Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Todos necesitan un día libre
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 17
Exp: 13 puntos
Dinero: 1000 ryō
#1
Recientemente Rōga había procrastinado en exceso, ¿a qué se debía? Quién sabe, que a veces los cambios de humor de un preadolescente eran impredecibles. Lo cierto es que luego de pasar el setenta por ciento del tiempo metiéndose en problemas, lo raro es que por fin estaba llevando un ritmo más calmado para un shinobi. Tenía mucho en lo qué reflexionar, principalmente, en el hecho de que a poco más de un año de su graduación aún no tenía los requisitos para entrar al examen chuunin. Increíblemente, había evadido en su totalidad las misiones de Rango D que tan necesarias le eran para llenar el currículo. "La burocracia es un asco." Su pensar nunca iba a cambiar, pues era un enemigo acérrimo de los protocolos.

De todas maneras, estaban ya en el último mes del año y sentía una leve melancolía la recordar todas las aventuras que vivió a lo largo del año. Ciertamente se había metido en muchos problemas sin recibir dinero o reconocimiento alguno, pues a pesar de sus hazañas estas no tenían valor alguno si no estaban redactas en un pergamino sellado. En fin, básicamente no tenía forma de validar nada. "Aunque no puedo quejarme, tampoco quiero más responsabilidades por ahora." Lo principal, es que podía darse el lujo de continuar con su supuesta carrera artística sin mayores problemas.

Es lo que nos lleva hasta aquí, a cierto restaurante sin nombre o letrero alguno, al fondo de un callejón donde vendían extrañas mercancías exóticas en uno de los tantos rincones del Distrito Comercial. Ya no era sólo el chico de los karaokes, pues ahora podía presumir de interpretar su música en el escenario con mérito propio, aunque no todos entendieran su ritmo.

—¡YOSHA!— Anunciaría alegre tras subirse al escenario.

Si su sola y extravagante apariencia no bastaba para llamar la atención, aquella guitarra con filo de hacha era cuanto menos llamativa. No había cables, pero como por arte de magia esta sonaba con fuerza al rasgar sus cuerdas de acero.

Y pese a su energética presentación, cuando empezó a tocar el sonido eléctrico del instrumento sonaba melódico y triste, mientras el cantaba suavemente a los presentes.


Quiero que comentemos, como empezó esta agonizante conversación.
Lo irrelevantes que son, nuestras charlas sobre ayer y hoy

Me balanceo, me balanceo, me balanceo y sigo balanceándome.
Mientras sigo este juego, oh baby.

¡No puede ser cierto! ¡Es imposible! ¡Mi moral ha sido confundida!
Tu mundo a cambiado mi mundo

Para que las cosas sigan igual, es que mejor que todo se quede como está. Probablemente.

¿Que era lo que deseaba transmitir con esas palabras? Quizá sólo buscaba desahogarse sin que realmente alguien entendiera su sentimiento, cuando terminó se bajó tras los aplausos y se dirigió a su mesa de siempre, esperando que la mesera llegase a tomar la orden. No era habitual en él cantar ese tipo de letras, ¿que le rondaba por la cabeza?
[Imagen: tumblr_ompaeoE7mU1umjc3jo2_500.gifv]

RushHablo || Pienso || NarroRush

MIL GRACIAS A DARUU POR EL AVATAR
~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 3
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#2
No era sorpresa para nadie que lo conociera que a Karamaru le gustaba la fiesta y la diversión, incluso cuando eso conllevaba un poco de alcohol. Todos en su familia, en su pueblo, eran de esa manera y el gusto a empinar el codo para reír más se empezaba a agarrar, lamentablemente, desde bastante chico. Lejos de ellos, solo en Amegakure, el amejin no perdía chances de hacer honor a esas noches que veía a sus primos tomar de más e iba en busca de alguna copita para homenajearlos en su recuerdo.

Caminó largo rato de noche por los comercios de la aldea, indeciso, vagando solamente por el hecho de caminar y no quedarse encerrado en su casa. El sonido de música lo terminarían por captar, encontrando lejos de lugares bulliciosos un bar que parecía contar con algún tipo de karaoke. Ya con unos pocos tragos de cerveza encima, entró, tomó asiento, y terminó el último poquito que le quedaba en la pequeña petaca que llevaba.

¡YOSHA!— gritaría desde su asiento sin saber que era el grito, pero él seguía la corriente del lugar. Un muchacho extravagante, con una guitarra que lo era aún más, se las dio de cantante y le dio a las cuerdas y la garganta. Karamaru escuchaba atento lo que para él, al menos en ese momento, era una dulce melodía hipnotizado por las líricas del tema.

¡OH BABY!— gritó de nuevo haciendo de coro.

La canción terminaría y Karamaru no se iba a olvidar de ponerse de pie y aplaudir bien fuerte por el peliazul raro que bajaba del escenario. Ni corto ni perezoso el Yamanaka se acercó.

Mirate cómo te canto esta.— dijo al paso, emocionado, largando un leve olor a alcohol. Subió al escenario, tomó el micrófono y comenzó a golpearse su cuerpo tratando de lograr, medianamente decente, un ritmo de fondo.

Ey io, ey io, vengo a rimar, vengo a rapear, estoy solo con el sonido me dicen animal. Suelto las palabras por aquí y por allá en la improvisación nadie me puede parar.

Estilo demencial, cruento de verdad, hijo de puta las líricas salen pa' matar, el peliazul de allá, de la guitarra un experto. Un aplauso para él y todo su talento. Gran cantante, de las letras normales, pero acá llegue yo con este estilo que sale, la rompe en las instrumentales. Un karaoke perdido que me tiene a mi quemando bares, con las letras que explotan que valen, oro y quilates, wacho piola el Yamanaka está que se sale.

Puedo seguir, no me voy a arrepentir, la palabras las limo y las rimo, esto no es un timo, arriba las manos pero no soy policía ni asesino, soy un referente de mi estilo y desde mi pueblo vengo a dejar la tonada de mis amigos.


La mente se le bloqueó en ese momento, la lengua se le trabó y sus pocos segundos de fama decidió terminarlos bajando rápido del escenario para volver a su mesa y pedirse otro trago.
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 17
Exp: 13 puntos
Dinero: 1000 ryō
#3
El Yotsuki rió por lo bajo al notar como el recién llegado a su territorio se bajaba luego de un posible bloqueo inspiracional. "A veces también toca trabajar el talento." Se quedó pensativo por un rato al ver que la mesera se tardaba en atenderles, principalmente porque esa noche el local estaba mucho más lleno de lo normal. "Tal vez he encontrado mi diversión para el resto de la noche." Se dijo sonriendo de forma pícara mientras se encaminaba a la mesa del pelinegro.

A decir verdad, sentía que estaban invadiendo su territorio al llegar a interpretar un género de música un tanto distinta, por lo que de inmediato lo veía no tanto como un rival sino una amenaza directa respecto a su afán de cosecharse algo de fama. Quería ver de que madera estaba hecho el recién llegado, por lo que al acercarse con su blanca dentadura se permitió apoyar su arma-instrumento en el suelo mientras colocaba el codo en la mesa.

—¿Eh? parece que eres nuevo por estos lares— Sus palabras no sonaban amenazantes, aunque su lenguaje corporal dijera otra cosa. I like your beat, así que me han dado ganas de invitarte una buena comida esta noche, aunque tampoco creas que tengo demasiado dinero encima— Alzó las cejas y observó a los lados buscando a la mesera. —Y cuidado si te ven aquí ya con unos traguitos encima, que conozco a la dueña de aquí y es muy recelosa con la fidelidad de los clientes. Consejo personal— Aquello si iba con algo más de sinceridad.

Sin pedir permiso, tomó asiento y jaló de la correa de Otome para colocarla suavemente cerca de la silla y que reposara cerca de él.

Tell me, ¿que te ha traído a festejar a este arrinconado callejón?— Afiló los ojos sin perder la sonrisa.

Ya estando más cerca, notó la placa de Amegakure a manera de pulsera en la mano del contrario, aunque esa información le era irrelevante hasta cierto punto. El contrario podría o no fijarse en la propia del Yotsuki, pero nuevamente, no era algo que le importase demasiado.
[Imagen: tumblr_ompaeoE7mU1umjc3jo2_500.gifv]

RushHablo || Pienso || NarroRush

MIL GRACIAS A DARUU POR EL AVATAR
~Ausente los fines de semana~
Responder
Yamanaka Karamaru Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 3
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#4
«¿Ai laik qué? ¿Qué mierda dijo?»

Karamaru miró desconfiado al muchacho mientras se le acercaba, la realidad era que sin conocer el lugar tenía que tener cuidado con quien trataba. No prestó mucha atención hasta que la palabra comida entró en juego. Se frotó las manos, le indicó con la mano que se sentase y comenzó a escuchar.

Me caes bien pa', nada mejor que morfar gratis— respondió en un elevado tono de voz— Vos compra, compra, que yo como tranqui. Y si, nunca giré por acá, buen lugar la verdad, está piola. Y el micro la rompe toda, cantas bien wacho. Yo andaba medio embolado dando vueltas, tenía ganas de joder un rato, y mandé una birra y terminé acá. Escuché música y pa' el escenario fui.

Se detuvo un segundo para levantar la mano y buscar a alguna camarera con la mirada para que se le pudiese arrimar. No tenía que perder la oportunidad de comida gratis.

¿Vos, negro? ¿Qué onda? ¿Qué andás haciendo por acá? Tiene pinta que venís seguido, ¿no?
Hablo ◘  Pienso ◘  Telepatía
Responder
King Roga Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 17
Exp: 13 puntos
Dinero: 1000 ryō
#5
"¿Morfar? ¿Wacho? ¿Piola? ¿Birra? Joder, y luego dicen que a mí no se me entiende." Aunque creía entender más o menos por el contexto en el que estaban. El genin era mucho, mucho más listo y analítico de lo que su look de maleante pudiese decir. Quería ver por lo tanto, hasta donde podía llegar la conversación para sacarle información al recién llegado, únicamente con el fin de saciar su curiosidad.

Lo cierto es que estaba un poco confundido por el tratamiento del de cabellos negros, pues sus modismos no eran similares a nada que hubiera escuchado antes. "Ya no sé ni qué pensar con este tipo." Se rascó la nuca pensando que responder.

—Hoy parece que tocará esperar un rato, que entre tanta gente han de estar agobiados aquí— Se permitió relajarse y recostarse en el respaldo de la silla. —Y no es sólo que venga por aquí, este sitio es como otra casa para mí. No es por nada, pero soy uno de los mejores intérpretes que te podrás encontrar en estos lares. Mis planes son labrarme una fama no sólo en Amegakure, sino que seré un artista internacional. Aunque bueno, todos empezamos en algún punto, ¿no?— Empezó a carcajear.

»Por lo mismo, se te nota a leguas que no solo no eres oriundo de por aquí, sino que no pareces muy nativo de Amegakure propiamente dicho, you know?

Se pausó un momento al ver que la mesera finalmente se acercaba a atenderlos.

—A decir verdad tu hablado no me suena familiar, ¿de donde venís?— Preguntó directo y sin tapujos.

Sin embargo, para ese momento ya había llegado la muchacha encargada de tomar la orden.

—Disculpen la tardanza, ¿que desean ordenar?— Hizo una breve reverencia.

—Traéme cuatro toritos, que creo que el estimado no ha probado la comida local... Ya sabes que me gusta tomar, pero la bebida de él que la escoja por sí mismo—. Le tiró la pedrada a su colega de profesión.

—Tú nunca cambias de actitud, ¿verdad, Lobo?— Dijo para luego cambiar el punto de su atención a Karamaru, expectante a la petición de este.
[Imagen: tumblr_ompaeoE7mU1umjc3jo2_500.gifv]

RushHablo || Pienso || NarroRush

MIL GRACIAS A DARUU POR EL AVATAR
~Ausente los fines de semana~
Responder