Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva era T5

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#1

País del Viento



Historia previa al atentado del Torneo de los Dojos del año 220
El País del Viento es uno de los territorios más inestables del continente, con un gran número de Daimyōs provenientes de distintas familias feudales a lo largo de su historia. Las guerras entre nobles, las traiciones y los regicidios —los más famosos mediante el veneno—, son una tónica habitual del país, y no hay generación que haya vivido bajo un solo mandatario (oficialmente, el récord lo ostenta una mujer llamada Kawaguchi Kokaze, que con 113 años ha visto ponerse el sombrero a 12 personas distintas).

La estirpe que más tiempo ha logrado permanecer en el poder fue la Natsukatto. Natsukatto Rafū alcanzó el poder en el año 193, tras dar un golpe de estado y aniquilar a la familia gobernante. El suyo fue un gobierno duro, como acostumbra a ser en estas tierras, teniendo que sofocar varias revueltas tanto de la plebe como de pequeñas agrupaciones de nobles que trataron de hacerse con el poder.

En el año 208, sin embargo, murió envenenado, como también su esposa e hijo mayor, por Natsukatto Erina, su propia hermana, quien se hizo con el poder. Natsukatto Amura, hija de Rafū y con 12 años por aquel entonces, también fue envenenada y dada por muerta. Su cuerpo se tiró a los cerdos junto a los cadáveres de su padre, madre y hermano. No obstante, por alguna misteriosa razón su cuerpo resistió el veneno y logró escapar de Inaka sin ser vista.

Erina gobernaría los siguientes seis años, ganándose poco a poco al pueblo. Bajó los impuestos, fomentó el comercio y la exportación y quitó privilegios a los nobles. Incluso mandó ejecutar a varios de ellos al conocer que abusaban de su poder. Nobles que, por su parte, estaban cada vez más disgustados. En el año 210, Erina lidió con dos intentos de golpe de estado, cada uno hecho por una familia noble distinta.

En el año 213, sin embargo, las mismas familias que antaño habían luchado por separado se unieron bajo una nueva aspirante al trono: Natsukatto Amura, quien volvía de la muerte para reclamar lo que le pertenecía. Al contrario que el resto de nobles, Amura no solo dirigía su propio ejército, sino que luchaba en primera línea junto a los soldados.

Las batallas fueron sucediéndose en favor de Amura, y se dice que Erina, cada vez con más miedo, solicitó un encargo a las tres grandes Villas para que le trajesen la cabeza de su sobrina. Los rumores cuentan que los tres shinobis enviados dejaron en ella tres heridas: la de la vida; la del amor; y la de la muerte. Y que ella, a su vez, ofreció una única respuesta: colgarles de un poste y abrirles vivos en canal para facilitar el trabajo a los buitres.

En el 214, Amura, con 18 años recién cumplidos, logró finalmente derrotar a su tía y la tiró junto a su esposo y único hijo a un pozo lleno de serpientes, dándoles una muerte lenta y dolorosa. Gobernó desde entonces con mano férrea, y pese a que no era tan querida por el pueblo, contaba con su respeto y la adoración del ejército, quien la veneraba como a una diosa.

Pese a sobrevivir a varios intentos de asesinato de procedencia incierta —sus maestresalas, los encargados de probar su comida, no dejaban de morir por envenenamiento—, halló la muerte en Ascua del año 220, en el famoso Torneo de los Dojos.


Breve historia

Tras la muerte de Natsukatto Amura, y sin haberse casado ni concebido un legítimo heredero, el país se sumió en el caos. Hokori Kishin, el General del Ejército del Viento, decidió tomar el mando para calmar la situación a la espera de que se presentase un noble merecedor de proclamarse Daimyō. Acudieron a visitarle decenas de nobles, sabedores de que necesitaban de su poder militar. Todos obtenían la misma respuesta: decidiré a quien brindar mi apoyo en unos días. Cuando estos días se convirtieron en semanas, y estos en meses, lo obvio salió a relucir: al General le estaba resultando muy confortable el trono del palacio, y no tenía ninguna prisa en moverse de allí. No obstante, varios frentes amenazan su estadía.

Primero, Nathifa. La directora de la famosa Prisión del Yermo —situada a pocos kilómetros de Inaka— intentó un golpe de estado usando a los presos como ejército. Así es, a los presos. Se sabe que desde hace tiempo estaba experimentando con ellos, y ahora se ve el porqué: gracias a un fūinjutsu desconocido, es capaz de tener control total sobre sus mentes. Desde criminales de poca monta hasta los ninjas más peligrosos capturados en las últimas décadas. Pese a que no consiguió llegar a palacio, sí se hizo con el control de la parte occidental de Inaka, usando el Río de Oro, que divide la capital, como una especie de frontera temporal.

Por otro lado, está una buena parte de la nobleza que, al ver que peligraba su posición, ha formado un grupo que hoy se conoce como los Señores de las Dunas. Fugados de la capital por temor a ser asesinados, han cortado a la capital de cualquier suministro proveniente del exterior y se encuentran en negociaciones con las tres villas para que les ayuden a retomar el poder.

Por último, un frente que está pasando más desapercibido: los Moradores del Desierto, tribus independientes que pueblan el desierto desde tiempos inmemoriales y que se están empezando a unir bajo una misma figura. Una mujer de nombre desconocido que está seduciendo a todos con la idea de que ellos son los verdaderos dueños del Viento. Por el momento no han realizado ningún ataque, pero el mero hecho de que tantas y tantas tribus se estén juntando es preocupante.



Mitología

En construcción...



Ambientación

El País del Viento se encuentra al suroeste de Ōnindo, y se caracteriza por ser una zona desértica, compuesta principalmente de interminables dunas de arena. Existen oasis desperdigados por el desierto, donde se concentran los poblados, así como ríos intermitentes y estacionales. Hay una excepción a estos últimos, conocido como el Río de Oro, que cruza todo el país desde su fuente en el País de la Lluvia hasta vaciarse en el mar, con un caudal inagotable. A la ribera de este es donde habitan la mayoría de poblaciones, y de donde se nutre la ciudad de Inaka.

El país tiene el clima más severo del mundo. Con temperaturas que pueden alcanzar los 50ºC por el día y los -10ºC por la noche. Apenas caen precipitaciones una vez o dos al año, y se dice que sucede cuando en Arashi no Kuni deja de llover. Dichas lluvias suelen ser torrenciales y alargarse durante un día entero. Además, acostumbran a haber peligrosas tormentas de arena y pequeños tornados —más conocidos como el Diablo del polvo— a lo largo del desierto.

Es común ver dromedarios, camellos y cabras —principal ganado del pueblo—. También escorpiones, serpientes, zorros, antílopes blancos, cocodrilos —en el Río de Oro— e incluso algún guepardo (guepardo del Desierto). El pueblo se nutre principalmente del ganado, de las palmeras datileras y del cereal que cultiva. Pese a ser muy pobre, es conocido en todo el mundo por su hospitalidad, negando rara vez un buen vaso de agua o un plato caliente al viajero necesitado. También existen los Moradores del Desierto, pequeñas tribus independientes, de naturaleza nómada que se dedica al pastoreo, al comercio y, algunos, también al contrabando y al asalto.

En un claro contraste, los nobles del país suelen estar rodeados por el lujo y la opulencia, enriquecidos por la herencia de sus ancestros, quienes explotaron numerosas minas de oro y diamantes encontradas en el desierto. Por ello, pese a que la pobreza de sus habitantes es mayor a la del País de la Tierra, no se considera al País del Viento como el más pobre, pues es una potencia económica importante.


AVISO: Se recomienda encarecidamente a la ciudadanía de cualquier país ajeno no viajar a Kaze no Kuni en estos tiempos convulsos. En Inaka se producen altercados y enfrentamientos entre los dos frentes a cada hora, y la seguridad fuera de la capital es casi inexistente. De ser inevitable, se ha de ir con escolta ninja, y a pie —las vías del tren que llegaban a la capital han sido cortadas—.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es




This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.