Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
(C) A raíz de los ataques
Sasagani Yota Sin conexión
Civil de Kusagakure
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 20 puntos
Dinero: 570 ryō
Finalmente, el tren había llegado a su destino y con la señal acústica me levanté como un resorte y tome el cuerpo sin vida de Taeko. Afortunadamente, cada vez quedaba menos para aquella liberación y para que aquella mujer pagase por sus actos atroces, con los cuales había destrozado tantas familias. Y lo peor de todo, solo con fines meramente egoístas. Cada vez que lo pensaba me daba más asco.

Casi llegamos a la aldea. Bajen con cuidado, chicos. Camina, mujer.

— Hay que darse prisa, está empezando a oscurecer

— Sí, pongámonos en marcha

Se nuevo, seguiríamos los pasos de Hana Sora hasta llegar a nuestro hogar y el hogar de los ninjas de la hierba, Kusagakure no Sato.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 14
Exp: 8 puntos
Dinero: 2000 ryōs
Oh, cielos…

A la entrada de la Aldea vieron a una mujer pelirroja y manca, que fumaba de una pipa. Los recibió con mirada pasmada. Sagisō Komachi había mandado a su hija a una misión rango C donde supuestamente tenía que averiguar quiénes habían atacado unos huertos, y detenerlos. Y por supuesto que estaba preocupada, aunque sabía lo fuerte que era Ranko, no podía evitar imaginar lo peor cada que se separaba de ella. Y la visión que tuvo del grupo no le calmó.

Su hija cargaba a una chica en brazos. Su compañero cargaba a otra, mutilada. Y la jōnin que les guiaba llevaba a rastras a una mujer con un brazo metálico.

No… No es lo que esperaba de esta misión. ¿Qué pasó?

Hubo… complicaciones. Aquellos ataques eran solo la superficie. Podrá leerlo en el reporte, Komachi-dono. ¡Pero Ranko está bien! Es en realidad una fuerte guerrera, junto con Yota-kun. Ambos se lucieron, pero… —Le echó una mirada a su equipo. El aire de victoria era más de pesar —. Hay algunas cosas de las que tenemos que encargarnos antes de dejar esta misión.

Entiendo. Buen trabajo, chicos. Hana-dono, Yota-kun. Gracias por cuidar de mi Ranko. —Inclinó su cabeza respetuosamente ante maestra y alumno.

M-madre… no es… No es necesario… ¿Llevas esperando aquí todo este tiempo? —comentó un tanto avergonzada la de la trenza.

No. Sólo… Sólo un par de horas. —La culpa de quien dice una mentirilla apareció en el rostro de la pelirroja.

Una última parada, Ranko-chan, Yota-kun. Hay que entregar a esta mujer, pero preferiría que la chica recibiera atención médica lo antes posible. ¿Podrían llevarla, y a Taeko-chan, por supuesto, al hospital?

En cuanto la pelirrosa comenzó a llevarse a Ririki, ésta comenzó a agitarse de nuevo, forcejeaba para no perder de vista a la chica, aunque no podría resistirse al empuje de Sora. Sería, muy probablemente, la última vez que viese a su muñeca.

Madre. Nos veremos en casa, ¿está bien? —Komachi percibió el tono triste en la voz de su hija y asintió. Luego, la de la trenza le hizo un gesto con la cabeza a Yota para que ambos siguieran.
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Civil de Kusagakure
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 20 puntos
Dinero: 570 ryō
Kusagakure, ya era una realidad para nuestros ojos. Y también para el fin de los dementes planes de Ririki. En la puerta nos había estado esperando la madre de Ranko, quién hace unos días ya nos había entregado el pergamino con la misión que teníamos que cumplir para que viese con buenos ojos que la de la trenza se uniese al equipo que comandaba Hana Sora.

No… No es lo que esperaba de esta misión. ¿Qué pasó?

Hubo… complicaciones. Aquellos ataques eran solo la superficie. Podrá leerlo en el reporte, Komachi-dono. ¡Pero Ranko está bien! Es en realidad una fuerte guerrera, junto con Yota-kun. Ambos se lucieron, pero… Hay algunas cosas de las que tenemos que encargarnos antes de dejar esta misión.

Entiendo. Buen trabajo, chicos. Hana-dono, Yota-kun. Gracias por cuidar de mi Ranko.


— Mientras me mantenga en pie, Ranko tendrá un hombro en el que apoyarse — dije, bajando la cabeza en señal de respeto.

Una última parada, Ranko-chan, Yota-kun. Hay que entregar a esta mujer, pero preferiría que la chica recibiera atención médica lo antes posible. ¿Podrían llevarla, y a Taeko-chan, por supuesto, al hospital?

— Claro, terminemos con esto. A fin de cuentas, ser ninja también es esto, ¿no?

Ranko se despidió de su madre y Sora tomó su camino para disponer a Ririki a las autoridades de Kusagakure. Ranko, Kumopansa y servidor, cargados con el cuerpo sin vida de Taeko y el maltrecho de la otra muchacha, tomamos el camino que nos dirigiría hasta el hospital, para que la primera tuviese un entierro digno y la otra fuese tratada debidamente.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 14
Exp: 8 puntos
Dinero: 2000 ryōs
Komachi agradeció las palabras del rubio, y los dejó partir.

El par de genin (y la araña) llevaron a las chicas al hospital, donde los médicos las recibieron sin dilación. La chica sin nombre fue revisada urgentemente. Se encontraba en coma, y parecía que lo que fuese que Ririki le estaba haciendo había hecho mella profunda en su cuerpo. Sus huesos estaban bastante débiles, y sus defensas muy bajas. Su piel y su cabello estaban descoloridos, pero se sospechaba que también era efecto de los experimentos. No se identificaría a la chica en ningún registro, tal como había previsto la exiliada. Pasarían largos meses en lo que su cuerpo se estabilizaba, aunque nunca regresaría a la normalidad. Aquellas cicatrices quedarían marcadas en su piel por siempre.

El cuerpo de Taeko sería limpiado y analizado. Llevaba ya mucho tiempo sin vida, y los médicos se sorprendieron de lo relativamente intacto de sus tejidos. No podían establecer una causa de muerte, pues fuera de los cortes de la autopsia, no mostraba herida de defensa alguna. Posiblemente fuese asesinada por medio de una sobredosis que no dañara su cuerpo demasiado. Según los registros, su madre, Kikazura Hirami, había desaparecido también, por lo que no quedaba nadie que reclamara el cuerpo como familiar. La otra persona que se sabía tenía contacto con la familia constantemente había sido, de hecho, Iwada Ririki, quien se había encargado de cuidar a la enferma Hirami por largo tiempo. Ranko pediría apoyo a su familia para hacerse cargo de los gastos funerarios, y se haría una pequeña ceremonia para enterrar a la peliplateada con un inmaculado kimono blanco.

Kusagakure vería por útima vez descansar a su hija adoptiva, Kikazura Taeko.
1
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Civil de Kusagakure
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 20 puntos
Dinero: 570 ryō
De aquella forma, sora y Ririki tomarían su camino y perderían de vista al dúo de gennins ante la bendición de Sagisö Komachi que parecía satisfecha del equipo que formaban Ranko y Yota. Precisamente los dos gennins junto a la inseparable Kumopansa, cargarían con los cuerpos de aquellas dos chicas hasta el hospital de la aldea.

No hubieron demasiadas palabras. Tanto para mí, como para Ranko fue complicado todo aquello y el cansancio empezaba a causar mella en nuestros jóvenes cuerpos. No solo por lo físico, aquella misión también había afectado a lo mental.Lo positivo fue que nos llevamos una buena dosis de aprendizaje, aunque a costa de ello, conocimos que camaradas nuestros habían perecido ante los ideales atroces de aquella demente. Afortunadamente se puso medio y nadie más iba a sufrir por los experimentos de aquella mujer.

Días más tarde se celebró el funeral de Taeko. Según me contaron, su madre también estaba desaparecido y, casualmente había tenido conexiones con Iwada Ririki, así que a saber qué había pasado con la señora Kikazura. Taeko lucía un kimono blanco mientras que mi madre y yo, allí presentes lucimos nuestros kimonos negros. Mamá sabía lo mucho que apreciaba a Taeko, lo vivido en aquella misión me marcó y ahora... Taeko estaba muerta y Yubiwa era un maldito traidor. Poco a poco, lo que me había marcado más durante mi crecimiento como shinobi se había esfumado o me había traicionado, igual es que no había escogido mis grandes amistades debidamente. Sacudí la cabeza. Con Taeko no me equivoqué, simplemente nos la arrebataron.Yubiwa y Juro... Bueno, al parecer se les fue la olla a los dos, primero al que fuera mano derecha de Kenzou-sama y más tarde el jinchuriki, poniendo fin a la existencia del padre de Kusagakure.

«Iré a por ti allí arriba cuando llegue el momento» me dije para mis adentros mirando a la lluvia que ahora salpicaba en mis ojos «ah, dale recuerdos a Kenzou-sama de mi parte. Dile también que se le echa de menos aquí abajo»

Y entonces las lágrimas se camuflaron con las gotas de lluvia.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
1
Responder