Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Ceniza, Verano del año 218.
Últimos rumores: ¡Comienza el Examen de Chūnin! Uzushiogakure se viste con sus mejores galas para recibir a los invitados, y todos los participantes preparan los últimos detalles para enfrentarse a unas de las pruebas más duras durante sus carreras como shinobi.

Recomendamos estar atentos al tema del examen para no perder ningún detalle.

¡Segunda prueba en marcha!
[Fichas] Encargados del Edificio del Uzukage
#1
Encargados: Su función es entregar las misiones de todos los rangos, excepto rango S o algunas misiones excepcionalmente vitales de las cuales se encarga el Kage, y revisar los informes de las misiones que no son de carácter cotidiano. Es el responsable directo de los informes y de asegurarse de que la misión se cumplió correctamente.

Uzushiogakure


En el edificio del Uzukage hay dos turnos de trabajo: Mañana y Tarde.

La mañana comprende desde que se abren las puertas, poco antes de que salga el sol hasta la hora de comer, de 6:00 horas a 14:00 horas. La tarde comprende desde que empieza a oscurecer hasta que se cierran las puertas, de 16:00 horas a 24:00 horas.

En las horas intermedias un shinobi se encarga de mantener el puesto, ya se planifica el día de tal manera que el Kage no tenga ninguna visita durante ese tiempo, así el sustituto solo se tiene que ocupar de dar recompensas a las misiones de rangos bajos.

Turno de mañana: Uzumaki Kiyomi y Hyuga Kyoko

Uzumaki Kiyomi

A pesar de haber ostentado el rango de chunin hace años, la joven Kiyomi tenía otros sueños. Como el de ser madre. A la temprana edad de veintitrés años ya ha tenido dos hijos preciosos y se ha casado con un compañero de la academia que sigue con su carrera de shinobi.

Su aspecto es juvenil así como su actitud, activa y dinámica. Normalmente lleva suelta su melena pelirroja, sin embargo, cuando tiene trabajo se lo recoge en una simple coleta. Sus ojos son de un color caramelo especialmente brillante, tal vez por la sonrisa que siempre adorna sus rosados labios, pues se toma la vida con alegría, lo cual es extraño en una secretaria. Mide poco más de 1,70 metros y está delgada pese a haber pasado por dos partos. No es difícil que los jóvenes se queden embobados mirándola, pues su cuerpo está más desarrollado de lo que ellos están acostumbrados a ver, además de su actitud cariñosa y maternal hacia los que ella ve como niños.

Suele vestir vestidos de una sola pieza que acaban entre el tobillo y la rodilla con corte a ambos lados que ascienden hasta la mitad del muslo, lleva un pequeño escote en pico. Es difícil especificar un color ya que tiene de varios colores, pero todos coinciden en que llevan el símbolo de su clan y de su villa, que es el mismo, en posiciones aleatorias. Tiene uno blanco con el símbolo en la espalda, otro amarillo apagado con el símbolo en los dos trozos de tela que cuelgan por delante y por detrás por el corte de las piernas, etcétera. Bajo el vestido siempre viste un pantalón corto negro y ceñido de un material especialmente elástico.

Kiyomi trabaja de mañana tres días a la semana y los otros dos descansa. Ella suele tomarse el Mizuyōbi libre, que es el día en que se suelen hacer las actividades de puertas abiertas en la academia.

Hyuga Kyoko

Nieta de Nanami Kyoko, quien juró jubilarse cuando Shiona-sama lo hiciese, después del duro vuelco que le dio la vida decidió que ya era su hora y dejó el puesto vacante. Solo está jubilada, cuidando de sus nietos más pequeños y dando de comer a las palomas en el parque.

En medio del caos de la sucesión del Uzukage una vacante podía matar a toda la villa, así que la más joven de las nietas se ofreció a ocuparlo momentáneamente ya que de pequeña había visto como trabajaba su abuela y tenía más experiencia que todos esos shinobi que solo saben matarse y cuando los sientan en un escritorio no saben ni coger un lápiz.

Kyoko es una joven chunnin de apenas 17 años, recién ascendida en el último examen, por lo que su paso por la burocracia es definitivamente pasajero y en cuanto otra persona pueda ocupar el cargo volverá a la vida shinobi sin pensárselo dos veces, de mientras aprovecha sus ratos libres para estudiar el Fuinjutsu emblemático de su villa.

Como su apellido da a entender tiene los ojos de ese color plateado tan característico del Dojutsu, Byakugan. Lleva el pelo corto a la altura del cuello con dos mechones más largos y arremolinados a ambos lados de la cara justo por delante de las orejas. En cuanto a su trabajo cara al público, su mayor problema es su timidez. Este defecto se acentúa cuando la tratan con respeto, como si fuera alguien superior.

Kyoko trabaja de mañana tres días a la semana y los otros dos descansa. Uno de sus días laborables siempre es el Mizuyōbi. Sigue el mismo horario que su abuela, cogiendo de fiesta el Hoyōbi, que era el día en que su abuela se reunía con todos los veteranos solitarios en el Jardín de los Cerezos. Ella lo aprovecha para aprender Fuuinjutsu.

Turno de tarde: Uzumaki Goro y Akimichi Yashiro

Uzumaki Goro

Bastardo de un alto cargo del clan Uzumaki, aunque él no lo sabe. Sus padres eran una maquina de hacer descendencia, tiene seis hermanos, pero solo él es de un pelirrojo inconfundible. Su padre le puso Goro de nombre, que significa quinto hijo, y se negó a darle su apellido, mientras que sus hermanos tienen nombres de dragones y sus hermanas, de flores. Para la mayoría de familias tener un Uzumaki hubiera sido una gran alegría en Uzushiogakure, pero su padre solo veía una infidelidad que nunca se llegó a descubrir. Su madre se inventó un antepasado que tenía un antepasado Uzumaki para explicarlo.

Consiguió acumular el dinero suficiente para vivir por su cuenta, dejando una casa en la que por poco montan una fiesta por ello. Ascendió a chunin y trabajó día y noche para hacer su vida y poder ascender aún más alto. Hasta que su padre le exigió una paga por haberlo criado. Tras una fuerte discusión llegaron a las manos, resultando en su hermano mayor muerto y él perdiendo su brazo derecho. Aún no se sabe qué ocurrió exactamente, pero descubrieron que sus hermanos habían intentado aprovecharse y atacarle por la espalda, por lo que se decidió que era en defensa propia.

Su padre y sus hermanos fueron exiliados de la villa tras descubrirse una serie de ilegalidades llevadas a cabo por la familia al interrogarles y él ingresó en el hospital donde estuvo unos meses. Ahora está en proceso de recuperación e intentando aprender a hacer sellos con una sola extremidad, lo cual solo unos pocos mancos consiguen. La villa le ofreció el puesto de encargado de mientras que aprende cómo volver a la vida de shinobi. En el que lleva más de un año.

Es borde y muy franco, cuando alguien que no está preparado le pide una misión, se lo dice sin rodeos. Puede parecer que lo hace con maldad, pero nada más lejos de la realidad, lo hace para proteger a los incautos que nunca han estado en peligro real y se creen que pueden hacer cualquier cosa. Adora Uzushiogakure y sus gentes, pues ellos siempre le acogieron cuando su familia no lo hizo, por eso mismo es tan exigente con los shinobi que se atreven con sus primeras misiones difíciles.

Siempre viste el chaleco de chunin y debajo una simple camiseta azul, pantalones azul oscuro preparados para el combate y sandalias shinobi negras. Va con la cabeza rapada y cubierta con su bandana pañuelo. Obviamente es pelirrojo, pero eso jamas se sabrá visualmente, y sus ojos son marrones como los de su madre. No hay mucho más que destacar de su apariencia.

El exigente de Goro trabaja cuatro días a la semana por la tarde. Descansa el Tsuchiyōbi así cuando aparece el raro Hikariyōbi tiene un puente de dos días.

Akimichi Yashiro

Descendiente del anterior Kage, bueno, descendiente del descendiente del descendiente... del anterior Kage. Su madre tuvo que criarla sola ya que su padre murió estando de servicio pocos años después de su nacimiento. Ya eran mayores cuando consiguieron quedarse embarazados de ella, por lo que no era algo impensable que uno de los dos no llegara a verla crecer.

Su madre trabajaba de secretaria para la Uzukage y en sus días libres hacía misiones sencillas para conseguir un dinerillo extra. Hasta que una misión salió peor de lo que se esperaba, y un shuriken le hizo una fuerte penetración en la rodilla. No hubo peligro de muerte y consiguió completar la misión, pero a su avanzada edad una recuperación completa era totalmente imposible. Yashiro, recién graduada como genin, no dudo en tomar las riendas, a su vez que recibían una paga por los servicios prestados y la recuperación y rehabilitación iba a cuenta de la villa.

Tras unos años, Yashiro es ya una joven chunin y un enorme encargado en prácticas, con altas aspiraciones en la vida.

Akimichi Yashiro denota por dos motivos, es joven y rechoncha. No llega a los dieciocho años y ya es chunin y encargada. Llega a los cien kilos y se mueve con una gracia que parece que haya nacido con ese peso. Sin embargo, no es una gran bola de sebo, sino que su peso está distribuido elegantemente. Todo su cuerpo es más ancho de lo que debería, si no fuera porque la barriga se nota más abultada de lo normal, parecería que solamente es corpulenta. Pero el chaleco chunin talla XXL hace imposible engañar a nadie.

Tiene el pelo marrón recogido en una larga cola de caballo que llega hasta la mitad de su espalda y unos ojos del mismo color que denotan bondad y alegría la mayoría del tiempo. Es buena y amistosa con todo el mundo, nunca nadie la ha visto enfadada, sin embargo, su fuerza muy por encima de la media, hace que de vez en cuando hayan malentendidos. Para ella solo es una palmadita en la espalda, tú podrías salir volando por la ventana.

Aunque es alta y su peso está bien distribuido, su barriga sigue siendo prominente, para que no le moleste en sus jornadas de encargada lleva una faja debajo de una camiseta azul y su chaleco de Chunnin. De pantalón lleva un hakama blanco bastante ancho cogido con un cinturón de tela rojo.

La buena de Yashiro trabaja un día a la semana por la tarde. Aún está en prácticas, por lo que solo trabaja el Tsuchiyōbi y el Hikariyōbi, así como ciertos días festivos. Esta experiencia le servirá para coger el relevo a Goro, cuando éste se recupere totalmente y vuelva a su vida como shinobi a tiempo completo.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder