Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#16
La estrategia del boxeador funcionó tal y como había planeado, cosa que no suele suceder en un combate, a menos que el oponente así lo permita.

Ranko recibió el puñetazo de lleno, pero con una segunda intención. El chico no consiguió retraer su brazo a tiempo para evitar que la kunoichi se aferrara a él con muchísima fuerza, tanta que sin importar cuanto tirase Daigo, simplemente no pudo moverse.

¡BAM! El rodillazo de Ranko impactó en el estómago del peliverde, doblándolo con la fuerza con la que un sello explosivo hace que todo salte por los aires, antes de utilizar a Daigo como plataforma para hacer una pirueta hacia atrás, creando algo de distancia entre ellos.

El chico reculó varios pasos, fruto de la clara diferencia de fuerza, antes de recuperar el equilibrio.

—Qué alegría poder enfrentarme al fin a los puños de Daigo-san. Lo había deseado desde que Rōga-san me contó sobre ellos…

Daigo rio, en una extraña mezcla entre confiado, avergonzado por tanto elogio, y adolorido por los golpes de Ranko.

—¡Yo también llevo mucho tiempo esperando este combate! Desde que Yota-kun me dijo que tuvo que esforzarse al máximo contra ti. —Dijo mientras su chakra esmeralda empezaba a arder como el fuego en sus extremidades—. Así que no te contengas ¿vale? ¡Quiero ver toda la fuerza de tus patadas!

Apenas terminar de hablar, el boxeador se lanzó a gran velocidad hacia su rival, dando un largo paso hacia su izquierda justo antes de llegar para flanquearla y lanzarle un gancho al hígado.

«¡Ichi!»

Apenas lanzar su primer golpe, el joven dio otro paso largo, esta vez hacia la derecha para cambiar completamente el flanco por el que atacaba.

«¡Ni, San!» Contó mentalmente mientras le lanzaba un gancho al bazo con la diestra, seguido de un golpe recto a la mandíbula con la zurda.

Dio otro paso buscando la espalda de la Sagisō, desde donde lanzó otro gancho al cuerpo.

«¡Yon!»

Esperando que Ranko se girase para encararlo, Daigo volvió a moverse una última vez al mismo lado por donde vino, a la vez que le lanzaba un gancho al rostro a la Sagisō

«¡GO!»

- PV:

164/200

-15
-13

- CK:

215/240

-25


- Daño provocado: Posibles 12 PV por cada uno de los cinco golpes de Hachi.
- Acciones ocultas:

- Fuerza: 40
- Resistencia: 30
- Aguante: 40
- Agilidad: 30
- Destreza: 40
- Poder: 40
- Inteligencia: 40
- Carisma: 70
- Voluntad: 70
- Percepción: 40

Hitai-ate (Brazo derecho)
Kusari x2 (enrollados a la cadera)

Hachi (Taijutsu 40)

[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
Responder
#17
¿E-esforzarse al máximo? Creo que Yota-san exageró un poco con eso… Su Raiton y Genjutsu fueron demasiado para mí —Otrora se habría sonrojado intensamente, pero ahora Ranko sólo mostró un rubor leve en sus mejillas y alzó las cejas con un poco de pena. Había entrenado una vez con el chico araña, pero recordaba haber perdido por mucho —. Pero está bien. ¡No me contendré!

Daigo se lanzó. Gracias a la distancia, Ranko pudo apreciar que la velocidad de su oponente era un poco menor a la suya, y vio venir el siguiente golpe con claridad, a pesar del intento de amague hacia su costado derecho.

Movió el brazo para bloquear, pero se dio cuenta muy tarde de que no era un puñetazo ordinario. Además de que sus puños brillaban de esmeralda, el golpe le dejó un ardor intenso en el antebrazo que recibió el ataque en lugar de su torso.

"¿Pero qué…?" Ranko abrió los ojos como platos.

De la nada, parecía que Daigo se movía con más agilidad que antes, y le rodeaba como si no estuviese tocando el suelo, sino flotando como un insecto. Intentó bloquear el segundo golpe con el mismo resultado, un ardor intenso digno de un fuerte uso de chakra. Un paso rápido hacia atrás le hizo evitar el tercer golpe, a la quijada.

"¡Bien! ¡Usemos jutsu contra jutsu!" pensó mientras concentraba chakra en sus brazos. Siguió el movimiento de Daigo casi por reacción, y giró sobre sí para bloquear el siguiente golpe con el antebrazo izquierdo y el quinto con ambos, cubriendo su rostro. Los puños verdes de Daigo chocarían contra los brazos reforzados, brillando de un color rosa violáceo. Ranko sentiría el dolor intenso en sus extremidades, aunque no sabría si era debido a los puñetazos o a su propio jutsu.

¿Te gusta? —le dijo, sonriente, esperando que Daigo reconociera su Ningen no tate. Había seguido el consejo dado por Etsu durante aquella comida en el Valle, y había aprendido la técnica creada originalmente por el boxeador.

Daigo estaba bastante cerca, así que, sin darse mucho tiempo para pensar, Ranko disparó la pierna derecha, con los músculos nutridos por su chakra, y duplicó la cantidad de golpes dados por su contrincante: lanzó diez patadas lanzadas en un lapso de segundo y medio esparcidas por su torso.

¡Shunjukkyaku!

Si acertaba, se pondría en alta ventaja contra el boxeador. Claro, sus patadas buscaban más desgastarle que hacerle daño, sin intención de romperle nada. Por otro lado, si no acertaba tendría una marcada desventaja, pues tendría tres extremidades temporalmente debilitadas. ¿Se sentía mal por usar una técnica tan potente contra un amigo? Sólo un poco. Sabía que Daigo era un hueso duro de roer, y aunque recibiese el Shunjukyakku podría permanecer de pie. O al menos eso creía...

”Además, dijo que no me contuviera…” De un rato a otro, Ranko ya sentía sus energías físicas decaer, aunque sus ánimos se elevaban más a cada momento.

PV:

189/230

-8
-8
-5
-5

CK:

88/160

-6
-6
-60

Fuerza: 60
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 50
Percepción: 20
¤Hitai-ate [Protección de 7PV] (en el obi, al vientre)
Daño recibido:
  • 12 PV x2 [Hachi 1, Hachi 2]
  • 7 PV x2 [Hachi 4, Hachi 2 (Ningennotateados)]
Posible daño infligido: 100 PV, [Hakuto no shunjukkyaku]
¤ Ningen no Tate Habilidades y técnicas de Kusagakure
¤ Hakuto no Shunjukkyaku Tercera evolutiva
1
Responder
#18
¡BAM, BAM! Los primeros dos puñetazos de Daigo impactaron uno detrás de otro sin ningún problema, sorprendiendo satisfactoriamente a la Sagisō con su velocidad aumentada, pero esta se acostumbró rápidamente a los movimientos del boxeador, evitando limpiamente el tercer impacto antes de bloquear los últimos dos con una de las técnicas estrellas del peliverde.

—¿Te gusta? —Preguntó Ranko.

— ¡Muy buena! —Contestó el boxeador, sonriendo de orgullo.

Justo entonces el chico pudo ver venir una patada que estaba a punto de alzarse con velocidad hacia su torso. Probablemente si fuera un poco más rápido el boxeador podría haber intentado evitar el impacto de alguna manera, pero él sabía bien que no podía hacerlo.

¿O sí?

Mientras Ranko cargaba su patada, Daigo realizó un sello manual con la zurda, desapareciendo de allí y apareciendo tres metros a la derecha en un parpadeo justo cuando la primera patada apenas había rozado su ropa.

«¡Eso estuvo cerca!».

— De la que me he librado. —Comentó el chico, reconociendo que ese podría haber sido su fin.

El chico respiró profundamente, tomándose unos pocos segundos para concentrar su chakra por todo su cuerpo.

» Eres muy fuerte, Sagisō-chan. —Dijo, mientras poco a poco un aura verdosa empezaba a recubrir todo su cuerpo—. Siento no haber utilizado esto antes, sobre todo después de pedirte que no te contuvieras. Pensaba hacerlo para finalizar, pero...¡PLAM! Chocó ambos puños con fuerza, haciendo que unos guantes hechos de chakra aparecieran en ellos—. Aquí está mi cien por cien.

Atrasó la pierna derecha de nuevo, mientras levantaba el puño derecho a la altura de la quijada y mantenía el izquierdo flexionado, a la altura de su abdomen. Habría ido al ataque justo entonces, pero activar ambas técnicas a la vez le suponía un esfuerzo tan grande que casi era contraproducente hacerlo. Casi.

—¡VAMOS!

- PV:

164/200

0

- CK:

96/240

-14
-75
-30


- Daño provocado:
- Acciones ocultas:

Enfriamiento Shunshin (0/5)
Agotamiento (0/3)
Turnos dando el máximo esfuerzo (0)
Guantes de Combate activados

- Fuerza: 40 +30
- Resistencia: 30 +10
- Aguante: 40 +10 -10
- Agilidad: 30 +10 -10
- Destreza: 40 +10
- Poder: 40
- Inteligencia: 40
- Carisma: 70
- Voluntad: 70
- Percepción: 40 +10

Hitai-ate (Brazo derecho)
Kusari x2 (enrollados a la cadera)

¤ Shunshin no Jutsu (Ninjutsu)
¤ Shinobi Boxing: Sentō-yō Tebukuro (Taijutsu 60)
¤ Saidai no Doryoku (Sexta Evolutiva)

[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
1
1
Responder
#19
Pero ninguna de sus diez patadas instantáneas conectaron, y sólo agitaron el aire frente a ella.

”¡Rayos!” Además de boxeador, Daigo seguía siendo un ninja, era muy importante no olvidarlo. El peliverde había usado su shunshin para evadir el shunjukkyaku.

No creo que hubiese derribado a Daigo-san —contestó Ranko cuando su contrincante mencionaba de la que se había librado. La chica bajó la pierna y la apoyó en el suelo, temblorosa —. Pero sí le hubiese dolido. —Rió.

Apretó los puños. ”Genial. Ahora siento los brazos adoloridos y la pierna acalambrada. Pero mientras una pierna sirva…” Se giró para estar de frente al peliverde, mientras él se disculpaba por no dar el cien por ciento desde el inicio, y hacía gala de un jutsu propio: al chocar sus puños aparecieron sendos guantes de chakra esmeralda. Ranko sonrió ampliamente mientras imaginaba clarísimamente un aura de tigre emanando del boxeador.

La emoción de Ranko subió al tope. Retomó la postura del Hakuto no mai en dirección a Daigo.

¡VAMOS!

¡VENGA!

Habría sido, tal vez, más lógico esperar a que Daigo avanzara y mostrara de qué era capaz su técnica. Pero ¿había manera de resistirse a tal llamado a la batalla? Ranko corrió, con un poco de dificultad, pero sin ralentizarse mucho. Se desvió hacia una pared y dio un fuerte salto para subir a ella. Ya allí, dio un salto más, esta vez hacia Daigo, mientras lanzaba una patada descendente con su pierna izquierda, buscando su cabeza. Si lograba tocar el suelo sin problema y nada interrumpía sus movimientos, lanzaría rápidamente una segunda patada con la misma pierna, directa hacia el vientre del chico. Intentaría entonces defenderse de cualquier contraataque con sus antebrazos.

No obstante, y siendo muy honesta, lo que Ranko esperaba era ver la potencia del boxeador, y qué tan hábil eran sus movimientos.

PV:

177/230


CK:

98/160

+10

Fuerza: 60
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 50
Percepción: 20
¤Hitai-ate [Protección de 7PV] (en el obi, al vientre)
Daño recibido:
  • [—]
    Posible daño infligido: 21 PV x2, [Patadas]
¤ Hakuto no Mai Primer alterador
Responder
#20
—No creo que hubiese derribado a Daigo-san. —Contestó Ranko, mientras bajaba su pierna, temblorosa. Aparentemente su anterior técnica le requirió muchísimo esfuerzo—. Pero sí le hubiese dolido.

Daigo sonrió, sabiendo que si no hubiera sido derribado por las patadas, seguramente solo habría conseguido mantenerse de pie por pura voluntad. Aunque probablemente la Sagisō pensaba mucho mejor que él sobre sus capacidades físicas.

La emoción de ambos combatientes llegó a su punto máximo cuando ambos se prepararon para reanudar el combate.

— ¡VAMOS!

—¡VENGA!

De nuevo, fue Hakuto quien decidió lanzarse al ataque primero, saltando hacia una de las paredes antes de abalanzarse hacia El Tigre con una patada descendente, mientras él esperaba, agazapado, preparado para contraatacar.

— ¡RAAAAAAAAAH! —Rugió mientras lanzaba su diestra en un puñetazo ascendente que impactaría directamente contra la patada de Ranko.

El impacto dolió, pero el dolor nunca había sido un inconveniente para Tsukiyama Daigo, especialmente cuando se lo estaba pasando tan bien. Por eso y por la resistencia extra que había adquirido, el chico no se detuvo luego de que ambos golpes conectase, sino que persiguió a su rival antes de lanzar un puñetazo recto con la zurda.

- PV:

147/200

-17

- CK:

98/240

+2


- Daño provocado:
  • Uppercut: 23 PV
  • Cross: 21 PV
- Acciones ocultas:

Enfriamiento Shunshin (1/5)
Agotamiento (1/3)
Turnos dando el máximo esfuerzo (1)
Guantes de Combate activados

- Fuerza: 40 +30
- Resistencia: 30 +10
- Aguante: 40 +10 -10
- Agilidad: 30 +10 -10
- Destreza: 40 +10
- Poder: 40
- Inteligencia: 40
- Carisma: 70
- Voluntad: 70
- Percepción: 40 +10

Hitai-ate (Brazo derecho)
Kusari x2 (enrollados a la cadera)

¤ Shinobi Bokushingu (Taijutsu 10)
¤ Shinobi Boxing: Sentō-yō Tebukuro (Taijutsu 60)
¤ Saidai no Doryoku (Sexta Evolutiva)
[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
1
1
Responder
#21
La patada del conejo chocó contra el puñetazo del tigre, y Ranko podría imaginar claramente una onda irrumpiendo el aire y sacudiendo el edificio. Fue un golpe intenso, y lo sintió aun más al caer. Aquel puño esmeralda era más potente que las piernas de Ranko.

Afortunadamente para su adolorida pierna izquierda, su pierna derecha ya se había recuperado del calambre, y sus brazos recuperaban fuerza. Daigo no le dio tiempo de respirar y continuó la ofensiva con un segundo puñetazo, ante el cual la kunoichi alzó los brazos para protegerse. El golpe fue tal que le hizo retroceder un paso. Y el ardor regresó a sus antebrazos.

”¡No puedo quedarme detrás!”

¡HYOOOO!

Ranko retomaría con un paso para recuperar terreno, y una patada diestra directa al estómago de Daigo. Ésta vendría con mucha más fuerza que las anteriores gracias a su Hakuto no Tenbu, y su contrincante sentiría todo su poder aunque se cubriese. Aunque realmente no buscaría romperle nada a Daigo, si impactaba. Si lograba hacer retroceder al peliverde, Ranko se apoyaría en la diestra para girar y dar una segunda patada con el impulso, esta vez con la izquierda, dirigida a su rostro.

”Lo siento, Daigo-san, no me es posible alcanzar mi cien por ciento aún… ¡Pero te lo mostraré en cuanto pueda!”

PV:

151/230

-19
-7

CK:

108/160

+10

Enfriamiento Hakuto no Tenbu:

3/3


Fuerza: 60
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 50
Percepción: 20
¤Hitai-ate [Protección de 7PV] (en el obi, al vientre)
Daño recibido:
  • 23 PV - Resistencia [Uppercut]
  • 21 PV/2 - Resistencia [Cross bloqueado]
Posible daño infligido:
  • 30 PV [Patada + Hakuto no Tenbu]
  • 21 PV [Patada]
¤ Hakuto no Mai Primer alterador
¤ Hakuto no Tenbu Tercer alterador
1
Responder
#22
Sin tener la más mínima intención de dejarse golpear por el boxeador, Ranko bloqueó hábilmente su segundo puñetazo antes de contraatacar con una patada recta que se dirigió al estómago de Daigo.

«¡Puedo bloquearlo!»

Ayudado por su técnica, el peliverde no tuvo problemas en ver venir la patada y bajar su brazo izquierdo a tiempo para bloquearla, pero incluso así el impacto fue brutal y causó mucho más daño del que esperaba.

El chico apenas había acabado de retroceder un paso cuando una segunda patada fue lanzada por la Sagisō, esta vez buscando conectar una patada circular que habría impactado en su rostro, de no ser porque el boxeador consiguió alzar su brazo derecho a tiempo para bloquear el ataque con su antebrazo.

Esta vez, a diferencia del inicio del combate, la patada de Ranko no rompió la guardia del peliverde ni lo desequilibró, sino que consiguió mantenerse firme gracias a la fuerza y resistencia extra que le habían otorgado sus técnicas.

El chico sonrió y se rio un poco, pasándoselo genial y olvidando todas sus preocupaciones gracias al combate.

Rugiendo con aún más fuerza que antes, El Tigre lanzó un potente gancho ascendente con la zurda hacia el mentón de de su rival que en caso de impactar haría que... nada. No haría nada más que confundirla, probablemente, pues ese puñetazo nunca llegó a ser lanzado por Daigo, su sombra, que completó el ataque original del peliverde mientras el real aprovechaba ese momento para saltar con fuerza hacia la pared de la derecha.

Para cuando el clon se había desvanecido justo después de haber completado el falso ataque del peliverde, Daigo había utilizado la pared como apoyo para impulsarse directamente hacia Ranko desde la derecha, amenazando con golpearla con un potente golpe recto hacia el cuerpo con la diestra que llevaba mucha más potencia detrás que cualquiera de los anteriores.

- PV:

114/200

-26
-7

- CK:

71/240

-15
-12


- Daño provocado: Cross: 21 PV + 20 PV (Shinobi Boxing: Sentō-yō Tebukuro) = 41 PV[/list]
- Acciones ocultas:

Enfriamiento Shunshin (2/5)
Agotamiento (2/3)
Turnos dando el máximo esfuerzo (2)
Guantes de Combate activados

- Fuerza: 40 +30
- Resistencia: 30 +10
- Aguante: 40 +10 -10
- Agilidad: 30 +10
- Destreza: 40 +10
- Poder: 40
- Inteligencia: 40
- Carisma: 70
- Voluntad: 70
- Percepción: 40 +10

Hitai-ate (Brazo derecho)
Kusari x2 (enrollados a la cadera)

¤ Nise no Ito (Segunda Evolutiva)
¤ Shinobi Bokushingu (Taijutsu 10)
¤ Shinobi Boxing: Sentō-yō Tebukuro (Taijutsu 60)
¤ Saidai no Doryoku (Sexta Evolutiva)
[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
Responder
#23
Aunque su primera patada sacudió a Daigo, su segunda apenas le inmutó. Algo había hecho el boxeador para resistir más. ¿Eran aquellos guantes de chakra? Ranko imaginó qué tan potentes serían sus patadas si pudiese imbuirlas con ese jutsu.

Su contrincante estaba lejos de ceder, y se lanzó con otro gancho al mentón. La kunoichi movió su diestra para bloquear y desviar el golpe, pero su brazo atravesó el de Daigo y siguió de largo.

¿¿Aah??

Sus ojos le jugaron otra mala pasada, pues no le avisaron lo suficientemente rápido a su cuerpo que el verdadero Daigo se acercaba por un costado. Claro, aquél falso Daigo, quien ya se había desvanecido, le había despistado por completo. No pudo defenderse a tiempo, y recibió toda la potencia del puñetazo en el brazo.

"¿Qué ha sido eso?" pensó, apretando los dientes y resistiendo el dolor, pero retrocediendo inevitablemente "¿Genjutsu? No, no creo que sea parte del estilo de Daigo-san…"

Normalmente, habría respondido. Tal vez alguna pregunta sobre su técnica o algún comentario sobre su fuerza. Pero Ranko sólo sonrió, más que emocionada, llena de adrenalina y lista para continuar combatiendo con todas sus ganas. Si Daigo lanzaba puñetazos más fuertes, ella tenía que patear incluso más.

