Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#16
El hombre seguía sacando todo tipo de cosas del desagüe, ya fuera del rango de visión de Jun, pero muy dentro de su rango olfativo.

Esos desgraciados de gatos y su estúpido pelaje. ¿Qué pasa? ¿Ahora los gatos mudan o algo?

Le oía maldecir desde el interior de la tienda. Sin embargo, ese era el menor de sus problemas. Justo cuando Jun pensaba que esto se estaba volviendo cansado y monotono, las gotas del techo empezaron a crecer a una rapidez pasmosa en tamaño y frecuencia hasta que el techo cedió.

Un agujero de dos palmos se abrió en el techo justo sobre Jun, dejando caer una cascada de agua sobre ella. Gracias a Kami-sama, después de esa cascada volvió a ser un goteo constante y poco más, eso solo era el agua acumulada.

Pero ahora el nivel del agua subía peligrosamente dentro de la tienda.
Responder
#17
Su olfato no estaba tan afinado como su vista, pero eso no evitaba que sintiera ese olor tan asqueroso que provenía del lugar donde estaba el tipo. Encima se quejaba de los gatos, como si los gatos tuvieran la culpa de que ese lugar fuera un desastre.

Más manos y menos lengua.

Citó al hombre con la frase que le soltó solo momentos atrás. Pero el karma le iba a caer como balde de agua fría sobre la cabeza. Casi literalmente. Las gotas empezaron a caer más rápido, cosa que no le dio importancia, pero eso iba a ocasionar que le caiga una cascada de agua encima suya. Ni bien sintió el tacto del agua en su cabeza, su cuerpo reaccionó casi por inercia e intento moverse. A pesar de esto, se empapó toda. Pero el problema mayor era que el nivel del agua estaba demasiado alto.

¡LA P-! — se limitó ella misma a terminar la frase y gruñó fuerte.

Inmediatamente, si ya le estaba cansando sacar el agua, esta vez tuvo que aumentar la velocidad con lo que lo hacía, por lo menos hasta intentar regular el nivel del agua nuevamente.
Responder
#18
Más manos y menos lengua.

El hombre solo soltó una risotada y siguió a lo suyo. El olor ya se había convertido en algo normal por aquellos lares. El desagüe olía a desagüe, básicamente. Por suerte, estaba empezando a tragar parte del agua.

¡LA P-!

Hasta que el cielo se vació sobre Jun.

Ahora ¿qué cojones ha pasado? Usa tus poderes de ninja o algo.

Apenas se asomó para ver que la chica seguía entera y volvió a lo suyo, a acabar de asegurarse que estuviese limpio.
Responder
#19
Aunque de afuera no lo parecía, tener que estar en todo el ruedo ese y sacar el agua tan rápidamente era bastante cansador para ella. Sobre todo porque no tenía el mejor aguante posible, y tampoco tenía "poderes ninja" que la ayudaran en esa situación. Por su mala fortuna, no controlaba el suiton, algo que hubiera ayudado bastante a manejar el agua más fácilmente.

No tengo ningún poder que ayude en esto. Así que espero que termines rápido con eso, que esto ya me está cansando un poco.
Responder
#20
No tengo ningún poder que ayude en esto. Así que espero que termines rápido con eso, que esto ya me está cansando un poco.

¿Qué...? — empezó el hombre antes de ser interrumpido por sí mismo. — ¡Ahí, joder hostias!

Se oyó un buen golpe metálico, como si hubiese rascado una plancha de hierro con una espada y el hombre sacó otra enorme bola de mierda que tiró a la otra acera sin ningún escrúpulo. Instantáneamente, se pudo oír como empezaba a drenar el desagüe toda el agua acumulada.

El agua entrante desde delante menguó rápidamente pero habría suficiente durante unos minutos para mantener el nivel de inundación que tenían, mientras las goteras seguían alimentando el interior.

Por Amenokami, en la villa de la lluvia tenía que tocarme la genin que no sabe qué hacer con el agua. ¡Mueve el barreño más rápido!

Saltó al interior y agarró un bol mucho más pequeño que el que tenía Jun en sus manos y empezó a sacar agua. Poca cada vez, pero a toda velocidad.

Vamos que ya casi lo tienes.
Responder
#21
Escuchar el sonido del desagüe era el mayor placer que había tenido en el día. Pegó un suspiro, algo más relajada. Aunque no descuidada, porque todavía tenía que seguir sacando el líquido que había en el interior.

Perdón por nacer sin el don de controlar el agua. Cuando vuelva a nacer le voy a decir a Amenokami que me dé ese "poder". — reía leve, mirando como el señor estaba sacando agua a más no poder con el pequeño recipiente.

Estaba intentando ponerle ganas al asunto, pero la chica estaba realmente harta de lo que estaba haciendo. En cualquier momento, levantar y sacar tanta agua le iba a sacar más músculos que su hermano. Con suerte hacía un poco de entrenamiento físico, eso ya era demasiado para ella.

¿Qué había dentro del desagüe? El olor era tan asqueroso que llegó hasta acá.
Responder
#22
Perdón por nacer sin el don de controlar el agua. Cuando vuelva a nacer le voy a decir a Amenokami que me dé ese "poder".

Pero te dio brazos y piernas, si los mueves podrás 'controlar' el agua.

A medida que sacaban el agua, apenas entraba más ahora que estaba arreglado el desagüe. El agua entrante descendió hasta ser nula. Ahora solo el goteo constante del techo invadía el local.

Jun y el hombre fueron vaciando con sus boles lo que quedaba de agua y en un momento solo quedaba un centímetro de agua inundando la estancia. Sacar eso con boles iba a ser un infierno.

Bueno va, ahora a limpiar.

Antes de que pudiese quejarse Jun, el hombre le sacó una mopa y se la puso en las manos.

¿Qué había dentro del desagüe? El olor era tan asqueroso que llegó hasta acá.

¿Te acuerdas que el tapón eran pelos de gato? Pues los gatos estos intentan comer ratones en mitad de la lluvia, y claro, se les va medio ratón por el desagüe. Que si ojos, bigotes, tripas, colas. Todo eso había.

Enumeró mientras quitaba las placas de acero y las limpiaba para guardarlas. Esperaba que Jun fuese sacando el agua restante con la mopa.
Responder
#23
El agua fue disminuyendo hasta el punto que no podían seguir usando esos artefactos para sacar lo poco que quedaba. Jun dejó el barreño de un lado, respirando profundo y relajándose, por lo menos por unos segundos. Pero la calma no iba a durar tanto, el tipo llegó con una mopa y se la dio directamente en las manos.

Nunca había mostrado una cara tan expresiva en su vida, y es que la descripción de lo que había dentro de ese desagüe le dio mucho asco.

No se ni para que pregunto.

Con el nuevo objeto que le proporcionaron, empezó a sacar el agua que quedaba aún, con un ritmo de trabajo mucho más calmado que antes.

¿Esto te pasa seguido? Porque parece que tienes todo muy medido.

Por suerte, esta tarea se le hacía un poco más amena para hablar con el señor, por lo menos para pasar un momento más agradable durante ese día.
Responder
#24
No se ni para que pregunto.

El hombre se dedicó a coger un trapo e ir limpiando las estanterías y los muebles que habían sido mojados o salpicados.

¿Esto te pasa seguido? Porque parece que tienes todo muy medido.

Soltó una risotada que resonó por todo el lugar.

¿Has visto quién ha tenido que sacar la mierda? Si fuese por los ninjas estaría ya ahogado y rematado en agua. Mucho matar pero poco limpiar. Os falta calle a los ninjas.

Cogió un cubo y lo puso bajo la gotera en cuanto Jun pasó la mopa.

Una vez pedí una D para que limpiasen eso y lo rompieron más. Así que tuve que apañarme y pedir misiones para que aguanteis el fuerte.

Lo que decía sonaba a que tenía cruzados a los ninjas, pero lo decía con tono jocoso y sin maldad. Entre cansado y riéndose.
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.