué me va a decir? Que no joda y me deje tomar tranquilo.

Esta vez nuevamente hablaba con Roga, buscando volver a su asiento, y aún indeciso sobre si abrir la botella de alcohol o esperar a que su pequeño número atrajera la atención de la camarera a su mesa con las bebidas correspondientes.
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#13
Muchos voltearon a verle, dejando de lado sus conversaciones en cuanto el recién llegado gritó con eco en todo el salón. Fue tanta la impresión que incluso cortaron la música y los que estaban en el escenario enmudecieron.

"ESTE HIJO DE LA GRAN PUTA" Se vio en la necesidad de reaccionar.

El Yotsuki había visto muchas cosas. Desde dioses encarnados hasta animales parlantes, pero nunca en su vida una irreverencia mayor a la suya. Le había lanzado una advertencia al pelinegro, pero esta se la pasó por la raya dónde no se asoma el sol. Si bien el otro lanzó la afrenta a alguien más, el de cabellos tricolor sintió que estaba profanando también su propia morada. El Distrito Comercial era su propio barrio, y él era el Rey de los karaokes locales.

SHUT UP! Con más rapidez y más fuerza de la que su tamaño pudiese sugerir, el propio Rōga se levantó de su asiento en cuanto Karamaru se disponía sentarse. Raudo, le agarró de los pelos y tiró con toda su fuerza hacia abajo para estrellar su cara en la mesa. No contento con ello, levantaría la pierna para ponerle la suela encima de la cabeza. —¿Te invito una comida y así es como me lo pagas? Traté de ser amable y lo primero que haces es insultar este negocio y sus comensales montando un escándalo. Tal vez dijiste que eras de fuera, pero in my territory se respeta. Do you understand? Retiraría su pie para dejarlo libre, pero seguiría parado en la mesa mientras se cruzaba de brazos con la mirada afilada.

»Now, si todavía quieres vergueo, en lugar de meterte con los trabajadores aquí estoy yo para darnos reata. Pero te lo advierto, te voy a dar una putiza que van a parecer tres. Tu eliges, o te comportas y te vas de aquí con algo de dignidad o te doy una cumbia que no vas a poder ni caminar para irte de aquí.

Mantenía la mirada altiva, esperando si el otro iba a seguir de brincón o no. Aunque realmente esperaba una respuesta del otro para poder descargar su rabia.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 3
Exp: 22 puntos
Dinero: 0 ryōs
#14
Recibió el golpe por sorpresa, el mareo no ayudaba para nada tampoco, pero lo tomó con hombría, tragando saliva y comiéndose el sermón de su compañero de la noche sin rechistar. Ah, pero no iba a salir impune si le pisaba la cabeza, no importaba si fuese siquiera la mismísima Arashikage… o tal vez sí. Definitivamente, sí. Pero liberado Karamaru podía reaccionar.

¿Sabés qué pedazo de pelotudo? Me chupas la verga vos, el establecimiento este poronga y todo' lo gile' que están acá. ¿No me dejas tomar? ¿A ver? Llamala a esa vieja como se llame, decile que venga defensor de pobres y ausentes, pedazo de puto. La concha de tu madre forro, decile que venga, anda a buscarla dale que te haces el piola. ¿Me querés cagar a palos intento de cantante? Mierda humana, vos te haces el verga larga, yo también. Decile que venga y me diga bien donde dice que yo no puedo tomar lo que quiera donde quiera, dale pá. La última vez que yo me fije acá eramo' todos libres, ¿no? Y me llegas a pisar una vez más la cabeza así como hiciste, creído del orto, y vas a terminar mal. Porque me podrás cagar a piñas, no digo que no, pero mirá que yo no me olvido, ¿eh? Así que tráela a la vieja, a tu mamá, a Yui, y a quién vos quieras y que se vayan todos a la puta que los pario, manga de hijos de remil puta y la putisisima madre que los re mil parió. Conchudo. Gato.

La garganta cada vez gritaba más haciendo una escena sin un poco de vergüenza. Abrió la petaca, enojado por la reacción prepotente del muchacho, y tomó un trago largo. Ya a ese punto no podía decir bien que tanto era lo que hablaba el alcohol.

Y me chupas un huevo, la concha de lo lora. ¡GIL! Dame la cumbia que vos quieras que yo me la como, dale, y sácame de acá a las patadas, dale boludo, dale, y... y... y... ¿SABES QUE? La voy a buscar a la doña, y le digo, le digo, que... que el muchachito este tarado que no tiene dos dedos de frente me cagó a palos porque sí. Por tragar dos gotitas de birra. ¿Y sabés en el barro que te meto pedazo de idiota? Dale vo' hace lo que quiera que trago tierra, dale, pero después no arruges cuando se te complique ¿eh? Yo te aviso.
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#15
El Yotsuki tenía una cara de jugador de póquer increíble. Algunos de los demás comensales estaban asustados, siendo que incluso la mesera que ya venía con su orden en la mano se quedó helada a medio camino cuando estaba por llegar a la mesa. Interiormente, el Yotsuki estaba tratando de asimilar como alguien podía llegar a ser tan imbécil y tarado. ¿Que si iban a montar una pelea de bar dos genin de Amegakure? No, eso no iba a ser una pelea. Eso iba a ser un ajusticiamiento.

El de cabellos tricolor entonces empezó a rebuscar entre sus bolsillos un cigarrillo y un encendedor, llevándoselo a la boca mientras el pelinegro hablaba. Cuando Karamaru terminó de hablar, lucía bastante calmado pese a la bravuconería del otro. Era una calma, amenazante.

—Si vas a hablar con el alcohol encima...— El niño encendió el tabaco, para luego guardarse el encendedor. —Quítate la puta placa— En un instante pasó de la tranquilidad a la acción, cómo un relámpago repentino en medio de las nubes grises. Un salto tan corto como un paso, que considerando el nivel de alcohol que tenía encima, para cuando Karamaru se diese cuenta tendría el puño de electricidad plateado del Yotsuki en su estómago.

No apuntó directamente a la cara, para no darle el privilegio de quedar inconsciente y no recordar lo que iba a venirse. Si la embriaguez le dejaba, quería que recordara muy bien esa noche. Lo dejaría caer, tomaría el cigarro y le daría una calada.

—Shinobi en rango genin causando escándalo en un espacio público del Distrito Comercial. Me vi forzado a incapacitarlo de forma preventiva debido a amenazas lanzadas bajo el efecto de alguna bebida etílica a fecha de Invierno del 219— Soltó en voz alta mientras esperaba a ver si el otro iba a seguir resistiéndose. —¿Quieres que te acompañe a la Torre de la Arashikage?— Preguntó con voz serena.

Increíblemente, aún estaba siendo bastante benevolente y permisivo con aquel sujeto.


Estado de Rōga

Vida

200/200


Chakra

197/220

-23

Gasto 1 menos de CK por INT 60 (?)

¤ Raiton: Superman Punch
¤ Elemento Rayo: Puñetazo del Súper Hombre
- Tipo: Ofensivo
- Rango: S
- Requisitos: Yotsuki 60
- Gastos:
  • 24 CK
  • (multiplicable x2)
  • (multiplicable x3)
- Daños: 40 PV
- Efectos adicionales: Deja inconsciente al oponente bajo ciertas condiciones (ver descripción)
- Sellos: -
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: El usuario puede saltar hasta 3 metros.
Jutsu insignia original de Shishio y heredado a Rōga, dotado de gran peligrosidad pese a su simpleza. La técnica concentra una gran cantidad de chakra raiton en un sólo puño, para que luego el ejecutante de un veloz salto con el fin propinar un brutal puñetazo a su rival que además le electrocutará. Esta técnica resulta especialmente efectiva si se busca golpear en la cara al oponente.

La versión multiplicada al máximo, si da de lleno en la cabeza, dejara inconsciente al objetivo durante los siguientes tres turnos, víctima del impacto y la descarga eléctrica. Esto sólo ocurrirá media vez su PV sea igual o inferior al 40%. En el caso de un civil este podrá ser noqueado únicamente con recibir de lleno la versión multiplicada x2 sin cumplir la regla de PV.
40 PV de Superman Punch.
Dada tu Resistencia a 10. Un golpe contundente que no es un punto fijo del cuerpo te dejaría con penalización de -10 tanto a Destreza como a Agilidad.
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder