Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Despedida, Invierno de 219
Situación actual: La muerte de Moyashi Kenzou, el Morikage, a manos de su propio jinchuuriki, ha provocado el adelanto de una reunión ya prevista en la que Sarutobi Hanabi y Amekoro Yui deseaban dar constancia de acontecimientos de extrema importancia para el destino de Oonindo. Ahora, Aburame Kintsugi se enfrenta a su primera Reunión de los Tres Grandes y la Alianza tendrá que demostrar su fortaleza e integridad por primera vez desde que Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure la firmaron. Enlace al tema: (aquí).
(B) Las bandanas perdidas
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 4 puntos
Dinero: 570 ryō
#1
Después de todo el follón de Jurete, la muerte del Morikage, su funeral, el interrogatorio con la tal Aburame Kintsugi... Había llegado el momento de ponerse de nuevo a trabajar para la aldea. Venían tiempos difíciles para todo kusajin, así que era uno de esos momentos en el que uno debía sobreponerse a la situación, tomar el toro por los cuernos y ofrecer su mejor versión.

Todo ello era lo que me había conducido hasta allí, el mismísimo edificio del Morikage, aquel imponente dojo que se alzaba en aquel recóndito lugar del norte de Ōnindo.

«Allá vamos de nuevo»

Con decisión crucé el umbral de la puerta para acceder al interior. Los que estuvieran en su interior podrían ver a aquel gennin que compartió muchas vivencias con mayor traidor de la Kusagakure moderna, Eikyuu Juro, que hasta hacía unas semanas era el jinchuriki de la aldea. Lucía pantalones largos y negros, así como una camiseta de manga larga roja y encima de ella una negra con el símbolo de la Kuromiböjin a su espalda, la cual tenía una capucha también negra que llevaba puesta. Mi trenza caía por mi hombro izquierdo, inspirado por la elegancia con la cual la nueva Morikage lucía la suya. Realmente deseaba convertirme en alguien importante para aquella mujer y, por consecuencia, para Kusagakure. Convertirme en alguien que pudiese cambiar las cosas.

Pero lo que más ansiaba era descubrir la verdad. Toda la verdad.


— Hola, ¿tienes trabajo para mí?

Kumopansa descendió de un salto hasta el escritorio de la mesa de la recepción en la que estaba solicitando una nueva misión con la que servir a los míos.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 7 puntos
Dinero: 300 ryōs
#2
Hacía tanto tiempo que no se pasaba por aquel edificio...

Luego de lo sucedido con Kenzou, era normal que los ánimos en Kusagakure no estuvieran por las nubes y... bueno, para qué mentir, Daigo no era la excepción.

Le gustaría haber dicho que ha estado entrenando para atrapar a Juro, que después del funeral del padre de todos los kusajin el chico se había estado preparando para atrapar a su asesino, pero la verdad era que poco había hecho.

Eso estaba a punto de cambiar.

Daigo entró al edificio y se encontró con Yota, que estaba solicitando una misión.

«Quizás...»

El chico se acercó y le tocó el hombro.

—Podría buscar algo para los dos —dijo, y sonrió a su compañero—, si te parece bien, Yota-kun.
—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
#3
Tras el mostrador se encontraron con un hombre anciano. Pero no era el típico anciano encogido y escuchimizado. No. Aquel anciano medía por lo menos dos metros y sus músculos estaban hechos para partir troncos de árboles con las manos desnudas. Si de algo no cabía duda era de que, Senju Shiten era un Kusajin de pura cepa.

Oh, joven Yota, joven Daigo. Bienvenidos, bienvenidos. Hacía mucho que no os veía, ya comenzaba a tener miedo de que estuviéseis echando barriga en vuestras casas —les saludó. Tenía el pelo canoso, pero para su edad lo llevaba largo. Tan largo que se confundía con su barba y seguía extendiéndose hasta la mitad de su pecho. A modo de vestimenta llevaba el chaleco shinobi oficial, dejando al descubierto sus brazos colosales recorridos por múltiples cicatrices—. Pues si no tenéis inconveniente en trabajar juntos, Morikage-sama hace nada ha rescatado esta tarea del cajón del olvido.

Shiten deslizó hacia los dos muchachos un pergamino enrollado... Y la letra B tallada en cera sobre el cierre.


(B) Bandanas huérfanas


Publicada en: Kusagakure
Rango recomendado: Genin experimentado / Chūnin
Solicitante: Aburame Kintsugi
Lugar: Bosques de Hongos

Hubo un tiempo en el que se producían periódicamente desapariciones de shinobi, dejando como única prueba las bandanas que quedaban abandonadas sin más. No existen ninguna evidencia de que se trate de exilios voluntarios, por lo que la primer hipótesis que se maneja es la del secuestro. Ante la falta de pruebas y después de muchos meses sin que se hubiese producido ninguna nueva desaparición, la misión quedó aparcada en el olvido.

Pero ahora está volviendo a ocurrir. Dos kunoichi, graduadas recientemente en la academia han desaparecido mientras buscaban un gato en los Bosques de Hongos del País del Bosque. Por eso solicito la intervención urgente de uno o dos shinobi que puedan investigar el asunto y esclarecer los hechos.

Fdo: Aburame Kintsugi


[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 4 puntos
Dinero: 570 ryō
#4
Antes de que pasase nada, lo primero que pude sentir es la presencia de alguien, y fue ese alguien quién posó su mano sobre mi hombro. La capucha no me permitía ver a través, por el rabillo del ojo, así que tendría que haber girado el rostro para ver de quién se trataba, pero se delató con su voz. Una voz muy familiar, de un buen amigo. De un amigo leal, me lo había demostrado muchas veces.

—Podría buscar algo para los dos —dijo, y sonrió a su compañero—, si te parece bien, Yota-kun.

Ejerciendo sus funciones como responsable de aquel turno, tras aquel escritorio había un hombre entrado en años pero trabajado y bien conservado. Así lo dejaban constante sus imponentes brazos, descubiertos.

Oh, joven Yota, joven Daigo. Bienvenidos, bienvenidos. Hacía mucho que no os veía, ya comenzaba a tener miedo de que estuviéseis echando barriga en vuestras casas

— Oh, no, no se preocupe por eso. Simplemente... he estado buscando un amigo

Pues si no tenéis inconveniente en trabajar juntos, Morikage-sama hace nada ha rescatado esta tarea del cajón del olvido.

Acto seguido nos acercó un pergamino en el que claramente ponía la letra B. En otras condiciones los ojos me habrían hecho varios estellos de emoción. Pero no aquel día, no bajo aquella situación. Contra mayor fuese el rango de la misión más se cobraría por hacer el trabajo y eso era precisamente lo que necesitaba Kusagakure en aquel momento, con carácter de urgencia. todo recurso sería bienvenido con tal de facilitar la búsqueda del que en su día fue jinchūriki de la hierba.

— He trabajado muchas veces con Daigo-kun, será un gusto volver a hacerlo

«Tan solo espero que esta vez no salga mal»

Tomé el pergamino y me giré hacia el peliverde.

— Seguro que estamos de vuelta con el trabajo hecho en un abrir y cerrar de ojos, ¿a que si, Daigo-kun?
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 7 puntos
Dinero: 300 ryōs
#5
Tras el escritorio, fue Shiten, el Acaparador, quien les atendió. Una mole de hombre que podría fácilmente destrozar su escritorio si se pasaba un poco al apoyarse.

Daigo sintió algo de miedo, pensando que esta vez no se salvaría y que terminaría haciendo 800 flexiones como misión.

—No se preocupe, Shiten-senpai, he estado siguiendo su consejo.

Una buena dieta y mucho entrenamiento, aunque últimamente no había cumplido con este último.

Los ojos del peliverde se iluminaron cuando vio la letra B en el pergamino. Donde Yota veía una oportunidad para traer dinero a la aldea, Daigo veía mucho más, como traer dinero a casa, por poner un ejemplo.

Así no se tendría que preocupar de comer durante un tiempo, y además podría ayudar a Gura y a Koku. Eso si no volvía a liarla, claro.

Yota parecía muy convencido de que podrían con lo que les tiraran encima, así que Daigo respondió también con confianza.

—¡Claro que sí! —sonrió—. Puede contar con nosotros, Shiten-senpai.
—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
#6
Senju Shiten asintió varias veces, complacido con la entusiasta respuesta de aquellos dos jóvenes.

¡Bien, bien! Estoy seguro de que os haréis cargo de esta misión en un abrir y cerrar de ojos —sonrió—. ¡Pues no perdamos más el tiempo! Si no tenéis ninguna pregunta al respecto podéis marchar al Bosque de Hongos. ¡Oh, esperad! —añadió, volviendo a rebuscar en el cajón del que había sacado la misión. De él sacó una bandana más bien deslucida, falta de brillo, sucia de tierra y con la tela desgastada. Aún así, el símbolo de Kusagakure seguía bien visible en su superficie—. Esta es la última que encontramos. Es de una de las pobres chicas que buscaban a ese gato. Llevaosla, quizás os sirva de ayuda en algún momento.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 4 puntos
Dinero: 570 ryō
#7
Daigo y aquel tipo, el tal Shiten parecían que se conocían con anterioridad. Tanto era así que el peliverde dejó caer que había estado siguiendo su consejo. Aun desconociendo de lo que se trataba, no era descartable que dicho consejo fuese dejar con la mandíbula rota a sus enemigos. Creo que tardaría bastante en olvidar la imagen del lacayo del dedo amarillo de mi cabeza. Una imagen de lo más dantesca, ya lo creo que si. Así que, mientras ellos hablaban yo abrí el pergamino y le eché una rápida ojeada.

«¿Un puto gato en el bosque de hongos?» pensé, sin dar crédito y con dos ojos como dos naranjas.

Le dejé revisar el pergamino a Daigo y yo tomé la bandana que Shiten nos estaba ofreciendo. Igual sería de utilidad. Me la quedé mirando unos instantes mientras seguía escuchando las palabras de aquel pintoresco encargado.


Esta es la última que encontramos. Es de una de las pobres chicas que buscaban a ese gato. Llevaosla, quizás os sirva de ayuda en algún momento.

— Esto... ¿por qué se enviaron dos gennins novatas a buscar un gato en el bosque de Hongos? ¿de quién narices es ese gato?

«¿De Gyou-dono?»

Aunque ya sabía que no era del Daimyo puesto que dudaba mucho que aquel perro puediese llevarse bien con gatos, pero... ese bicho tenía que ser de alguien importante. Es que no tenía sentido.

— El bosque es peligroso si no te andas con cuidado...

Yo mismo había comprobado en mis propias carnes los secretos que podía esconder aquel lugar.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder