Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
¡Únete a nuestro grupo de Telegram!
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
[D] La comitiva helada
#46
Para cuando Karamaru subiese por la escaleras, debería atravesar un pasillo largo antes de llegar a la habitación de huespedes que les había sido destinada. La puerta estaba levemente entreabierta, pero antes de entrar escucharía nuevamente a Higeki toser Una vez se introdujera en el cuarto, lo primero que vería sería al Hyūga acostado en la litera de abajo, mientras el Yotsuki posaba su mano en la frente del joven.

—Ah, viniste—. Voltearía a ver el peliazul. —Higeki tiene fiebre. No sé que le ha dado, pero parece algún virus por lo visto—. dedujo aquello debido a que en Amegakure raramente alguien terminaba enfermándose por las condiciones atmosféricas, así que un factor externo sería lo más lógico a sospechar. —Yo sugeriría algo pero, well, el que toma las decisiones eres tú. ¿Que haremos al respecto?— Se alejó del muchacho enfermo y dirigió su mirada al calvo.

"No podemos mandarlo de regreso a la aldea solo, ni mucho menos dejarlo aquí. A lo sumo, que nos acompañe y ya en Fukui que lo atienda un médico del pueblo." Ese era su pensamiento, pero la última palabra, para su suerte, era la de Karamaru.
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
#47
Mala suerte había que haber para que tocase un enfermo en una misión, no se debía de sentir bien tampoco Higeki al ser él el más afectado. Karamaru no había llegado ni a preguntar cómo estaba que Roga ya lo estaba poniendo al tanto del estado de su compañero. El calvo pensó unos segundos y luego habló.

Tengo una idea, ya vengo— contestó antes de volver por el mismo camino por el que había ido.

Bajó las escaleras y buscó a Uruku, el hombre de la casa, para comentarle lo sucedido y pedirle un favor. Con suerte aún seguirían en la mesa por el corto tiempo que llevo la ausencia del monje.

Parece que levantó fiebre— se sentó nuevamente y dio un bocado a la comida sin terminar— Señor Uruku, ¿tendría problema en que se quedase aquí durante lo que nos lleve el trabajo?

Se que es una molestia pero no se lo ve en condiciones de acompañarnos, y tampoco podemos escoltarlo hasta la aldea.

No le gustaba hacer ese tipo de pedidos pero había veces en las que uno tenía que agachar la cabeza.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#48
En efecto, ambos hombres aún estaban terminando su cena cuando el monje regresó al comedor. Sin embargo, ambos se sorprendieron en demasía ante la solicitud del joven.

—¿¡Cómo!?— Frunció el ceño el cliente, antes siquiera de que Uruku pudiese responder. No preguntaba aquello porque no entendiera, sino porque le molestaba. —Se suponía que era capaz de seguir el viaje con nosotros, ¿no? Tú me dijiste que no debía de dudar de ninguno de ustedes, ¡y ahora me sales con esto!— Somató el puño en la mesa, sacudiendo la sopera. La única razón por la que no derramó caldo, era porque ya no tenía nada.

—Ay muchacho, me lo pones difícil— Se llevó la mano a la nuca. —Tengo que consultarlo con mi esposa. Sé que de buena voluntad ella aceptaría, pero el asunto está en lo que implica cuidarlo mientras se encuentre aquí. ¿Cuanto tiempo sería?— Dijo con bastante duda.

—Si ustedes vieran el desastre que hay en los caminos no estarías asegurando que entre dos personas pueden sacarlo tan rápido. Siendo sólo dos, se les complicará— Movió su bigote al rematar esa frase.

—Descansen esta noche, mañana temprano hablaré con Chiasa para decidir si puede quedarse o no.
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
#49
Disculpe— intervino rápido Karamaru ante los gritos de su cliente—. Pero hay ciertas cosas que no se pueden prevenir.

Sabía que estaba complicando a todos, no solo los adultos eran víctimas de aquello sino también el calvo y Roga que tendrían que lidiar con ellos y aumentar su carga de trabajo. No era lo ideal pero era lo que era y tenían que seguir adelante de esa manera.

