Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
(C) Espantahombres
#16
Buena suerte, Daigo-kun. Esperaré noticias tuyas —se despidió Kenzou, no sin antes darle otro sorbo a su ardiente, ardiente, ardiente taza de té.

Daigo se levantó, reverenció a su líder y se marchó del despacho. Le recibió el estrecho pasillo de la última planta del dojo. Las escaleras esperaban frustradas sabiendo que nada podrían hacer para recibir la suela de los zapatos de alguien una vez más.
Responder
#17
Una vez fuera del despacho, Daigo cruzó el pasillo y bajó las escaleras hasta llegar a la primera planta, donde se despediría educadamente del encargado que estuviera allí en aquel momento antes de salir del edificio y marcharse a casa.

Allí, el peliverde prepararía su mochila de viaje con algo de fruta, algo de dinero y una muda extra de ropa antes de finalmente partir.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#18
Daigo abandonó las puertas de la villa con la queda compañía de su mochila de viaje, en cuyo interior tuvo a bien guardar unas cuantas piezas de fruta, algo de dinero y una muda de ropa extra. Aunque no era muy rápido, el joven iba bastante descargado, así que pronto se hizo notar que avanzaba a una buena velocidad, casi la misma que si no hubiera ido con la mochila.

(Percepción < 40, Inteligencia < 40)

Para llegar a los Arrozales del Silencio, el joven Daigo tenía que viajar hacia el este. Pero eso él no lo sabía, puesto que lo cierto era que no sabía orientarse muy bien fuera de la villa. Tampoco había consultado un mapa del País del Bosque antes de salir, ni le había preguntado a Kenzou, ni, por supuesto, había tenido a bien llevarse un mapa en la mochila. Al principio su camino estuvo claro: hacia el suroeste, desde la puerta de la Villa en linea recta. Pero cuando el Bosque de Hongos se hizo más denso y las líneas de la costa ya no se veían, cuando el continente se abrió ante él...

...se perdió irremediablemente entre un mar de setas gigantescas.
[Imagen: p81zdtq.png]
.
· · ·
Diálogos: MediumSeaGreen

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder
#19
Más confiado de lo que jamás había estado en toda su vida, el chico salió de la aldea preparado para comerse el mundo, sin preguntar por direcciones, sin llevarse un mapa, sin tener la más remota idea de hacia donde iba.

—Genial, lo has hecho de nuevo, primero el té y luego esto. Te estás luciendo. —se reprendió a sí mismo.

El chico miró a su alrededor, solo para encontrarse con enormes setas a un lado y al otro. Nada más. Ningún camino. Ninguna pista.

En un último intento por hacer algo al respecto, Daigo concentró chakra en sus pies y escaló una de las setas más grandes que encontró, buscando algún camino, o algún viajero, o... algo.

De lo contrario tendría que volver sobre sus pasos y preguntar como debería de haber hecho desde un principio, pues no podía permitirse vagar sin rumbo y acabar llegando demasiado tarde.

—Pero se van a burlar de mí... —se lamentó.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#20
Pero cuando Daigo subió la pierna herida a la seta, sintió un dolor punzante en la piel, que tiró y le hizo desconcentrarse. Debido a su corta capacidad de control del chakra (Inteligencia 30), el muchacho perdió la capacidad de mantener la energía en las plantas de los pies y cayó de espaldas al suelo.

«Daigo sufre 15 PV de daño.»

Al cabo de unos segundos, la cabeza de una señora mayor asomó por el borde de su vista. Era una mujer con el pelo afro blanco, que le miraba a través de unas gafas redondas y grandes que hacían que sus ojos grises pareciesen del doble de tamaño.

Hijo, ¿estás bien?
[Imagen: p81zdtq.png]
.
· · ·
Diálogos: MediumSeaGreen

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder
#21
Cuando al peliverde se le informó aquella mañana de que le encargarían una misión, jamás se imaginó que una taza de té excesivamente caliente llegaría a complicarle tanto algo que hasta el momento le parecía trivial.

Si ya se había caído escalando con la pierna adolorida, probablemente debería replantearse el pelear en cualquier superficie que no fuera tierra firme.

Daigo se quedó allí tendido unos segundos y dejó escapar un largo, largo suspiro, sabiendo que probablemente tendría que volver caminando para preguntar.

—Hijo, ¿estás bien?

O quizá no.

—¡Sí! Estoy bien, no se preocupe —dijo mientras se levantaba, mucho más animado de lo que pretendía—. Esto... ¿por casualidad sabe cómo llegar a los Arrozales del Silencio? La verdad es que estoy un poco perdido...
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder