Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
[Tema oficial] Puntazos del rol, buenos fragmentos, momentos divertidos...
Aotsuki Ayame Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 25
Exp: 13 puntos
Dinero: 1320 ryōs
#31
Ya, ya sé que Datsue se lleva todos los puntazos de rol... PERO ES QUE TIENE UNOS PUNTAZOS.

Cita:Gano diez veces más que cuando era jounin.

¡BAAAMMMMM! La bomba cayó con tanta fuerza que Datsue tuvo que tomarse unos largos instantes en asimilar lo que estaba sucediendo. En levantarse, en esperar a que el pitido por semejante estruendo desapareciese de sus oídos, y finalmente en asimilar. Y lo que estaba sucediendo era que le acababan de informar del sueldo del Uzukage, y era…

«¡¡¡LAAAA HOOOOOSSSSSTIIIIAAAAAAA!!!»

Tuvo que llevarse las manos a la boca. En parte para reprimir un chillido histérico; en parte para evitar que su mandíbula se le cayese al suelo. Literalmente.

«Por Izanami de mi vida; por Izanagi de mis amores; por Shiona que en paz descanse… ¡¡¡¿PERO QUÉ ES ESTO?!!!» Una de sus manos tuvo que abandonar a su compañera, que seguía haciendo de seguro con su mandíbula, para ir al pecho y comprimirlo. ¡Se le iba a salir el corazón! «A ver, a ver, a ver… Tranquilízate, ¡tranquilízate joder! Vamos a hacer cálculos. Hanabi era un jounin experimentado. Seguro que se sacaba misiones de rango B y A con la punta de la polla. ¡Tiremos por lo bajo! Digamos que dos al mes. ¡No, venga! ¡Seamos super pesimistas! ¡Una solo! Eso quiere decir que… Ay, mamá. ¡Ay, mamá!»

«Pero, Shukaku, tú te das cuenta, ¿verdad? ¿¡No!? ¡Qué estamos hablando de treinta de los gordos! ¡Treinta y tirando por lo bajísimo! ¿¡ES QUE NO LO VES!? ¡Que en un par de meses tengo para comprarme una mansión a lo Sakamoto! Con su piscinita. Con su estanque, su cubertería de oro y su velero atracado en el puerto. ¡Qué digo velero! ¡Un jodido barcazo con tres mástiles y sus más de treinta metros de popa a proa!»

Dudaba que Shukaku terminase de pillarlo. Como se consideraba un buen chico, trató de explicárselo más sosegadamente.

«A ver, a ver, para que me entiendas. Que lo del sueldo, al final, es lo de menos. Es lo que haces con él. Dame un ryo, y te conseguiré dos. Dame treinta mil… y, oh chico, ¡no sabes la de puertas que se te van a abrir! ¡Estamos hablando de invertir, Shukaku! Y no al pez pequeñito como estaba haciendo hasta ahora. No en una tiendecilla de armas. No, no. ¡Nos codearíamos con los grandes! ¿Nuevo casino en Kasukami? Pam, un porcentaje para mí. ¿Hotel de lujo en Tanzaku Gai? Póngame unas acciones por aquí. ¿Nuevo centro comercial en Yamiria? A comprarse tres o cuatro locales y a alquilarlos.»

Pero eso no era lo mejor. Lo más bestia era que a medida que fuese pasando el tiempo, los beneficios irían en aumento, como una bola de nieve que se iba haciendo más y más grande. Llegaría un punto en que en vez de comprarse un par de locales, compraría directamente el centro comercial entero. Y, ¿por qué no el terreno y mandarlo construir? Así se ahorraba intermediarios. «Sí… Esa es la actitud. ¡Esa es la actitud!»

«Shukaku, Shukaku. A ver, para que tú lo entiendas. Sabes el desierto del País del Viento, ¿no? Bueno, ¿recuerdas la arena? Dame dos años. ¡Sí, sí, dos años digo! Dame dos años y me haré tantos billetes de quinientos como granos de arena hay en el desierto. ¡JAAAAAAJAJAJAJAJAJJAJA! ¡¡JAAAAA!! ¡JIAAAAAA! ¡¡¡JIAAAAJIAJIAJAIJIAJIAJIAAAAAÁ!»

Datsue, ¿me estás escuchando, verdad?

Eeehhh… Sí, sí. ¡Por supuesto que le estoy escuchando, Uzukage-sama! Que cuidado con el hijoputa ese, que gana diez veces más que cuando era jounin —dijo, uniendo lo único que había escuchado de toda la conversación en una sola frase, sin darse cuenta de lo ridículo que quedaba—. Si es que menudo cabronazo, sí… Pero imagínese, ¡imagínese lo que yo podría hacer con…! —¿Y si invertía en un banco?—. Buff… ¡BUUUFFFF…!

No, no, no, no. Y si…

¿¡Y sí se compraba un banco!?

¡JOOJOJOJOJO! Ay, por Amateratsu. Eso sería… ¡Eso sería…!

Jodidamente apoteósico. Fuera de sí, Datsue llevaba un rato dando saltitos en vez de caminar de manera corriente. Desvariando sin parar e imaginándose lo que podría hacer con tanto, tanto dinero.

https://ninjaworld.es/tema-torbellino?pi...8#pid61068

Ese post es oro. De arriba a abajo.
[Imagen: aDoDAhc.png]«Nadie nace teniendo una razón para estar aquí, yo creo que es algo que necesitas encontrar y decidir por ti mismo. Quizás... Quizás puedas encontrar la razón en un sueño, en un trabajo o en otros.» [Imagen: hd6P8qU.gif]


· En la habitación de la Bruma Negra, en Shinogi-to (Ascua, 219)
· En el kunai intercambiado con Daruu - (Ascua, 219)
· En la habitación de Daruu, en el cabezal de la cama, en Amegakure no Sato. (Ascua, 219)
· En las cuatro celdas del calabozo en la Torre de la Arashikage, en Amegakure no Sato. (Ascua, 219)

No respondo dudas por MP.
Responder