Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
(C) Un asesinato en el Norte
Datsue En línea
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 28
Exp: 88 puntos
Dinero: 350 ryōs
#76
La mujer aceptó el dinero con gusto, y ante el agradecimiento del que le pagó, hizo una pequeña reverencia.

A ustedes —replicó, irguiéndose de nuevo no sin cierta dificultad. Los huesos empezaban a pesarle más de lo debido. La edad—. Y ojalá atrapen pronto a esos malnacidos. Rezaré por ello.

Cerró la puerta y se fue.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Daigo En línea
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 11
Exp: 1 punto
Dinero: 500 ryōs
#77
Una vez la mujer se había marchado, Daigo se acercó a su compañero y se sentó a su lado dejánfose caer sobre el futón.

—Aaah, qué alivio... —dijo estirando los pies, que llevaban horas suplicando descansar—. ¿Qué crees deberíamos hacer mañana? Yo estoy bloqueado.

»Pensaba en buscar al hombre que estaba con Alia, o quizá al grupo del Sur, pero la verdad es que no sé ni por dónde empezar.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
Geki Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 3
Exp: 10 puntos
Dinero: 900 ryōs
#78
—Tienes razón — Confesó el genin también agotado por el largo día. Aunque Daigo también tenía razón en lo otro, debían buscar al muchacho que acompañaba a Alia o a los revoltosos para seguir ahondando en el tema, pero no tenían ni una sola pista de dónde ubicarlos.

El Senju se echó a un costado, abrió su mochila y sacó el cuadernillo de notas. Había escrito algunas cosas que le habían parecido relevantes a lo largo de la misión.

—Bien aquí tengo anotadas algunos datos que hemos recogido hasta ahora — Le comentó al otro

— Pista A: Alia fue asesinada, estrangulada como lo dice el parte médico.
B: Se sabe que Alia partió de su casa, pero nunca llegó a destino —Lo de su tía — Pero se tardó tres días en encontrarla.
C: Están esos muchachos de la rivera Sur que vienen a causar problemas y se los vio aquí en el bar, con su actitud sospechosa justo cuando estaba Alia a las afueras del edificio. Y qué, a la siguiente semana tuvieron una pelea.
D: Y después está ese muchacho incógnito que acompañaba a Alia. Extranjero, alto y rubio.


Geki hizo una pausa. Algunos datos parecían tener más coherencia que otros o por lo menos una mejor conexión. Mientras mordía el lápiz inventaba hipótesis en su cabeza.

— Creo que pueden haber existido algunas variantes para este homicidio :

Primera: Alia pudo haber sido asesinada in-intencionadamente, qué quiero decir con esto. El homicida tenía como objetivo alguien cerca de la victima y no le quedó más remedio que acabar con ella también. Es común cuando se quiere eliminar las huellas, matar a los testigos. El objetivo bueno... podría ser este muchacho, aunque no podemos confirmar con quién estaba Alia en el momento de su muerte, recordemos que sólo apareció su cuerpo. Y siguiendo con el hipotético caso, los sureños podrían haber sido los asesinos o secuestradores, no lo podemos saber.

Segundo: Alia como objetivo, no sé, pero no lo veo muy plausible a esto. Supongamos que Alia le estaba siendo infiel a su marido con este muchacho, la descubrió y la mandó a asesinar. O la pudo haber matado con sus propias manos, aunque dudo, porque sino Umichi lo hubiera comentado. O podría qué Alia no era tan sólo una simple pueblerina y escondía algo más. No sé...


Se cruzó de brazos mientras cerró los ojos con fuerza. Seguía pareciendo todo muy nebuloso.

—¿Pero por qué Alia estaba con este muchacho rubio? ¿Se lo cruzó en el camino? ¿Se conocían con anterioridad? Todavía nos falta mucho — Suspiró

—Creo que lo ideal sería hacerle una visita a la tía, ¿Quién sabe? Quizá nos puede soltar algo sobre el tipo misterioso, uno siempre tiene un cómplice en la infidelidad. Aunque también por otro lado, podríamos ir a la costa dónde desembarcan los sureños, estoy seguro que encontraremos algún que otro pescador local que nos pueda comentar sobre ellos —

Geki sacudió la cabeza y se le escapó un bostezo.

—Po lo queeEEee tu quierasss jefee— Luchó contra el bostezo por terminar la oración — ¿QuÉ opiinnaasss?— Dijo mientras se terminaba de desperezar y estirarse casi listo para dormir, es más, escucharía la respuestas del otro de ojos cerrados, ya casi no tenía más fuerzas para seguir.
[Imagen: firma-a-ver.jpg]
Responder