Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva era T5

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#46
Shenfu Kano miró, horrorizado, a la otra pareja de hombres que cargaba el último cargamento del carro cuando Kaido le saludó con esas confianzas.

¡Que no insistas, hombre! ¡Cuando Shenfu Kano dice que no, es que no! ¡Vamos, andando! ¡Bam, bam, bam! —rugió, dando tres puñetazos al cielo. Trató de bajar la voz de nuevo, mientras hacía una inspiración seca y profunda por la nariz—. ¡No lo entiendes! ¡No fue culpa mía!

Miró al otro muchacho, desconfiado.

¿¡Este es de confiar!? ¡Kaido, sé honesto! ¡Qué me estoy jugando mucho!
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#47
Kaido torció la mirada hacia Akame. A ese hombre con vendas, y aquellas pintas de criminal del viejo japón feudal, mirándoles con aquellos ojos de penumbra que en cualquier momento se inundaban de la sangre de sus enemigos.

Sonrió, divertido. Akame entendería porqué.

—Kano-san, ¿acaso dudas de mis amistades? Suzaku es mi mano derecha. Puedes hablar con tranquilidad, aunque... yo también voy a necesitar un favor, y me temo que no tienes muchas opciones más que decir que .

Un viejo amigo, y todo lo que quieras.

Pero en la vida de un criminal, todo era un ojo por ojo, un diente por diente. Toma, y dame. Así de sencilla es la vida cuando tienes un objetivo claro en el horizonte.
Responder
#48
Akame entendió que aquel gordote sospechara de él; sería estúpido si no lo hiciera. Pese a que siempre había pasado desapercibido, últimamente no se podía ver más que como a un tipo con pinta de causar problemas. Y los pocos que le conocían y sabían de sus habilidades, eran más conscientes que nadie de lo que podía llegar a significar eso. Sin embargo, el Uchiha pretendía contrarrestarlo con una actitud calma, tranquila, algo típico de su personalidad que le nacía de dentro. El ser calmado era algo tan interiorizado para él como respirar, de modo que cuando aquel navegante —Akame ignoraba que se trataba de Shenfu Kano, el capitán de Baratie— inquirió sobre su presencia, el renegado se limitó a cruzarse de brazos y dirigirle una mirada indiferente.

Kaido intercedió por él; como era de esperar. Y Akame simplemente asintió cuando el Tiburón se refirió a él por aquel sobrenombre tan adecuado, y aseguró que se trataba de un personaje de confianza. El Uchiha se limitó a confirmarlo con un silencio.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
#49
Shenfu Kano miró a Suzaku. Pasó sus ojos por sus vendas. Por aquellos ojos oscuros como el alma de Izanami.

Parece que has pasado por mucho, grumete… —chasqueó la lengua—. ¡Pero si Kaido dice que puedo confiar en ti, entonces no hay más que hablar! ----Le dio un manotazo cariñoso en el hombro, y sacudió el puño en el aire tres veces—. ¡Bam, bam, bam!

Miró hacia atrás. Los hombres estaban cargando la última caja en el barco, y no había rastro de nadie más.

¡Lo que sea, Kaido! ¡Sabes que aquí tienes a un hermano para lo que sea! Pero antes… ¡Joder, tienen a Koe, Kaido! ¡Tienen a mi sobrina! —exclamó con rabia e impotencia al mismo tiempo. La habían secuestrado... otra vez—. ¡Esos hijos de puta…! ¡Nos tienen amenazados de muerte! ¡Nos tienen esclavizados! ¡Del Agua para el Rayo, y del Rayo para el Agua otra vez! ¡Sin descanso! ¡Y si me niego la matarán, Kaido! ¡Esta vez de verdad!

Le cogió del cuello de la camisa, desesperado.

Por favor… ¡No sé ya a quien acudir! ¡Eres el único que puede ayudarme! ¡El único en quien confío!
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#50
Ambos pudieron percibir como los hombros de Kaido se tensaban a medida de que Kano revelaba su nuevo problemilla. Quiso sentirse sorprendido de que Koe fuera otra vez el epicentro del meollo, pero la verdad es que se lo imaginaba. Lo que no se imaginaba era que alguien tenía a Kano como un esclavo del mar, usándolo como contrabandista desde el Rayo hasta las islas del Agua. Y viceversa.

Por un momento llegó a pensar que se trataba de Dragón Rojo, pero pensaba que Ryu tendría la decencia de contárselo en alguna de las reuniones, ya que no era la primera vez que Kano emergía como un tema de interés en la mesa de los Ocho Dragones. Y si se lo habían ocultado, pues... le haría quedar como un estúpido.

—Cálmate —le dijo, arrebatando su mano de su camisa—. ¿y quién la tiene, Kano?

«Que no sea Sekiryu, por lo que más quieras»
Responder
#51
Cuando aquel seboso aficionado a hablar en un tono de voz rematadamente alto empezó a revelar sus problemas con quien quiera que fuese que tenía retenida a su sobrina, Akame no pudo evitar enarcar una ceja bajo los vendajes que le cubrían mayormente la parte calcinada del rostro. «¿Del Rayo al Agua y del Agua al Rayo? ¿No es en Mizu no Kuni donde opera principalmente Sekiryuu?» El Uchiha dirigió una mirada discreta pero escéptica a Kaido.

«¿Así que no sólo este tío no es de los tuyos, sino que se trata de un viejo amigo al que probablemente tu propia organización está jodiendo?»

La cosa parecía complicarse por momentos. Si aquel fortachón era el capitán de semejante barcaza, suficientemente potente como para llevarles a Hibakari antes del amanecer, y Dragón Rojo tenía extorsionada a la familia, ¿en qué lugar dejaba eso al Tiburón? Akame quería comprobarlo, y rápido, antes de que todo se enredase más. Pese a ello no dijo nada, sino que prolongó su mutis durante más tiempo. Allí, parado tras de Kaido, parecía una oscura sobre del propio Gyojin. Un ángel de la guarda particularmente siniestro.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
#52
Shenfu Kano negó con la cabeza, visiblemente abatido.

No sé quién la tiene ni dónde está. ¡No sé nada, Kaido! —se llevó la mano a un bolsillo interior de la camisa y sacó una bolsita. Necesitaba algo para tranquilizarse. Vertió un poco de su contenido en el dorso de su mano. Era un polvo blanco, con el que tuvo cuidado de formar una raya—. Ya sé que te había prometido dejarlo… ¡Y lo había hecho! ¡Pero esta situación me supera, joder! Y esto me ayuda a despejarme. Muy medicinal, esto. ¡Muy medicinal!

Se acercó la nariz y aspiró a cañón, sin billetes ni hostias. Su nariz sonó como alguien con muchos mocos aspirando con fuerza para intentar que no le caigan. Sonó a roto. Sonó a seco.

¡Bam, bam, bam y para dentro! —exclamó, encendido—. ¿Un poco de nieve, grumete? —preguntó al amigo de Kaido. Sabía que Kaido no era de esos. Se lo había ofrecido en varias ocasiones y nunca había cedido, el jodido—. Mira, Kaido —continuó, en un fútil intento de bajar la voz—. Lo único que sé es que el jefe del grupo de piratas estos es un tío como tú. Azul. Duerme en mi camarote. ¡Se folla a putas en mi camarote! ¡Es insufrible! ¡Pero muy peligroso también! Me dijo que… ¡Me dijo que si buscaba ayuda la mataría, Kaido! ¡Que si no cumplía con los encargos la mataría! ¿Qué hago, joder? ¿¡Qué hago!?
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#53
Cuando le vio esnifar así, sin miramientos, Kaido no pudo evitar sentirse algo decepcionado. Su rostro lo demostró. No por nada la había casi palmado contra Katame en ese mismo barco que ahora tenían en frente para que este tipo siguiera desperdiciando su vida y su salud con esa mierda.

No pudo evitar bajarle la mano y cogerle de la camisa, cuando se lo ofreció a Akame. Sabía lo inoportuno que era, y por ello, se interpuso entre él y Akame. Akame le cuidaba a él, y él tendría que hacer lo mismo ahora.

. Mira, Kaido. Lo único que sé es que el jefe del grupo de piratas estos es un tío como tú. Azul. Duerme en mi camarote. ¡Se folla a putas en mi camarote! ¡Es insufrible! ¡Pero muy peligroso también! Me dijo que… ¡Me dijo que si buscaba ayuda la mataría, Kaido! ¡Que si no cumplía con los encargos la mataría! ¿Qué hago, joder? ¿¡Qué hago!?

El rostro del gyojin fue todo un poema digno de los grandes literarios de Oonindo. Por dentro, sonreía. Por fuera, se mostraba ingenuo. Su cara de póquer lo decía todo y nada a la vez.

«Joder, puto Shaneji de los cojones. ¿Cómo no me dijo el muy imbécil?» —Estaba claro que su hermano de agua se lo había ocultado por una razón.

—Esto es lo que harás —dijo, mientras su mano repasaba la camisa del capitán y le limpiaba los remanentes de polvo blanco que le había quedado sobre ella—. nos llevarás hasta él.
Responder
#54
¡Ah, el dulce néctar de los dioses!

Akame creyó que los ojos se le iban a salir de las cuencas cuando el capitán del barco sacó un chivato de cocaína y se puso una fina raya en la mano, allí, sin pudor alguno, antes de esnifársela como un borrico en el arado. ¡Snoooooort! El Uchiha siguió con la mirada el breve y efímero recorrido de aquella raya de polvo blanco antes de introducirse en las fosas nasales del gordo, como si fuese un plato de bogavante. Claro, durante su estadía en Tanzaku Gai como Calabaza, el yonqui, él había visto de todo; su consumo se limitaba al alcohol y al omoide —uno para olvidar, el otro para recordar, como siempre solía decir— pero no le eran ajenas otras drogas igualmente duras como la coca. Había visto a mucha gente consumir aquella nieve, un divertimento que gozaba de gran popularidad y aceptación, sobretodo, en las clases altas de la capital. Por su discreción y conveniente subidón, que hacía a una persona creerse capaz de cualquier proeza mientras durasen sus efectos.

Por esa misma razón, cuando Shenfu Kano le ofreció un tirito de aquella mierda, al Uchiha le empezó a temblar la mano derecha. Notaba cómo el corazón se le aceleraba y las fosas nasales se le abrían, como un toro antes de embestir, quizás preveiendo lo que iba a suceder. Sin embargo, antes de que pudiera responder, Kaido se plantó entre él y aquella sustancia como un muro de contención. Akame sintió el impulso de apartarle a golpes, pero luego supo que el Tiburón no estaba haciendo ni más ni menos que lo que un compañero haría; protegerle de sus propios demonios.

No —respondió finalmente, con un tembleque poco controlado que le subía por el brazo derecho—. No.

Mientras Kaido y el otro hablaban —el capitán parecía ser víctima de un extorsionador—, Akame sacaba su cajetilla de tabaco. «Cinco cigarros», comprobó. Tomó uno de ellos, se lo puso en la boca y le prendió fuego con su técnica Katon. Aspiró una honda calada y volvió al mundo de los vivos; el amargo sabor del tabaco le calmó los nervios.

Venga, joder —apremió tanto a Kaido como al capitán, dirigéndose luego a este último mientras expulsaba el humo gris por la nariz—. Nos cargamos a ese cabrón y nos haces un viajecito a cambio, ¿eh, Chanquete?
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
#55
Shenfu Kano miró a Suzaku con ojos horrorizados.

¿Matarle? Pero… ¡Sus amigos podrían saber que estuve implicado! Kaido, ¡amigo mío! Sí eso sucede…. —Por primera vez, su voz tembló—. Si sabe que fue por mi culpa, o no conseguís acabar con él… ¡Matarán a Koe-chan! Estás… ¿Estás seguro de esto, Kaido? ¡Sabes que después de lo que vivimos confío en ti con mi puta vida! Pero… ¿Estás seguro de esto?
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#56
Kaido asintió con total seguridad.

—Seguro, Kano, seguro. Aunque dime algo —dijo, moviéndole el cuerpo para que encarara a Baratie y empezase a moverse hacia la barcaza—. ¿sabes cómo se llama ese hombre? ¿en dónde lo conocisteis? no me digas que fue en aquél islote al que te ibas a mudar, no recuerdo el nombre... lo habías puesto en tu carta. Hiba... Habo... Hibak...
Responder
#57
Akame fumó otra calada mientras veía al capitán. En ese momento no tuvo claro si las intenciones de Kaido habían sido las mismas que las suyas —él sólo quería largarse de allí, sin importar mucho por encima de quién tuviera que pasar—, o si sus palabras habían hecho más mal que bien a la causa. Pero, de cualquier modo, supo que el Tiburón era quien llevaba la voz cantante... Así que volvió a replegarse a su zona de segundo plano para seguir fumando aquel cigarrillo con el que estaba taponando sus ganas de quitarle a Shenfu Kano el chivato y esnifarse toda aquella nieve en el culo de alguna de las prostitutas que supuestamente frecuentaban su camerino.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
#58
Shenfu Kano miró a Kaido por un largo momento. Sopesándole. Analizando la situación. El mar sabía que no era muy bueno ni en lo uno ni en lo otro. Los dioses tan solo le habían concebido un don: buenas manos para el timón. En aquello, no había nadie que le hiciese sombra. En el resto…

En el resto iba bastante justito.

¡Si tú dices que estás seguro, ¡entonces no tengo nada de qué preocuparme, hostia! —se dio una fuerte palmada en el pecho, y luego sacudió el puño en el aire—. ¡BAM, BAM, BAM!

Pero Kaido rápidamente apagó su euforia preguntando por el nombre del tipo.

Sí, le conocí en Kasukami. ¡Shaneji! ¡Feo como el demonio! ¡Ruin y mezquino! ¡Con esa risa suya de lunático!

Dio media vuelta.

¡Vamos! ¡Vamos pues!

Con una revitalizada confianza, Shenfu Kano encabezó la marcha por el muelle, subiendo hasta el barco por una larga tabla de madera y atravesando la enorme cubierta hasta llegar a una escotilla, abierta, que descendía por unas escaleras hasta llegar al gran comedor.

Fue allí cuando Akame lo notó. Concentrando en el ambiente. Un olor dulzón, profundo y muy familiar. Olía a omoide.

Olía a toneladas de omoide.

¡Apartaos, grumetes! —exclamó Shenfu Kano a dos hombres de ropas raídas que se acercaron rápidamente al ver dos rostros desconocidos entrando en el barco—. ¡Estos hombres vienen a hablar con vuestro jefe!

Pero, ¿qué dices, Kano? —le espetó uno largirucho, con un palillo en la boca—. ¿Y vosotros quiénes venís siendo, eh? ¡Largo de aquí, joder!
[Imagen: ksQJqx9.png]

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP! ¡Y a Reiji y Ayame por la firmaza! Si queréis una parecida, este es el lugar adecuado


Grupo 1:
Datsue y Reiji, (Ascua, 220), Poder 80 e Inteligencia 80

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
#59
«Aún tengo la intuición afilada» —se dijo, tras la confirmación de Kano de que se trataba de Shaneji.

—Bam, bam... bam... —soltó, entre risillas, con la confianza de un general.

Ya dentro del interior del comedor de Baratie —oh, cómo lo recordaba, cómo recordaba el fuego. El cadáver de Katame prendiéndose en llamas—. no pudo evitar percatarse de aquél aroma, familiar para él, también. No pudo evitar torcer el gesto y arrojar a Akame una mirada furtiva, un dame tiempo, y contrólate. Sólo necesitaba unos minutos, sólo necesitaba...

Pero, ¿qué dices, Kano? ¿Y vosotros quiénes venís siendo, eh? ¡Largo de aquí, joder!

—¿Largo? ¿Largo? —bastó que se removiera la capa. Bastó que el Dragón tribal de su brazo, imponente, se revelara ante los ojos del espectador para dar sentido a su réplica—. quiero ver a Shaneji, ahora.

Lástima que tuvo que revelarlo tan pronto. Que Kano lo vería, y ataría cabos. Pero, así son las decepciones. Mutuas. Él seguía consumiendo cocaína, y Kaido era... un Dragón Rojo.
Responder
#60
Akame tuvo que reprimir una sonrisa triunfante cuando aquel pazguato confió plenamente en el Tiburón para resolver su pequeño problemilla. El Uchiha no sabía exactamente hasta dónde llegaba la madriguera de conejo —no, al menos, con la claridad con la que lo sabía Kaido—, pero hasta el momento el Gyojin había demostrado tener buen juicio a la hora de afrontar los problemas, de modo que confiaría en él. Cuando ambos recorrieron el muelle, Akame se dedicó a fumar pitadas cortas de su cigarrillo mientras notaba cómo la ansiedad iba disminuyendo notablemente...

Eso fue hasta que entraron en el barco. «No puede ser... Los dioses se están burlando de mí...» Allí olía a omoide en enormérrimas cantidades, un dulce aroma que a Akame se le antojaba más apetecible que el canto de una sirena. Habría elegido untarse un poco de esa pasta en la dentadura antes que conseguir el elixir de la vida eterna, que alcanzar el conocimiento secreto del clan Uchiha, que...

La mirada de Kaido se cruzó con la suya. Severa e implorante a partes iguales. Akame había empezado a notarse la boca muy seca y sus manos estaban temblando de tal modo que tuvo que dejarse el cigarrillo en los labios y esconderlas en los bolsillos de la yukata para que no le delatasen. «Me cago en todo, tengo que... aguantar... Sólo... un poco... más....»

Mientras tanto, la acción se sucedía a su alrededor. Los sicarios de Shaneji les interpelaban con cara de pocos amigos. Kaido recurría al tatuaje de Sekiryuu para reafirmar su autoridad en la escena. Y el pobre Uchiha luchaba por no empezar a rebuscar el origen de tan delicioso olor y bañarse en la magia azul hasta quedar inconsciente.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.