¿Cuanto tiempo sería?

Hasta que se recupere para volver en su cuenta o hasta que nosotros terminemos el trabajo y podamos pasar a buscarlo.

Karamaru levantó los hombros luego al escuchar que dos no alcanzarían para tal trabajo. Lo único que podía pensar era que más valen que alcancen porque tenían que cubrir a su compañero en los problemas, y no quería ser él el que diese un reporte fallido a su Arashikage.

Esta bien, gracias y disculpe las molestias.

Entregó una ligera reverencia y se dirigió nuevamente a la habitación para consultar el estado de su compañero.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#50
El cliente no lucía para nada complacido con aquella noticia, pero no pudo reclamarle nada más.

En la habitación, el Yotsuki había tomado una silla al revés y se encontraba sentado en ella, apoyando sus brazos cruzados sobre el respaldo de la misma, observando al enfermo que se encontraba tendido aún en cama. "A esto le llamo yo empezar con muy mal pie." Se había prometido darlo todo en su primera misión, el tratar de enmendar cualquier error cometido. Sin embargo, aquello estaba fuera de sus manos, por lo que la complicación presentada no era algo que pudiese controlar y arreglar.

Escuchó pasos en las escaleras y dedujo que Karamaru estaría de regreso. Una vez este entrara ladearía su cabeza un poco, mostrando una expresión desanimada.

—¿Qué fuiste a hacer?— dijo con seriedad. —Solo dijiste que tenías una idea y te largaste sin explicar nada. Incluso Higeki ya se durmió—. Su cabeza nuevamente se giró a donde estaba su compañero caído en fiebre.

"Sería fatal no poder continuar la misión, pero tampoco podemos permitir que Higeki empeore." No quería abandonarlo, pues aunque fuese orgulloso no era tan egoísta cómo para dejar de lado a un camarada.
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
#51
Karamaru entró a la habitación para encontrarse con su enfermo compañero ya mirando para dentro. Antes siquiera de poder comentarle la situación a su compañero, este preguntaría mostrando desgana.

Fui a preguntar a Uruku si podían cuidar de Higeki— el calvo imitó a Roga y buscó un lugar para sentarse ubicándose a los pies de la cama donde el Hyuga dormía.

A como está no nos puede seguir y el trabajo no puede esperar, así que pensé que lo mejor es dejarlo en un lugar seguro mientras tanto, ya que tampoco puede volver por su cuenta a la aldea— aunque si pudiera les hubiese hecho un gran favor—. Nos confirmara mañana por la mañana, por ahora lo único que podemos hacer es dormir, que mañana será un día largo.

Karamaru se levantó nuevamente y si Roga no continuaba la conversación buscaría la bolsa de dormir donde dijo que dormiría y se entregaría a soñar durante unas largas, sí tenía suerte, horas.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#52
—¿Estas seguro de esto?— Increpó mientras parpadeaba. —No lo sé. Me gustaría creer que Higeki puede seguirnos, quizás en el camino a Fukui o estando allá se alivie y pueda terminar la misión junto a nosotros. No quiero dejarlo de lado de esa forma. Quiero decir, no es su culpa enfermarse, es un improvisto que le pudo haber pasado incluso a mí—. Volteó a ver al enfermo en cama.

Para la visión de algunos, quizás el Yotsuki le estaba prestando demasiada atención al asunto, de forma en extremo personal. ¿Pero acaso le dirás al gorrión que no cante? Era su forma de ser, mostrando algo de calidez humana que podría ser bastante reprochable en un ninja. Por algo tenía aquella luna llena saliendo de entre las nubes en la espalda, pues las directrices de su clan le prohibían abandonar a un camarada. Más que enseñanza, lo tenía en la sangre.

—Una oportunidad— Eso era lo único que su corazón pedía.
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
#53
Si— contestó seco y rápido Karamaru asintiendo con la cabeza. Aún así dejaría terminar de hablar a su compañero. Lo entendía, no quería dejar a alguien atrás, pero lo estaban dejando en un lugar seguro donde no molestaría. Porque si lo llevaban esa iba a ser su principal acción: molestar.

Si lo llevamos tenemos que cuidarlo, lo que nos sacará tiempo— comenzó respondiendo y dando sus argumentos—. Segundo si está enfermo no lo podemos llevar al frío de afuera, es mejor que se mantenga en un lugar cálido con una cama donde dormir. Y tercero, esta bien enfermar, no es su culpa, a todos nos puede pasar pero creo que todos también querríamos en ese estado ser cualquier cosa menos una molestia.

El calvo estaba seguro de lo que decía pero no iba a dejar que su palabra sea dominante así que observo a Roga, pensó bien, y volvió a hablar.

Si lo quieres llevar estará bajo tu total responsabilidad y cuidado, y será mejor que no te haga perder el tiempo para que nuestro empleador no presente quejas. Yo doy la oportunidad segura de dejarlo acá si es posible, pero si querés llevarlo no lo voy a impedir. Piénsalo bien con la almohada y por la mañana ya me dices.

Karamaru dio por terminada la conversación y fue en busca de su bolsa de dormir para internarse en ella y cerrar los ojos hasta el día siguiente.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#54
—Esperaré a mañana entonces.... Buenas noches—. suspiró mientras él también subía por la escalera de la litera y se arropaba.

No lograría conciliar el sueño de inmediato, pues tenía a un compañero enfermo en la cama de abajo y cerrar los ojos con tranquilidad sabiendo eso le dolía en la conciencia. Aún así, finalmente decidió dormir al cabo de una hora, pues si Higeki no podía acompañarlos los dos restantes debían mantenerse en forma par cumplir con el objetivo. No sería sino hasta la mañana siguiente que descubriría algo terrible: la fiebre del Hyūga había empeorado. Fue durante la madrugada que se despertó y se enteró de aquello al intentar corroborar por si mismo al tocar su frente. Trató de no hacer ruido para evitar despertar a Karamaru y fue abajo para avisar a la madrugadora Chiasa que lavaba unas legumbres para el desayuno.

Cuando el calvo despertara, vería al Yotsuki en la habitación, dejando una charola con sopa a la par del chico de las ojeras que también parecía tener una tos extremadamente fuerte, siendo este ruido el que levantaría de la cama al capitán del equipo.

—Oye, ¿ya estás despierto?— Voltería a verle. —Higeki está afónico y tiene aún mas calentura que ayer— anunció con un pesimismo más propio del que vela a un muerto que al que cuida de un enfermo. —Ya van a ser casi las seis de la mañana, me dijeron que nuestro desayuno estaría listo en quince minutos... Y que el señor Hirashi quería hablar con nosotros— Se irguió.

El lucía ya arreglado, pues si de algo no puedes acusar a Rōga es de ser negligente.

En el lapso del cuarto de hora que quedaba, Karamaru podría arreglarse, mientras el silencioso Higeki únicamente les observaría prepararse y bajar al comedor mientras él degustaba en silencio de su plato, sentado al pie de la cama.

Una vez ambos bajaran, ya estarían todos en la mesa salvo el cliente, el cuál estaba de pie al inicio de las escaleras con los brazos cruzados y una pequeña Warakko sujetándose de su pantalón.
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
#55
Karamaru no tardó en dormirse esa noche, sabía separar mínimamente los conflictos, sobre todo cuando no eran un gran problema para él, y a los pocos segundos de aquella conversación con Roga un ruido hizo que abriera los ojos nuevamente. Pocos segundos fueron para el monje que así sintió el paso de las horas nocturnas.

La voz del King fue lo segundo que sonó en sus oídos apenas despertar, aún desperezándose y bostezando. Parecía ser que no había tiempo para tomarse uno la mañana tranquilo.

Pues bien— contestó aún con voz somnolienta irguiéndose en la bolsa de dormir—. Parece que eso aclara la duda sobre si llevarlo con nosotros o no. Mejor me preparó rápido así no nos demoramos.

Se levantó y comenzó a preparar sus cosas no sin antes dedicarle una mirada su compañero enfermo para ver su estado. La cara parecía decirlo todo y bastante mal se lo veía.

Con el calvo preparado tanto él como Roga podrían bajar al desayuno y volver a ver a los mismo que la noche anterior; Uruku, su señora, Hirashi y su pequeña. Estos dos últimos esperándolos al pie de la escalera.

Buenos días— saludó de manera general a todos los presentes con una voz animada.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#56
—Jovencitos, quería hablar de algo importante con ustedes antes de desayunar— Escondió sus brazos dentro de sus mangas cruzadas. —En condiciones normales, yo esperaba hospedarlos en mi casa en Fukui, sin embargo con el contratiempo del muchacho, no puedo abusar de la buena voluntad de Uruku y de Chiasa. Para ellos es un gasto no contemplado el que se quede aquí, así que me veo en la necesidad de remunerarlos a ellos monetariamente por estas molestias. Entenderán pues, que tampoco es una gracia para mí y que quizás no pueda pagarles a ustedes en su totalidad por la misión. Soy un mercader, uno que entró en apuros al tener bloqueadas sus rutas de comercio. Realmente no es mi intención ser tacaño, pero con este contratiempo he debido desembolsar de más y no puedo seguir así. Por favor, antes de que me maldigan, les ruego que no me abandonen a estas alturas pues muchos en Fukui no tenemos las fuerzas para hacer esto por nosotros mismos— El anciano se inclinó en reverencia, esperando la respuesta de los shinobis. —Sé que no es justo que ustedes trabajen sin una paga correcta, pero por consideración a este viejo, se los pido humildemente.

El Yotsuki no daba crédito a lo que veía. ¿Después de la rudeza con la que les trató ahora suplicaba por que continuaran el trabajo sin darles la totalidad del salario? "Será cabrón, que de seguro trajo a la niña para que sintiéramos lástima." A él, poco le importaba el dinero en realidad. Una misión era una misión, pues lo que valía era que no hubiera tachones rojos en su historial. "Y justo toooodoooo se tenía que complicar en mi primera misión, válgame dios." Suspiró y se cruzó de brazos, con desinterés.

—Habaki, ¿tú que opinas?— Le miró de reojo.
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
#57
No todo podía ser perfecto como se lo imaginaba en la cabeza. Higeki se quedaba unos días allí, el calvo y Roga hacían su trabajo, volvían con el Hyuga ya recuperado y de ahí a la aldea con un trabajo bien hecho y unos cuantos ryos en el bolsillo. Todo sería hermoso salvo que el primer conflicto no tardó en asomar.

Somos shinobi, si bien uno necesita el dinero para comer y vivir primero nos debemos al trabajo para con nuestros compatriotas— contestó casi como citando un texto de escuela orgulloso de haberse acordado las palabras, un poco cargoso, sí, pero no falto de verdad.

El contratiempo lo estamos generando nosotros realmente— continuó— Así que me parece correcto que nosotros cubramos los gastos de nuestro compañero, lamento que no se me haya ocurrido antes esa idea pues es la mejor; no escatimar en gastos con los enfermos.

Karamaru le dedicó una sonrisa a los que estaban en la mesa para que entendiesen que de verdad gastasen el dinero necesario sin pensar en límites. Obviamente no iba a dejar de lado la opinión de su compañero.

¿Te parece bien, Roga?
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#58
"¿Por qué siento que se está montando un drama aquí?" Por que en realidad todos estaban sacando bastantes emociones. "Al final, quién se llevó la peor parte fue Hyūga." Suspiró mientras dialogaban, aunque luego su opinión fue requerida en aquel debate. "Cómo si de verdad les importara lo que voy a decir." Las cortesías no iban de la mano con él, principalmente porque muchas veces no eran honestas.

—Es lo hay que hacer, no tengo nada que objetar en todo caso—. Se encogió de hombros.

El hombre asintió con la cabeza y movió su mano para que la niña fuera a sentarse.

—Entonces hemos de continuar, pero antes tomaremos el desayuno. Una vez terminemos partiremos de inmediato con tal de llegar a Fukui antes del anochecer— Se dio la vuelta y fue hasta la mesa.

—No hay de otra— Negó con la cabeza mientras caminaba hasta la mesa.

Sería un desayuno tranquilo sin demasiada interferencia, salvo por las quejas de la pequeña respecto a los frijoles. La llovizna matinal bañaba los cultivos en las afueras mientras unos tímidos rayos de sol se escurrían entre las nubes sin que estas dejaran de llorar.

***

Y así, se dispondrían nuevamente a partir.

Uruku y su mujer les observarían desde la puerta mientras los shinobis se sentaban nuevamente en aquella carreta junto a la pequeña Warakko. Y sin embargo, se sentía mucho más espacioso, ante la ausencia del cuarto que inicio aquel viaje con ellos pero que no podría terminarlo junto a ellos.

—¿No se olvidan de nada verdad?— Voltearía a ver desde su asiento de conductor.

Warakko bostezó y negó con la cabeza

El Yotsuki se recostó sobre el borde, apoyando los brazos a lo largo mientras levantaba la cara al cielo con semblante sin emociones, ignorando la pregunta del cliente.

—Haremos lo que podamos por su amigo— agachó la cabeza la mujer.

—¡No se olviden de pasar a recogerlo!— carcajeó el señor.

Ambos agitaron sus manos para despedirse, mientras el anciano y su nieta correspondían de la misma forma.
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder
#59
Con todo confirmado por parte de su compañero y el asunto del Hyuga solucionado ya tocaba llevar algo al estómago para pasar el resto del día. El calvo pasó el desayuno en silencio esperando que Uruku y Hirashi siguieran la conversación del día anterior, aunque claramente con la tanta gente presente no lo harían.

Gracias, no lo haremos— respondió el calvo mientras se subía a la carreta para sentarse en el fondo de esta. Si todo iba a pedir de boca ese pedazo de viaje restante se pasaría en un hermoso y pacífico silencio.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#60
Emprenderían de nuevo el viaje, siendo que el asno ahora tenía un peso menos encima con el cuál cargar. La niña se cubrió con una manta para resguardarse de la llovizna, mientras que el Yotsuki dejaba que el agua le bañase sin mesura. Silencio, salvo por el traqueteo de la carreta. A la hora del medio día no habría freno. Rōga se limitó a sacar algo de comida guardada en su mochila, a modo de refacción sólo para no quedarse con el estómago vacío.

El paisaje apenas cambiaba entre un tipo de cultivo u otro, siendo que a veces algunas casas desperdigadas eran visibles en las lejanías de aquel camino de terracería que marcaba una ruta fija de la cuál era imposible desviarse. Quizás se toparían con otras monturas que venían en dirección contraria, saludando y deseando un buen viaje.

"Demonios, necesito movimiento." Nunca antes había ansiado tanto llegar a su lugar de trabajo.

Y fue entonces cuando la lluvia iba cesando, cuando el viento más que frío se empezó a volver gélido. Poco a poco, manchas blancas iban cubriendo los pastizales y en un momento las gotas se convirtieron en copos y la nieve les dio la bienvenida al norte. "¡Al fin algo que vale la pena ver!" Se levantó se dio la vuelta para observar los alrededores.

—Abríguense, que pronto la temperatura descenderá a aún más— Anunció mientras arreaba al burro para que apresurara el paso.

La pequeña Warakko tomó un suéter bastante grueso, mientras el Yotsuki sacó de su mochila una chumpa con capucha.
"Voy a pasármelo en grande aquí.""
[Imagen: 8B4CC8129AF2EC7EF2F6BAA9198FC72C0DCBB4BD]
Agradezco por el avatar a Jestrolexander

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder