Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#16
Ranko no supo si reír o no ante la amenaza de una mordida por parte del can. Pero Etsu mostraba un espíritu juguetón, así que la chica soltó una risilla muy queda al verlo hacer un gesto chusco. Asintió. Se llevó las manos a la nuca y desató la bandana que la identificaba como shinobi de Kusagakure, para luego atarla en su frente, tal como haría mucho después ante Rōga, en Unraikyo.

Etsu se colocaría en una posición que, según Ranko se veía defensiva. No era una postura estándar, de alguien con entrenamiento únicamente proveniente de la Academia.

”Parece que Inuzuka-san sabe pelear… Mi estilo no es el mejor para una situación ofensiva. ¡Pero hay que intentarlo! ¡A pelear solo se mejora peleando! Ay, eso no suena muy bonito…”

Ranko asintió de nuevo.

E-es perfecto. Cuerpo a cuerpo. O… o mordida. —La chica ya sentía su vista más firme, sus mejillas menos rojas, y su estómago más estable. Un buen entrenamiento siempre alejaba la pena. Era mejor con los golpes que con las palabras, aunque eso contradijera su ideal de dejar los golpes como único recurso.

La chica adoptó su pose también: ligeramente de costado, pierna izquierda casi estirada hacia adelante, pierna derecha flexionada, brazo izquierdo paralelo a la pierna y con el antebrazo a noventa grados, brazo derecho alzado a la altura del hombro y con el antebrazo perpendicular al suelo.

El Hakuto no Mai —Ranko recordó de repente la voz de su madre —no es sutil. Algo teatral, tal vez, pero nada delicado. Un poco impredecible para algunos. Pero no pienses que no tiene sus defectos. Será trabajo tuyo pulirlo, pues fue el mío heredarlo. Hazlo tuyo. Baila a tu manera.

”Si fuese más… elocuente, ¿tendría que entrenar de todas formas? ¡Qué estoy diciendo! Claro que sí. El que las palabras suaves puedan más que puños duros no significa que no debas de practicar cómo lanzar un puñetazo, ¿no? Creo que madre dijo eso una vez… ¿o fue padre?”

Habría un largo instante de silencio entre los dos. Parecía que Etsu estaba ya listo para pelear, mas al haber sido él el retador, la kunoichi consideró que él debía iniciar. Tenía un par de malos recuerdos acerca de lanzarse primero contra su madre en entrenamientos. Pero también algunos donde Kuumi se lanzaba primero y ganaba. Al final, indecisa, asintió una tercera vez, indicando al chico de las rastas que podía comenzar.

PV:

140/140


CK:

100/100


Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido: -
Posible daño infligido:-
Responder
#17
El can humanizado, o humano con pensamientos caninos en su defecto, no pudo si no sorprenderse. La chica, pese a ser tímida como ella sola, si que se veía un tanto distinguida en cuanto a guardia para el combate se refería. Para nada tenía una pose determinada por un libro, o por un profesor que de mala gana ofrecía sus conocimientos a una panda de estudiantes de academia, no señor. Era estilizada, suave, y a la vez elegante. Pero... como toda posición de combate, tenía sus fuertes y sus flojos. Quizás ya era cosa de que el Inuzuka estaba quizás un poco obsesionado con éste tipo de cosas.

A saber.

Vaya sorpresa... ¿es un estilo de combate propio, o tan solo es una posición defensiva en que te encuentras más cómoda? —si algo caracterizaba a Etsu, sin duda era que el rastas era mas curioso que un gato.

Por suerte, la chica ya parecía haber perdido un poco el rubor en sus mejillas, así como el tembloroso tono de voz. Aún le costaba arrancar un poco al hablar, pero ya era un gran avance. Ni Dios hizo el mundo en un solo día, o al menos eso es lo que dicen los creyentes. Curioso ya es que inventase los días antes que el sol, cosa que hacía un tanto difícil averiguar los supuestos días transcurridos...

Volviendo al asunto, el Inuzuka no perdió de igual manera la potestad para combatir. Se dice que los hombres no pueden hacer dos cosas a la misma vez, pero quizás Etsu era una excepción. Fuese como fuese, pretendía conversar a la misma vez que combatía. Total, era un entrenamiento, y no tenían porqué dramatizar.

¡Voy!

Tras anunciar su intención, el chico corrió directo hacia Ranko. La distancia no era demasiado grande, así que la carrera no sería demasiado extensa. Con la suficiente proximidad, el rastas lanzaría una patada lateral con su diestra, tomando como objetivo el torso de la kunoichi. Mantenía la guardia alta, obviamente esperando la finta o esquive de su oponente. La patada no era mas que un golpe de advertencia, realmente ni esperaba que fuese tan sencillo. No al menos tras ver que su guardia no era la habitual.

«Si acierto, bajaré un poco la intensidad. Si fallo, buscaré golpearla con una patada con la pierna que me sirve de apoyo ahora mismo, así seguro que la sorprendo.»

El combate había dado comienzo.



Estado de Etsu


Vida

200/200



Chakra

180/180




—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]


* Ninguna AO *


  • Fuerza: 50
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 30
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 25
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40

¤ Tekken
- Requisitos: Taijutsu 20
El llamado puño de hierro, estilo de combate cuerpo a cuerpo desarrollado por Konotetsu, que destaca por movimientos firmes y certeros, que buscan no retroceder nunca. La guardia se cierne con ambas manos hacia delante a la altura del estómago, con las palmas hacia afuera; mientras que ambas piernas semiflexionadas en paralelo establecen un equilibrio firme. En determinadas situaciones, la guardia cambia en la parte superior, recogiendo ambas manos hacia los flancos con los puños cerrados. El ataque se caracteriza por ser rápido y certero, aunque un poco rígido. Además del estilo base, consta de 4 pilares, que diferencian un simple usuario del tekken de un maestro.

· Puñetazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Cabezazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Patada: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Puñetazo doble: 12 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Resto de golpes físicos: 5 PV
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 6 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.


Alterador (Akane no Tekken): Siendo parte de la familia, no era de extrañar que en cierto momento, el estilo de pelea familiar se le ensañase a Akane. El can puede imitar a la perfección el estilo Tekken, incluyendo las técnicas base del mismo. Obviamente, ésto no permite a Akane usar otras variantes de Taijutsu que no tengan que ver con el Tekken. Para poder usar el estilo Tekken, Akane deberá estar en forma humana, con el uso de Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin.

  • Daño recibido: --
  • Posible daño causado: Patada: 20 PV

~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
#18
Casi cualquier pregunta aumentaría un grado el medidor de ansiedad de Ranko, pero aquella sobre su estilo le emocionó en su lugar. Había heredado el sentido del orgullo familiar que ambos padres poseían.

¡Sí! Es… Mi madre… Mi madre me lo enseñó —Cada vez entraba más en familiaridad con el chico, aunque no alcanzaba a poder charlar bien sin interrumpirse o dudar cada tantos segundos —. N-no soy experta… aún. Debo de… Tengo que… entrenar mucho más.

”Para eso vine aquí, al dojo. No sabe lo mucho que le agradezco que haya decidido ayudarme a practicar, Inuzuka-san. Usted parece alguien que dedica mucho a ello. ¡Es todo un gusto conocerlo!” Ranko no pronunciaría tales palabras, pues su espíritu no le daría la suficiente fuerza. Pero sí las sentiría, y se movería con sumo respeto ante el joven de las rastas.

Entonces comenzaron.

Lo primero que Ranko notó fue que Etsu era rápido. Muy rápido. Tal vez más del doble que ella. La kunoichi, con ojos como platos, retrocedió, dando un salto hacia atrás e invirtiendo la dirección de su postura, pasando los miembros derechos hacia adelante. Si él no hubiese anunciado su golpe con un “¡Voy!”, no le habría dado tiempo alguno de reaccionar y habría recibido una buena patada.

”¡Cielos! ¡Si esto no fuese un entrenamiento, sino un combate a muerte, estoy segura de que yo no tendría oportunidad ni de respirar!” Sentía que toda su vida había estado luchando contra alguien más fuerte que ella, así que no podía hacer más que tomarlo como un reto. Un reto que tenía que superar algún día.

La velocidad del ninja canino se habría llevado casi toda la atención de la kunoichi, quien no pensaría mucho en recuperar la distancia perdida con la evasión y lanzar una patada frontal con la siniestra, similar a una mae geri del karatedō tradicional. Al ejecutarla, sin embargo, el impacto iría ligeramente hacia la derecha, no totalmente frontal, como si intentase girar a su oponente sobre un eje. Tendría los brazos en guardia sobre su torso al momento de patear.

Tanto si la conectaba o no, al terminar el movimiento intentaría retroceder de nuevo, poniendo la pierna izquierda hacia adelante. Su madre la había regañado varias veces por ello. ”No debes de ceder. ¡Ataca a través de la mínima ventana que se te presente!”. Pero Ranko seguía siendo un poco indecisa, y prefería ver de qué era capaz su oponente antes de ser imprudente. Esto le había costado varios golpes en muchos entrenamientos.

PV:

140/140


CK:

100/100


Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido: -
Posible daño infligido: 19 PV [Patada]
Responder
#19
La chica pudo reaccionar a tiempo ante la patada del Inuzuka, lo cual indicaba que tenía buenos reflejos, o que estaba acostumbrada a tratar con éste tipo de combates. Aunque eso era algo que ya daba por sentado tras haber escuchado de sus labios que era un estilo de pelea heredado. Curioso, dos estilos de peleas heredados encontrados en un dojo sin pretenderlo de antemano, si que era caprichosa la diosa Fortuna.

El chico no pudo evitar sonreír de nuevo, incluso habiendo fallado el golpe. Con las mismas, su pierna iba en descenso ante la finalización de la patada lateral, y su oponente aprovechó la situación a su favor. Sin demora, buscó un contraataque directo con una patada frontal.

«Tal y como pensaba... evasión simple pero precisa, y contraataque directo.»

El Inuzuka, lejos de intentar esquivar hacia un flanco, o protegerse con la misma pierna, lanzó la pierna que le servía de apoyo sin titubeos hacia la pierna que sostenía el equilibrio de su oponente. Literalmente se quedaba sin apoyo él también, pero eso era algo que ya tenía más que meditado. Antes siquiera de recoger por completo la pierna diestra (la primera que había sido lanzada) apoyaría el brazo mas atrasado, haciendo de la caida un mero balanceo para asestar la patada con su zurda.

En contra tenía el impuesto a pagar, una patada directa por parte de la kunoichi. Pero sería algo que recibiría anteponiendo su brazo derecho recogido, en pos de bloquear gran parte del daño. Si todo salía tal y como lo tenía planteado, aunque él recibiese gran parte de la patada, estaría en ventaja táctica, pues era él quien había buscado el desequilibrio de ambos. Aprovecharía el desconcierto de su aparente absurdo movimiento para dar una voltereta hacia detrás, tan solo para ganar de nuevo un poco de distancia. Al menos eso podría parecer...

No, en realidad no.

¡DYNAMIIIIIIC ENTRY!

Se lanzó de nuevo al ataque, su manera de pelear pocas veces buscaba mantener las distancias. Su abuelo siempre lo decía, la mejor defensa es un buen ataque. En ésta ocasión sería una patada llana y simple, directa y bien anunciada. Pero eso para nada le quitaba peligro, era un golpe de taijutsu clásico bien fuerte.


Estado de Etsu


Vida

191/200

-9


Chakra

156/180

-24



—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]


* Ninguna AO *


  • Fuerza: 50
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 30
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 25
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40

¤ Tekken
- Requisitos: Taijutsu 20
El llamado puño de hierro, estilo de combate cuerpo a cuerpo desarrollado por Konotetsu, que destaca por movimientos firmes y certeros, que buscan no retroceder nunca. La guardia se cierne con ambas manos hacia delante a la altura del estómago, con las palmas hacia afuera; mientras que ambas piernas semiflexionadas en paralelo establecen un equilibrio firme. En determinadas situaciones, la guardia cambia en la parte superior, recogiendo ambas manos hacia los flancos con los puños cerrados. El ataque se caracteriza por ser rápido y certero, aunque un poco rígido. Además del estilo base, consta de 4 pilares, que diferencian un simple usuario del tekken de un maestro.

· Puñetazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Cabezazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Patada: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Puñetazo doble: 12 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Resto de golpes físicos: 5 PV
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 6 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.


Alterador (Akane no Tekken): Siendo parte de la familia, no era de extrañar que en cierto momento, el estilo de pelea familiar se le ensañase a Akane. El can puede imitar a la perfección el estilo Tekken, incluyendo las técnicas base del mismo. Obviamente, ésto no permite a Akane usar otras variantes de Taijutsu que no tengan que ver con el Tekken. Para poder usar el estilo Tekken, Akane deberá estar en forma humana, con el uso de Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin.

¤ Dynamic Entry
¤ Entrada Dinámica
- Tipo: Ofensivo
- Rango: D
- Requisitos: Taijutsu 20
- Gastos: 24 CK
- Daños: 40 PV
- Efectos adicionales: -
- Sellos: -
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: El impulso de velocidad en el aire puede hacerse desde 10 metros.
—Esta técnica consiste básicamente en que el usuario atice una patada voladora en la cara del oponente, a una velocidad considerable y desde cierta distancia, en ocasiones haciendo acto de aparición en escena y pillándolo por sorpresa. Normalmente, se suele usar un kunai como distracción para aprovechar el momento de despiste del adversario y asestar el golpe. Para aumentar la sorpresa de la técnica, el usuario puede gritar su nombre dramáticamente mientras la ejecuta.

  • Daño recibido: (15/2 =7´5) + 4 = 12 - 3 = 9 PV
  • Posible daño causado:
    • Patada: 20 PV
    • Dynamic entry: 40 PV

Si ves necesario cortar las acciones, eres libre de hacerlo, aunque no creo que haga falta ni que lo recuerde... xD. Tan solo lo he continuado un poco para no dejarlo en blanco tras caer, si es que llegamos a caer y no lo evitas de alguna forma. Siento la demora :C
~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
#20
Ranko no tuvo tiempo ni de sorprenderse del contraataque de Etsu. Sí, había acertado la patada en el pecho del Inuzuka (o al menos contra su guardia), mas su oponente le había logrado asestar una en su propia pierna. La chica apretó los dientes. Habría cubierto su torso con sus brazos, mas no había previsto un ataque hacia su parte inferior. Ranko perdió el equilibrio y cayó hacia atrás, sobre su trasero, pudiendo juntar la fuerza necesaria para mantener su torso vertical.

”Creo que un intercambio de golpes es algo arriesgado… Hay que saber cuándo permitírtelo, y parece que Inuzuka-san sabe a la perfección si es así.”

El chico no perdió tiempo, pues retrocedió con una pirueta sólo para atacar de nuevo. Afortunadamente, de cierta manera, era una técnica que Ranko conocía muy bien: un salto con una patada voladora, muy vistosa y… dinámica.

Con una expresión algo tensa, pero entretenida en espíritu, Ranko se echó hacia atrás, acostándose tan rápido como le fue posible. Curiosamente, si no hubiese estado derribada, no habría podido hacer mucho para evadir la técnica, mucho menos para detenerla. Etsu pasaría por encima de ella con su Entrada dinámica.

”¡Ahora, Ranko! ¡Gira!”

Rodaría en dirección a Etsu mientras concentraba chakra en sus piernas. Cuando estuviese lo suficientemente cerca, se apoyaría con sus codos y antebrazos, y daría una fuerte patada giratoria hacia las piernas del Inuzuka, si es que éste había aterrizado de pie.

¡Reppū!

Ranko aprovecharía el impulso del vendaval para ponerse de pie de nuevo, intentando ponerse en guardia, si lo lograba. Se notaba desde unos momentos atrás que sería un combate entretenido, aunque la chica estuviese, en teoría y según Etsu, en desventaja.

"Cada combate es experiencia para volverme más y más fuerte."

PV:

122/140

-18PV

CK:

63/100

-36CK

Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido: 18 [Patada - Resistencia]
(Creo que no se gasta el chakra de la Dynamic, ¿no?)
Posible daño infligido: 60PV [Konoha Reppū]
¤ Konoha Reppū
¤ Vendaval de la Hoja
- Tipo: Ofensivo
- Rango: D
- Requisitos: Taijutsu 30
- Gastos: 36 CK
- Daños: 60 PV
- Efectos adicionales: Derriba al oponente proporcionando una oportunidad
- Sellos: -
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo
Esta técnica es un buen ejemplo de cómo un simple movimiento de Taijutsu puede convertirse en una herramienta destructiva y letal. El ataque es, simplemente, una patada baja giratoria cargada de chakra, pero suficientemente fuerte para despegar del suelo a adultos corpulentos como si no pesaran nada. La meta es tirar al oponente al suelo y causar un daño considerable en la parte inferior de su cuerpo.
Responder
#21
La adrenalina corría por sus venas, y el fragor de la batalla no hacía mas que comenzar. El Inuzuka se sentía eufórico, contento de poder enfrentar a alguien en cuerpo a cuerpo con una disciplina que apenas conocía. Sin duda, era posiblemente el sueño de todo buen aprendiz de taijutsu, y obsesionado con el mismo. Era la ocasión perfecta para medir sus fuerzas con otro estilo de combate, y mostrarse una vez más a sí mismo, que el abuelo y su estricta disciplina servían de algo. Era una ocasión para demostrarse a sí mismo, que no perdía el tiempo, y todo su esfuerzo en entrenar como un tarado sin vida tenían un fruto.

Tan pronto como consiguió levantarse, el Inuzuka apenas dejó tomar aire a su oponente. Corrió a toda velocidad hacia ella, y con la fuerza de un huracán se lanzó con su pierna por delante, en busca de arrasar con todo. Pero la chica no se lo dispuso así de fácil, no señor. Ella, atenta como la que más, recurrió a agacharse ante la patada. Etsu por consecuencia pasó por encima de ella, recorriendo apenas un par de metros mas. En el tramo, obviamente mantuvo el contacto visual, esperaba con ansias que no fuese tan fácil.

Tras su golpe, vino la contra. Ranko se movió con fluidez, y con el mismo giro buscó con la pierna extendida la pierna del chico. Una técnica sencilla, fuerte y dinámica que bien podría haber dado un buen fruto. Pero, en cuestiones de combate cuerpo a cuerpo, Etsu estaba bien experimentado. En ésta ocasión, tenía todo controlado.

¡Fabuloso movimiento! —elogió a su contrincante.

Pero el golpe de la chica topó con puro acero. Al coincidir ambas piernas, la del chico realizó un leve movimiento circular, concentrado y con una gran fuerza. Tanta fuerza, que el mismo impacto haría a la chica caer varios metros hacia el flanco con la propia repulsión.

Una sonrisa se dibujaría en el rostro del Inuzuka, el combate no había mas que empezado, y ya lo estaba disfrutando tanto que iba a explotar. Estiró ambas manos, cambiando de nuevo su posición de guardia, a una aparentemente un poco mas incómoda y abierta. Lejos de eso, tan solo mostraba flancos a los que la chica podía atacar. Confiaba plenamente en su capacidad de confrontar cualquier ofensiva.

¿Tiene nombre ese estilo de combate? —preguntó, mas curioso que un gato.

Obviamente, el combate no había terminado. Tan solo le daba tiempo a la kunoichi a recuperarse un poco. Tras la breve pausa —y con una sonrisa entre dientes— el chico salió de nuevo a la confrontación. En su avance, buscaría fintar a toda velocidad hacia el flanco derecho, pero terminaría buscando el flanco izquierdo. Un movimiento rápido y fugaz, agachándose levemente en pos de intentar engañar a la chica.

Gancho de diestra directo hacia el costillar de la chica, tras lo cuál y si nada lo impedía, buscaría acertar con un golpe directo de izquierda. Era todo un don el ser diestro en ambas manos.


Estado de Etsu


Vida

191/200



Chakra

124/180

-32



—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]


* Ninguna AO *


  • Fuerza: 50
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 30
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 25
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40

¤ Tekken
- Requisitos: Taijutsu 20
El llamado puño de hierro, estilo de combate cuerpo a cuerpo desarrollado por Konotetsu, que destaca por movimientos firmes y certeros, que buscan no retroceder nunca. La guardia se cierne con ambas manos hacia delante a la altura del estómago, con las palmas hacia afuera; mientras que ambas piernas semiflexionadas en paralelo establecen un equilibrio firme. En determinadas situaciones, la guardia cambia en la parte superior, recogiendo ambas manos hacia los flancos con los puños cerrados. El ataque se caracteriza por ser rápido y certero, aunque un poco rígido. Además del estilo base, consta de 4 pilares, que diferencian un simple usuario del tekken de un maestro.

· Puñetazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Cabezazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Patada: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Puñetazo doble: 12 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Resto de golpes físicos: 5 PV
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 6 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.


Alterador (Akane no Tekken): Siendo parte de la familia, no era de extrañar que en cierto momento, el estilo de pelea familiar se le ensañase a Akane. El can puede imitar a la perfección el estilo Tekken, incluyendo las técnicas base del mismo. Obviamente, ésto no permite a Akane usar otras variantes de Taijutsu que no tengan que ver con el Tekken. Para poder usar el estilo Tekken, Akane deberá estar en forma humana, con el uso de Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin.

¤ En'undō
¤ Movimiento Circular
- Tipo: Defensivo
- Rango: B
- Requisitos: Taijutsu 20
- Gastos:
  • 16 CK
  • (Taijutsu 40) (multiplicable x2)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Defiende 40 PV
- Sellos: -
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo
Técnica de Taijutsu heredada de Konotetsu, el abuelo, que consiste en aplicar una capa de chakra sobre la piel, y realizar un movimiento circular para darle al impulso una fuerza centrífuga capaz de repeler un golpe directo de cuerpo a cuerpo, e incluso técnicas de Taijutsu. Es un bloqueo directo, que da una oportunidad de contraataque si es que se reacciona a tiempo. La técnica puede realizarse con cualquier parte de una extremidad, lo único a tener en cuenta es que se pueda realizar un movimiento rotativo amplio y preciso. Ésta técnica es una de los cuatro pilares del Tekken, la defensa base.

(Taijutsu 40) Concentrando una mayor cantidad de chakra en la zona de recepción del golpe, y liberándola de manera mucho mas brusca, el ejecutor de la técnica puede provocar con el mismo movimiento que el oponente que realiza el golpe termine un par de metros repulsado por la misma fuerza centrífuga.

  • Daño recibido: -
  • Posible daño causado:
    • Puñetazo: 20 PV
    • Otro puñetazo: 20 PV

Nope, al usar la técnica gasto CK, acierte o no acierte con ella, está hecha... xD
~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
#22
La técnica de Ranko sí logró impactar a Etsu, haciéndole tanto daño como una palmadita en la espalda. La fuerza de la patada de la chica se vio anulada por la técnica del de las rastas.

”¿Q-qué…?”

En un instante, tuvo la sensación de haber golpeado un pilar hecho de granito y de goma al mismo tiempo: no solo detuvo su patada, sino que regresó la fuerza de la misma hacia ella, haciéndole dar vueltas en el suelo como si fuese un juguete. En lo que Ranko se levantaba, con los ojos muy abiertos entre sorpresa y suma atención, Etsu le preguntó si su estilo tenía nombre.

Mientras adoptaba su postura, la kunoichi asintió energéticamente, mas no tuvo tiempo de responder con propiedad. Le emocionaba el hecho de que su compañero se estuviese divirtiendo. Pensó que era un mejor entrenamiento que con Kuumi, pues Etsu le obligaba a pensar más rápido, aunque no tuviese la habilidad para responder con la misma potencia.

Él se lanzó una vez más al ataque. Ranko no hubiese podido evadirlo aunque hubiese querido. La voz de su madre reverberó desde algún rincón de su memoria.

”¡No te distraigas! ¡No descuides tus costados! ¡Intenta ver cuál será el siguiente paso de tu contrincante!”

Apenas y tuvo tiempo de ver el golpe derecho del chico. Lo único que pudo hacer fue intentar bloquearlo con su brazo izquierdo, ejerciendo presión hacia adelante. Aunque sus piernas estaban firmes, el impacto le hizo temblar un poco. Pero el segundo golpe estaba fuera de su visión. Fue un tiro directo que le hizo exhalar.

”¡Aprovecha todo momento!” ¡Si tu oponente te apresa con un brazo, devuélvele dos patadas!”

El tiempo se ralentizó para ella por un segundo, y la chica sintió el creciente espíritu de pelea. A pesar del dolor de su estómago, debía de contraatacar. Sin dudarlo, y casi sin aire, Ranko llevó su mano izquierda al hombro de Etsu y saltó. Se impulsaría colocando un pie en el muslo del chico, para luego darle una fuerte patada descendente con el otro pie, impulsándose a la vez hacia atrás.

¡Tōhi! —soltó al ejecutar su movimiento, y dar una pirueta para alejarse y tomar posición de nuevo. Si no lograba acertar, igualmente trataría de alejarse un poco.

La chica respiraba un poco más rápidamente. Ese puñetazo se había llevado parte de ella.

”Es muy decidido… No es como Kuumi, quien es bastante confiada. Inuzuka-san es bastante firme, y siento que se toma muy en serio este entrenamiento. ¡Debo de devolverle el gesto! ¡No puedo estar tan a la defensiva!”

Es… es el… Baile del Conejo Blanco —dijo animada pero pausadamente —. E-eso que hiciste… Ese movimiento... fue muy… ahm… genial.

Apenas terminando de hablar, fue su turno de lanzarse. Avanzaría lo necesario hasta llegar a él, luego intentaría lanzarle una patada con su diestra a la cara, y giraría con el mismo impulso para lanzar una segunda, esta vez con la izquierda y dirigida hacia su pecho. Ya no intentaría alejarse, pues creía que era mejor estar lo más cerca posible y no dejar de atacar. Su rostro sudado se notaba más decidido conforme la batalla progresaba, aunque siguiera recibiendo golpes.

”¡Enfrentarse a la cascada para convertirse en dragón! ¡Enfrentarse a las montañas para convertirse en leyenda!” pensó con suma emoción

PV:

96/140

-26PV

CK:

73/100

+10CK

Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido:
  • 8 [Puñetazo bloqueado]
  • 18 [Puñetazo - Resistencia]
Posible daño infligido:
  • 14 PV [Hakuto no Tōhi]
  • 19 PV [Patada derecha]
  • 19 PV [Patada izquierda]
¤ Shinobi Kumite
- Requisitos: Taijutsu 10
En todas las academias ninja enseñan el arte de la lucha ninja, o Shinobi Kumite. Todo aquél que no posea esta habilidad, sabrá dar un puñetazo, pero no sabrá cómo darlo, y todos sus golpes restarán 5 PV, sin ningún tipo de bonificación. Sin embargo, y para los ninjas que han recibido entrenamiento:

· Puñetazo: 12 PV + (Fue/10)
· Cabezazo: 12 PV + (Fue/10)
· Patada: 13 PV + (Fue/10)
· Codazo: 11 PV + (Fue/10)
· Rodillazo: 10 PV + (Fue/10)
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 15 PV + (Fue/10)

· Manotazo: 4 PV + (Fue/10)
· Mordisco: 6 PV + (Fue/10)
· Arañazo: 7 PV + (Fue/10)
· Placaje: 5 PV + (Fue/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.

Alterador (Hakuto no Mai): La Danza del Conejo Blanco es un estilo de pelea enseñado a Ranko por su madre. El usuario ha entrenado la parte inferior de su cuerpo por sobre la parte superior, enfocándose en el uso de sus piernas para atacar y dejando los brazos más para equilibrio y defensa. Así, las patadas son más potentes, mientras que los puñetazos pierden fuerza.

El daño de algunos ataques del Shinobi Kumite original se ve modificado:

· Puñetazo: 10 PV + (Fue/10)
· Patada: 15 PV + (Fue/10)
· Codazo: 9 PV + (Fue/10)
· Rodillazo: 12 PV + (Fue/10)
· Manotazo: 3 PV + (Fue/10)
· Arañazo: 6 PV + (Fue/10)

Además, se puede usar un movimiento más, el Hakuto no Tōhi, o Escape del Conejo Blanco. En éste, el usuario se apoya con un pie en el cuerpo del oponente, para luego darle una patada con la planta del otro, dando así una pirueta hacia atrás, alejándose de él. Inflige 10 PV + (Fue/10).
Responder
#23
La contienda continuaba, el combate no parecía estar decidido, al menos no del todo. A pesar de que la chica no mostraba mucha seguridad en sí misma, no carecía de habilidad para el combate cuerpo a cuerpo. Sabía defenderse, y bien se lo estaba poniendo complicado al chico de rastas. Sin embargo, para el chico eso no era para nada un inconveniente, lo estaba disfrutando hasta el punto de desear que jamás terminase el entrenamiento.

Las miradas entrecruzadas en una nueva acometida anunciaron lo inevitable. En ésta ocasión, el genin logró engañar a su oponente, o simplemente su velocidad le dio ventaja. Fuese como fuese, logró casi encajar su gancho de diestra, y cumplió su objetivo con la zurda. Golpeó de lleno en el segundo intento, logrando casi desestabilizar a la chica. Sin embargo, y a pesar de que tenía toda su atención en su actual oponente, la chica le sorprendió posando una mano sobre su hombro y saltando. El movimiento no venía a cuento, al menos el chico no logró entender el propósito del mismo. Si se elevaba frente a él, tendría todas las de golpearla sin miramientos...

Pero no todo es lo que parece. La chica, lejos de buscar una pirueta sin sentido en una confrontación directa y casi sin espacio para respirar, lanzó su pierna hacia el torso del Inuzuka y terminó por impulsarse aún mas, alejándose del chico con un grito de guerra.

Mas que dolorido, el chico quedó extrañado ante la maniobra. No supo muy bien qué hacer para defenderse de esa maniobra puesto que en realidad no se le habría ocurrido una acción tan peligrosa a su punto de vista.

Auch.... —se quejó sin demasiado ahínco, torciendo levemente la cabeza, aún incrédulo de la manera en que la chica había aumentado las distancias.

En lo que la chica retomaba la guardia, al igual que el Inuzuka, contestó que su estilo de pelea familiar se llamaba Baile del conejo blanco. La verdad, tenía que admitirlo, el estilo era de lo más singular. La chica aprovechó también para elogiar el anterior movimiento defensivo del Inuzuka. Éste sonrió, agradecido por la actitud de la chica en el entrenamiento.

Gracias, aunque no puedes quejarte... si que parece un baile ese estilo de combate, se ve muy elegante y fluido...

El chico retomó la guardia inicial, la posición básica del Tekken, con ambos puños a los costados. Fue entonces que la chica se lanzó de nuevo hacia Etsu. Avanzó directa y sin florituras, tosca y ruda como un padrastro borracho cuando se quita la correa. Para cuando se encontró con la distancia adecuada, la chica lanzó una patada con su diestra directamente hacia el rostro del shinobi, la cual buscaría avanzar hacia el flanco seguramente para continuar con una segunda patada.

Antes de que eso sucediese, Etsu avanzó rápidamente hacia el flanco izquierdo de la chica, en lo cuál bloqueaba la patada con su brazo diestro en un movimiento circular hacia el exterior. Su propósito era simple, meterse dentro de su guardia y detener la patada así como su giro en pos de lo que fuese a intentar tras la primera patada. Hecho eso, antepuso su cadera a la de la chica, y aprovechando el movimiento que había realizado con su brazo para desestabilizar el propósito de la chica, giró hacia el sentido contrario, su izquierda. En el mismo movimiento, en vez de recoger rápidamente su brazo, buscaría tomar a la chica, y con ello proyectarla hacia el suelo en un clásico pero eficaz Koshi-waza, o proyección de cadera.

Un tanto improvisada, pero en eso era bueno, en improvisar.

Akane entre tanto observaba el encuentro, para nada tan entusiasmado como su hermano humano. El can aguardaba aún echado, prestando atención, pero no en exceso. Sin embargo, éste último movimiento del shinobi le llamó la atención. Parecía como que Etsu estaba volviendo a usar los movimientos con los que empezó sus andanzas por el Taijutsu.

En caso de hacerlo bien, Etsu no buscaría rematar el encuentro. Estaba disfrutandolo, y cuando algo es bueno, ha de aprovecharse al máximo... un par de pasos hacia detrás, y alzaría de nuevo la guardia. Sin olvidar su sonrisa.

Hacía tiempo que no me enfrentaba a alguien bueno en combate cuerpo a cuerpo...


Estado de Etsu


Vida

180/200

-11


Chakra

118/180

-16



—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]


* Ninguna AO *


  • Fuerza: 50
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 30
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 25
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40

¤ Tekken
- Requisitos: Taijutsu 20
El llamado puño de hierro, estilo de combate cuerpo a cuerpo desarrollado por Konotetsu, que destaca por movimientos firmes y certeros, que buscan no retroceder nunca. La guardia se cierne con ambas manos hacia delante a la altura del estómago, con las palmas hacia afuera; mientras que ambas piernas semiflexionadas en paralelo establecen un equilibrio firme. En determinadas situaciones, la guardia cambia en la parte superior, recogiendo ambas manos hacia los flancos con los puños cerrados. El ataque se caracteriza por ser rápido y certero, aunque un poco rígido. Además del estilo base, consta de 4 pilares, que diferencian un simple usuario del tekken de un maestro.

· Puñetazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Cabezazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Patada: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Puñetazo doble: 12 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Resto de golpes físicos: 5 PV
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 6 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.


Alterador (Akane no Tekken): Siendo parte de la familia, no era de extrañar que en cierto momento, el estilo de pelea familiar se le ensañase a Akane. El can puede imitar a la perfección el estilo Tekken, incluyendo las técnicas base del mismo. Obviamente, ésto no permite a Akane usar otras variantes de Taijutsu que no tengan que ver con el Tekken. Para poder usar el estilo Tekken, Akane deberá estar en forma humana, con el uso de Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin.

¤ En'undō
¤ Movimiento Circular
- Tipo: Defensivo
- Rango: B
- Requisitos: Taijutsu 20
- Gastos:
  • 16 CK
  • (Taijutsu 40) (multiplicable x2)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Defiende 40 PV
- Sellos: -
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo
Técnica de Taijutsu heredada de Konotetsu, el abuelo, que consiste en aplicar una capa de chakra sobre la piel, y realizar un movimiento circular para darle al impulso una fuerza centrífuga capaz de repeler un golpe directo de cuerpo a cuerpo, e incluso técnicas de Taijutsu. Es un bloqueo directo, que da una oportunidad de contraataque si es que se reacciona a tiempo. La técnica puede realizarse con cualquier parte de una extremidad, lo único a tener en cuenta es que se pueda realizar un movimiento rotativo amplio y preciso. Ésta técnica es una de los cuatro pilares del Tekken, la defensa base.

(Taijutsu 40) Concentrando una mayor cantidad de chakra en la zona de recepción del golpe, y liberándola de manera mucho mas brusca, el ejecutor de la técnica puede provocar con el mismo movimiento que el oponente que realiza el golpe termine un par de metros repulsado por la misma fuerza centrífuga.

  • Daño recibido: 11 PV (Tohi)
  • Posible daño causado: 11 PV (Proyección)

~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
#24
Ranko había logrado conectar el Escape sin que Etsu reaccionara, no por ser muy rápida, sino, tal vez, por lo impredecible del movimiento. La chica se sonrojó un poco, pero su sonrisa siguió en su rostro cuando él llamó su estilo “elegante” y “fluido”.

Gra-gracias, Inuzuka-san. Quisiera golpear… golpear con tanta decisión co-como sus puños.

Desearía, entonces, haber recordado el movimiento circular que había elogiado unos segundos antes, pues su contrincante lo usó de nuevo para negar su primera patada. Luego, antes de que ella pudiese contra-contraatacar, Etsu la tomó y lanzó contra el suelo con una proyección de cadera. Ranko apretó los dientes en lo que el chico se alzaba y tomaba su postura imponente de nuevo. La kunoichi se talló la espalda en lo que se levantaba, luego se secó el sudor de su frente. Akane pareció prestar más atención al combate al ver el último movimiento.

Ay… M-m-me halaga, Inuzuka-san. Pero usted sí es muy bueno. Yo… Yo n-no lo soy tanto... —tomó su postura de nuevo —. Todavía.

Su tono, de la nada, sonó desafiante, aunque le costó el color natural de su rostro, pues éste se tornó totalmente rojo de la pena.

”Piensa, Ranko, piensa. Si intento atacarlo directamente una vez más, usará ese genial movimiento circular de nuevo. Inuzuka-san es más rápido y más fuerte que yo. ¿Qué puedo hacer? Piensa, piensa, ¡piensa!”

Ranko se movió de nuevo. No sabía si funcionaría, pero, tal vez, podría sorprender al genin de nuevo. La chica saltó, no hacia él, sino hacia la pared a su izquierda. Concentrando chakra, se impulsó en la pared hacia el techo, justo encima de Etsu, y se impulsaría hacia abajo y giraría, intentando caer sobre él y apresar su torso con sus piernas. Si lo lograba, consideraría una hazaña haber llevado a cabo su técnica contra un oponente tan fiero, y giraría, impulsándose con su cuerpo, para derribar al chico y azotarlo contra el suelo.

¡Gekkō!

Si no lograba asirse de Etsu, retrocedería hacia el lado contrario del chico, con la guardia lista para defenderse, pues no le sorprendería que él contraatacara al instante. Aunque tal vez le sorprendería la manera en la que lo hiciese.

PV:

87/140

-9PV

CK:

43/100

-30CK

Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido: 9 [Proyección - Resistencia]
Posible daño infligido: 50 PV [Gekkō]
¤ Hakuto Gekkō
¤ Caída Lunar del Conejo Blanco
- Tipo: Ofensiva
- Rango: D
- Requisitos: Taijutsu 30, Destreza 30
- Gastos: 30 CK
- Daños: 50 PV
- Efectos adicionales: Derriba al oponente.
- Sellos: -
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo
El usuario se sube al oponente (habiendo previamente saltado sobre él, o mientras ambos estén en el aire), rodeando su torso con sus piernas, luego gira sobre sí misma velozmente usando sus brazos para moverse. El giro desequilibra y derriba al enemigo, impactándolo contra el suelo gracias a un impulso de chakra. El usuario puede usar la fuerza del choque para alejarse de su oponente, dando un pequeño salto en el aire.
Responder
#25
Ranko agradeció el halago a sus movimientos de combate. Aunque no pudo evitar reconocer que le gustaría golpear con tanta decisión como Etsu con sus puños. Pero quizás, solo quizás, era cuestión del estilo de pelea que sendos shinobis tenían. Ella era vivaz, elegante y fluida en movimientos, casi parecía que estuviese bailando. De ahí el nombre del arte marcial que usaba. Mientras tanto, el Inuzuka era brusco, firme e intenso. Era el legado de su abuelo, un arte marcial que se basaba en los golpes precisos y rudos.

Etsu tomó la delantera en la maniobra de sus oponente, y la lanzó contra el suelo en una proyección improvisada pero eficaz. La chica no tardó en levantarse en lo que el chico le daba ocasión, momento que aprovechó para tallarse la espalda., y tras ello secarse el sudor de la frente. El comentario del genin quedó con una respuesta casi desafiante, aunque muy modesta. La chica, a pesar de estar dando la talla, seguía siendo reservada.

La kunoichi salió de nuevo a la carrera, dispuesta a enfrentar de nuevo al chico. Sin titubeos, corrió a toda mecha. Escasos metros antes del choque de fuerzas, la chica saltó hacia un flanco, y se impulsó en la pared para desde ésta impulsarse directa hacia el techo. Una vez en la máxima altura que la sala permitía, tomó esa base para abalanzarse sobre el Inuzuka.

«¡Ostras! ¿qué leches...?»

El genin pudo seguir con su vista eficazmente la fugaz acometida de la chica, pero movido por la curiosidad, o bien extrañado ante el movimiento, no supo reaccionar a tiempo. Eso, o bien quería ver qué intentaba hacer su oponente, y bien sabia que si esquivaba, todo se iría al traste...

Aguantó el esperado golpe, creyendo que se trataba de eso. Pero lejos de aquella dubitativa reflexión propia, la chica tomó el torso del chico con ambas piernas a modo de cizaña, afianzándose y con un giro lanzándolo al suelo. El genin cayó, y pese al fuerte impacto, no supo qué mas hacer salvo reír.

La madre que me... Ranko, ese movimiento ha sido genial... jajajaja

El chico se lo estaba pasando genial, de veras que sí. El dolor empezaba a hacer mella, pero la adrenalina y la diversión lo hacían realmente llevadero. No cabía dudas, había acertado de lleno en éste casual combate de entrenamiento. El chico no perdió tiempo, y se levantó de un salto. Retomó su guardia, con una sonrisa mas radiante que mil amaneceres.

Sacudió ambas manos, y alzó la guardia de manera agresiva. Era su turno. Y tanto que lo era.

Rápido como él mismo, el genin tomaría de nuevo la iniciativa. Se lanzó a embestir de nuevo a la chica, directo. A escasos metros, lanzaría una patada con su zurda en un leve salto, rotando sobre sí mismo para dar media vuelta, y continuar la batida con un puñetazo lateral diestro en lo que tomaba de nuevo suelo. El combo seguiría con una patada frontal, aunque no daba por sentado su eficacia. Después de todo, la chica era muy diestra. Esta era la intención, nada mas que lo que pensaba hacer si todo salía bien, pero no algo a lo que agarrarse sin miramiento alguno.


Estado de Etsu


Vida

130/200

-50


Chakra

128/180

+10



—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]


* Ninguna AO *


  • Fuerza: 50
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 30
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 25
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40

¤ Tekken
- Requisitos: Taijutsu 20
El llamado puño de hierro, estilo de combate cuerpo a cuerpo desarrollado por Konotetsu, que destaca por movimientos firmes y certeros, que buscan no retroceder nunca. La guardia se cierne con ambas manos hacia delante a la altura del estómago, con las palmas hacia afuera; mientras que ambas piernas semiflexionadas en paralelo establecen un equilibrio firme. En determinadas situaciones, la guardia cambia en la parte superior, recogiendo ambas manos hacia los flancos con los puños cerrados. El ataque se caracteriza por ser rápido y certero, aunque un poco rígido. Además del estilo base, consta de 4 pilares, que diferencian un simple usuario del tekken de un maestro.

· Puñetazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Cabezazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Patada: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Puñetazo doble: 12 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Resto de golpes físicos: 5 PV
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 6 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.


Alterador (Akane no Tekken): Siendo parte de la familia, no era de extrañar que en cierto momento, el estilo de pelea familiar se le ensañase a Akane. El can puede imitar a la perfección el estilo Tekken, incluyendo las técnicas base del mismo. Obviamente, ésto no permite a Akane usar otras variantes de Taijutsu que no tengan que ver con el Tekken. Para poder usar el estilo Tekken, Akane deberá estar en forma humana, con el uso de Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin.

  • Daño recibido: 50 PV (Gekkō)
  • Posible daño causado:
    • Patada en el aire: 20 PV
    • Puñetazo: 20 PV
    • Patada frontal: 20 PV

~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
#26
El de las rastas seguía loando el estilo de la de la trenza.

Gracias, Inuzuka-san. —Esta vez no tartamudeó, y su respuesta fue tan firme como el estilo del ninja que enfrentaba. La voz de Etsu se notaba muy emocionada tanto al acertar como al recibir golpes, incluso si era la Caída Lunar de Ranko. Ella no reconocía, hasta el momento, que él estuviese sintiendo mucho dolor. Esto motivaba a la chica a esforzarse aun más para igualar la habilidad del chico.

Con el mismo ánimo y una sonrisa amplia como los riscos del norte, Etsu atacó. A Ranko le dio la impresión de que el calor de la batalla le había dado una visión más clara y más precisa de los movimientos de Etsu. Claro que esto era solo su imaginación, pues su reacción fue tan rápida como antes: no tan rápida como los movimientos de él. Pero la sensación de mejorar su combate le inspiraba a no dejarse vencer ni por el dolor ligero pero creciente de los golpes del chico, ni por el cansancio de sus músculos.

La primera patada de Etsu no fue difícil de ver. La bloqueó, aunque la fuerza de la misma no le dejaba subestimar los ataques.

”¡Muévete, Ranko, muévete!”

El siguiente fue un puñetazo con la derecha. La kunoichi no pudo evadirlo, mas alcanzó a bloquearlo con su brazo recogido. Aprovecharía el impulso del golpe para girar y apartarse hacia un lado, evadiendo sin querer la patada del chico. Luego, con el mismo giro, recogería su diestra y le intentaría asestar un rodillazo al costado de Etsu, para luego retroceder no más de un metro detrás de él.

M-mil disculpas. No pregunté el nombre de tus… tus puños. Tu estilo ta-tampoco es de academia… —dijo rápidamente, sin bajar su guardia, e imaginando un aura combativa tal como lo haría tiempo después con King Rōga. Aunque su espíritu seguía inamovible, su cuerpo ya llevaba algo de rato cansándose. Sus brazos, particularmente, dolían un poco de tanto bloquear.

Algo dentro de ella le decía que Etsu aún tenía mucho que mostrar. Y otra parte se moría de nervios por verla. Técnicas nuevas, movimientos nuevos.

”Sería genial verlos todos…”

PV:

71/140

-16PV

CK:

53/100

+10CK

Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido:
  • 8 [Patada bloqueada]
  • 8 [Puñetazo bloqueado]
Posible daño infligido: 16 PV [Rodillazo]
Responder
#27
La chica agradeció el nuevo elogio a su peculiar estilo de pelea por parte del genin. De nuevo, ni tartamudeó ni le faltó intensidad hablando. Parecía emocionada, tanto o mas que el Inuzuka. Sin duda, el destino a veces era mas que jocoso. Había unido a dos luchadores que disfrutaban con el combate como si se tratase de una fiesta en la piscina. A cada puñetazo, a cada patada, a cada luxación... los chicos se veían más concentrados y metidos, pero no por ello mas distantes y fríos.

Etsu se lanzó al ataque. Una acometida veloz que terminó con una patada clavada en la guardia de la chica. Un bloqueo excelente por parte de la chica de trenzas. Pero el Inuzuka no quedó quieto tras ese primer golpe, justo tras la patada lanzó un puñetazo, que a duras penas llegó a bloquear la chica. Apenas bloqueó con el brazo encogido, giró sobre sí misma, evadiendo con ello la segunda patada del rastas.

«Buena, muy buena...»

Ranko aprovechó la propia inercia del giro para alzarse con un rodillazo que buscó el costado del chico. Mas este se cubrió tanto con el brazo como con la pierna, una protección fuerte ante un golpe que sin duda iba con fuerza. Tanto el chico como la chica tomaron distancias, alejándose casi al mismo instante el uno del otro.

Ambos continuaron con una guarida alzada y sin dilaciones. Mas con una sonrisa entre dientes.

Fue en ese instante que la chica hizo un leve inciso, preguntando al joven cuál era el nombre de su estilo de combate. Ella también reconoció que ese estilo no era el de la academia. Razón no le faltaba, y decía mucho que fuese capaz de reconocer algo de ese estilo. Sin duda alguna, esa chica era bien diestra en Taijutsu.

Así es. Se trata del puño de hierro, es el estilo familiar que enseña mi abuelo en el dojo —hizo una leve pausa, extrañado —¿nunca oíste del gran dojo del viejo Inuzuka? Hasta hay lista de espera para poder entrar, el estilo familiar es bastante famoso.

Sacudió las mano, estirando de nuevo la guardia.

Apretó los puños, tomó aire, y salió de nuevo al ataque. Avanzó rápido y directo, sin oscilación alguna. Casi tan tosco como el meteorito que extinguió a los dinosaurios. Antes de llegar, se lanzó en un salto. Un salto bastante raso, que no buscaba la ventaja de la altura, si no la sorpresa del acercamiento brusco. El Inuzuka lanzó su pierna derecha, pero no era mas que un engaño. En última instancia, recogería la pierna y la clavaría para tomar apoyo. Con las mismas, giraría sobre sí mismo con esa pierna de apoyo, y la zurda totalmente estirada en pos de acertar con una patada horizontal a la chica.


Estado de Etsu


Vida

125/200

-5


Chakra

138/180

+10



—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]


* Ninguna AO *


  • Fuerza: 50
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 30
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 25
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40

¤ Tekken
- Requisitos: Taijutsu 20
El llamado puño de hierro, estilo de combate cuerpo a cuerpo desarrollado por Konotetsu, que destaca por movimientos firmes y certeros, que buscan no retroceder nunca. La guardia se cierne con ambas manos hacia delante a la altura del estómago, con las palmas hacia afuera; mientras que ambas piernas semiflexionadas en paralelo establecen un equilibrio firme. En determinadas situaciones, la guardia cambia en la parte superior, recogiendo ambas manos hacia los flancos con los puños cerrados. El ataque se caracteriza por ser rápido y certero, aunque un poco rígido. Además del estilo base, consta de 4 pilares, que diferencian un simple usuario del tekken de un maestro.

· Puñetazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Cabezazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Patada: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Puñetazo doble: 12 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Resto de golpes físicos: 5 PV
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 6 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.


Alterador (Akane no Tekken): Siendo parte de la familia, no era de extrañar que en cierto momento, el estilo de pelea familiar se le ensañase a Akane. El can puede imitar a la perfección el estilo Tekken, incluyendo las técnicas base del mismo. Obviamente, ésto no permite a Akane usar otras variantes de Taijutsu que no tengan que ver con el Tekken. Para poder usar el estilo Tekken, Akane deberá estar en forma humana, con el uso de Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin.

  • Daño recibido: Rodillazo bloqueado: 5 PV
  • Posible daño causado: Patada: 20 PV

~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
#28
El Inuzuka, tan rápido como había demostrado ser, bloqueó el rodillazo de Ranko. Por un momento pareció que no era solo ella quien estaba bailando, pues ambos habían entablado una especie de danza marcial, alejándose y atacando rápidamente, cual violento vals. Y, a pesar de que se detenían unos instantes para intercambiar palabras, daba la impresión de que era con sus movimientos con lo que se estaban comunicando.

Al igual que dos idiomas que transmiten el mismo mensaje con caracteres y nombres diferentes, Etsu mostró el nombre del suyo: Tekken.

”Suena poderoso y sencillo. Tan firme como su ejecución” pensó la de la trenza, con emoción. Al mencionar la fama del abuelo Inuzuka, Ranko intentó hacer memoria. Sí, había escuchado el apellido en otras ocasiones, pues su madre, Komachi, era adepta a estudiar y describir otros estilos de pelea, mientras que su padre, Kizaemon, era adepto a hablar sobre familias y clanes célebres. Ranko simplemente no había querido “ir de excursión” a otros dojos. Para ahorrarse un sinfín de pena y sonrojos, por supuesto.

Lo… Lo siento. Creo que madre lo ha… lo ha mencionado. El dojo Inuzuka, quiero decir. Yo solo no sabía el nombre de su estilo. ¡Pero ahora nunca lo olvidaré!

Era curioso que ambos practicaran estilos familiares, con la diferencia de que el Tekken ganaba practicantes, estableciéndose tal vez como un camino sólido, mientras que el Hakuto no Mai solo era practicado por Komachi y Ranko. No es que fuese algo prohibido, sino que había sido su madre quien lo había desarrollado, por lo que, o bien ella no tenía intención de heredarlo más que a su hija, o bien no lo había pensado.

Después de un segundo de estirar su guardia, Etsu se lanzó al ataque, fiero y sin tregua. A Ranko apenas le dio tiempo de preparar su postura, pues la había relajado sin querer al hablar. Etsu se acercó con un salto y lanzó una patada. Con la adrenalina moviendo su cuerpo, la kunoichi movió su brazo izquierdo para bloquearla. Sabía que no podría esquivar un golpe directo de Etsu, y si lo había hecho en situaciones pasadas había sido gracias a movimientos que derivaban de otros.

Sin embargo, la patada no conectó. Ranko la vio pasar, como si fuese en cámara lenta, frente a sí, hasta fijarse al suelo. Sus ojos se levantaron para ver la pierna izquierda del chico, acercándosele después de la finta a toda velocidad.

”Oh.”

Recibió la patada verdadera en el esternón. Había sido la velocidad del acercamiento aunada a la velocidad de la finta lo que no había dejado a Ranko fijarse en las intenciones del Inuzuka.

”¡Espléndido!” pensó con el pecho adolorido y dando un paso hacia atrás por la fuerza del golpe.

Con una punzada en su torso, amortiguada por la ansia de pelea, Ranko no dudó en avanzar y contraatacar. Cerraría la brecha que había dejado al retroceder y lanzaría una patada con su zurda al pie de Etsu, especialmente si era la pierna que acababa de acertarle en el pecho. Le diese o no, aprovecharía el impulso de nuevo y giraría. Si bien no es sabio hacer muchas piruetas en una pelea para no darle al oponente tiempo para atacar, el Hakuto no Mai contaba con eso. El giro daría veloz continuación con un codazo derecho al rostro del ninja. Ranko intentaría poner la mirada más agresiva que pudiese (posiblemente sin buenos resultados) para acompañar la intención de aquel codazo: hacer que el oponente se distrajera con él y se colocara en la posición que ella deseaba.

Ranko finalizaría el giro con un tercer tiempo, al igual que un vals. Después del codazo seguiría una patada izquierda de nuevo, esta vez dirigida al costillar de Etsu. Todo el movimiento, si no era interrumpido de alguna manera, se vería fluido, tal como lo había descrito el luchador de las rastas: todo un baile.

Si bien la chica había ganado espíritu de combate y se sentía más confiada en atacar, había perdido algo de aliento, y no quitaba que Etsu golpeaba con más fuerza que ella. Asimismo, el chico parecía tener más conocimiento de Taijutsu que ella. Lo único que tenían a niveles iguales era la emoción de una buena pelea. Y las ganas de repetirla en cuanto se hubiesen recuperado de ésta.

PV:

53/140

-18PV

CK:

63/100

+10CK

Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido: 18 [Patada - Resistencia]
Posible daño infligido:
  • 19 PV [Patada a los pies]
  • 13 PV [Codazo al rostro]
  • 19 PV [Patada a las costillas]
OFF: No sé por qué había olvidado poner esto en todos los post, así como tú haces, pues técnicamente lo estoy usando de manera constante, sorry XD

¤ Shinobi Kumite
- Requisitos: Taijutsu 10
En todas las academias ninja enseñan el arte de la lucha ninja, o Shinobi Kumite. Todo aquél que no posea esta habilidad, sabrá dar un puñetazo, pero no sabrá cómo darlo, y todos sus golpes restarán 5 PV, sin ningún tipo de bonificación. Sin embargo, y para los ninjas que han recibido entrenamiento:

· Puñetazo: 12 PV + (Fue/10)
· Cabezazo: 12 PV + (Fue/10)
· Patada: 13 PV + (Fue/10)
· Codazo: 11 PV + (Fue/10)
· Rodillazo: 10 PV + (Fue/10)
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 15 PV + (Fue/10)

· Manotazo: 4 PV + (Fue/10)
· Mordisco: 6 PV + (Fue/10)
· Arañazo: 7 PV + (Fue/10)
· Placaje: 5 PV + (Fue/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.

Alterador (Hakuto no Mai): La Danza del Conejo Blanco es un estilo de pelea enseñado a Ranko por su madre. El usuario ha entrenado la parte inferior de su cuerpo por sobre la parte superior, enfocándose en el uso de sus piernas para atacar y dejando los brazos más para equilibrio y defensa. Así, las patadas son más potentes, mientras que los puñetazos pierden fuerza.

El daño de algunos ataques del Shinobi Kumite original se ve modificado:

· Puñetazo: 10 PV + (Fue/10)
· Patada: 15 PV + (Fue/10)
· Codazo: 9 PV + (Fue/10)
· Rodillazo: 12 PV + (Fue/10)
· Manotazo: 3 PV + (Fue/10)
· Arañazo: 6 PV + (Fue/10)

Además, se puede usar un movimiento más, el Hakuto no Tōhi, o Escape del Conejo Blanco. En éste, el usuario se apoya con un pie en el cuerpo del oponente, para luego darle una patada con la planta del otro, dando así una pirueta hacia atrás, alejándose de él. Inflige 10 PV + (Fue/10).
Responder
#29
Ambos pudieron concluir en una simple idea. No olvidarían el nombre del estilo de pelea del antagonista. Ya fuese por curiosidad como en el caso de Etsu, o de a saber qué movía a la chica a pensar de esa manera. Fuese cual fuese el motivo, todo importaba dos pimientos salvo el momento. El grandioso e intenso ahora. El baile de golpes que con dulzura y brusquedad se desenvolvía sobre el tatami, y en el cual el resto no importaba absolutamente nada. La sencillez del momento.

Ranko sostuvo su defensa bien alta, aunque pareció sorprenderse un poco ante el inminente ataque del rastas. Sin embargo, reaccionó bien y tomó una posición defensiva. Aguardó una patada directa por parte del Inuzuka, pero por desgracia cayó en la trampa que éste le había tramado. Todo había sido una buena treta en pos de acertar con una patada tras la finta. Sorprendida, no pudo si no contener el aire en el pecho y aguantar el impacto. El golpe fue duro, muy duro... tanto fue así, que la chica no pudo evitar retroceder un poco. Ni tan siquiera un quejido, en su rostro solo se dibujaba una sonrisa. Estaba tan emocionada como el chico, si no más.

El destino es caprichoso.

Apenas habiendo vuelto a tomar aire, la kunoichi se lanzó al ataque. Avanzó fiera, con una mirada intensa. Y sin pensarlo mucho, o quizás demasiado, lanzó una patada directa hacia la pierna que recién había golpeado en su torso. Etsu, atento a ello, alcanzó a estirar la misma pierna e interceptar la patada de la chica. Un bloqueo simple pero eficaz. Pero la acometida de la chica no había acabado, no señor. Con las mismas, giró sobre ella misma como eje, buscando golpear con el codo el rostro de Etsu.

«Ésta es mi oportunidad...»

No pudo evitar una ligera sonrisa, la cuál fue borrada de inmediato con el propio golpe. Un codazo directo en el careto, que sacó un gemido de dolor del Inuzuka. Pero éste aprovechó la circunstancia para tomar a la chica directamente por la cintura. Con una fuerza atroz, que la aprisionaba contra él.

¡Inuzuka suplex!

Aprovechando que ella misma se había declinado por las distancias cortas en pos de golpear con el codo, el rastas no dudó en probar su técnica inventada. Esa técnica que había tenido el descaro de bautizar en parte con el apellido familiar, y que desafiaba el estilo formal del abuelo...

La levantaría con fuerza, y la levantaría, y la levantaría... tanto que pasó sobre él, y terminaría cayendo tras el rastas, golpeando contra el tatami con la cabeza. No es que se tratase de una gran técnica propiamente dicho, pero era simple y singular. Perfecta para éste tipo de ocasiones.

Para cuando soltara a la chica, y alzase de nuevo la guardia, se daría cuenta de un pequeño detalle. Habían unas cuantas gotas de sangre en el tatami. No dudó un solo segundo, la preocupación le invadió.

¡Ranko! ¡Ranko! ¿¡estás bien!? —preguntó a toda prisa.

Con el fragor del combate, ni se había dado cuenta de que la sangre que estaba viendo no era de la chica, si no de él. El impacto de un codo en plena cara no es buena cosa... nunca lo es.


Estado de Etsu


Vida

108/200

-17


Chakra

108/180

-30



—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]


* Ninguna AO *


  • Fuerza: 50
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 30
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 25
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40

¤ Tekken
- Requisitos: Taijutsu 20
El llamado puño de hierro, estilo de combate cuerpo a cuerpo desarrollado por Konotetsu, que destaca por movimientos firmes y certeros, que buscan no retroceder nunca. La guardia se cierne con ambas manos hacia delante a la altura del estómago, con las palmas hacia afuera; mientras que ambas piernas semiflexionadas en paralelo establecen un equilibrio firme. En determinadas situaciones, la guardia cambia en la parte superior, recogiendo ambas manos hacia los flancos con los puños cerrados. El ataque se caracteriza por ser rápido y certero, aunque un poco rígido. Además del estilo base, consta de 4 pilares, que diferencian un simple usuario del tekken de un maestro.

· Puñetazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Cabezazo: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Patada: 9 PV + (Fue/10 + Des/10)
· Puñetazo doble: 12 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Resto de golpes físicos: 5 PV
· Llave (agarrar a alguien y arrojarlo al suelo o pared con fuerza): 6 PV + (Fue/10 + Des/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.


Alterador (Akane no Tekken): Siendo parte de la familia, no era de extrañar que en cierto momento, el estilo de pelea familiar se le ensañase a Akane. El can puede imitar a la perfección el estilo Tekken, incluyendo las técnicas base del mismo. Obviamente, ésto no permite a Akane usar otras variantes de Taijutsu que no tengan que ver con el Tekken. Para poder usar el estilo Tekken, Akane deberá estar en forma humana, con el uso de Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin.

¤ Inuzuka no Suplex
¤ Suplex Inuzuka
- Tipo: Ofensivo
- Rango: B
- Requisitos: Taijutsu 30
- Gastos:
  • 30 CK
  • (Taijutsu 60) (multiplicable x2)
- Daños: 50 PV
- Efectos adicionales: -
- Sellos: -
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo
El shinobi tras tomar contacto con su oponente, y teniendo al mismo agarrado de cualquier manera, carga una gran cantidad de chakra en sus músculos para afianzar la presa sobre su oponente. Tras ello, y con un impulso de chakra en sus músculos lumbares, el Inuzuka tira de su oponente hasta hacerlo pasar por encima de sí mismo, haciendo que el rival golpee con su nuca/cabeza el suelo que hay tras ambos, formando un puente. El golpe no es desmedido, pero puede causar un gran shock, debido a lo antinatural del mismo así como la zona que suele golpear, la cabeza.

  • Daño recibido:
    • Patada bloqueado: 7 PV
    • Codazo: 10 PV
    • Posible daño causado: 50 PV

~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
#30
La interpretación de danza marcial de Ranko fue interrumpida por Etsu. Si bien logró acertarle el segundo tiempo, el codazo a la cara, el de las rastas contraatacó antes de que la de la trenza pudiese conectar la patada final. En un instante se vio apretada en un fuerte abrazo, lo cual le había hecho explotar de la pena, si no fuese porque un momento después apareció en el suelo.

”¿Eh…? ¿Cómo…?”

Sintió como si el chico le hubiese golpeado contra el continuo espacio-tiempo, pues el suplex le había caído tan de sorpresa y con tanta fuerza que le había hecho olvidar ese segundo de combate. Ahora, Ranko estaba acostada en aquel dojo de entrenamiento, con los miembros extendidos. Tenía un fuerte dolor en el cráneo y el cuello, y por un momento pensó que había sufrido daños en su columna, pues no podía mover sus brazos ni piernas. Un momento después se dio cuenta de que simplemente los tenía muy adoloridos, y su cuerpo se negaba a moverse. Era como si hubiese llenado la cuota de dolor y cansancio de ese día, y la adrenalina y la emoción de la batalla ya no surtieran su efecto analgésico.

”Aún puedo luchar” pensó con los ojos cerrados, pero no pudo hacer más que resollar y soltar un quejido.

El chico le preguntó si estaba bien, cosa que le llevó varios segundos contestar.

S-sí… Sólo… Sólo nece… necesito descansar un… u-un momento…

Ranko abrió los ojos un poco, pues quería dirigirle una sonrisa al chico para asegurarle que estaba bien, pero notó algo rojo en su rostro. No distinguió bien si sangraba por la nariz o por la boca, pero al parecer su codazo le había dado con toda fuerza en la cara. Si bien sabía que en un combate de práctica había de riesgos a riesgos, Ranko se sintió terrible por haber lastimado a su compañero.

¡I-Inuzuka-san! L-lo… ¡Lo siento! —Quiso levantarse para auxiliar a Etsu, aunque posiblemente no era nada demasiado grave, pero su cuerpo se negó de nuevo a ponerse de pie. Cada golpe dado y recibido parecía quejarse al mismo tiempo, y el suplex definitivamente lo había desencadenado.

”¡Ay, qué desgracia! Algún día necesitaré moverme con el cuerpo roto, y espero no ser tan débil como ahora…” pensó, con todo el drama del mundo.

PV:

3/140

-50PV
*Sonidos de PV bajos de Pokémon*
CK:

83/100

+20CK

Fuerza: 40
Resistencia: 20
Aguante: 30
Agilidad: 20
Destreza: 35
Poder: 20
Inteligencia: 20
Carisma: 10
Voluntad: 25
Percepción: 20
¤ Hitai-ate [Protección 7PV)] (frente)
Revelado / Oculto / Agotado
Daño recibido: 50 [Inuzuplex]
Posible daño infligido: -
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.