Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
Una noche fría
#16
Obviamente no había oído hablar de la otra prueba. Sin embargo, el interés de Geki por ella no había hecho más que aflorar, una curiosidad digna de mención apareció en las entrañas del muchacho y allí estaba yo para saciar la sed que acababa de aparecer en el joven y prácticamente recién llegado a Kusagakure.

— Así que nadie te ha hablado de ella, ¿eh?

Pues normal y lógico que nadie le hubiese hablado de ella. Pues era algo de mi propia invención. Pero, ¿cómo iba a saberlo él? No tardó Geki en suplicar más detalles al respecto.

— Veamos, la verdad es que es algo muy simple. No te debería ser complicado realizarla. Es tan sencillo como pasar la noche en el bosque. Igual te ves obligado a enfrentarte a bandidos, quizás algún animal salvaje, o quizás no pase nada. Supervivencia, ¿entiendes?

Y ya está. No había nada más que eso. Tampoco es que de la noche al día me hubiese convertido en un gran hijo de puta, solo en alguien un poquito cabrón que quería pasarlo bien aquella noche en vistas de que Geki también quería hacer algo en lugar de ir a casa y dormir.

— Bueno, ¿qué dices?
[Imagen: kidomaru.gif~c200]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#17
El joven asentía mientras escuchaba al otro hablar. Le preocupaba un poco eso de los animales, no sabía bien cuáles abitaban esos bosques, ni si eran venenosos, Geki no se llevaba bien con el veneno, para nada, una mordida de algún reptil y ya no sabría que hacer, le pasó por la mente una lista rápida de los que podría cruzarse en el camino.

Y los bandidos, otro problemas, estos no le preocupaban tanto, sin embargo, le hacían un poco de ruido. Pero ya estaban allí, era momento de intentarlo contra viento y marea. Parecía una locura que dos genin se internasen en el bosque, pero si esas eran las reglas del lugar lo haría, así que ignoró ese detalle y sus miedos, se puso serio con ganas de enfrentarse a todo.

- Está bien, te sigo, ¡hagamoslo!

Le respondió eufórico, mientras ya la adrenalina empezaba a correrle por las venas. Tenía miles de preguntas en su cabeza, ¿Yota vendría con él? ¿Qué pasaría si se encontraba en un apuro? ¿Podía morirse en esa prueba? .Aunque la mayoría eran muy fantasiosas e imaginativa, Geki no podía para de pensar en ella y en sus riesgos en una mezcla de sentimientos, así que intentó resumirlas todas en una.

- ¿Alguna vez alguien murió realizando esto?

Dijo un poco más tranquilo, no tenía miedo, eso era seguro, pero quería sacarse la duda, aunque presentía una respuesta positiva por parte del otro.
Responder
#18
- Está bien, te sigo, ¡hagamoslo!

El gennin no titubeó ni un solo segundo. Estaba completamente decidido a dejarlo todo en mis manos, estaba empeñado en que le acompañase y en hacer aquella prueba que, si tuviese dos dedos de frente, sabría que era más falsa que una moneda de madera.

— ¡Oh, genial! Esta noche nos lo vamos a pasar de miedo

Kumopansa se relamía ante la posibilidad de una noche de acción y aventura en los bosques que protegían la aldea. Bueno, a decir verdad, yo también estaba algo emocionado, aunque también pensativo. Podría habermelo llevado a una muerte segura con aquella excusa y el tipo hubiese aceptado.

- ¿Alguna vez alguien murió realizando esto?

— Oh, si, claro. supongo que sabrás que al bosque hay que tratarlo en serio. No es un lugar al que un niño vaya a jugar, ¿Sabes? Es un sitio peligroso

Aquellos bosques era como si tuvieran voluntad propia, aceptaba a aquellos que cuidaban de él y convertía aquello en un infierno verde para sus enemigos. Animales feroces, bandidos y ladrones de poca monta o... en el peor de los casos, ninjas dispuestos a rajarte en el cuello o perforarte el corazón o algún órgano vital ya fuese por diversión o por algún que otro plan malvado. Pero el bosque también tenía sus mecanismos de defensa propios. Además, en diversas formas.

— Pero no te preocupes, intentaremos que el bosque no te mate... Y que tampoco me mate a mí.
[Imagen: kidomaru.gif~c200]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#19
Aquellas palabras resonaron en la cabeza de Geki, de seguro él no quería morir, no estaba seguro de si quería someterse a tal prueba. Pero ya estaba decidido, además, de alguna manera u otra se había tranquilizado un poco más al escuchar que Yota le acompañaría.

El otro genin como ya lo había notado, parecía un poco más curtido y de seguro también había superado esa prueba en su recibimiento de Genin, ahora tendría que ser pan comido para él. Geki dejó de pensar en las posibilidades, por unos momentos su cabeza quedó en blanco y soltó un suspiro que lo ayudó a relajar los músculos que se le habían tensionado levemente.

- Bueno mejor vamos antes de que cambie de opinión...

Comentó el Senju mientras se llevaba la mano a la cabeza para disimular que no se sentía muy inspirado por las palabras del otro. Sabía que la aldea en su mayoría era vigiladas por jounin, pero en algo le daba la certeza, los bosques de Kusa eran más frondosos y peligrosos que las demás aldeas por su espesura. Pero eso no iba a lograr intimidarlo.

- Guíanos Yota, por favor.

Le pidió ahora un poco más sereno.
Responder
#20
Las dudas empezaron a aflorar en los pensamientos del tipo que tenía delante de mis narices. Y aquella no rea una opción; íbamos a pasar una gran noche y nada ni nadie iba a impedirlo. Así que había que empezar a moverse a la de ya.

— Vale, venga, pongámonos en marcha, esta será una gran noche — dije para mantener los ánimos en un buen estado — Pero antes... ¿podrías ir a buscar algo de provisiones? Con algo de bebida y de comida bastará, será una noche larga. Yo tengo que ir a ver a un amigo para que nos ayude a salir de la aldea

Sí, la noche de los bosques en invierno podía ser de lo más jodida. Fríos como tempanos. Aunque aquel podría no ser nuestro único enemigo aquella noche, los bosques tenían un buen surtido de potenciales peligros a los que prestar atención. Además, los guardias serían nuestro primer escollo al que hacer frente, aunque creía tener una gran idea sobre como esquivarlos.
[Imagen: kidomaru.gif~c200]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#21
Geki asintió con la cabeza, la verdad era muy buena idea eso de ir a buscar provisiones, que lo acompañara alguien que ya había realizado la prueba ya estaba dando sus frutos. Y en un giro el Senju se dio media vuelta y comenzó a correr en dirección a su casa.

- ¡Volveré en treinta minutos!

Gritó mientras subía un brazo en forma de despedida. Las zancadas eran lo más largas que su cuerpo le permitía, las pisadas de la botas en la calle producían un sonido a golpe seco que retumbaba en el silencio de la noche, su respiración comenzaba a agitarse y el frío hacía arder un poco la garganta.

En su carrera intentaba recordar las cosas que guardaba en la despensa, qué sería de utilidad llevar y qué no. El corazón le retumbaba en el pecho como signos de agitación, pero de lo contrario a detenerse Geki continuó saltando por encima de las edificaciones para acortar el camino.

Abrió la puerta casi de un golpe, esta dejó escapar un chillido mientras se desplegaba hacia atrás. Estaba agitado, no había parado de correr hasta llegar a destino. Su cuerpo, despedía un vapor caliente y se intensificaba en la parte de la cabeza, hasta podía sentir como algunas gotas de sudor le corrían por dentro de los ropajes.

Suspiró, se dejó caer en una de las sillas de la casa, mientras pensaba que no tenía tiempo que perder, aunque qué, con la corrida que había hecho había ahorrado mucho. Se duchó rápido, cogió una mochila negra donde puso provisiones, no mucho, un poco de agua y comida, sus herramientas ninjas que estaban en el portaobjetos también cabían en la mochila pero no las cambió de lugar y las dejó allí, se sentía mejor con ellas en el lugar donde las llevaba siempre.

Aunque no tenía reloj, sabía que ya era momento de volver y se animó a sí mismo.

Bueno aquí vamos, fuerza Geki
[Imagen: firma-a-ver.jpg]
Responder
#22
Y de ese modo se hizo. Geki aceptó sin rechistar y en un periquete se puso manos a la obra, desapareciendo del lugar donde nos habíamos encontrado para cumplir con el cometido de juntar unas cuantas provisiones. Yo... Bueno, yo hice lo que debía hacer y a decir verdad creo que era mi día de suerte.

En cuanto termine con la mío volví al lugar acordado a la espera del gennin tomando asiento en el banco dodne originalmente estaba él sentado, saboreando un delicioso caramelo de fresa y nata.


— Oye tio, ¿estás seguro de esto?

Vaya, ¿qué era eso? ¿preocupación? Creo que era la primera vez que Kumopansa mostraba aquel tipo de sentimientos cuando precisamente era ella la que solía meterse ne la boca del lobo e ir en busca de líos en los que meterse.

— Todo va a ir bien, relájate. Solo es una noche en el bosque

— Si tu lo dices..

Era divertido. al parecer no solo iba a tener que cuidar de Geki, sino también de Kumopansa que empezaba a tener serias dudas.

— Vamos, vamos, disfrutemos de la noche, ¿Vale? No dejaré que te pase nada malo a ti ni a Geki. Juntos somos invencibles, ¿recuerdas?
[Imagen: kidomaru.gif~c200]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#23
El senju volvió al lugar acordado de donde había partido hace un momento atrás. Esta vez llegó caminando con calma, mientras recorría el sendero naranja que tomaba color de las lámparas del camino. El viento frío lo despeinaba un poco y le adormecía la cara. El corredor formado de casas lo acercaba poco a poco a la pequeña plaza.

Pudo divisar a Yota, estaba sentado en el mismo banco donde se habían encontrado con Kumopansa. Apretó fuerte la mochila y una sonrisa se le dibujo en la boca. Volvió a mirar hacia atrás, dedicando una mirada de despedida a la nada. Y comenzó a caminar hacia el banco.

-Lamento si me demore un poco más

Dijo bastante animado y con una sonrisa mientras terminaba de recorrer últimos metros que los separaban.

-¿Todo listo?

Consultó el genin, mientras se detuvo cerca, esperando que el otro diera indicaciones para seguirlo. Geki no tenía idea si saldrían por la puerta principal de la aldea o por algún otro atajo.
[Imagen: firma-a-ver.jpg]
Responder
#24
Disculpa la demora ^^

Al rato volvió Geki con una mochila a cuestas. Estaba ya todo listo y predispuesto para la aventura.

— Vale, vale, no te preocupes. Todo está listo

— Joder, casi me duermo, tío. He tenido que hacer flexiones con las ocho patas para no dormirme

Suspiré pesado.

— Cierra esa bocota, anda — dije, en referencia a las quejas de la araña — Sígueme, Geki

Me siguiera o no, aunque fijo que lo hacia empecé a correr en dirección opuesta a la posición de Geki, cruzando lo que quedaba del aquel parque y dejandolo a mis espaldas para acabar saltando y con la ayuda de una fina capa de chakra en mis pies, escalar la pared del edificio que tenía en frente y así llegar a su tejado, para así avanzar más rápido, saltando de tejado en tejado. A medida que íbamos llegando al destino, el gennin podría deducir a donde íbamos, las puertas de la aldea.

— Ya casi estamos

De pronto salté del tejado para caer en la calle y caminar, sonriente hasta una figura femenina. Su pelo, recogido en una simple coleta y su kimono rosado captaban toda la atención de cualquiera que la mirase.

— Al final no se echó para atrás, ¿eh?

— Creo que tiene madera, Sora-sensei

— Oh, ya veo, así que está decidido a hacerlo — se acercó hasta el muchacho poniendo su delicada mano diestra sobre el cabello de Geki — Bueno, ¿cómo se llama este joven loco?
[Imagen: kidomaru.gif~c200]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
#25
Ninja awards premio a la trama más pausada xD. Bueno, lento pero seguro dicen.

Al parecer, Geki no iba a tener tiempo ni siquiera para tomarse un minuto de descanso. Yota lo estaba esperando para que comenzaran su travesía. Mantuvieron un corto intercambio de palabras esclareciendo de que todo estaba listo y luego el Senju se puso a seguir a su compañero.

Intentaba imitar todos sus movimientos, lo que delataba la mejor técnica que tenía este sobre Geki, que apenas le seguía el ritmo, exigiéndose para no perderlo de vista.

— Ya casi estamos

Le dijo su compañero, agradeció el silencio de la noche, porque con la diferencia que le había sacado, en otro ámbito no lo hubiera escuchado. Dieron un último salto para caer en las calles del poblado. Allí una figura se fue formando mientras salía de la oscuridad , delatando una mujer.

Geki sintió la mano en su cabeza, parecía agradable.

— Ss..Soy Geki señora, Senju Geki.

Se limitó a decir, un poco tímido como siempre en sus presentaciones.
[Imagen: firma-a-ver.jpg]
Responder
#26
— Ss..Soy Geki señora, Senju Geki.

— ¿Señora dices? — contestó Sora que, de haberlo sabido Geki no se hubiera referido a ella como señora

— Ay, ay ay

Kumopansa había hablado por los dos al saber lo que se venía.

¡Plas!

Una simple y sonora colleja en la nuca del joven gennin que acababa de recibir su primera lección de la noche. Aunque, ¿realmente aquella era una lección? En cualquier otra circunstancia llamar señora a alguien no sería motivo de aquyel tipo de reacción, pero con Sora...


— Con un simple Sora bastará, muchacho — se volteó hacia mí con su inconfundible rostro y los brazos cruzados por detrás de su espalda — Bueno, pero vayamos a lo que nos atañe...

De debajo de una de las mangas rosadas de su kimono surgió un pergamino que se desplegó al sujetarlo con su mano.

— Resulta que tengo esto por aquí y, la verdad, los guardias de las puertas de hoy en día ya no son lo que eran, no hurgaran en los detalles. — para cuando ambos gennin se fijasen, verían que se trataba de un pergamino de misión. Era real, pero si se fijaban todavía más, verían que su fecha estaba desfasada por unas pocas semanas — Bien, diremos que vamos los 3 de misión y que yo seré vuestra jounin. Soy la sensei de Yota, así que nos creerán.

Si la colleja fue la primera lección, aquel gesto fue la segunda lección de la noche. Nunca subestimes el poder de un pergamino. Ese sería lo que nos diría nuestro subsconsciente a la par.

— ¿Entendido, muchachos? — preguntó finalmente con su particular dulzura, acompañada de una afable sonrisa.
[Imagen: kidomaru.gif~c200]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder