Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva era T5

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#31
¿De un keque gencomo? Ah, queréis decir lo de mis huesos, pues no sabría deciros la verdad, de donde vengo sabemos hacerlo todos. Aunque ahora que lo decís no recuerdo haber visto a nadie hacerlo desde que vine a la villa.

Kumopansa y yo nos quedamos mirando, luego, el animal saltó a mi cabeza, lista para partir. La respuesta del kusajin nos había dejado claramente descolocados. Nosotros que no teníamos un kekkei genkai, pero aún así sabíamos lo que era y a juzgar por lo vista con los huesos de ese tipo y del general de Kurama, aquella debía tratarse de un kekkei genkai. demasiadas casualidades.

Bueno, no te preocupes Kumopansa si eres igual de fuerte que Yota dudo poder rozarte con mis huesos. —Dijo mientras soltaba una ligera carcajada. —Os parece si vamos a comer, por supuesto tu tambien estas invitada a lo que te apetezca.

— ¡Jah! Pues claro que voy, donde va Yota voy yo, ¿no te lo han enseñado?

Se me escapó la risa por debajo de la nariz. En ocasiones resultaba gracioso ver las bromas de Kumopansa y ver a la gente reaccionar a ello.

— Venga, vamos, que creo que todos tenemos hambre

En seguida nos pusimos a caminar, pero aún le debíamos la explicación de lo de antes a Koji, así que el camino hasta el local serviría para dar esa breve pincelada.

— Verás, Koji, el mundo ninja es complejo y hay ciertos ninjas que tienen la suerte de haber nacido dentro de clanes o simplemente han heredado habilidades innatas. Creo que es tu caso con lo de los huesos. Resumiendolo mucho, un kekkei genkai es una habilidad innata que te permite hacer cosas que alguien como yo, que no tengo seria imposible que hiciese, ¿entiendes?

Por momentos sentía que me había explicado de la peor forma posible.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#32

— Verás, Koji, el mundo ninja es complejo y hay ciertos ninjas que tienen la suerte de haber nacido dentro de clanes o simplemente han heredado habilidades innatas. Creo que es tu caso con lo de los huesos. Resumiendolo mucho, un kekkei genkai es una habilidad innata que te permite hacer cosas que alguien como yo, que no tengo seria imposible que hiciese, ¿entiendes?


Entiendo, entonces si un ninja puede hacer cosas que otros no tiene un kekei genkai, pero si tu no tienes un kekei genkai eso significa que tus poderes de araña los puede aprender cualquiera ¿no?

La cabeza de koji le daba mil vueltas y por un momento sintió que volvía a estar bajo la técnica que Yota le había lanzado durante el combate. Era demasiada información de golpe, un ninja con poderes arácnidos, una araña que hablaba, un combate imposible, un cascabel maligno y tapas de comer. Era tanta la información que el Kaguya tubo que respirar hondo para evitar perderse en un mar de dudas. Lo primero era lo primero, el agudo sentido de Koji le decía que era hora de comer y no pretendía dejar escapar una comida que no conocía.

Ahora mismo tengo mucha hambre la verdad, vayamos a comer y hablemos tranquilamente con un buen plato de comida delante.
Narro — Hablo Pienso
Responder
#33
Entiendo, entonces si un ninja puede hacer cosas que otros no tiene un kekei genkai, pero si tu no tienes un kekei genkai eso significa que tus poderes de araña los puede aprender cualquiera ¿no?

Todo parecía apuntar a que Koji se había hecho la picha un lio, pero empezaba a captar el concepto de lo que había querido decir. Pero no todo se resumía a los kekkei genkai, pero la verdad es que no me apetecía abrir el capitulo de los dōjutsu. Lo cierto, no obstante es que lo mío, aunque era peculiar no era un kekkei genkai como tal.

— Buena observación. Podría decirte que si, pero seguramente no seria del todo cierto. Mi habilidad noe s algo que vayas a conseguir de forma innata o a través de puro entrenamiento. Necesitas firmar un pacto de sangre con una familia animal

— ¡Es cierto, es cierto! Yo cuido del culo de Yota y Yota del mío

— Bueno, no fue exactamente así — dije entre pequeñas risas.

Pero se iba haciendo tarde y aun estábamos por llegar al local para comer. Así que había que darse prisa, tal y como el kusajin ya había advertido.


Ahora mismo tengo mucha hambre la verdad, vallamos a comer y hablemos tranquilamente con un buen plato de comida delante.

Asentí con la cabeza.

— Es cierto, es cierto. Venga, démonos prisa

No tuvimos que caminar mucho, puesto que el sitio estaba allí mismo, en aquella torre. Un pequeño local con una puerta de bambú y un cartel hecho con las cañas del propio bambú en la que se podía leer 'el Yugo del lechugo'.

— Bueno, ¿qué te parece?
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#34
Al llegar en frente de un local pequeño, al menos en comparación con otros de la misma planta, lo primero en lo que Koji se fijo fue el nombre que había plasmado en un cartel hecho de bambú 'El Yugo del Lechugo'.

«El Yugo del Lechugo, ¿ qué demonios es un lechugo? y más importante ¿ qué narices es un yugo? »

Tras mucho pensar al Kaguya solo se le venia una idea a la cabeza.

Vaya Yota, la verdad es que no te tenía por vegetariano, aunque algo de verdura nunca viene mal. —Dijo tan convencido que cualquiera que le oyese no pensaría que no tenia ni la más remota idea de lo que estaba hablando. —A mi me parece bien el lugar aunque seguramente tengas que explicarme como va la cosa.

Al acabar de hablar giro su cabeza hacia el shinobi para encontrarse de frente con la reacción del ninja y su acompañante. Al verlos pensó que en algo había debido equivocarse con respecto al nombre, o eso esperaba, no quería volver a cagarla con la pareja.

¿He dicho algo extraño de nuevo verdad?
Narro — Hablo Pienso
Responder
#35
Vaya Yota, la verdad es que no te tenía por vegetariano, aunque algo de verdura nunca viene mal.

Había que reconocerlo, el tio tenía puntos de lo más divertidos. Quizás fuese por su ignorancia en general, pero la verdad es que tenía reacciones de lo más surrealistas.

«¿Yo, vegetariano?»

A mi me parece bien el lugar aunque seguramente tengas que explicarme como va la cosa.

Mi cara, efectivamente era todo un poema y Kumopansa estaba haciendo esfuerzos para no soltar una de sus carcajadas. Tanto que el gennin pronto se percató.

¿He dicho algo extraño de nuevo verdad?

— Pues sí — dije, disipando toda sospecha. — Esto no es ningún local vegetariano. De hecho, se puede comer casi cualquier cosa. Vamos, entremos

Empecé a caminar hacia su interior y allí dentro estaba un tipo vestido de blanco tras un pequeño mostrador. Tenía anudado a su cuerpo un delantal que a primera hora del día debió de ser blanco, pero que ahora parecía una paleta de colores de algún pintor. Alrededor del local habían pequeñas mesas de madera con sus respectivas sillas también de madera y algún que otro comensal.

— Hombre, Yota, pero si no hace ni media hora que habéis venido

— Es cierto, pero resulta que gané una apuesta con nuestro nuevo conciudadano. Por lo visto no conoce aún tu antro

— ¿Como? Esto no puede seguir así. Vamos, sentaos, os prepararé el pack de bienvenida, vamos

El hombre tomó del brazo a Koji y yo le seguí hasta la primera mesa en la que se dispuso a hacer sentar al nuevo comensal de la aldea. Le di una mirada a Koji asintiendo para que confiase en lo que le decía aquel hombre, a pesar de ser muy enérgico y algo mandón, era un tipo afable y en el que se podía confiar.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#36
Mientras era arrastrado por el brazo por aquel señor, el cual no paraba de hablar casi gritando, giro la cabeza en busca de Yota, que estaba justo detrás de él. Al cruzarse sus miradas Yota solo hizo un gesto de aprobación y aunque en otra ocasión eso le hubiera bastado, no podía evitar sentirse nervioso ante los enérgicos tirones que le estaban propinando.

Pronto y tras haber sido arrastrado por más de medio restaurante, sintió como la mano del mesero soltaba su antebrazo, para con un rápido movimiento de muñeca retirar una silla cercana y usando ambos brazos, agarrar nuevamente al Kaguya por los hombros y hacerle plantar el culo en el asiento, tan rápido que parecía que su culo había tocado la silla antes de que su cabeza hubiera empezado tan siquiera a descender.

Cuando el mesero se había retirado y quedaron solos los tres de nuevo, Koji sintiéndose como si lo hubiesen dado una tunda procedió a masajearse brazos y hombros, como si estos se hubieran descolocado.

Pero que paliza me ha pegado en un momento macho, ni los entrenamientos matutinos me dejan tan baldado. ¿Es siempre así o es que hoy está emocionado?
Narro — Hablo Pienso
Responder
#37
Koji apenas tuvo tiempo para nada, por lo que se vio arrastrado ante la sorpresa del gennin que todavía se recuperaba del breve pero intenso lance que habíamos tenido hace un rato en la zona de combate. No tardaría en postrar su culo en una de las sillas debido a la fuerza del mesero.

Pero que paliza me ha pegado en un momento macho, ni los entrenamientos matutinos me dejan tan baldado. ¿Es siempre así o es que hoy está emocionado?

Kumopansa se río y yo tuve que reprimirme un poco, la escena había resultado de lo más divertida. Nobuharu-san solía ser siempre así de enérgico y a veces su forma de ser podía invitar a que se trataba de alguien grosero, pero lo cierto es que con el tiempo el tipo iba mejorando.

— Nobu-san es un buen tipo, creeme. A veces es un poco brusco, pero si le tratas bien él te lo devolverá. ¿Recuerdas el zumo que me estaba tomando antes de pelear? Me lo regaló él

Sin tiempo a réplica llegó Nobuharu con un platillo que contenía tres palitos con tres dangos en fila india cada uno.

— Bueno, ¿qué tal si vamos empezando con esto? — dijo dejando el platito en el centro de la mesa. — Qué será de beber, chicos?

— ¡Ah, los dangos de Nobu-san!

Eran una de las especialidades de la casa y Nobuharu lo sabía perfectamente, por eso los había traído tan rápido, para meterse el nuevo kusajin en el bolsillo.

— Creo que un poco de agua estará bien, ¿tú qué quieres, Koji?
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#38

— Creo que un poco de agua estará bien, ¿tú qué quieres, Koji?


—[color?navajowhite]Pues creo que repetiré tu elección, un poco de agua fresca, así no manchamos el sabor de la comida.[/color]

Tras ver como Nobu-san se quedaba observando, esperando a que el Kaguya probase uno de los dangos.

Sin hacerse de rogar Koji cogió uno de los tres dangos que tan bien estaban colocados, y se dispuso a olerlos antes de llevárselos a la boca, tenía un suave aroma dulce que invitaba a seguir oliéndolo, pero no era hora de oler sino de saborear. Se llevo el primero de los dango a la boca y tirando un poco para separarlo del resto, empezó a darlo vueltas en la boca, masticándolo cuidadosamente tratando de sacar todo el sabor posible, algo que no le costo demasiado, pues el sabor era suave pero delicioso.

No era la primera vez que el Kaguya probaba este plato, pero mientras en otros restaurantes resultaba en un plato con poco sabor y de textura más bien pastosa, este tenía un sabor que aun siendo suave permanecía en la boca y su textura era suave y esponjosa.

¡Madre mía, esto esta buenísimo Nobuharu-san! —Mientras arrancaba el segundo dango deseoso de poder probar el siguiente.
Narro — Hablo Pienso
Responder
#39
Tanto Nobuharu-san, Kumopansa como yo nos mantuvimos en silencio, observando la reacción de Koji, a la expectativa de que el kusajin disfrutase de aquello que tenía entre manos.

¡Madre mía, esto esta buenísimo Nobuharu-san!

Lo dijo desde sus mismisimos adentros. Literalmente le había salido del alma, porque si algo sabían hacer en aquel antro era dangos. Koji no los conocería porque era nuevo en todo, pero aquel local era famoso en toda Kusagakure.

¡Plas!

Mi mano chocó con la de Nobu-san mientras esté sacaba una leve risotada de satisfacción.


— Eres un genio, Yota

— Nada más conocerle supe que le gustaría — admití, luciendo palmito — Además... ¿en quién puedes confiar? ¿eh? exacto, en el Yotas

Tomé mi palito correspondiente con sus tres dangos y me llevé la boca el primero de ellos.

— Así me gusta. Disfrutad de la comida, chicos, iré a preparar el resto

Koji percibió que la araña se había acercado un poco y con una de sus patas le tocó el brazo, llamando su atención.

— Oye, tronco, a estos dos ni caso, cuando se ponen así parecen yo qué sé qué, ¿sabes?
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#40

— Oye, tronco, a estos dos ni caso, cuando se ponen así parecen yo qué sé qué, ¿sabes?


Koji miro fijamente a Kumopansa y echo a reír mientras veía la escena que aquellos dos habían formado.

No te preocupes, si me lo estoy pasando genial, buena comida, y mejor compañía. ¿Bueno y como os conocisteis? —Dijo mientras miraba al pintoresco grupo que formaban aquellos tres carismáticos personajes

Tras preguntar Koji apoyó su cabeza en su puño izquierdo y el codo correspondiente en la mesa, mientras con la otra mano jugaba con el palillo de los dango antes de decidirse a devorar el ultimo de los dangos que le quedaban.

Por cierto este primer plato buenísimo.
Narro — Hablo Pienso
Responder
#41
Koji estaba empezando a entenderse con Kumopansa de verdad. Ambos estaban riendo ante la retroalimentación de egos que tenía con Nobu-san, el cual partiria de inmediato para seguir con sus labores culinarias.

No te preocupes, si me lo estoy pasando genial, buena comida, y mejor compañía. ¿Bueno y como os conocisteis?

— ¿Con Nobu-san? Pues viniendo aquí, claro

Menuda perogrullada acababa de soltar pero es que fue así tal cual. Uno podía empezar a pensar, con el tiempo, de que el hombre vivía aquí. Quién sabe si tras aquella cocina tenía montado algo parecido a un pisito. Llevé otro de los dangos a la boca mientras seguíamos esperando el abastecimiento de Nobu-san.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#42
— ¿Con Nobu-san? Pues viniendo aquí, claro

La respuesta no pasó desapercibida para el Kaguya, a ver, es cierto que aclaraba el tema del donde, aunque por algún motivo esperaba algo más de información.

Habiendo abandonado la mesa, Koji vio com0 Nobu-san se introducía de nuevo en la cocina y visto que las explicaciones de Yota eran más cortas que largas decidió que tal vez era mejor preguntárselo al tercer comensal.

Anda que te explayas Yota, ya podrías contarme un poco como fue la cosa. ¿Kumopansa, tu estabas allí? ¿Sabes como sucedió? —Dijo dirigiendo su atención al arácnido.
Narro — Hablo Pienso
Responder
#43
Anda que te explayas Yota, ya podrías contarme un poco como fue la cosa. ¿Kumopansa, tu estabas allí? ¿Sabes como sucedió?

Koji no había quedado saciado ante la escueta explicación, seguramente esperando un primer encuentro de lo más inusual.

— Pues sí, aquí estábamos los tres y bueno, supongo que fue lo típico, Nobu-san con su caracter extrovertido tratando de meterse Yota en el bolsillo, Yota comiendo como si no hubiese un mañana y yo pues disfrutando de mis danguitos

— ¿Como que comiendo como si no hubiera un mañana? Bueno, aquel día veníamos de un duro entrenamiento y era verano, estaba bastante agotado

La comida con el nuevo cliente del local fue transcurriendo y poco a poco, Nobu-san iria trayendo platos y platillos con diferentes manjares: croquetas, takoyaki, gyozas, unas mini pizzas que eran absolutamente deliciosas y que uno podía comerse prácticamente de un bocado... Finalmente abandonamos aquel local y nos dispusimos a abandonar la plataforma.

— Bueno, Koji, ya nos iremos viendo más veces, yo tendría que ir volviendo a casa — diría una vez ya sobre las calles de Kusagakure.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#44
— Bueno, Koji, ya nos iremos viendo más veces, yo tendría que ir volviendo a casa —

Bueno, Yota, Kumopansa, ha sido un placer, y gracias por descubrirme este nuevo mundo culinario. —Dijo el joven mientras se reía. —En serio, lo he pasado genial, la verdad es que no conozco a mucha gente, es agradable hacer amigos nuevos. Ya nos veremos por la villa.

Tras la despedida, Koji tomo rumbo a su casa, con la sensación de haber forjado una nueva alianza con un par un tanto peculiar, pero, que sin embargo, le darían más alegrías que dolores de cabeza.
Narro — Hablo Pienso
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.