Después de recuperar el equilibrio, revitalizó sus músculos con chakra y dio un fuerte salto hacia Daigo. Lanzaría una veloz patada giratoria potenciada, más rápida que la anterior, alta, a su cara, y, aprovechando el veloz impulso al caer lanzaría una segunda incluso más fuerte, baja, buscando hacerle caer, o al menos doblegar su postura.

¡Senpū! —rugiría con la segunda patada.

Esperaba ser lo suficientemente rápida para que Daigo no evitara sus golpes, o al menos para acertarle con uno. Quedaría en una posición baja al acabar, hiciese contacto o no, así que buscaría recuperar su postura tan rápido como pudiese y quedar en guardia, preparada.

PV:

114/230

-37

CK:

48/160

-60

Enfriamiento Hakuto no Tenbu:

2/3


Fuerza: 60
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 50
Percepción: 20
¤Hitai-ate [Protección de 7PV] (en el obi, al vientre)
Daño recibido:41 PV - Resistencia [Cross + Guantes]
Posible daño infligido:
  • 40 PV [K Senpū: Patada alta]
  • 60 PV [K Senpū: Patada baja][/]
¤ Konoha Senpū Taijutsu
1
Responder
#24
El puñetazo del boxeador impactó con fuerza en la guardia de Hakuto, haciéndola retroceder ante la fuerza de su puñetazo.

Daigo consiguió poner ambos pies en el suelo justo después de impacto, a tiempo para ver la emoción en el rostro de la Sagisō, una emoción que se le contagió al peliverde.

—¡VAMOS! —Volvió a exclamar, presa de la adrenalina.

El chico dio un paso al frente para continuar con la ofensiva, pero justo entonces vio venir una patada giratoria que a punto estuvo de impactarle directamente en el rostro, de no ser porque consiguió inclinar todo su torso hacia atrás a tiempo para esquivar el ataque.

Pero al primer golpe le siguió un segundo ataque incluso más potente que el peliverde no pudo ver venir debido a su postura, recibiendo la patada de lleno en su tobillo, haciéndolo caer incluso antes de darse cuenta de que de pronto el mundo entero se había puesto de cabeza.

¡BAM! La nuca del boxeador chocó con fuerza contra el suelo, devolviéndolo de golpe a la realidad y cancelando sus guantes de combate, que se deshicieron en el aire mientras su vendaje de chakra se desenrollaba.

Rápidamente, Daigo se giró y se reincorporó, agazapándose antes de saltar directamente hacia su compañera, impulsándose con brazos y piernas antes de lanzar un puñetazo recto hacia su abdomen.

—¡ROLLING THUNDER! —Gritó, mientras justo antes del impacto giraba el puño levemente hacia adentro, aumentando en gran medida el poder de su ataque.

- PV:

54/200

-60

- CK:

35/240

-36


- Daño provocado: Rolling Thunder: 60 PV
- Acciones ocultas:

Enfriamiento Shunshin (3/5)
Agotamiento (3/3)
Penalización guantes (0/3)
Turnos dando el máximo esfuerzo (3)
Guantes de Combate activados

- Fuerza: 40 +10
- Resistencia: 30 +10
- Aguante: 40 +10 -10 -10
- Agilidad: 30 +10
- Destreza: 40 +10
- Poder: 40
- Inteligencia: 40
- Carisma: 70
- Voluntad: 70
- Percepción: 40 +10

Hitai-ate (Brazo derecho)
Kusari x2 (enrollados a la cadera)

¤ Saidai no Doryoku (Sexta Evolutiva)
¤ Rolling Thunder ([url=url=https://ninjaworld.es/usuario-tsukiyama-daigo]Taijutsu 70[/url])
[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
1
1
Responder
#25
La primera patada del Senpū no conectó, pero la segunda logró derribar al boxeador, haciendo que sus guantes de chakra se desvanecieran. Ranko se levantó antes que Daigo, y ya se sentía preparada para el siguiente movimiento, sea cual fuese.

Ambos artistas estaban sumidos en un intenso baile marcial, y cada paso, cada grito, cada golpe, acertase o no, aumentaba la emoción. No había mucha necesidad de palabras. El peliverde se lanzó con un puñetazo directo a Ranko.

¡VENGA! —respondió Ranko al grito, haciendo un sello con la mano izquierda.

Le devolvió la jugada que Daigo había usado contra su Shunjukkyaku, y se desvaneció en un movimiento instantáneo, aterrizando boca abajo en el techo. Había pegado un salto potenciado por Ninjutsu directo en vertical y, apenas tocó lo alto de la estancia, dio un segundo salto, uno normal esta vez, para caer a toda velocidad sobre los hombros de Daigo.

Si acertaba, apresaría su torso con sus piernas y se impulsaría con chakra para girar con fuerza y derribar a Daigo de nuevo con un potente golpe.

¡Hakuto Gekkō! —alzaría la voz mientras retrocedería con un salto dado por el impulso mismo del movimiento.

Si no lograba caer sobre su hombro, intentaría aterrizar detrás de él y lanzar una patada diestra al riñón de Daigo.

PV:

114/230


CK:

4/160

-14
Si logro caer en el hombro:
-30

Enfriamiento Hakuto no Tenbu:

1/3


Enfriamiento Shunshin:

5/5


Fuerza: 60
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 50
Percepción: 20
¤Hitai-ate [Protección de 7PV] (en el obi, al vientre)
Daño recibido: [—]
Posible daño infligido: 50 PV [Gekkō]
O bien:
21 PV [Patada]
¤ Shunshin no Jutsu Ninjutsu Avanzado
¤ Hakuto Gekkō Primera Evolutiva
1
Responder
#26
—¡VENGA! —Exclamó Ranko ante el grito del peliverde, a la vez que realizaba un sello con la zurda que el chico reconoció en seguida.

«¡No!»

Sin tener ninguna manera de evitarlo el boxeador golpeó al aire, fallando su golpe por completo debido a la maniobra defensiva de la kunoichi, que había desaparecido ante los ojos de Daigo.

El chico se recompuso y miró hacia un lado, buscando a su rival, pero no llegó a poder hacia el otro lado cuando sintió a Ranko aterrizando sobre él.

Intentó poner sus brazos en medio y forcejear para evitar que lo apresaran, pero solo consiguió que la Sagisō inmovilizara también sus brazos a la vez que giraba con fuerza para estampar al boxeador contra el suelo.

¡BAM! El impacto resonó en todo el dojo mientras el peliverde, que todavía estaba consciente, pero por muy poco, simplemente se quedaba allí, boca arriba durante unos segundos mientras tomaba aire.

Luego de unos momentos, Daigo se sentó allí mismo, apoyándose sobre sus manos y realmente adolorido.

— Buena esa. No me la vi venir. —Sonrió, a la vez que dejaba de esforzarse, cancelando su técnica y recibiendo sus efectos secundarios de un momento a otro.
[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
Responder
#27
Su treta había funcionado y, de la misma manera en que ella había fallado su Shunjukkyaku, Daigo falló su Rolling Thunder. El peliverde cayó ante el giro de piernas de Ranko, y ella aterrizó con una rodilla al suelo, respirando rápidamente.

Buena esa. No me la vi venir.
Daigo parecía exhausto físicamente, y parecía que estaba bastante cerca de romperse algo. Y de repente, el chico se veía incluso peor, como si el cansancio le hubiese llegado con retraso. Ranko también se sentía muy gastada, más que nada porque sus reservas de chakra estaban a punto de agotarse..

Daigo-san… ¿Estás bien? —Se le acercaría instintivamente y le tendería una mano para ayudarlo a levantarse, aunque no sabía si lo que en realidad necesitaba era descansar sentado —. ¡E-eso fue impresionante! ¡El estilo de puños de Daigo-san es muy interesante, y muy fuerte!

Ranko resollaba, pero no dejaba de mostrar una enorme sonrisa. Definitivamente había reforzado su enlace con Daigo y le quedaba claro que no era un criminal asesino a sangre fría: era un ninja honorable que había cometido un error. Como el que ella había cometido en Yachi.

”No sé… Dejar libre a un terrorista por equivocación podría ser peor a largo plazo…” pensó con un dejo de amargura. Pero tal error no le arruinaría el día. Ya se había perdonado por eso, no torturaría su consciencia inneesariamente.

Si Daigo aceptaba su mano, le ayudaría a ponerse de pie. Si decía que se quedaría sentado, ella misma se sentaría a su lado para descansar con él.
Responder
#28
—Daigo-san… ¿Estás bien?

Ranko se acercó al peliverde para tenderle la mano, pero la realidad era que incluso si la hubiese tomado, probablemente no se habría podido levantar en lo absoluto debido a todo el daño que recibió y al cansancio de haber utilizado su máximo esfuerzo.

El chico simplemente se rio un poco y negó con la cabeza.

— Mejor que nunca. —Respondió, exhausto, pero con una enorme sonrisa en el rostro.

— ¡E-eso fue impresionante! ¡El estilo de puños de Daigo-san es muy interesante, y muy fuerte!

— ¿¡Que yo fui impresionante!? ¡Tú sí que lo fuiste! —Exclamó Daigo—. ¡Incluso cuando lo estaba dando todo y utilicé los Guantes de Combate creo que apenas conseguí igualar tu fuerza!

Sonriente, le dio un golpecito amistoso en el hombro.

— ¿Cómo es que eres tan fuerte?
[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
Responder
#29
El peliverde parecía haber gastado todas sus fuerzas, pues a pesar de su alegre actitud no quiso levantarse. Ranko se sentó a su lado, entonces, y suspiró. Daigo halagó su fuerza, lo cual le hizo sonrojarse como antaño.

¡G-gracias! Bueno… nunca había visto una técnica como esa. S-sé reforzar mis golpes con chakra, ¡pero e-esos guantes eran otro nivel! —Los comentarios de Daigo no hacían más que apenarla, haciéndole esbozar una torpe pero muy contenta sonrisa. Hacía un tiempecito que no se ponía tan nerviosa —. B-bueno, yo… He entrenado mucho, creo. M-mi madre me entrenó bien, y… y me e-enfoqué en las patadas, mucho… Como pudiste ver, je.

Soltó una risita mientras se rascaba la nuca. Nada se equiparaba a un buen combate con un amigo.

¿E-estás demasiado cansado? De un momento a otro s-se te fue el aire… ¿Fue la técnica de los guantes o…?

Ranko dejó la pregunta al aire. Ciertamente se le había hecho extraño que la fuerza de Daigo se desvaneciera tan repentinamente, y suponía que no se la había quitado con el Gekkō.

”Me recuerda un poco al Hachimo Tonkō de Madre. Ella acaba hecha trizas después de usarlo… Si es así, Daigo-san y yo tenemos más en común de lo que pensé…”
Responder
#30
La vieja Ranko vergonzosa no tardó en aparecer en cuanto Daigo empezó a elogiar su fuerza. ¡Y no era para menos! Quizás el Tsukiyama no era especialmente fuerte él mismo, pero sabía reconocer a una persona fuerte cuando peleaba contra ella, y Ranko era una.

Tan solo podía imaginarse lo fuerte que acabaría siendo con algo de tiempo.

Luego fue la Sagisō quien empezó a halagar la técnica del boxeador, que no pudo evitar reírse entre feliz y apenado.

— Quizá no soy tan fuerte como tú ¡pero mis técnicas son de primera! —Dijo el chico, orgulloso de su estilo.

Perceptiva, Ranko se fijó en que el chico pareció cansarse especialmente no al acabar el combate, sino poco después de haberlo hecho.

— No... fue la otra técnica. —Explicó—. Con ella puedo obligarme a esforzarme al máximo siempre, pero en cuanto la desactivo pasa esto.

» ¡Podría volver a activarla! —Añadió, con una sonrisa—. Pero si lo hiciera creo que tardaría un par de meses en recuperarme si no tengo cuidado.
[Imagen: IMG-20210515-202948-586.png]

¡Muchas gracias a Nao por el sensual avatar y a Ranko por la pedazo de firma!

Team pescado.

Canal 5 con Uzumaki Eri hasta verano del 222.
1
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.