Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#31
Datsue asintió, visiblemente complacido porque hubiese pasado el test. Le dio una palmada en el hombro, y Koko sintió otra punzada de dolor en las costillas.

Vamos, pues —dijo, sin darse cuenta del daño que le acababa de hacer—. Deberíamos ir directamente a Uzu, a informar de lo sucedido.

»¿O se te ocurre algún sitio donde podamos encontrar a uno de los nuestros antes?
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#32
Había sido una simple palmada la que Datsue le dio, pero un agudo alarido de dolor le indicaría al contrario que… ella no estaba en condiciones físicas para recibir ese tipo de trato.

—A Uzu —respondió queriendo evitar a toda costa hablar de más.

Le dolía respirar y cualquier sacudida o golpe también le generaba dolor así que definitivamente, lo que tenía eran algunas costillas rotas que iban a necesitar tratamiento cuanto antes. Aunque estaban bastante lejos de la aldea…
Responder
#33
A Uzu, masculló Koko, lacónica, como si tuviese que pagar por cada palabra que soltase. Datsue asintió, conforme, y se detuvo.

No eres muy habladora, ¿verdad?

Sus ojos oscuros se clavaron en los de ella. Unos ojos negros como el carbón, pero que le faltaban algo. Carecían de ese brillo anaranjado y zorruno que tanto caracterizaba a Datsue. Por no hablar de su cabello, también negro como un Uchiha de pura sangre. Pero, ¿acaso él lo era? ¿O, más bien, un sangre sucia, como dirían los más puristas de su clan? Porque, ahora que Koko recordaba, Datsue siempre lo había tenido castaño claro.

Por no hablar que todavía no había soltado ninguna fantasmada desde que se había despertado, lo cual, para ser él, también era extraño…

Desde luego que no lo eres —respondió por ella.

El cielo, de un extraño color morado, empezó a caer, a desplomarse, como si en realidad se tratase de una bóveda física y tangible. El suelo se movió, como la cubierta de un barco bajo tormenta, y la Kageyama cayó de culo. El mundo a su alrededor empezó a dar vueltas y más vueltas a una velocidad vertiginosa. Se sintió mareada. Tuvo ganas de vomitar. Y de pronto…





… abrió los ojos.

Estaba sentada, en un habitáculo pequeño y oscuro. Tres paredes de roca escarpada la rodeaban, mas la cuarta estaba compuesta de rejas. Estaba completamente vacía, salvo por la humedad, Koko misma y… ella. Una mujer que la contemplaba con el ceño fruncido, acuclillada frente a ella.

Fue entonces cuando Koko se dio cuenta que tenía las manos esposadas. Una cadena que le apresaba las muñecas, dejándolas levantadas por la tensión, y que en el medio de esta se anclaba en algún punto alto de la pared.

Se llama Kageyama Koko —pese a que la estaba mirando con sus ojos color avellana, estaba claro que no se dirigía a ella. Si Koko torcía la cabeza hacia su izquierda, podría distinguir, tras las rejas, una silueta oscura. Estaba de espaldas y con la capucha puesta, así que no pudo ver su rostro—. No parece que sepan de ningún aliado cercano. Si el Uchiha es como la kunoichi piensa, probablemente haya huido.

Si Kuma no lo ha matado —Su voz apenas era un murmullo, y sonaba a rota, como si padeciese de algún problema respiratorio.

Si Kuma no lo ha matado —coincidió, desviando la mirada hacia él. Koko se dio cuenta que llevaba una bandana colgando del cuello. Una bandana con el símbolo de Uzushiogakure no Sato rayado—. Por lo que pude sacar de los recuerdos de Kondoru, todavía se estaban pegando cuando sacó volando a la cría y a Katame.

Katame…

Debería vivir —respondió, como si le hubiese leído el pensamiento.

Entonces no me necesitas. Ocúpate de todo.

Pero, Zaide…

¡Que te ocupes de todo! —rugió, invadido por una repentina furia. De pronto, sufrió un ataque de tos que le hizo doblarse en dos. Sus pulmones parecían desgarrarse por cada vez que tosía, y las gotitas de sangre que expulsaba en cada convulsión terminaron por convertirse en un pequeño charco sanguinolento.

La mujer se tapó la boca con la mano e hizo un gesto de ir a ayudarle. Luego, a medio camino, se reprimió.

Cuando la tos cesó, la figura oscura volvió a erguirse, con visible esfuerzo. Hizo un ademán con la mano, como si se despidiese, y desapareció de la vista de ambas. La mujer se quedó un rato callada, y luego volvió a fijar su vista en Koko, como si estuviese decidiendo qué hacer con ella.
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#34
Algo estaba muy mal, desde el primer instante que lo estuvo pero Koko al estar aturdida y teniendo que soportar el intenso dolor de tan solo respirar no pudo reparar en algunos detalles clave. Además, había una pequeña esperanza en la rubia de que su compañero no fuese tan… maldito como siempre se pintó en la aldea.

Y al final, la verdad se dibujó ante ella. Había estado todo ese tiempo en una ilusión y había sido atrapada de alguna manera. Tenía las manos esposadas y no podía moverse, probablemente tampoco podría utilizar chakra ni nada similar así que solo le quedaba su fortaleza física. Pero de nuevo, el dolor en el torso era demasiado como para siquiera pensar en algo así y en cualquier caso, se las tendría que ver sí o sí con al menos dos personas y a saber cuántos más podrían estar dando vueltas por aquel lugar.

Lo bueno es que parecían desconocer el paradero de Datsue, aquel por quien prácticamente se había sacrificado ella así que pudo suspirar de alivio al escuchar todo aquello.

Claro que se había llevado el susto de su vida al notar que todo había sido una mentira, que fue atrapada y ahora estaba en las manos de desertores, pero al saber que no se había sacrificado en vano por lo menos le proporcionó un ligero alivio.

Además, no tenía fuerzas ya para intentar siquiera resistirse. No tenía los recursos, tampoco tenía nada a su alcance y mucha libertad de movimiento no tenía al estarse con la espalda casi pegada a la pared y los brazos tan separados entre sí.

No había manera de que ella lograse escaparse, y tampoco tenía mucho ánimo de entablar conversación considerando el dolor que le producía llenarse los pulmones de aire.

«Al menos habré hecho algo bueno »pensó agotada mientras lentamente cerraba sus ojos, indiferente de lo que aquella mujer pudiera estar pensando.
Responder
#35
Tras unos segundos de escrutinio, la mujer realizó un sello especial que Koko había visto hacer a alguno de sus hermanos mayores: era el sello del Kage Bunshin no Jutsu. Una segunda mujer, idéntica a la primera, apareció a su lado tras una nube de humo. Su melena era castaña, muy clara, bastante enmarañada por la suciedad y con algunas trenzas muy finas que le bajaban hasta la mitad de la espalda. Su rostro era fiero y salvaje como una leona cuando ve amenazada la vida de sus retoños, y su silueta, fina y delgada, sin grandes curvas. Vestía una chaqueta de cuero, unos pantalones rotos y ajustados y unas botas altas, sin tacón.

La mujer desapareció tras las rejas, pero el clon se quedó, acuclillándose frente a Koko.

Desde luego, no eres una chica habladora —aseveró, mientras le tocaba sin mucha delicadeza la herida que tenía en la sien, examinándola—. Eso está bien.

Un aura verdosa rodeó la mano de su captora, rozando la herida de Koko. Una herida que poco a poco empezó a sanar a una velocidad sobrehumana.

¿Cómo va todo por Uzu? ¿Está tan en la mierda como parece? —preguntó, como si las dos fuesen amigas de toda la vida y estuviesen cotilleando en una cafetería, y no secuestrada y captora—. Tres Uzukages muertos en medio año… ¿Qué coño habéis hecho?
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#36
La mujer quería hablar con la Kageyama, sacarle información o simplemente se había apiadado de ella por ser originarias del mismo lugar o vaya uno a saber por qué, pero allí tenía a su lado a un clon más que dispuesto a hablarle.

Habladora o no, tenía las costillas pinchándole los pulmones, ¿cómo diantres se suponía que iba a hablar tanto si hasta respirar le dolía?

Pero misteriosamente la herida de la cabeza sanó, aunque obviamente la mancha de sangre seguiría allí hasta que pasara por agua o algo así. En palabras sencillas, hasta que se limpiase.

La mujer mientras tanto, prefirió preguntar por Uzushiogakure, pregunta curiosa por cómo fue formulada sacándole una ligera sonrisa a la rubia.

—No tengo idea, hicieron mierda todo de un día a otro —afirmó con absoluta sinceridad.

Jamás comprendió cómo había ocurrido tanto lío. Primero llegó noticia de que Shiona había muerto, se escogió al Akimichi como Uzukage pero este decidió que Gouna sería mejor líder que él por una ejecución —un crimen a ojos de la Kageyama— en pleno acto y luego, a esta persona la mataron también. El mismo personaje que había sido ejecutado por un bien mayor.

Nada tenía sentido, pasaron el sombrero de Uzukage de cabeza en cabeza hasta llegarle al Sarutobi que tienen actualmente por líder y que por suerte, llegó a durar un par de meses. A saber si lo haría por mucho más.

De todas formas, nada le aseguraba que fuesen a creerle lo que había dicho. Aunque siendo una genin… tenía cierto sentido que no se enterase de muchas cosas.
Responder
#37
Por Izanami, ¡le gustaba aquella cría! Sin lloriqueos, sin preguntas estúpidas sobre lo que le iba a suceder o dónde se encontraba, y sin quejas. Si aun por encima fuese un poco más extensa en sus respuestas y no soltase palabras a cuentagotas como si estuviese regalando billetes de quinientos ryōs, ya le parecería perfecta.

¿Y el Quinto? —preguntó, mientras seguía curándole la herida de la cabeza—. Ese tal… Hanabi. No le llegué a conocer. ¿Es un tío duro? ¿Está sacando la mierda fuera, al menos?

»Puedes decírmelo en confianza —le guiñó un ojo—. No voy a chivarme.



¤ Shōsen no Jutsu
¤ Técnica de la Palma Mística
- Tipo: Apoyo
- Rango: A
- Requisitos: Iryō-Nin 30
- Gastos: 20 CK/turno
- Daños: -
- Efectos adicionales:
  • Recupera 24 PV/turno
  • (Iryō-Nin 80): Utilizando el doble de chakra ocasionará un colapso en el cuerpo del objetivo que le dejará inconsciente. Para este efecto necesita estar concentrado y sin interrupciones durante un turno entero.
- Sellos: -
- Velocidad: Moderada
- Alcance y dimensiones:
  • Cuerpo a cuerpo
  • (Iryō-Nin 60) La técnica puede utilizarse a una distancia de hasta un metro y medio del objetivo, sin necesidad de entrar en contacto directo con él. La curación se produce a menor velocidad, por lo que el objetivo sólo recuperará 12 PV por turno por el mismo gasto. No podrá producir colapsos de esta manera.
Esta técnica permite acelerar la velocidad de regeneración natural del cuerpo humano enviando chakra desde las manos del usuario, que se iluminan con una tenue luz verdosa, hasta la herida a sanar. Permite al ninja curar sin necesidad de equipamientos médicos o cirugía, por lo que es de gran utilidad en el campo de batalla. Puede usarse para tratar heridas externas e internas. Es vital emparejar con precisión la cantidad de chakra utilizado con la severidad de la herida, por lo que requiere de un preciso control del chakra, ya que enviar una cantidad excesiva de chakra en el cuerpo del paciente podría ocasionar un colapso en la circulación normal del paciente, ocasionando un estado comatoso temporal. Por esto, sólo unos pocos ninjas médicos lo suficientemente habilidosos son capaces de usar esta técnica. Sin embargo, sólo abarca heridas superficiales, por lo que las más graves apenas se verán afectadas.
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#38
Hanabi…

Buena pregunta, ¿qué diantres está haciendo Hanabi al mando? A ojos de la Kageyama no había cambiado demasiado, no era consciente de que hayan sacado a nadie lejos principalmente porque no tiene demasiados contactos en la aldea. Y si echaron a alguien, ejecutaron o metieron a prisión a alguien de importancia, no sería nadie que ella haya conocido así que…

—No he visto cambios grandes en la aldea, pero por lo menos ya se han dejado de pasar el sombrero de uno en uno —respondió la pecosa—. Siendo genin no me entero de muchas cosas.

Seguramente aquella respuesta no le gustaría a la mujer, pero era la verdad… a medias.

«Se supone que Hanabi busca que toda la aldea se tranquilice, ¿no? Que le tomen confianza y no teman porque llegue otro queriendo ser kage »pensaba la rubia mientras trataba de hacer memoria.

Tal vez si no estuviese en semejantes condiciones podría responder mejor, aunque si vamos al caso, ¿por qué estaba hablando tan amistosamente con una mujer que ni conocía y fue tachada de traidora?

Pero si había algo de lo que no iba a hablar por nada del mundo, era de los hermanos del desierto, eso sí que era un secreto de los jodidos.
Responder
#39
La mujer de ojos color avellana asintió ante sus palabras, mientras daba por concluida la herida de la sien. Ahora tocaba lo más grave, una fractura que ya había intuido desde el primer momento en que buceó en los recuerdos de Katame, al ver el característico abrazo de Kuma sobre ella.

Respira hondo —le ordenó. De hacerlo, Koko sentiría un dolor agudo en las costillas. Un dolor al que ya empezaba a acostumbrarse, pero que seguía haciéndole apretar los dientes—. ¿Duele?

La mujer apoyó la mano sobre el esternón de Koko, y apretó, arrancando un aullido a la kunoichi.

Ya veo, ya veo —murmuró, más para sí misma que para ella—. Aguárdame aquí un momento, ¿quieres? —pidió con amabilidad, como si Koko no estuviese esposada y tuviese la posibilidad de irse a algún lado.

Desapareció tras las rejas, y tardó un par de minutos en volver. Entretanto, la kunoichi tuvo tiempo de examinar mejor dónde se encontraba. Estaba muy oscuro —su habitáculo no tenía ventana alguna—, y apenas podía distinguir nada tras las rejas. Solo un espacio abierto, como si estuviese en el interior de alguna cueva. También se dio cuenta que no llevaba ninguna de sus pertenencias: ni portaobjetos; ni ninjatōs; ni sus kunais en sus respectivos mecanismos ocultos. Tan solo la bandana que la acreditaba como kunoichi de Uzushiogakure, todavía anundada a su cintura.

Veamos —dijo la bandida, al volver. Tenía una especie de linterna en la mano, cuya luz parpadeó un par de veces hasta apagarse. Chasqueó la lengua, y le dio unas palmadas fuertes—. Jodidos amenios. Se jactan de ser los mejores con estos trastos, pero la mitad de sus baterías no funcionan —¡Plaf, plaf, plaf! La linterna volvió a alumbrar—. Ahora.

Enfocó el torso de Koko con ella, y le bajó el top con una mano. Luego frunció los labios, al ver que llevaba un bañador por debajo. No había forma de quitarlo sin…

Lo siento, cariño, pero no pienso quitarte las esposas. —No le quedó más remedio que tomar la segunda opción, que era cortarle ambos tirantes de un fuerte tirón. Ahora, desnuda de torso para arriba, enfocó con la linterna a sus costillas—. Hmm… ya veo.

Koko sintió los dedos fríos pero suaves de la mujer recorriendo sus costillas. En un momento dado, su contacto le dolió más de lo normal, y fue allí donde se detuvo. Una nueva masa verdosa cubrió la mano de la mujer, que se posó sobre el moratón que había localizado.

¿Y qué me dices de esos rumores? Los… Hermanos del Desierto —continuó, interrogándola—. La primera vez que lo oí me pareció de lo más pretencioso, pero ahora… la verdad que el apodo tiene su encanto. ¿Es cierto? ¿Zoku selló un bijuu en dos gennin?

Esbozó una pequeña sonrisa antes de agregar:

¿Están buenos?
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#40
No tuvo que responder a la pregunta, al menos con palabras porque lo había hecho con una mueca que poco después se convirtió en un alarido. «¿No puede hacerlo sin estarme apretando? »pensó la kunoichi que se tragaba sus palabras al igual que apretaba los dientes.

Luego decidió retirarse por un momento, dejándole una indicación que bueno, no podía hacer otra cosa que seguirla al pie de la letra y pronto volvió, dejándola ciega con un haz de luz que le dio de lleno para un instante después desaparecer.

—Prueba a ajustar la rosca —indicó la kunoichi justo antes de que un nuevo haz de luz la cegase una vez más.

No haría falta la indicación, pero como varios de los elementos que se usan en Uzushiogakure son comprados de Amegakure no sería sorpresa que esa linterna en específico tenga exactamente el mismo sistema que tendría alguna que Koko conoce.

Dejando a un lado el asunto de la linterna, la desconocida se acercó y comenzó a… bueno, desnudarla de la cintura para arriba para poder comprobar las costillas de la Kageyama. Definitivamente un mal día para llevar un bañador en lugar de ropa interior normal así que… le cortaron los tirantes de dicha prenda y esta cayó sin más dejándola en completa evidencia.

El rostro de la joven enrojeció de forma exagerada y en tiempo récord, lo peor de todo era que no podía hacer absolutamente nada para cubrirse y tuvo que resignarse a ser tocada en zonas muy cercanas a… sus partes blandas.

Claro que la curiosidad de la bandida no iba a ser saciada tan fácilmente y se atrevió a preguntar por algo mucho más delicado de lo que uno pudiera imaginarse. Y es que si hablaba algo al respecto era más que seguro que terminaría con su bandana igual a la de aquella que la estaba tratando.

Unirse a estos bandidos definitivamente tampoco era una opción, no después de lo que Koko había hecho al tal Katame que fijo buscaría la manera de vengarse.

—Es mentira —respondió aún avergonzada por estarse con los pechos al descubierto—. Dijeron eso porque era impensable que dos genins pudieran matar a alguien del nivel de un kage —fue lo que atinó a responderle.

A saber si le creería o no considerando que estaba con el rostro rojo cual tomate o si dicha tonalidad la relacionaría directamente con… bueno, estarse en evidencia.

—Y no están buenos, son más feos que nadar en mierda.
Responder
#41
¿¡Cómo!? —La mujer interrumpió la curación—. ¿Qué mataron ellos a Zoku? ¡Ahora sí tengo curiosidad por conocerles! —exclamó, justo para que luego Koko asegurase que eran más bien feos. Torció el gesto—. Bueno… nadie es perfecto.

El chakra verdoso volvió a aparecer en su mano, centrándose de nuevo en la sanación. Koko notaba cierta mejoría, pero el dolor seguía ahí cada vez que tomaba aire.

No te preocupes, cariño —dijo, tras un rato—. No quiero sacarte información sobre ellos, sean o no jinchūrikis. En cierto modo —añadió—, es mejor que no lo sepa. Aunque no lo creas, sigo preocupándome por mi Villa… —se encogió de hombros, de forma casi imperceptible—, a mi manera.
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#42
Verdad o no, Koko no tenía manera de saberlo y eso se debía a su pésima percepción, probablemente.

—Bueno, no lo sé —respondió alzando levemente la mirada—. Podrías estarme mintiendo y muy bien para que tome confianza.

Técnicamente ya llevaba buen rato estando bajo poder de aquella mujer y nada podía asegurarle que no la pusiera en condiciones para luego hacerle algo mucho peor que romperle un par de huesos. Incluso, ¿quién sabe si no la mantendrían viva para divertirse torturándola por años? Cualquier cosa podía pasar.

«Aunque probablemente podría sacarme todo por la fuerza, o con algún otro genjutsu. Si es que no lo hizo ya. »
Responder
#43
La mujer asintió, esbozando una leve sonrisa.

Chica lista —dijo, en respuesta—. Pero, ¿de verdad crees que no te podría sacar esa información si quisiese? —preguntó, apartando momentáneamente la mirada de sus costillas para dirigirla a sus ojos.

Poco después, se separó de ella, aunque no sin antes volver a colocarle el bañador, haciendo un pequeño nudo en cada tirante sobre sus hombros, arreglando el desaguisado.

Eres guapa —dijo, mientras terminaba de ajustarle el top—. Eso es malo —aseveró, muy seriamente—. Reza porque tu amigo haya matado al mío.

Pese a que ahora se encontraba mejor, todavía seguía sintiendo un pequeño dolor cada vez que llenaba los pulmones. Sus heridas superficiales habían desaparecido, pero la fractura seguía ahí.
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#44
No podía quejarse de que la dejasen con fracturas, ya le había tenido mucho paciencia y le había sanado algunas heridas cuando cualquier otro le hubiese dado de golpes hasta que hablase.

Lo curioso era que aquella mujer dijo exactamente lo que la Kageyama sabía que diría, y no iba a molestarse en afirmarlo porque… tal vez, y solo tal vez terminaría por enojarla y no sería nada bueno.

En cualquier caso, agradeció que volvieran a vestirla y respecto a Kuma… en serio, esperaba que Datsue al menos le haya matado antes de huir.

—Me imagino… —respondió bajando la mirada una vez que la dejaron vestida nuevamente—. Y gracias, supongo —añadió refiriéndose al tratamiento y a la conversación amena que habían mantenido.

Lo único que restaba era esperar a ver qué pasaba con Katame y Kuma, si llegaban a aparecer definitivamente la iba a pasar muy mal.
Responder
#45
No me las des —dijo con voz seria—. Todavía.

»Y puedes llamarme Yume.

Nada más decir su nombre, la mujer desapareció entre una nube de humo. Seguramente, era otro clon.

Koko fue abandonada a su suerte, sin decirle qué harían con ella, ni cuánto tiempo la mantendrían presa. Eso, si es que alguna vez pensaban liberarla. Ahora que la luz de la linterna se había ido, volvió a sumirse en una oscuridad casi total. Apenas lograba distinguir los barrotes de su celda, y pese a que intuía que tras estos había un espacio abierto, no era capaz de ver nada más.

Los segundos se convirtieron en minutos. Los minutos, en horas. Quizá, no habían pasado más de una o dos, pero a la kunoichi le habían parecido una eternidad. Con el tiempo, eso sí, su oído fue acostumbrándose al silencio… y empezó a captar sonidos muy sutiles. Oía una especie de murmullo, lejano pero continuo. Era como el sonido que provocaba el agua en un rápido, aunque a la vez ligeramente distinto.

En un momento dado, notó algo. Un suave cosquilleo en su pie descalzo, en su espalda… ahora en su cuello. Más tarde, en su brazo derecho. Sus ojos, acostumbrados ya a la oscuridad, pudieron captar algo moviéndose por su piel. Una araña, que continuó su curso hasta llegar a una de sus muñecas.

De pronto percibió algo. Al principio, creyó que habían sido imaginaciones suyas, que le habían engañado sus ojos. Pero, tras unos momentos, ahí volvía a estar. Una mancha. Un dibujo que no era capaz de distinguir con aquella oscuridad, pero que indudablemente se formaba en la palma de su mano. Solo la palma de su mano derecha. Desaparecía. Volvía a aparecer tras unos minutos. Y así continuamente.

En una de esas ocasiones, la puerta de su celda se abrió.

Bebe. —Era Yume, con una cantimplora entre sus manos. Se la puso en la boca y lo inclinó, quizá con demasiada altura, haciendo que se derramase parte del agua.
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.