Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
(C) La estatua decapitada
Yui Sin conexión
Arashikage (Cuenta PnJ)
Ninjas de Ame
#31
Con la frutería ya ubicada, Karamaru no tardó mucho más en encontrar su destino. Tal y como recordaba, la pescadería del señor Sakana (que por cierto, parecía estar persiguiendo a un gato blanco con mucha fruición) se encontraba junto a ella y, al lado de esta la vivienda de Shūsei Tsura.

Impaciente, el joven genin se abalanzó sobre la puerta para aporrearla, sin darse cuenta de que lo que estaba golpeando en realidad era la puerta de un portal de un edificio de varios pisos de altura, del mismo estilo que el resto de edificaciones de Amegakure.

¡¿Pero qué estás haciendo, inconsciente?! —le gritó un hombre desde el interior. A juzgar por su uniforme y por los trapos que llevaba en la mano, era el encargado de la limpieza del susodicho rellano.

Y, detrás de él, una voz infantil:

¿Mamá, qué hace ese señor calvo? ¿Está loco?
Responder
Karamaru Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 14
Exp: 13 puntos
Dinero: 500 ryō
#32
Karamaru dio un paso atrás tras el grito. Lo miraba perdido y sorprendido sin entender el por qué de esa pregunta. Había llamado a la puerta, ¿tan difícil era recibirlo con un Hola, buenos días? Pero viendo que no era una pregunta retórica y que el hombre esperaba una respuesta el monje se la dio.

Estoy buscando a Shusei Tsura, me dijeron que vive aquí.

«La próxima vez le voy gritar desde el otro lado de la vereda a ver si así le gusta más»

Si tan raro era para ellos el golpear una puerta vaya uno a saber como reaccionaran cuando se enteren de que a veces hasta se aplaude desde fuera para llamar a alguien de dentro de una casa. Karamaru ignoró a la niña y se acercó unos pasos al hombre que le había gritado.

¿Es así? ¿Está en casa? Vengo por asuntos de la Arashikage, de Yui-sama— dijo señalándose la bandana de AMegakure en su cintura.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
Yui Sin conexión
Arashikage (Cuenta PnJ)
Ninjas de Ame
#33
Con las prisas, Karamaru debía haber olvidado que vivía en Amegakure, la aldea de los interminables rascacielos con sus innumerables pisos y, por ende, que la gente no vivía a pie de calle como podía pasar en otros lugares. Por lo tanto, no era nada habitual llamar a la puerta del portal, donde, si acaso tenía suerte, se podría encontrar con un conserje confundido (como había sido el caso).

El señor Shūsei vive en la última planta —replicó el trabajador, con un sonado suspiro, mientras señalaba tras su espalda a un armatoste de hierro que hacía las veces de ascensor—. Décimo quinto piso, es la única puerta que hay.
Responder
Yui Sin conexión
Arashikage (Cuenta PnJ)
Ninjas de Ame
#34
Has pasado de sobra las 72 horas. Primer aviso.
Responder
Yui Sin conexión
Arashikage (Cuenta PnJ)
Ninjas de Ame
#35
Quizás fueron los nervios de enfrentarse a una misión de tal calibre como aquella; pero, por unos motivos o por otros, Karamaru nunca llegó a contactar con Shūsei Tsura, como le había ordenado Yui. El joven genin falló aquella mañana la misión, y la Arashikage tuvo que enviar a otro shinobi a cumplir con el deber que el joven monje no supo cumplir.

Así, la cabeza perdida de la estatua del primer Arashikage, allá en el legendario Valle del Fin, terminó siendo restituida con un arduo trabajo varias semanas después.



Misión fallida por inactividad del usuario.
Responder