Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
Dos mosqueteros y un chiflado
#1
Hace un tiempecillo que no me paso por aquí...

Toshio estaba caminando nuevamente por el camino hacia el paraje de bambú. Esta vez no iba acompañando de manera improvisada a un amigo recien conocido, no, porque ese amigo ya no podría hacerlo nunca más.

La misión que tenía Toshio era sencilla: ahuyentar a los bandidos que irrespetaban a los mercaderes y sus mercancias, probablemente los mismos con los que tuvo que enfrentarse no hace mucho.

Demonios... si lo hubiera hecho mejor entonces... tendría que haber sabido, haberlos interrogado para saber que no eran los únicos

Probablemente alguno de los mercaderes ya haya solicitado una misión a una aldea, probablemente todo estaría solucionado sin que Toshio hiciese nada. Pero todo esto iba más allá de ello, esto se trataba de el y de que no podía dejar que alguien más se encargara de ello, tanto por su código de héroe como por el recuerdo de su fugaz camarada.

El cielo estaba nublado y amenazaba con lluvia, quizá tormenta. Cualquiera que se acercase al lugar podría darse cuenta de que se había convertido en un verdadero vertedero. telas, víveres y toda clase de mercancia se encontraba desperdigada por el lugar. No hacía falta ser un hacha para darse cuenta de que algo malo sucedía...

El joven héroe sabía que no podía hacer esto solo, pero tampoco quería pedirle ayuda a nadie. Esto ya era algo personal. Por ello y a pesar de ir completamente armado quería tomarse esta "misión" com una de reconocimiento, solo quería comprobar hasta que punto habían llegado los bandidos para poder prepararse correctamente la próxima vez.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#2
Ya era la tercera vez, tal vez la cuarta. Seguramente muchas más, pero tampoco es que Len pudiera quejarse. Nanashi se había vuelto a quedar sin las especias para su té favorito, y como era habitual, se las apaño para engatusar a un conocido para que fuera a por ellas, y esta vez le tocó a Len. A menudo pensaba que el vago y alcohólico espadachín que le instruía se aprovechaba demasiado de él, y que no le salía rentable aguantarle, pero total, tampoco tenia ningún otro sitio donde caerse muerto; y cada vez que entrenaban, daba pasos agigantados, por lo que se limitó a ir a por sus queridas hierbas.

Estas eran vendidas muy a menudo en un pequeño pueblo que vivía principalmente del comercio en un inmenso bosque de bambú, en el país del bosque. Su precio era casi ridículo en esta zona, ya que en dicho país muchas cosas no abundaban, pero si se trataba de vegetación... Momentos antes de salir de su casa, Nanashi le insistió bastante en el hecho de que pasara desapercibido.

Ah claro, no quieres que la gente sepa que eres una especie de adicto a las hierbas. ¿No? — Afirmó con total libertad sonriente, para después recibir un golpe de pleno en la cabeza por parte de su maestro.

¡Idiota! ¡Es por la cercanía a la aldea principal! ¡Te podrías meter en problemas si ven que eres de otro lugar!

¿¡Pues si tan peligroso es porque demonios no vas tú!?

Yo... He quedado, tengo una cita con una monada de cabellos plateados — Contestó con cierto tono de perversión, haciendo que Len tuviera a un peor impresión de él a la que ya tenia anteriormente.


• • • • • •


Y aquí estamos ahora, un par de días después junto a horas de viaje agotadoras, para conseguir las asquerosas hierbas del drogadicto de mi maestro. — Farfullaba por lo bajo mientras seguía rumbo a su destino, llevaba una gran capa de viaje de color oscuro, ligeramente azulada y con la capucha puesta.

Alzó la cabeza un rato, intentando observar el cielo entre los altos palos de bambú. Las grisáceas nubes amenazaban con recrear el clima de su villa natal, por lo que pensaba que no le sería muy molesto, ya que sería como moverse en casa. Al avanzar varios metros, tropezó dando varios pasos torpes a consecuencia de ello, para después girarse malhumorado.

¿Pero qué cojo...? — Había varios tocones de bambú rotos por el suelo, además de telas rasgadas y alguna que otra cosa más, como vasijas rotas y trozos de madera, que podían pertenecer a cajas. La tierra del suelo estaba toda revuelta y las pertenencias desperdigadas por todos lados. Se arrodilló levemente para mirar entre las telas por si encontraba algo de valor.

