Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Primavera-Verano de 221

Fecha fijada temporalmente. Actualmente están ocurriendo sucesos importantes para el destino de Oonindo y todos jugamos en una ambientación temporal fija. La fecha irá avanzando y finalmente ocurrirá un salto temporal tras el que volveremos al sistema de calendario habitual.
Situación actual (global): La muerte de Amekoro Yui, en Yukio, ha desencadenado una guerra hace tiempo anunciada. Kurama y sus renovados Ocho Generales, al mando de sus ejércitos, se mueven rápido y ya han conquistado territorios a oeste y este del Oonindo septentrional. Los ataques han sido rápidos y en algunos casos desde dentro, así que se sospecha que el Nueve Colas llevaba tiempo clavando sus zarpas desde las sombras. Sea como fuere, estos logros retrasan una posible reconquista de la nevada Yukio, terreno ya difícil por las condiciones climatológicas adversas del norte del País de las Tormenta.

Los ninjas de Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure son la única esperanza que queda de acabar con esta amenaza. No todos están seguros de que puedan vencer, e incluso algunos parecen decantarse por el otro bando. Entre los muros de las ciudades de los países que aún no han caído ante Kurama se esconden, además, agentes del zorro ocultos en las sombras, a la espera de una oportunidad...

Los tres líderes mundiales han convocado una reunión para discutir sobre sus siguientes pasos. Es necesario actuar. ¡Y rápido! ¿Conseguirá la guerra que unan sus fuerzas contra un enemigo común, o morirán con su orgullo como única defensa?
#1
Había una gran cantidad de cosas que se le daban bien a Chika. Golpear, levantar peso, empujar cosas, golpear, cargar con cualquier cosa, mover los muebles... En fin, todo eso y más. Sus músculos valían para todo. Sin embargo, ahora su hermana le había asegurado que la meditación era lo más importante del mundo. Que necesitaba visualizar más con su mente, meditando, sentandose y respirando lentamente sin moverse. ¿Qué tenía que visualizar? Si quería darse de palos, solo tenía que levantarse y hacerlo.

Y a pesar de que consideraba más importante el entrenamiento físico que todo ese rollo psicologico, ahí estaba, en un tren de camino a la Torre de Meditación. Aún era totalmente incapaz de negarle nada a su hermana. Era tan adorable cuando se ponía seria. Además de la pena que le empañaba el juicio cada vez que la veía con su brazo protésico. No podía decirle que no a nada a la cara, después acabaría acostumbrándose y tal vez, con suerte, algún día, negarle algo. Hasta entonces, solo podía intentar ocultar la pena y darle todo lo que pida.

Había cogido el tren nocturno, por lo que llegó a primera hora de la mañana a Notsuba. Lo primero y más obvio que notó era que no llovía. Qué raro. Por suerte, estaba nublado, así que no tenía que preocuparse de esa gran estrella brillante que está decidida a derretirlos. Comió algo rápido para desayunar y se llevó unas cuantas bolas de arroz para almorzar. Un par de horas más tarde de camino montañoso estaba en la Torre de Meditación.

A pie de la Torre no había nada, ni material ni persona. Chika miró la torre fijamente, de lado a lado, de arriba abajo. Parecía completamente normal. Le dio un par de golpecitos antes de que la voz de su hermana resonase en su cabeza diciéndole que espabilase y dejase de hacer tonterías. Claro que eso no se lo había dicho, pero Chika creía firmemente que lo pensaba cuando le dedicaba según qué miradas.

Escaló los veinte metros de Torre y se sentó en lo más alto, admirando el paisaje durante cinco minutos antes de cruzarse de piernas, juntar las manos delante suyo y cerrando los ojos, en silencio, para meditar. ¿Para meditar sobre qué? ¿Había siquiera un algo sobre el que meditar? Si lo había, lo descubriría ahora... meditando.
Responder
#2
La familia Sagisō tenía una casa en Notsuba, y aquella era la primera vez que Ranko iba sola. Después de su misión con su nueva amiga Lyndis, y de su intrigante encuentro con Nao, la kunoichi de la larga y esponjosa trenza decidió visitar el País de la Tierra para despejar su mente.

Ranko había arribado a la casa el día anterior, y lo había pasado descansando y comiendo en Notsuba. La Kusajin se puso en marcha a la mañana siguiente, con ropas de su estilo habitual, pero de colores amarillos y naranjas. Había escuchado de la Torre de Meditación al noroeste dela ciudad, y quiso echarle un vistazo. Entre carreras y ejercicios en el camino, Ranko llegó a la torre antes de mediodía.

Le sorprendió que, más que una torre, parecía un pilar de maderos amontonados, al menos para su gusto. Con su mochila llena de bocadillos, Ranko comenzó a escalar, tomando carrera y subiendo por la superficie con sus pies adhiriéndose con chakra. El último tramo lo subió de un salto, y cayó con fuerza en el borde de la cima.

¡Sí! —exclamó mientras alzaba los brazos, como si fuese un gran logro. Sin embargo, bajó las manos y se encogió de hombros, apenada, cuando vio a una chica ya arriba. Parecía estar meditando.

"Ah, por supuesto, es la torre de Meditación, ¿No? ¡Y yo gritando como si estuviese sola!"

¡Di-disculpe! ¡N-no quise interrumpirla! —Ranko le dedicó una profunda reverencia a aquella chica peliazul. Esperaba no haber sido una molestia.
Pensamientos (Plum) Diálogos (PaleVioletRed)

Responder
#3
Mientras estaba sentada, con los ojos cerrados, las piernas cruzadas, los brazos en la posición del loto o algo así, pudo sentirse en sintonía con la naturaleza. Con el mundo que la rodeaba. Sentía los ríos surcar la tierra, sentía la tierra apoyar las civilizaciones pasadas y presentes y sentía... sentía...

Nada. La meditación era una farsa, no sentía una mierda, todo esto era una perdida de tiempo y debería entrenar solo sus músculos, que era lo único de su cuerpo que funcionaba como debía.

¡Sí!

El grito a su espalda salió de la nada y la sorprendió tanto que dio un bote hacia atrás que la dejó al borde de la Torre de Meditación. Se puso en pie tan rápido como pudo para afrentar esta nueva amenaza.

¡Di-disculpe! ¡N-no quise interrumpirla!

Para cuando Chika se puso en pie, la desconocida ya estaba haciendo una profunda reverencia. Pasó de estar en guardia a sentirse culpable por no estar atenta a sus alrededores, porque realmente no era del todo culpa de la... Espera. Los ojos de Chika se centraron en la figura de la kunoichi de Kusagakure.

Era alta, de hecho, era altísima. Pero, normal, porque tenía unas piernas increíbles. Sus músculos parecían mucho más duros que la madera de la Torre, que era todo lo que tenía para comparar. Negó con la cabeza para quitarse el embobamiento de encima.

Eh... No, no. Yo estaba distraida. Bueno, meditando supongo. Pero tendría que haber prestado más atención a mis alrededores. No hace falta que te disculpes.

¿Había mirado demasiado sus piernas? Es que podían ser tranquilamente las piernas más largas y entrenadas que había visto nunca, y eso que solo les había echado un vistazo con la poca luz que había en el ambiente nublado. Claro que para una amejin, nublado fuera de la Tormenta era como soleado para un uzujin, veía con claridad, con demasiada claridad.

Si quieres meditar, mejor me marcho, no creo que valga para esto de todas formas.
Responder
#4
Ah! ¡Definitivamente la había interrumpido!

¡N-no, claro que debo disculparme! —Ranko agitó un poco las manos, nerviosa. Por un instante notó que la chica le miraba demasiado, pero le pareció obvio que alguien se fijara en un recién llegado así. Había que poner atención para descubrir a algún posible atacante, ¿No? —. Fu-fui yo quien debió darse cuenta de que podría ha-haber otra persona. Digo, es la torre de Meditación , e-es natural que haya gente meditando, je…

Pero aquella fémina no parecía querer seguir allí. La Kusajin aprovechó para fijarse un poco más en la joven. Se le hacía un poco mayor a ella, aunque no estaba segura. Su rostro moreno estaba enmarcado con cabellos azules que se tornaban oscuros, y adornado de dos ojos de distinto color: verde y azul. Y, dada su vestimenta, parecía lista para pelear en cualquier momento.

Ah, n-no tienes que interrumpir lo que hacías… Yo tampoco soy buena meditando creo… Creo que vine aquí porque sólo… exploraba y… ¡Ah! Disculpa, mi nombre es Ranko. Sagisō Ranko.

Ranko le dedicó una educada reverencia a la chica.
Pensamientos (Plum) Diálogos (PaleVioletRed)

Responder
#5
Fu-fui yo quien debió darse cuenta de que podría ha-haber otra persona. Digo, es la torre de Meditación , e-es natural que haya gente meditando, je…

Habían caido en una espiral de disculpas de la que de ninguna manera iba a dejar que la Kusajin saliese como vencedora. Solo había una reina de las disculpas y se llamaba Chika, Kaminari Chika.

No, de verdad, yo debería haber estado más atenta, por mucha meditación que fuera, podrías haber sido un enemigo, o peor, alguien de Dragón Rojo.

Escupió las últimas palabras con el mayor gesto de asco que se podía hacer sin llegar a escupir o a vomitar. Tras eso volvió a poner la sonrisa amigable que la caracterizaba.

Ah, n-no tienes que interrumpir lo que hacías… Yo tampoco soy buena meditando creo… Creo que vine aquí porque sólo… exploraba y… ¡Ah! Disculpa, mi nombre es Ranko. Sagisō Ranko.

Yo soy Kaminari Chika, pero Ranko-chan no hace falta que te disculpes, si no estaba consiguiendo nada. Solo he conseguido que me den ganas de entrenar en vez de meditar, ya ves que tengo la cabeza para dar cabezazos. Así que quedate meditando y yo bajaré a dar golpes a cualquier arbol que encuentre.

Soltó una risa nerviosa para intentar dejarle claro a Ranko que bromeaba, porque... bromeaba... o no.
Responder
#6
¿Dragón… Rojo?

Claro que Ranko conocía tal nombre. Era la organización que había atacado el Torneo de los Dojos. Aquella que había cambiado el curso de la historia de Onindo, y no para bien.

Esperas… ¿Esperas encontrarte a Dragón Rojo? —preguntó la castaña, casi fuera de sí, como si fuese a convertirse en cazadora ante una respuesta positiva. Pero pronto aquel sentimiento vengativo se desvaneció ante la presentación de la joven, Kaminari Chika —Oh, tienes un apellido interesante. A veces siento que atraigo relámpagos, por todos los contrincantes eléctricos que he tenido, je…

Ranko soltó una risita nerviosa. Chika dijo que le habían dado ganas de ponerse a entrenar, lo cual hizo que el corazón de la Kusajin brincara de emoción. ¡Ah! ¡Conocer a alguien mediante un buen entrenamiento! ¿Qué mejor manera de iniciar una amistad?

Oh, no, no. Yo… yo no sabría cómo meditar, pero… bueno, de donde vengo es común entrenar las habilidades físicas de una y… s-si Kaminari-san está de acuerdo, podríamos tener u-un combate amistoso.

Luchar con una casi desconocida era de cierta manera arriesgado. ¿Qué tal que le estuviese distrayendo para que otros le emboscasen? ¿Qué tal que Chika fingiera entrenar y luego la apuñalase? Pero Ranko no pensó estos riesgos por mucho. Sólo juntó las manos en señal de petición, y sonrío, alzando las cejas tímidamente.

Una amiga nueva nunca está de más, y menos si tiene espíritu combativo.
Pensamientos (Plum) Diálogos (PaleVioletRed)

Responder
#7
Esperas… ¿Esperas encontrarte a Dragón Rojo?

Y Chika dudó. ¿Abrirle la cabeza a uno de esos desgraciados? Por favor y gracias. ¿Era realmente capaz de hacer tal cosa? Por mucho que le doliese, le quedaban años para poder compararse. Así que procedió a rascarse la nuca y poner una sonrisa tonta.

Esperar no, pero nunca se sabe. Desde luego si apareciesen, tendría que pelearlos.

Oh, tienes un apellido interesante. A veces siento que atraigo relámpagos, por todos los contrincantes eléctricos que he tenido, je…

¿Electricos? ¿Te refieres a ninjas con naturaleza de rayo? Pues me temo que no voy a ser la excepción. Si al final nos enfrentamos, claro.

Chika aún intentaba no sobrepasarse en sus palabras, al igual que Ranko, y ambas parecían sonreír nerviosamente sin saber muy bien cómo arreglarse.

Oh, no, no. Yo… yo no sabría cómo meditar, pero… bueno, de donde vengo es común entrenar las habilidades físicas de una y… s-si Kaminari-san está de acuerdo, podríamos tener u-un combate amistoso.

Levantó ambas manos enseñandole las palmas a Ranko, intentando no distraerla más de su intento de meditar. Si había ido allí, era porque querría meditar, claro. Pero ahora le estaba proponiendo un combate. Se paró con las manos a medio alzar, sin tener muy claro qué decir.

N-no quiero distraerte de tu meditación. Aunque... claro... si quieres entrenar no te voy a decir que no. Amistosamente, claro. Si quieres y no te molesta, por mi encantada.

Antes de darse cuenta estaba jugando con unos mechones que le caían por delante de la cara y haciendo circulitos en el suelo con la punta del pie como una colegiala.
Responder
#8
Ranko asintió.

No sé por qué, siempre me topo con usuarios de Raiton... —La Kusajin sonrió cuando Chika insistió en no querer distraerla —. N-no, no, reitero... Me hace mejor un combate que pasar un rato sentada... Tal vez sonará bobo, pero siento que así puedo conocer mejor a las personas.

Con una breve risilla, Ranko se quitó su mochila y se llevó los puños a la cadera.

¡Me encantaría conocerte, Kaminari-san! No sería la primera vez q-que entreno con alguien con quien recién me topo. Hace tiempo me enfrenté a un chico de Amegakure que peleaba con nintaijutsu de relámpago. Y curiosamente también tenía el cabello azul, ja ja

Había algo en Chika que le transmitía nervios. ¿Eran los nervios de quien tiende una trampa? No, Ranko no creía eso. Más bien, le recordaban a los nervios de aquella vez que participó en un concurso de poesía.

Co-comencemos cuando gustes. —dijo con cálida sonrisa.
Pensamientos (Plum) Diálogos (PaleVioletRed)

Responder
#9
No sé por qué, siempre me topo con usuarios de Raiton...

Si te sirve de consuelo eres la primera kusajin con la que me cruzo.

Y entonces se dio cuenta que no tenía ningún sentido que eso la consolase de ninguna manera. Simplemente había intentado consolarla y le había dicho lo primero que se le había pasado por la cabeza.

N-no, no, reitero... Me hace mejor un combate que pasar un rato sentada... Tal vez sonará bobo, pero siento que así puedo conocer mejor a las personas.

Y a mí, pero, no sé, me sabe mal cortarte así. Pero si quieres, por supuesto, combatamos.

Había repetido como diez veces aquello, y lo repetiría cien veces más antes de quedar satisfecha de lo mal que le sentaba haberle cortado su intención de meditar. Ahora tendría que darle el mejor combate de su semana, porque Ranko parecía una chica experimentada y ruda, a pesar de su vergüenza. Ella apenas era la segunda vez que salía de la villa con bandana.

¡Me encantaría conocerte, Kaminari-san! No sería la primera vez q-que entreno con alguien con quien recién me topo. Hace tiempo me enfrenté a un chico de Amegakure que peleaba con nintaijutsu de relámpago. Y curiosamente también tenía el cabello azul, ja ja

¿Nintaijutsu electrico? ¿Pelo azul? Uhm... — Chika se quedó un segundo pensativa antes de seguir. — Realmente... no conozco a mi familia biologica. Y yo también tengo Nintaijutsu electrico y el pelo azul. ¡Podría ser familia mia!

Lo dijo como si nada, enseñandole varios de sus mechones a Ranko con una mano, como si no fuesen visibles de normal.

La atmosfera se había relajado bastante. O más bien, la tensión ya no era por no saber qué decir exactamente, sino porque se avecinaba un buen combate. Probablemente no largo, pero bueno. La peliazul fue la primera en ponerse en guardia, cediendole el primer paso a Ranko.

Aquí te espero. — le espetó, algo desafiante.

Quería ver qué hacía Ranko y cómo se movía. No solo estaba atenta para contraatacar sino que admiraría con toda la atención que pudiese su forma y estilo. En pos del bien de su dojo, por supuesto.
Responder
#10
Ranko dio un par de silenciosos aplausos, emocionada, pues hacía bastante que no sabía de su buen amigo.

¡Ooh! ¡El mundo es un pañuelo! S-su nombre es King Rōga. ¿Lo conoces? —curioseó, mientras dejaba su mochila a un lado, fuera del camino de las kunoichi.

Notó que el nerviosismo de Chika (o lo que Ranko pensaba eran nervios), le hacía juguetear con su cabello. Soltó una risita muy queda.

Se te ve bien el cabello azul. —dijo casi sin pensar, colocándose a distancia de ella y adoptando la postura del Conejo Blanco: pierna extendida hacia adelante, con brazos en guardia.

Chika le indicó que comenzara.

"¡Qué genial encontrarse con alguien dispuesta a entrenar un poco! Con todo lo intranquila que he estado… ¡Me cae a la perfección!"

¡Aquí voy entonces, Kaminari-san! —rugió Ranko, emocionada.

La Kusajin corrió hacia ella, dio un salto y usó la fuerza del mismo para, al caer, lanzar una patada potenciada con chakra a las piernas de Chika, intentando derribarla. [-60PV]

¡Reppū!

No sabía qué tan fuerte podría ser aquella peliazul nintaijutsera, así que un comienzo contundente le parecía adecuado a Ranko.


PV:

230/230


CK:

154/190

-36

Adrenalina:

1/3



Fuerza: 70
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 60
Percepción: 30

¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (en el cinto)
¤ Portaobjetos básico [Capacidad 7/10] (ajustado sobre su cinto, a su izquierda), dentro el cual:
  • Kunai [Anilla 9PV, Corte superficial 8PV, Corte 12PV, Penetración 18PV]
  • Shuriken x 3 [Corte superficial 8PV, Corte/impacto 12PV]
  • Kemuridama [Consumible, 6m de humo por 2 turnos]
  • Hilo shinobi [Consumible, 10/10m]
  • Ōkina Hyōrōgan [Consumible, +10CK/turno hasta 50CK]
  • C-Ranku no Kibaku Fuda [Consumible, 30PV, 1.5m radio]
¤ Wakizashi (a la espalda, a la altura de la cadera, empuñadura hacia la derecha) [Mango/vaina 12PV, Corte superficial 18PV, Corte 22PV, Penetración 30PV]
¤ Sai (a la cadera, a la izquierda) [Mango 9PV, Filo romo/Penetración 25PV]
A la vista / No visible / Agotado

¤ Konoha Reppū (Taijutsu)
Pensamientos (Plum) Diálogos (PaleVioletRed)

Responder
#11
¡Ooh! ¡El mundo es un pañuelo! S-su nombre es King Rōga. ¿Lo conoces?

Por suerte para ambas, Chika no conocía a mucha gente, así que apenas tardó unos segundos en procesar el nombre y darse cuenta de que no tenía ni idea de quien era.

Lo cierto es que no me suena. Lo buscaré cuando vuelva, si es buen taijutsero seguro que mi hermana lo conoce.

Se te ve bien el cabello azul.

Y eso fue lo último que dijo Ranko antes de ponerse en guardia. ¿Era una tactica para distraerla antes de empezar el combate? Porque podía, o no, haberle funcionado.

G-gracias...

Contestó quedamente Chika antes de volver a centrar su atención en el combate. Ranko no se hizo esperar. Empezó a correr hacia ella y saltó en su dirección. Se movía más rápido que ella y que su hermana, y no le extrañaba lo más mínimo. Al aterrizar ante ella, giró para propinarle una patada baja.

¡Reppū!

Chika apenas tuvo el tiempo justo para reaccionar y saltar para esquivar la patada. No pudo pensar un contraataque ni siquiera una técnica o estrategia a seguir, consiguió saltar por haber estado completamente atenta a Ranko. Más adelante en la refriega, era bastante improbable que pudiese seguir esquivando ataques de esa magnitud.

Ahora, en el aire, no tenía muchas opciones más allá de caer. Así que se dejó en manos de la gravedad, intentando hincarle la rodilla a Ranko al caer. No era el ataque más efectivo, ni el más fuerte, pero era algo.


- PV:

140/140


- CK:

100/100



- Daño provocado: 16 PV rodillazo
- Acciones ocultas:


- Fuerza: 40
- Resistencia: 20
- Aguante: 20
- Agilidad: 20
- Destreza: 30
- Poder: 20
- Inteligencia: 20
- Carisma: 20
- Voluntad: 20
- Percepción: 30





Responder
#12
Chika había reaccionado a tiempo, evitando la patada de Ranko y cayendo con su rodilla. La Kusajin apenas y tuvo tiempo de concentrar chakra y contrarrestar el rodillazo con un codazo suyo. Hubo un choque intenso donde la técnica de Ranko anuló el impacto y regresó parte del daño a la rodilla de Chika. [-8PV]

Juinsuiryokkyō.

Acto seguido, lanzó un rodillazo propio dirigido al vientre de la peliazul [-21PV]. Estaban bastante cerca, y Ranko no cedería terreno: si Chika retrocedía, ella lo haría también, aunque esperaría alguna respuesta por parte de su nueva amiga antes de seguir con la ofensiva. La adrenalina del combate fluía, emocionante, por sus venas.


PV:

230/230


CK:

141/190

-13

Adrenalina:

2/3



Fuerza: 70
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 60
Percepción: 30

¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (en el cinto)
¤ Portaobjetos básico [Capacidad 7/10] (ajustado sobre su cinto, a su izquierda), dentro el cual:
  • Kunai [Anilla 9PV, Corte superficial 8PV, Corte 12PV, Penetración 18PV]
  • Shuriken x 3 [Corte superficial 8PV, Corte/impacto 12PV]
  • Kemuridama [Consumible, 6m de humo por 2 turnos]
  • Hilo shinobi [Consumible, 10/10m]
  • Ōkina Hyōrōgan [Consumible, +10CK/turno hasta 50CK]
  • C-Ranku no Kibaku Fuda [Consumible, 30PV, 1.5m radio]
¤ Wakizashi (a la espalda, a la altura de la cadera, empuñadura hacia la derecha) [Mango/vaina 12PV, Corte superficial 18PV, Corte 22PV, Penetración 30PV]
¤ Sai (a la cadera, a la izquierda) [Mango 9PV, Filo romo/Penetración 25PV]
A la vista / No visible / Agotado

¤ Hakuto no Juinsuiryokkyō (Segunda Evolutiva)
¤ Hakuto no Mai (Primer Alterador)
Pensamientos (Plum) Diálogos (PaleVioletRed)

Responder
#13
Usando el chakra de alguna forma completamente impresionante para Chika Ranko consiguió no solo bloquear su rodillazo, sino que la que se hizo daño fue ella, que intentó apartarse a posteriori, pero Ranko le lanzó un rodillazo propio que apenas tuvo tiempo a bloquear. Puso ambos brazos delante suyo para detenerla y aún así la movió varios centimetros del golpe.

Y le dio un respiro y Chika aprovechó dicho respiro. Cargó chakra en su brazo derecho y se lanzó sobre ella, sin pensar en nada más que en asestarle un golpe que no pudiese detener con tanta facilidad.

Su brazo, cargado con chakra electrico, buscaría el abdomen de Ranko para golpearla, sin un plan b ni un segundo paso a su plan.

Lighting, LARIAT.


- PV:

123/140

-17

- CK:

76/100

-24


- Daño provocado: 40 PV Lariat
- Acciones ocultas:


- Fuerza: 40
- Resistencia: 20
- Aguante: 20
- Agilidad: 20
- Destreza: 30
- Poder: 20
- Inteligencia: 20
- Carisma: 20
- Voluntad: 20
- Percepción: 30




¤ Raiton: Lightning Lariat
¤ Elemento Rayo: Lariat del Rayo
- Tipo: Ofensivo (contundente)
- Rango: S
- Requisitos: Yotsuki 20
- Gastos:
  • 24 CK
  • (Yotsuki 40) (multiplicable x2)
  • (Yotsuki 60) (multiplicable x3)
  • (Yotsuki 80) (multiplicable x4)
- Daños: 40 PV
- Efectos adicionales:
  • Aplicado sobre el cuello, dos Lightning Lariat de dos usuarios distintos decapitan a la víctima
  • Al usarlo junto al 'hermano', su potencia aumenta en un 25%
- Carga: 3
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo
El usuario carga hacia su oponente, atizando su pecho o su cuello con un movimiento de Lariat envuelto en flujo de chakra Raiton. Un golpe muy preciso puede destruir costillas o incluso decapitar a un oponente con un sólo ataque directo. La técnica es muy simple y convencional, pero también muy rápida y poderosa. Esta técnica se considera toda una tradición en Kumogakure, y se utiliza para encontrar un "hermano" simbólico para el Raikage. "Hermano" para los líderes de la villa es aquél que logra igualar el Lariat de su otro "hermano".

La versión del clan Yotsuki incluye una capa de electricidad que aumenta peligrosamente la potencia del golpe, y provoca una descarga eléctrica en el oponente.

Responder
#14
"¿Lariat?"

Aquella palabra resonó en la cabeza de Ranko. Le hizo volver a aquel verano en la playa, con su familia, donde se había topado de nuevo con King Rōga. Él le había comentado a los Sagisō que su clan, los Yotsuki, encontraban un "hermano" mediante el uso de su Lariat. Eran demasiadas coincidencias, ¡Sólo faltaba que Chika hablase ese extraño idioma que Rōga usaba! ¡Definitivamente debía conocer al músico!

Ranko concentró chakra en los brazos para endurecerlos con el Ningen no tate y, con un giro, bloqueó el lariat. Aunque le dolieron el impacto y la carga eléctrica, logró reducir parte del daño. Apretó los dientes, adolorida, pero contraatacó con una patada derecha directa al rostro [21PV], seguida de una segunda, izquierda, potenciada con su estilo Hakuto no Tenbu, dirigida al estómago [30PV].

¡Tenbu!


PV:

206/230

-24

CK:

125/190

-16

Adrenalina:

2/3



Fuerza: 70
Resistencia: 40
Aguante: 40
Agilidad: 40
Destreza: 40
Poder: 20
Inteligencia: 40
Carisma: 40
Voluntad: 60
Percepción: 30

¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (en el cinto)
¤ Portaobjetos básico [Capacidad 7/10] (ajustado sobre su cinto, a su izquierda), dentro el cual:
  • Kunai [Anilla 9PV, Corte superficial 8PV, Corte 12PV, Penetración 18PV]
  • Shuriken x 3 [Corte superficial 8PV, Corte/impacto 12PV]
  • Kemuridama [Consumible, 6m de humo por 2 turnos]
  • Hilo shinobi [Consumible, 10/10m]
  • Ōkina Hyōrōgan [Consumible, +10CK/turno hasta 50CK]
  • C-Ranku no Kibaku Fuda [Consumible, 30PV, 1.5m radio]
¤ Wakizashi (a la espalda, a la altura de la cadera, empuñadura hacia la derecha) [Mango/vaina 12PV, Corte superficial 18PV, Corte 22PV, Penetración 30PV]
¤ Sai (a la cadera, a la izquierda) [Mango 9PV, Filo romo/Penetración 25PV]
A la vista / No visible / Agotado

¤ Ningen no Tate
¤ Escudo Humano
- Legado de: Tsukiyama Daigo en invierno del año 219
- Tipo: Defensa
- Rango: B
- Requisitos: Taijutsu 50
- Gastos: 0'4 * daño a bloquear CK (mínimo 6)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Permite endurecer los brazos del usuario, reduciendo el daño físico recibido en un 10% por cada 10 de Resistencia (máximo 50%).
- Carga: 1
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones: -
Un Taijutsu puramente defensivo en el que el usuario utiliza su chakra para endurecer y contraer sus músculos hasta el límite. Esto le permite reducir notoriamente el daño recibido absorbiéndolo con su musculatura, que ahora presentará una tonalidad parecida al color de su chakra.

Aún así, esta técnica presenta varios puntos débiles: el primero es que el endurecimiento tiene un límite (100 PV), así que jamás se podrá absorber una cantidad mayor de una misma fuente; el segundo es que la movilidad de los músculos potenciandos se ve notoriamente reducida, por lo que apenas podrán moverse mientras la técnica esté activa; y la tercera es que el usuario seguirá recibiendo parte de las heridas y el dolor, por lo que la efectividad de la técnica dependerá en gran medida de la resistencia y la voluntad del usuario.

El esfuerzo físico provocará que todo golpe físico en el siguiente turno con la extremidad afectada tan solo reste 5 PV y no se podrá utilizar para ninguna técnica de Taijutsu. El uso indiscriminado de esta técnica podría provocar problemas en los brazos del usuario por el castigo recibido.

Sabiendo que jamás podría estar allí para proteger a todos sus compatriotas, Daigo pidió permiso para enseñar esta técnica en la academia. De forma que, aunque tuvieran que sacrificar su propia integridad física, todos los kusajin pudieran protegerse entre sí.
¤ Gōken Ryū
- Requisitos: Taijutsu 60
El Gōken es un estilo de lucha originario de la antigua Konohagakure, cuyo propósito es causar daños externos y romper huesos. Es exactamente lo opuesto al Jūken del clan Hyūga, que consiste en utilizar impulsos de chakra en lugar de la fuerza bruta. Este estilo de lucha requiere de golpear fuertemente al oponente y normalmente es usado por shinobis extremadamente versados en ataques cuerpo a cuerpo ó por shinobis con gran fuerza física.

El Gōken aumenta al doble todos los daños básicos por golpe, sin contar con el bono de fuerza, y no se puede bloquear. Si da de lleno, es capaz de causar roturas fibrilares con gran dolor, o partir un hueso, depende de como dé. Sólo puede utilizarse una vez cada cinco turnos.

Alterador (Hakuto no Tenbu): Esta variación hecha por Ranko, la Danza Celestial del Conejo Blanco, aprovecha el impulso de cada patada, aumentando ligeramente el daño, pero sin limitar su uso tanto.

Inflige 9 PV de daño extra, aplicable únicamente a patadas, y no se puede bloquear. Sólo puede ser usado una vez cada tres turnos, y comparte enfriamiento con el Gōken Ryu original.
Pensamientos (Plum) Diálogos (PaleVioletRed)

Responder
#15
Ranko fue incapaz de esquivar el Lariat, pero tampoco importó demasiado. La kusajin tenía más ases en la manga de los que podían haber en la baraja, tantos, que Chika empezaba a cuestionarse si estaban en el mismo oficio siquiera. Bloqueó su Lariat con sus brazos desnudos y aunque recibió daño, fue mucho menor a lo que la amejin hubiese esperado.

La sorpresa le sirvió para comerse una patada directa a la cara, que pudo mitigar levemente siguiendo la trayectoria del golpe, y rápidamente se puso en guardia para detener la siguiente. Usó ambos brazos para intentar detener la patada frontal a su estómago, pero la fuerza de Ranko era insondable.

No solo se hizo mucho más daño que con el resto de patadas, a pesar de hablar bloqueado, sino que de la fuerza se deslizó varios metros hacia atrás. No estaba segura de si era solo por la fuerza de la patada o porque el Fuin en la Torre de Meditación afectaba a la fricción. Cuando dejó de deslizarse fue porque no había más plataforma debajo suyo.

En ese momento, se arrepintió de no haberse acercado más al centro cuando empezaron al combate, ya que ella había estado meditando en el borde prácticamente.

Me cago en... — dijo al darse cuenta de que se caía

Y se cayó al vacío. O casi, logró agarrarse con ambos brazos y ahora colgaba del borde, gruñendo de la fuerza para no caerse.


- PV:

84/140

-39

- CK:

96/100

+20


- Daño provocado:
- Acciones ocultas:


- Fuerza: 40
- Resistencia: 20
- Aguante: 20
- Agilidad: 20
- Destreza: 30
- Poder: 20
- Inteligencia: 20
- Carisma: 20
- Voluntad: 20
- Percepción: 30






Entiendo que lo "inbloqueable" del Goken Ryu son los 9 PV adicionales y el resto sí, cuando Daigo se despierte se lo pregunto y edito.

Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.