Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva era T5

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#76
¿¡Pero qué están haciendo!? —exclamó Daruu, llevándose las manos a la cabeza.

Allá a lo lejos en el horizonte, Kiroe y Zetsuo parecían librar una encarnizada pelea a lomos de Ramu. El médico cargó chakra en su brazo y trató de desprenderse de la mujer, pero ésta extendió los brazos en una masa de caramelo y se aferró de nuevo a Zetsuo. Entretanto, el ave daba bandazos a izquierda y a derecha. Hasta que no pudo más.

El constante vaivén de los impulsos de los dos adultos hizo que Ramu no pudiera más y se precipitase a toda velocidad hacia la costa. Por suerte, cayó en el agua, produciendo un fuerte estallido contra el mar.

¿¡Pero qué hacen!? —repitió Daruu, incrédulo.

Kiroe y Zetsuo fueron los primeros en salir a la superficie. La mujer tenía al hombre agarrado por la camisa.

¡Esto ha pasado por tu insistencia en tirarme del pájaro! ¡Eres un insensato, y un cruel! —Sonrió y alzó las cejas—. Y ni siquiera has podido hacerlo sin caerte tú mismo.

El águila salió a la superficie, completamente empapada.
· Marcas de sangre ~ 飴
No hay marcas de sangre registradas.
Responder
#77
¿¡Pero qué están haciendo!? —chilló un incrédulo Daruu, desde la orilla.

Junto a él, Ayame contemplaba la escena igual de horrorizada. En el interior del mar, el águila que transportaba a sus padres daba violentos bandazos a izquierda y a derecha, subiendo y bajando, tratando de mantener el equilibrio por los dos adultos que no dejaban de batallar sobre su lomo. Pero al final no pudo soportarlo por más tiempo, y Ayame pegó un chillido cuando el ave se desplomó sobre el mar con una densa nube de espuma y agua que los engulló por completo.

Y es que los adultos muchas veces son peores que los niños.

Tras varios largos segundos de tensión, tanto Kiroe como Zetsuo surgieron de las aguas, empapados de los pies a la cabeza y aún enzarzados como dos enamorados que se odiaran a no más poder.

¡Esto ha pasado por tu insistencia en tirarme del pájaro! ¡Eres un insensato, y un cruel! —exclamaba Kiroe, y entonces esbozó una sonrisa picaresca—. Y ni siquiera has podido hacerlo sin caerte tú mismo.

¡¡Esto ha pasado por tu insistencia en DAR POR CULO!! —la corrigió el médico, con sus chispeantes ojos clavados a escasos centímetros de los de la mujer—. Así que... ¿¡POR QUÉ NO CIERRAS LA PUTA BOCA DURANTE CINCO MINUTOS?!

Ramu, igual de empapada, salió a la costa junto a los dos chiquillos.

Son peor que dos pollos. Yo me largo —masculló, antes de desvanecerse en una nube de humo.
[Imagen: kQqd7V9.png]
Sprite por Karvistico.

—Habitación de Ayame: Link

No respondo dudas por MP.
Responder
#78
----¿¡Pir quí ni cirris li piti biqui dirinti cinqui minitis!? —se burló Kiroe, empujando a Zetsuo para apartarse de él—. Piérdete, Zetsuo. Ahora que hemos recuperado a los niños, sigamos disfrutando de las vacaciones. Por separado. —La mujer comenzó a nadar hacia la playa, donde un empapado Ramu se dirigía hacia Ayame, Daruu y Kori.

Son peor que dos pollos. Yo me largo.

Daruu se acarició la nuca con una risilla nerviosa. El ave desapareció dejando tras de sí una nube de humo blanco. Daruu abrió mucho la boca y los ojos. «¿Cómo...?»

¡Vamos, Daruu! ¡A casa! —dijo Kiroe sonriéndole amablemente, y le revolvió el pelo—. Despídete de Aya... ¡Kori-kun! ¿Qué le ha pasado?

No sé. Nos lo encontramos así. —Daruu se encogió de hombros.

Es igual. Venga, vámonos. ¿O no quieres seguir leyendo tu libro?

S... sí. —Por lo que a él respectaba, Daruu lo que quería era marcharse de una vez a Amegakure. Se dio la vuelta hacia Ayame e inclinó la cabeza tímidamente—. Ha... hasta luego, Ayame-san.

Se cogió de la mano de su madre y se marchó dando incómodos pasos sobre la arena. Daruu y Kiroe subieron el acantilado por la rampa de hierba y se dirigieron hacia la cabaña.

Mamá... lo siento por daros tantos problemas —dijo Daruu, cabizbajo.

No ha sido culpa tuya, hijo —contestó Kiroe—. Pero vamos a tener que tener unas palabras con el que nos alquiló la casa esta. "Aguas tranquilas", ¡ja, y una mierda!

¿Por qué Aotsuki-san y tú os lleváis tan mal?

¿Yo? ¿Llevarme mal? ¡Es él, que es un amargado, no lo ves!

Pero luego dices que nuestras familias son amigas desde siempre, ¿no...?

Kiroe se detuvo, se arrodilló frente a Daruu y le agarró del moflete. Daruu se apartó, molesto, chasqueando la lengua.

Ay, hijo. Algún día comprenderás que las relaciones entre personas no son tan simples como de niño.

Y con aquél enigmático mensaje, madre e hijo entraron en la cabaña, e hicieron todo lo posible para disfrutar de aquellas extrañas vacaciones. Aquella fue la primera mala experiencia de Amedama Daruu en una playa, aunque sin duda habría algunas más. Algunas bastante peores.
· Marcas de sangre ~ 飴
No hay marcas de sangre registradas.
Responder
#79
Los dos adultos salieron al fin del agua, aún entre resoplidos, maldiciones y renovados insultos, pero ambos ilesos.

Ha... hasta luego, Ayame-san

Um... adiós... —respondió ella débilmente, apartando la mirada.

Tras un breve intercambio, Kiroe se llevó a Daruu y Zetsuo hizo lo propio con sus propios hijos:

¡Vamos, Ayame! ¡K... Kōri! ¿Pero es que no te has echado protección solar?

Yo... Me perdí —respondió el muchacho, tan escueto como sólo él podía ser.

¡Bah! ¡Volvamos a casa de una condenada vez! ¡Y que sea la última vez que bajas a la playa tú sola, niña!

La pequeña Ayame hundió los hombros.

S... Sí...

¡Y desde hoy vas a estar entrenando mañana y tarde! ¿Me has entendido? ¡De aquí no nos vamos hasta que no aprendas a nadar como mínimo!

Ella volvió a asentir, con un puchero haciendo temblar su labio inferior. En un momento dado se giró por última vez hacia el camino que habían tomado Daruu y su madre, pensativa. Aquella había sido una experiencia horrible y no deseaba repetirla por nada del mundo. Pero, allí en la isla, durante un breve instante de tiempo, había sentido algo parecido a tener algo como un amigo...

«No seas tonta...» Se reprendió, sacudiendo la cabeza con lágrimas en los ojos—. «¿Quién iba a querer ser amigo de un alien?»

El primer día de las vacaciones de verano había sido increíblemente ajetreado. Y eso que aún quedaban muchos por venir.
[Imagen: kQqd7V9.png]
Sprite por Karvistico.

—Habitación de Ayame: Link

No respondo dudas por MP.
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.