Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.




Matarratas
Yui Sin conexión
Arashikage (Cuenta PnJ)
Ninjas de Ame
#16
Yui asintió en silencio. Ahora que conocía el funcionamiento exacto de la técnica de Daruu, sus pensamientos iban tomando forma. Pensativa, se llevó una mano a los labios.

—Una técnica muy interesante, sí, señor —comentó para sí, seria. Una técnica heredada de su madre, una suerte de invocación inversa, que le permitía teletransportarse a cualquier parte de Ōnindo que hubiese marcado previamente con su sangre era una habilidad a tener en consideración, sobre todo en los tiempos que corrían—. Espero por tu bien que esa técnica no la conozcan otros shinobi, o al menos su funcionamiento. ¿Lo entiendes, verdad? Eso podría darnos ventaja en alguna situación, pero al mismo tiempo te pondría en peligro si llegara a oídos inconvenientes.

»Pero me preocupa lo que comentas. Si es cierto que tu técnica no falla nunca, eso quiere decir que algo ha debido pasarle a la marca que dejaste en la cabeza de Sumizu Kouta-sama. En el mejor de los casos, simplemente se habrá desgastado o borrado; pero, si nos ponemos en el peor escenario, algo podría haber ocurrido en el Valle del Fin. Tenemos que enterarnos, Amedama Daruu. Aquí tienes tu primera misión como Chūnin: ve al Valle del Fin y averigua qué pasó con tu marca. Regresarás a Amegakure sin perder un solo instante para dar tu reporte al respecto, ¿queda claro?

»Mientras tanto, yo iniciaré la operación... Matarratas
—dijo, esbozando aquella afilada sonrisa suya.
Responder
Daruu Sin conexión
Chuunin de Ame
Chuunin de Ame
Nivel: 27
Exp: 3 puntos
Dinero: 1070 ryō
#17
Espero por tu bien que esa técnica no la conozcan otros shinobi, o al menos su funcionamiento. ¿Lo entiendes, verdad? Eso podría darnos ventaja en alguna situación, pero al mismo tiempo te pondría en peligro si llegara a oídos inconvenientes.

Tuve el mayor cuidado posible de no revelar el funcionamiento a nadie más que a Kaido y a Ayame, pero...

»Pero me preocupa lo que comentas. Si es cierto que tu técnica no falla nunca, eso quiere decir que algo ha debido pasarle a la marca que dejaste en la cabeza de Sumizu Kouta-sama. En el mejor de los casos, simplemente se habrá desgastado o borrado; pero, si nos ponemos en el peor escenario, algo podría haber ocurrido en el Valle del Fin. Tenemos que enterarnos, Amedama Daruu. Aquí tienes tu primera misión como Chūnin: ve al Valle del Fin y averigua qué pasó con tu marca. Regresarás a Amegakure sin perder un solo instante para dar tu reporte al respecto, ¿queda claro?

»Mientras tanto, yo iniciaré la operación... Matarratas
—dijo Yui, esbozando aquella afilada sonrisa suya.


Daruu tragó saliva. Desde luego, Yui no era una mujer que quisieras tener como enemigo.

De modo que ahora tendría que hacer un viaje de un par de días al Valle del Fin. Cabe decir que no le hacía gracia alguna: en aquellos tres meses no había abandonado el País de la Tormenta, y el Valle estaba... en la frontera entre las tres villas.

Bien, se hará. —Inclinó un poco la cabeza—. Pero espere, por favor... Quiero comentarle algo más.

»Dejé una de mis marcas en el embarcadero de Uzushiogakure. Es una información que me gustaría que tuviera... en consideración. Nada más. Si me da permiso para retirarme, partiré inmediatamente hacia el Valle del Fin.
— En un poste de madera del embarcadero de las Costas del Remolino, en Uzushiogakure (Ceniza, año 218)
— En el pergamino de invocación, en casa de Daruu, Amegakure (Augurio, año 218)
— En la habitación de Daruu, Amegakure (Primavera, año 219)
Responder
Yui Sin conexión
Arashikage (Cuenta PnJ)
Ninjas de Ame
#18
Daruu le reveló la última de sus cartas. La carta de una marca que el Chūnin había colocado estratégicamente justo dentro de la ratonera. Yui volvió a sonreír.

—Es bueno saberlo. Recemos a Amenokami que no se den cuenta o que no termine como la marca de El Valle del Fin —asintió, y le hizo una señal indicándole que podía marcharse en cuento así lo deseara. Sin embargo, justo antes de que Daruu terminara de salir del despacho volvió a llamarle una última vez—. Por cierto, Amedama. ¿Cómo le va a Aotsuki Ayame? —preguntó, seria.

Después de todo, había sido ella misma quien le había impuesto el castigo de no volver a salir de la aldea hasta que no lograra controlar sus emociones.
Responder
Daruu Sin conexión
Chuunin de Ame
Chuunin de Ame
Nivel: 27
Exp: 3 puntos
Dinero: 1070 ryō
#19
Daruu sonrió, y se sintió, de verdad, un poco más a gusto con Yui. Al parecer, había logrado caerle en gracia. Esperaba no hacer nada que estropease esa primera impresión de ella. Inclinó de nuevo levemente la cabeza y se levantó. Camino hasta la puerta y puso la mano en el pomo, y entonces la mujer llamó la atención del chico con una nueva pregunta. Daruu se giró lo suficiente para mirarla.

Heh —No pudo evitar reír—, se lo diré cuando la vea. Creo que no hace nada más que entrenar con Zetsuo, día y noche. —Suspiró. La verdad es que estaba empezando a echarla de menos, pero entendía que si no lograba convencer a Yui de que ya no soltaría el agarre de la correa del bijuu, no podría volver a salir de la aldea nunca—. Bueno. Espere mi regreso de aquí a dos días. Volveré con mi técnica, de modo que el viaje será más o menos rápido.

Si no se lo impedía, Daruu cerraría la puerta y se marcharía hacia el Valle, no sin antes pasar por casa y dejar una marca de sangre en la pared de su cuarto.
— En un poste de madera del embarcadero de las Costas del Remolino, en Uzushiogakure (Ceniza, año 218)
— En el pergamino de invocación, en casa de Daruu, Amegakure (Augurio, año 218)
— En la habitación de Daruu, Amegakure (Primavera, año 219)
Responder