Tenía un sólido código moral, pero no iba a dejar desperdiciar la ocasión de ganar dinero fácil.
[Imagen: ForthrightLividAntelopegroundsquirrel.gif]

Allí donde debían bastar los poros de la tierra,
seres que solo debían arrastrarse han aprendido a caminar.


Hablar (Royalblue)Pensar (MediumOrchid)
Responder
#3
El tiempo pasaba lento para el joven pelirrojo, puede que se deba a que había estado prestando toda la atención posible a cualquier movimiento en el lugar, quizá se debiese a que había estado esperando desde muy buena mañana. No lo sabía. Lo que si sabía era que todo el tiempo parecía pausado en aquel lugar. No se asomaba ni un solo mercader ni aparecía un solo bandido, no aparecía ni una sola alma. Era como si el mundo esperase a que alguien hiciera algo.

Y ese alguien apareció.

Toshio pudo divisar a lo lejos la silueta de alguien acercándose. Era demasiado grande para ser un animal, pero demasiado menudo para ser un hombre.

¿Qué hace caminando sólo por aquí? ¿Acaso no sabe que es peligroso andar por aquí?

Se apresuro a moverse para esconderse entre las cañas de bambú. Tenía que actuar con suma cautela, pues no quería llevarse ninguna sorpresa.

¿Se tratará de un ninja? No lo creo, parece demasiado joven... demonios, si no le aviso ahora puede que se meta en líos luego...

Todavía agazapado, el joven héroe analizó al chico en búsqueda de algún identificativo. A pesar de portar una gran capa con capucha pudo notar que se trataba de nada más que de un chico tan bajo como Toshio y de apariencia frágil. No daba la impresión de poder defenderse por si mismo y tampoco parecía alguna clase de mercader.

Puede... ¿Puede que se haya perdido?

Continuó siguiendo al desconocido casi sin poder evitarlo con la excusa de recabar algo de información antes de actuar. Lo siguió poco tiempo hasta que el chico se detuvo luego de tropezar, parecía estar buscando algo entre las telas. ¿Puede que esté intentando saquear lo que dejaron los bandidos? La verdad es que no lo sabía, pero al menos para Toshio esa parecía la única respuesta lógica.

-No te molestes, chico, ya se lo han llevado todo-

Len podría escuchar una voz tras de si hablando de manera autoritaria, aunque esto no surtiría excesivo efecto, puesto que si se daba la vuelta se daría rápidamente cuenta de que no se trataba de nada más ni nada menos que un simple chico con su misma edad y estatura. Pero con una peculiaridad: este iba completamente armado y portaba orgullosamente el símbolo de Kusagakure en su frente.

-No sé si te has dado cuenta, pero este camino no es para nada seguro... ¿Qué haces por aquí sólo?-
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#4
Los desperfectos se acumulaban por todos lados, y ademas lo único que parecia eran aumentar conforme más observabas aquel camino; cerca de varias cajas, había unos pequeños monumentos tales como piedras amontonadas, y alguna estatua con forma de monje budista, ninguna salio ilesa, pues si no estaban tiradas en el suelo, estaban rotas y esparcidas por el suelo. Mientras todavia rebuscaba algún objeto de valor, Len escuchó una voz procedente de varios metros detras suya.

No te molestes, chico, ya se lo han llevado todo

Por un momento, dio un pequeño espasmo debido a la sorpresa. Pues tras ver el destrozo, ni tan si quiera había dado por supuesto que estaba solo, y que no quedaba ninguno de los autores de aquel destrozo. Giró lentamente la cabeza, y al ver que se trataba de alguien de cercana edad a él, se vió algo mas relajado, exhalando aire lentamente.

No sé si te has dado cuenta, pero este camino no es para nada seguro... ¿Qué haces por aquí sólo?

Ya me estoy dando cuenta tras ver toda esta chapuza... — Contestó en un tono algo mas relajado y apoyando su cabeza sobre una de sus manos mientras estaba sentado en el suelo. — La verdad es que sea quien sea quien haya sido, da la sensación de que no queria hacer amigos.

Se levanto rapidamente dando un salto hacia delante lleno de júbilo para despues golpear levemente su propia ropa para quitarse el polvo.

Pues veras... Estaba buscando un pueblo donde venden unas hierbas y especias que me ha pedido mi maestro. Llevo varias horas de viaje y bueno, me he encontrado este panorama.
[Imagen: ForthrightLividAntelopegroundsquirrel.gif]

Allí donde debían bastar los poros de la tierra,
seres que solo debían arrastrarse han aprendido a caminar.


Hablar (Royalblue)Pensar (MediumOrchid)
Responder
#5
-Ya me estoy dando cuenta tras ver toda esta chapuza...-

Contestó el joven algo más relajado, pues la repentina aparición de Toshio lo había sobresaltado.

-La verdad es que sea quien sea quien haya sido, da la sensación de que no queria hacer amigos-

-Pues no... lo cierto es que ya me he topado una vez con ellos y son de todo menos amigables...

Respondió el pelirrojo mientras se apoyaba en una de las cañas de bambú, con los brazos cruzados.

-No me malinterpretes, les di su merecido, pero por lo visto eso nos lo detiene... me pregunto por qué nadie ha hecho nada todavía-

Añadió mientras observaba su puño derecho como si este tuviera la respuesta y se sumergía momentaneamente en sus pensamientos, abandonando la converzación durante un breve instante.

Me pregunto por qué nadie hace nada... solo son unos simples bandidos. ¡Cualquier Chunin se podría encargar de ellos!

No podía comprenderlo, en el tiempo que el tardó en venir cualquier ninja experimentado debería de haber acabado con el tema tres veces, entonces ¿Por qué no estaba resuelto ya el tema? ¿Será que todavía no había sido pedida la misión.

-Pues veras... Estaba buscando un pueblo donde venden unas hierbas y especias que me ha pedido mi maestro. Llevo varias horas de viaje y bueno, me he encontrado este panorama-

El joven héroe asintió un par de veces mientras escuchaba al desconocido hablar ¿Hierbas y especias? Había escuchado hablar de un pequeño pueblo cercano que se dedicaba a su comercio, pero lo cierto es que Toshio no tenía ni idea de su paradero. Simplemente solía tener cosas mejores en las que pensar.

-Hierbas y especias ¿huh? Creo que sé a qué sitio te refieres. Pues me encantaría guiarte y eso, pero como puedes ver estoy ocupado en... una misión. Al fin y al cabo esos bandidos no se detendrán solos ¿no?- Mintió con cierta naturalidad intentando parecer una persona ocupada.

A medida que acababa de hablar, el joven que se encontraba frente a Toshio podía ver como un hombre adulto se acercaba desde atrás del pelirrojo con lo que parecía ser un garrote. El hombre era grande, fuerte estaba lejos de tener buena pinta. De aspecto amenazador y un rapado rubio, parecía estar dispuesto a golpear a Toshio sin ningún miramiento. Claro está, si su compañero no hacía nada para evitarlo. Pues el héroe pelirrojo no se había percatado de su presencia al estar hablando con el joven.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#6
¿No es la primera vez que se cruza con ellos? — Quedo algo duditativo, y acariciadose el mentón mientras hablaba interiormente. — ¿Y siguen dando problemas sin nadie poner remedio? Que extraño.

Sera que simplemente son más tercos que una mula. — Comentó con una breve carcajada — O simplemente son simplemente varios tontos con suerte, y acabaran tarde o temprano en un calabozo de mala muerte.

Len se encogió de hombros con una leve sonrisa en su rostro y un lento suspiro mientras se giraba para ver mas detalladamente con quien estaba hablando. Sus ropas no destacaban en nada, eran como las de cualquier otro chaval de su misma edad, hasta que un pequeño reflejo le molesto la vista, haciendo que entrecerrara los ojos.

Espera... ¿Eso es una bandana ninja? — Pensó brevemente al ser molestado por el destello de luz. — Mierda... El simbolo apenas es apreciable tras su cabello; podria meterme en problemas...

Conforme sus ojos se abrian y se recuperaba de aquel molesto desliz, una gran sombra se formaba detras del pelirrojo. Sacandole varias cabezas de altura, y de ancho, un corpulento hombre con aspecto bastante amenazador se acercaba a ellos, siendo solo visible por el joven de Amegakure. Y como era habitual en él, saco a relucir su mejor faceta; su estupidez.

Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh... Perdona pero... ¿Que tal se te da correr? — Respondió mirando a los ojos de Toshio, mientras su mirada asi como su mano izquierda se desviaban a señalar al coloso rubio detras del pelirrojo.
[Imagen: ForthrightLividAntelopegroundsquirrel.gif]

Allí donde debían bastar los poros de la tierra,
seres que solo debían arrastrarse han aprendido a caminar.


Hablar (Royalblue)Pensar (MediumOrchid)
Responder
#7
-Tengo que confesarlo, es de admirar que gente como esa tenga tanta voluntad, jaja-

Se rió brevemente, siguiéndole el juego a su compañero, aunque sabía que tenía parte de razón ¡Qué obstinados, mira que seguir causando problemas aún sabiendo que en cualquier momento puede aparecer un shinobi como él! Definitivamente eran muy tenaces, o eso o extremadamente tontos.

-Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh... Perdona pero... ¿Que tal se te da correr?-

¿Correr? ¿Por qué debería de correr?

No tenía ni idea a qué se refería el viajero, pues no había escuchado ni sentido nada que lo hiciera pensar que habría alguna clase de peligro cerca ¿Por qué habría de correr? A pesar de ello, por instinto o por prudencia decidió voltear la cabeza para mirar hacia donde apuntaba el desconocido.

-¿Correr dices? Responderé yo, Respuesta: NEGATIVO-

Después de aquel diálogo, más propio de una película de bajo presupuesto que de la vida real, el gigante agitó su arma con potencia en dirección al pelirrojo.

¡Demonios!

Aquel golpe se dirigió a Toshio con la potencia de una bola de demolición. En los escasos momentos que tardaba el garrote en impactar a Toshio solo tuvo tiempo de hacer una cosa, lo que probablemente haría cualquier persona en su lugar.

proteger la cabeza.

Cometido que no se le complicó ni mucho menos al héroe, pues el golpe impactó con fuerza en su costado derecho, justo debajo de las costillas.

-¡AGH!-

Dejó escapar un quejido ahogado a la vez que su cuerpo impactaba en la hierba casi 3 metros más allá de su posición inicial. Por suerte parte del impacto fue absorbido por el bambú en el que estaba apoyado antes ¡Y menuda suerte! Estaba seguro de que si el golpe le llegaba a dar de lleno otro gallo habría cantado... en el mal sentido.

-JA ¿Darnos nuestro merecido dices? Deja que corrija yo, respuesta: NEGATIVO- Vociferó antes de escupir a un lado -¿No fuiste tú quien tuvo que huír con el chiflado ese? No te molestes en responder, deja que responda yo, respuesta: AFIRMATIVO JAJAJAJAJA-

Fue increible la manera en la que la genialidad de Toshio desapareció en tan solo un instante. El golpe había sido demoledor, tanto que necesitaría un momento para siquiera recuperarse lo suficiente como para pelear torpemente. A pesar de que lo intentaba, levantarse con todas sus fuerzas era inútil, cualquier intento de ponerse de pie tan solo acababa en él callendo de bruces contra el suelo, como si de un pequeño ciervo intentando caminar se tratase.

-Venga ya, solo fue un golpe ¡Y NI SI QUIERA TE PEGUÉ CON GANAS! vamos ¡LEVANTA! ¡DAME UNA PALIZA SI ES QUE PUEDES!-

El hombre parecía fuera de si, tanto que ignoraba por completo al chico de la capucha. En ese momento solo quería darle una lección al enano que se había pasado de la lengua.

-Maldito...-

Toshio se defendió con lo único que le quedaba en aquel instante: las palabras. Palabras que entonces eran tan débiles como lo era su cuerpo.


Vida

60/110

-30
por el backstab
-20
por la caída
Chakra

100/100

0



Inventario:
  • Hitai-ate (Frente)
  • Portaobjetos Básico (A saber donde ~ 7/10)
    • -Comunicador básico
    • - Kunai x2
    • - Shuriken x2
    • - Hikaridama x2
  • - Tanto (en el costado izquierdo de la cadera, bajo la kodachi)
  • - Kodachi (en el costado izquierdo de la cadera, encima del Tantõ)
  • - Bokken (en el costado izquierdo de la cadera, encima de la kodachi)


-
-


Vida

200/200



Armas: Garrote (30 PV por golpe)
Fuerza: 40
Resistencia: 30
Aguante: 30
Agilidad: 10
Destreza: 20
Poder: 10
Inteligencia: 30
Carisma: 40
Voluntad: 20
Percepción: 10
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#8
Como si de una mosca se tratara, Toshio salio disparado frente a los ojos del joven de Amegakure, golpeandose finalmente contra un arbol.

JA ¿Darnos nuestro merecido dices? Deja que corrija yo, respuesta: NEGATIVO. ¿No fuiste tú quien tuvo que huír con el chiflado ese? No te molestes en responder, deja que responda yo, respuesta: AFIRMATIVO JAJAJAJAJA — Afirmó a viva voz, entre medias escupiendo a un lado un exceso de salivación. Len todavia estaba algo atonido frente a lo que le sucedio al joven de cabellos rojizos, pero por lo que parecia, el gigantón ni se habia percatado de él. —-Venga ya, solo fue un golpe ¡Y NI SI QUIERA TE PEGUÉ CON GANAS! vamos ¡LEVANTA! ¡DAME UNA PALIZA SI ES QUE PUEDES!

Junto a lo dicho por Toshio anteriormente, se confirmaba lo supuesto en el aire; parecian conocerse de algun otro altercado, aunque el joven de cabellos oscuros ni se le habia pasado todavia por la cabeza. Todavia dolorido en el suelo por el impacto, Toshio refunfuño seguramente intentando incorporarse.

¡Tsk, no puedo quedarme de brazos cruzados! ¡Pero como me alcance con un golpe, seguramente me deje para el arrastre! — Con su mano diestra desenfundo su bokken para aferrarse con ambas; dispuesto a pelear, le propino un golpe en la zona posterior de las rodillas al grandullon, con la intención de derribarle, y ganar tiempo para su improvisado compañero de aventuras.


Vida

100/100


Chakra

110/110

0



Inventario:
  • - Bandana de Amegakure Anudada en el lateral del brazo derecho
  • - Bokken.

Bokken
Bokken: 7 PV/golpe con mango, 15 PV/golpe


Vida

185/200

-15


Armas: Garrote (30 PV por golpe)
Fuerza: 40
Resistencia: 30
Aguante: 30
Agilidad: 10
Destreza: 20
Poder: 10
Inteligencia: 30
Carisma: 40
Voluntad: 20
Percepción: 10
[Imagen: ForthrightLividAntelopegroundsquirrel.gif]

Allí donde debían bastar los poros de la tierra,
seres que solo debían arrastrarse han aprendido a caminar.


Hablar (Royalblue)Pensar (MediumOrchid)
Responder
#9
El golpe fue tremendo, tanto que consiguió hacer pasar a Toshio de actor a espectador en un instante, solo pudiendo observar como reaccionaba su compañero mientras el rubio se burlaba de su debilidad. Pues a pesar de que lo intentaba con todas sus fuerzas, todo empeño en levantarse era en vano, dado que el golpe no había mellado solo en su cuerpo, sino que también había herido su espíritu y ganas de pelear.

Si solo un golpe lo había dejado tan malherido ¿Qué hará cuándo tenga que enfrentarse contra un rival más fuerte? O aún más importante ¿Qué hará contra el rival que tiene en frente? No se lo podía explicar, todo su entrenamiento y toda su preparación habían desaparecido después de un simple impacto. No pudo evitar pensar que quizá si se rendía ahora, si se daba por vencido, podría salir sin más heridas.

Pero la duda se marchó tan rápido como llegó: en un instante.

Su recién conocido compañero no titubeó en atacar al grandote propinándole un fuerte golpe en la parte posterior de su rodilla, haciéndole tambalear momentáneamente. Ese pequeño acto heroico había conseguido revitalizar el espíritu del joven héroe, consiguiendo hacer que se levante de nuevo para seguir peleando sin ninguna duda que lo mermará.

-¡CONDENADO ENANO, HARÉ TRIZAS TU CABEZA Y SE LA DARÉ DE COMER A LOS BUITRES-

Vociferó mientras levantaba el gran garrote dispuesto a aplastar a Len. El chico seguramente podría esquivarlo con facilidad, pues el golpe había sido extremadamente telegrafiado y la carga era lenta. Aún así el héroe no se lo pensó dos veces, de hecho no se lo pensó ni una vez, pues su cuerpo se movió solo para ayudar a su compañero. De un pequeño saltó recortó la distancia un metro mientras sus pies brillaban en una ténue luz carmesí.

-¡MUGEN E NO TABI!-

De un segundo salto se acercó lo suficiente para propinar una potente patada al enemigo que tenía en frente, enemigo que salió despedido ocho metros en dirección contraria, chocando contrá un bambú que, de no ser tan flexible, se habría roto por el impacto. El golpe fue definitivamente más potente que el que recibió Toshio, pero al gigante rubio parecía haberle hecho menos mella, la diferencia era tal que por resistencia o por ira se levantó tan pronto como tocó el suelo.

-Gracias por lo de antes, amigo, soy Toshio-

Se presentó con tranquilidad simulada a la vez que desenvainaba su bokken. Una leve sonrisa se formaba en su rostro, signo de la emoción que sentía por el reto que se le plantaba enfrente. La confianza había vuelto a el.

El gigante, cegado por la furia, se dirigió hacia ambos chicos agitando su arma de manera descontrolada. A juzgar por su tamaño y sus movimientos no parecía ser precisamente alguien diestro con las armas, y mucho menos lo suficientemente rápido como para sorprender a cualquiera de los jóvenes en un combate mano a mano. A pesar de que cualquiera de aquellos golpes podría derrumbar tanto a Toshio como a Len, ambos sabían que si se coordinaban correctamente prevalecer en este combate no debería de suponer mayor problema.


Vida

60/110

0


Chakra

76/100

-24
Dynamic Entry


Inventario:
  • Hitai-ate (Frente)
  • Portaobjetos Básico (A saber donde ~ 7/10)
    • -Comunicador básico
    • - Kunai x2
    • - Shuriken x2
    • - Hikaridama x2
  • - Tanto (en el costado izquierdo de la cadera, bajo la kodachi)
  • - Kodachi (en el costado izquierdo de la cadera, encima del Tantõ)
  • - Bokken (Desenvainado)


¤ Dynamic Entry
¤ Entrada Dinámica
- Tipo: Ofensivo
- Rango: D
- Requisitos: Taijutsu 20
- Gastos: 24 CK
- Daños: 40 PV
- Efectos adicionales: -
- Sellos: -
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: El impulso de velocidad en el aire puede hacerse desde 10 metros
Esta técnica consiste básicamente en que el usuario atice una patada voladora en la cara del oponente, a una velocidad considerable y desde cierta distancia, en ocasiones haciendo acto de aparición en escena y pillándolo por sorpresa. Normalmente, se suele usar un kunai como distracción para aprovechar el momento de despiste del adversario y asestar el golpe. Para aumentar la sorpresa de la técnica, el usuario puede gritar su nombre dramáticamente mientras la ejecuta.

Alterador (Eiyuu no Geijutsu: Mugen e no Tabi): primer intento de Toshio por intentar ajustar las técnicas básicas del taijutsu a su estilo personal. En esta variación del Dynamic Entry el usuario utiliza chakra para correr hacia el objetivo y conseguir impulso suficiente para realizar un salto de no más de 2 metros seguido de una patada lateral que se realiza justo en el momento de tocar el suelo. De esta manera se utiliza un pie como punto de apoyo para poder impregnar la técnica de más fuerza y enviar al objetivo unos 5 metros más lejos de lo común.

40 PV por el Mugen e no Tabi (Alterador de Dynamic Entry) Simplemente di una zancada y salté para pegar la patada :3


Vida

125/200

-40
Por la patada
-20
Por el golpe contra el bambú

Armas: Garrote (30 PV por golpe)
Fuerza: 40
Resistencia: 30
Aguante: 30
Agilidad: 10
Destreza: 20
Poder: 10
Inteligencia: 30
Carisma: 40
Voluntad: 20
Percepción: 10
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder