Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Camino a la Perdición
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#1
Esta trama tiene lugar días después de El Cañón del Secuestrado


Despedida, año 217

Era de noche, y el frío viento invernal azotaba los cabellos y ropas de ambos muchachos y se colaba hasta sus huesos. Estaban a la orilla de la playa, sentados sobre la fría arena, y el fuerte oleaje del mar era el único sonido que interrumpía el silencio.

Una luna especialmente brillante, creciente, les regalaba una sonrisa que a Datsue le parecía de lo más macabra.

Entre los Hermanos del Desierto, una botella de sake. Quizá, incluso algo más. Una cicatriz… Un abismo que Datsue no sabía cuándo sanaría, o si siquiera lo haría alguna vez. Tras volver del Cañón del Secuestrado, con el cuerpo de Koko sellado en telas, Datsue había ido directo a Uchiha Raito, su jōnin y sensei. Había sido duro, mucho más de lo que se hubiese podido imaginar, explicarle todo lo acontecido allí. El secuestro, el rescate, las muertes…

Tener que volver a repetir la misma historia a los Sakamoto fue una tortura. Entregar el cuerpo de Koko, pidiendo perdón por no haber podido traer el de Nagisa, un infierno. Sentía que había obrado mal. Sentía que era responsable de la muerte de su compañera, y de Nagisa. Sentía que podía haber hecho más.

Sin embargo, aquello no fue nada en comparación a lo de ahora: le debía la verdad a su Hermano. Toda la verdad. No importaba que le culpase. No importaba que le hiciese, en parte, responsable. Le debía no mentir. Le debía no exagerar.

Así que eso hizo, horas más tarde de haberle dado la trágica noticia. Allí, en la playa, se lo contó todo, sin florituras o adornos. Le contó cómo habían ido Koko y él de misión. Cómo les habían tendido una emboscada. Cómo Koko se había sacrificado para que él pudiese escapar. Como él se había quedado, aún así, para tratar de rescatarla. Cómo le había perdonado la vida a Kuma, y cómo se había hecho pasar por él. Le contó las luchas. Los forcejeos. Las noches en vela en prisión. Le contó que había vuelto a la Villa para avisar a su hermana y rescatarla. Le contó que Nagisa le había ordenado volver a la Villa. Le contó que aún así había ido, y lo que se había encontrado allí. Le contó todo, incluso su sospecha, casi certeza…

… de que a Koko la habían violado.

Solo hubo una cosa que Uchiha Datsue no se atrevió a contar. Una cosa que, pese a que no hubiese cambiado el devenir de los acontecimientos, se avergonzaba demasiado como para revelar. Una cosa que guardaría, para siempre, bajo un candado sin llave. La noche de sexo con Nagisa previa a que ella fuese a rescatar a su hermana.

…y el resto ya lo sabes —terminó por decir—. Volví con… con el cuerpo de ella y… Y conté todo a Raito. Luego a su familia —Datsue no se atrevía a mirarle a los ojos—. Y ahora a ti.

Silencio.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Exiliado
Nivel: 27
Exp: 5 puntos
Dinero: 650 ryōs
#2
«Tsukuyomi...»

Los ojos del muchacho de pelo largo, recogido en una cola de caballo que le caía por la espalda, estaban fijos en el cielo nocturno. La Luna brillaba con especial intensidad aquella noche, destiñendo el manto oscuro salpicado de estrellas con su fulgor plateado, y su delgada figura se reflejaba en los ojos negros del shinobi que la miraba embelesado. Se había mantenido así durante todo el relato de su compañero, como si la crudeza y la tragedia del mismo —acentuada en su caso— no fueran suficientemente impactantes como para captar su atención.

Hacía tanto frío —especialmente allí, en la orilla— que Akame temblaba de pies a cabeza. Notaba el tacto suave y gélido de la arena bajo su pantalón, y estaba inclinado sobre sus rodillas, a las que abrazaba con ambos brazos. En aquella postura parecía casi más niño de lo que era, o de lo que él mismo estaba acostumbrado a sentir. Su rostro y su cuerpo, salpicados de cicatrices, atestiguaban, sin embargo, la dura vida que llevaba.

Nunca había sido tan consciente de lo que significaba ser un shinobi como en ese preciso momento.

Cuando Datsue terminó, Akame siguió en silencio. No es que no quisiera hablar, claro, sino que se sentía completamente incapaz. Era como si un carámbano de hielo le hubiera atravesado el cuerpo, como si alguien hubiera tomado su garganta y hecho un complicado nudo marinero con ella. Durante el relato de su Hermano las preguntas se le agolpaban en la boca, sin llegar nunca a salir. Y ahora, al final, sentía que carecían de propósito. Aquella certeza prolongaba su agonía y acentuaba su sufrimiento.

Ella ya no estaba. Nunca volvería a verla. Pero es que, ¿nadie había podido impedirlo? ¿Nagisa? ¿Su Hermano? ¿La propia kunoichi? Incluso a sabiendas de que Datsue no mentía, le parecía tan descabellado, tan imposible... Tan repentino. Toda una conversación en su fuero interno estaba teniendo lugar, pero ninguno de aquellos tribulados pensamientos saldría a la luz. En lugar de ello, toda la respuesta que Datsue encontró fue el susurro del viento y el murmullo de las olas en la orilla.

Notó un pinchazo de dolor en la mandíbula —que lo sacó de su ensimismamiento— y se dio cuenta de que llevaba un buen rato apretando los dientes con demasiado ímpetu. Trató de relajarse y aflojó el cierre. Mientras notaba su entumecida mandíbula palpitarle de dolor, fue capaz de murmurar. Lo hizo con la voz tomada, con un deje áspero en su voz que no le sonó como si él estuviese hablando.

Necesito... Más poder.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Caída del Pétalo, Primavera de 219



¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#3
Necesito... Más poder.

Datsue tomó la botella de sake, le quitó el tapón y dio el primer trago de aquella noche. Viendo como estaba yendo la cosa, quizá era el primero de muchos. El licor resbaló por su garganta, abrasándola, y un ligero calorcillo le inundó por dentro. Todavía no era suficiente como para protegerle —o más bien insensibilizarle— del frío, pero por su experiencia de la otra vez, el Uchiha sabía que no necesitaría muchos más.

Poder… El poder no hubiese salvado a Koko. ¿De qué le hubiese servido que su novio fuese el hombre más poderoso de Oonindo, si no estaba allí para protegerla? ¿Si no podía acudir a su lado a tiempo? ¿Si no se enteraba de lo que sucedía?

No, lo que ellos necesitaban no era poder, sino crear lazos más fuertes. Lazos tangibles, lazos que les permitiesen llegar hasta el otro, o cualquier otro ser querido, al instante. Como cuando alguien hacía un Kuchiyose no Jutsu e invocaba a un animal. ¿Sería aquello posible? ¿Sería, incluso, posible saber cuándo alguien estaba en situación de peligro? ¿O de revertir su muerte? ¿O de alcanzar la inmortalidad?

Jamás había oído de nada igual, salvo por Aiko. Sin embargo, sí había leído cosas… Cosas como Sellos Malditos, donde alguien guardaba un trozo de su alma en ella. Si ese trozo de alma podía apoderarse del cuerpo en el que estaba sellado… ¿Acaso no era eso la inmortalidad? ¿Dejar los cuerpos mortales atrás, e ir mudándose de funda como simples garrapatas?

Posible o no, no era el momento de sacar el tema.

Uzumaki Shiona era poderosa, y la mujer más experimentada de Oonindo, y murió —¿A dónde quería llegar Datsue con aquello? No lo sabía—. Uzumaki Gouna era joven y fuerte como nadie, y murió. Uzumaki Zoku era poderoso y resistente como una mala hierba, y cayó. El Maestro Yogo fue el hombre más poderoso que vimos en nuestras vidas, y aún así cayó. —Ahora, quizá, empezaba a reconocer un patrón en todos ellos—. No, no es poder lo que necesitamos, Akame.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Exiliado
Nivel: 27
Exp: 5 puntos
Dinero: 650 ryōs
#4
Akame aguantó, estoico, la réplica de su congénere. Sí, podía parecer que todos aquellos ejemplos eran la evidencia perfecta de que el poder no lo constituía todo, que había algo más profundo y primordial en la existencia de un ninja. Que la cuestión no podía reducirse a términos tan simples como esos.

Pero él discrepaba. Y no tardó en verbalizarlo, esta vez directo, sin complicaciones. Tal y como lo sentía.

Pues entonces seré más poderoso que ellos. Más que todos juntos. Seré el ninja más poderoso que haya habido alguna vez en Oonindo...«y nunca más volveré a perder a quienes me importan».

Rakurai-san, Shiona, Haskoz, Koko...

Akame miró a Datsue y no pudo evitar pensar que él sería el siguiente, el próximo en morir ante sus ojos sin que pudiera hacer nada. «No».

Me da igual lo que tenga que hacer. Pero me volveré más fuerte. Mucho más.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Caída del Pétalo, Primavera de 219



¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#5
Lejos de convencerle, de devolverle a le senda segura y tranquila de la autosuperación sana, Uchiha Akame dobló su particular apuesta. Si ser tan poderoso como los tres anteriores Uzukages no era suficiente, entonces lo sería más que todos ellos al mismo tiempo. Raito le había advertido del peligro de aquello. Le había advertido que aquel camino que quería tomar Akame, el de emborracharse de poder, ya lo habían tomado muchos otros Uchihas antes que él.

Y todos habían terminado muertos. Asesinados por su propia codicia de chakra, supremacía y superioridad.

Pero en ocasiones, aun sabiendo de antemano lo que iba a suceder, era imposible cambiar el rumbo de las acciones. Datsue conocía bien a su Hermano. Convencerle de que aquella no era la senda correcta era como tratar de que la dirección de un río fuese en dirección contraria con solo las manos. Un imposible.

Te ayudaré a conseguirlo. —Si la dirección del río no se podía cambiar, al menos había que intentar seguir la corriente para tratar de modificar su curso—. Te ayudaré —repitió, mirándole por primera vez desde que se habían sentado a los ojos.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Exiliado
Nivel: 27
Exp: 5 puntos
Dinero: 650 ryōs
#6
Fue al escuchar de nuevo la voz de su Hermano que Akame despegó la mirada de aquella Luna plateada para bajarla a la tierra, al reino de los mortales. Giró la cabeza y clavó sus ojos oscuros en los de Datsue, idénticos. La huella genética de los ancestros que compartían, incluso aunque fuese de forma muy remota, se hizo más evidente que nunca. Sin embargo, había una diferencia; los ojos de Akame estaban anegados de lágrimas.

Sé lo que estás pensando. Shiona-sama me lo dijo una vez —fue capaz de articular, con la voz rota—. No debería ansiar el poder ni la venganza... Pero... Yo...

Entonces apretó los dientes y los puños con toda la fuerza de la que fue capaz, y de un salto se puso en pie. Con lágrimas cayendo por su rostro, lanzó un grito de desgarradora agonía y amargura, que se perdió en la inmensidad de la playa desierta para acabar fundiéndose con el rumor de las olas del mar.

Pero no puedo evitarlo... ¡Yo la amaba! ¡Yo la amaba, y ahora nunca volveré a verla! —se lamentó, con la voz quebrada—. ¡Mierda puta, coño! ¡Arg!

Pegó una patada al aire y un puñado de arena salió volando para dispersarse en el viento nocturno, que le agitó la capa marrón que llevaba encima para protegerse del frío invernal. Luego se quedó allí, parado frente a la orilla, con los brazos caídos a ambos lados del cuerpo y la cabeza gacha.

He leído sobre... Una cosa. Una cuarta fase del Sharingan.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Caída del Pétalo, Primavera de 219



¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#7
Ver los ojos de su Hermano anegados en lágrimas le dejó, quizá por primera vez en su vida, mudo. Sin habla. Había visto llorar a hombres y mujeres curtidos en mil batallas. A ninjas que habían visto y sufrido de todo. A jóvenes duros y orgullosos que se creían más fuertes que el mundo, y que, cuando descubrían que no lo eran, se derrumbaban. Pero nunca había visto llorar a Uchiha Akame.

Nunca.

No supo por qué, pero se descubrió pensando que hasta hasta entonces lo había tenido idealizado. Quizá incluso mitificado, como el niño pequeño al padre que cree inmortal. Como el recién graduado Gennin al Sensei que cree invencible. Datsue, al igual que ellos, siempre había creído que Akame estaba hecho de otra pasta. Que, sencillamente, la muralla que había fortificado alrededor de su corazón era demasiado gruesa y dura como para que ningún ejército pudiese asaltarla. Ni siquiera él, experto en lanzar saetas directas a donde más dolían, había logrado más que sacarle de quicio en una ocasión por el tema del Corazón Uzureño y el difunto Haskoz.

Y ahora, allí estaba, llorando de forma desconsolada. Era una situación tan chocante para él que no sabía qué hacer. Pensó en abrazarle, y levantó una mano para hacerlo, pero entonces Akame volvió a hablar y el momento pasó:

He leído sobre... Una cosa. Una cuarta fase del Sharingan.

Datsue, que se había levantado cuando Akame lo había hecho, frunció el ceño. No pocas habían sido las veces que había bromeado sobre que tenía cuatro —o incluso más— aspas con algún ninja poco conocedor de su clan. Pero Akame se lo decía en serio. Muy en serio.

Te refieres a… ¿una cuarta aspa?
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Exiliado
Nivel: 27
Exp: 5 puntos
Dinero: 650 ryōs
#8
No, no, no —negó categóricamente Akame, con voz queda—. Una nueva forma. Un poder totalmente superior al Tres Aspas en todos los sentidos... El poder de un dios.

Para cualquier observador podía parecer que el Uchiha estaba, sin más, volviendo a emocionarse y a desbarrar sobre las gestas y la gloria perdida de su clan —uno de sus temas favoritos de conversación—. Pero no era así. Akame realmente estaba hablando con conocimiento de causa, con información que manejaba a ciencia cierta y que —un tiempo después lo comprobaría de primera mano gracias a Raito-sensei—, se correspondía con la realidad.

Su nombre es... Mangekyō Sharingan.

Calló, dejando que aquellas palabras tomaran el control de la situación. Tras un prolongado silencio, Akame volvió a hablar.

Una forma avanzada de nuestro Kekkei Genkai que sólo contados miembros del clan a lo largo de la historia han sido capaces de despertar y dominar —explicó—. Un Sharingan cuyos poderes van mucho más allá de lo que conocemos.

Sólo entonces alzó la mirada y, acercándose a Datsue, compuso una mueca de total vehemencia.

¿Te das cuenta? Semejante poder... Con él podríamos adelantar a cualquier otro ninja de Uzushiogakure no Sato. ¡Qué digo! ¡De cualquiera de las Tres Grandes Aldeas! —aseguró, con los ojos fuera de las órbitas—. ¡Y está aquí! —agregó, señalándose la sien con el dedo índice—. Dentro de nosotros, esperando a que lo tomemos, ¡porque nos pertenece por derecho de sangre!
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Caída del Pétalo, Primavera de 219



¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#9
Y allí estaba Uchiha Akame, el día en que había conocido la muerte de su amada, hablando del poder de un dios. Datsue supo, ya en aquel instante, que aquel camino no estaría exento de sangre. Un camino que les adentraría en las tinieblas y la oscuridad. Un camino a la perdición.

Pero para alejar a Akame de aquella senda, no bastaba con la amistad de un hermano. Se necesitaba algo más. El amor de una mujer. «Koko...». Ella tenía que haber sido la que, con el tiempo, fuese guiando a Akame por un desvío. Pero Koko se pudría en un ataúd hecho a su medida, y con ella, toda esperanza de desvío alguno.

Su nombre es... Mangekyō Sharingan.

Datsue entornó los ojos. No sabía si era por el nombre, o por la forma en que lo pronunció Akame, pero se le erizó el vello de sus brazos. Supo que era algo importante, pese a que su Hermano, como siempre hacía en temas relacionados con el clan, exagerase. ¿Adelantar a cualquier ninja de las Tres Grandes Villas? Eso era mucho decir.

Pero… —murmuró, pensativo—. ¿Cómo se obtiene? ¿Cómo se despierta? —Si solo algunos miembros de su clan habían logrado hacerse con él, no debía ser cosa banal.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Exiliado
Nivel: 27
Exp: 5 puntos
Dinero: 650 ryōs
#10
Akame se tomó el silencio de su compadre como un asentimiento mudo, y una débil sonrisa teñida de inestabilidad se dibujó en su rostro. Pese a que él siempre se había jactado de ser un shinobi extremadamente frío y calculador, las circunstancias le estaban superando últimamente. Ya ni siquiera eran las pesadillas del Ichibi, o la agitada situación de la Villa que poco a poco volvía a su cauce; no. Era una vorágine de todo eso que azotaba su cabeza y amenazaba con arrebatarle la cordura que le quedase.

Sin embargo, la misma mueca que había aparecido se borró de su rostro cuando Datsue formuló la intrigante e incómoda pregunta que él mismo se había estado haciendo tiempo ha. ¿Cómo podían tomar aquel poder que era suyo por derecho? Según lo que Akame había leído, buceando en los escritos más importantes que había podido hojear, el asunto no estaba del todo claro. En algunos se decía que el propio ojo despertaba su verdadera naturaleza tras un suceso realmente traumático; se databan, sobre todo, muertes trágicas de parientes cercanos y seres queridos. Otros, por contra, argumentaban que esto no era necesariamente condición sine qua non, sino que también el Mangekyō podía ser encontrado al llegar a un estado de meditación y felicidad plena e intensa.

Por su parte, el propio Akame no tenía idea alguna de a qué versión dar más credibilidad. Aunque claro, ¿qué más doloroso había que perder a su amada? Y, acaso, ¿eso le había otorgado el Mangekyō Sharingan? No.

No... No lo sé —respondió finalmente, con visible decepción—. No parece que haya un consenso claro sobre cómo se accede a esta forma final del Sharingan... —resopló, pero luego volvió a sonreír y sus ojos recuperaron la luz de la esperanza—. Sin embargo, estoy seguro de que Raito-sensei sabrá algo. Él es un Uchiha muy habilidoso y experimentado, no creo que no haya oído hablar siquiera de este poder.

»¿Lo entiendes, Datsue-kun? Necesitamos que nos lo cuente. Lo necesitamos.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Caída del Pétalo, Primavera de 219



¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#11
Lo entiendo… Sí… —¡Entendía que se le estaba empezando a ir la olla! ¡Eso entendía! Después de la trágica y repentina muerte de Koko, era comprensible. Pero esa sonrisilla inestable, esos ojos dilatados… Empezaba a asustarle—. Pero tienes que dejarme a mí hablar con él primero, ¿eh? Si sacas tú el tema, justo ahora… se cerrará.

Con aquello, Datsue pretendía matar dos pájaros de un tiro. Primero, dejaba pasar el tiempo, a que Akame superase aquella fase de dolor y rabia inherente en una pérdida como la suya. O a mitigarlo, al menos. Segundo, terminaba por descubrir, él también, aquella misteriosa cuarta fase del Sharingan. Porque sí, sería de hipócritas decir que no le había picado la curiosidad.

Suspiró, mientras una ráfaga de viento les atravesaba a los dos. Allí, justo donde estaban, hacía tan solo un par de meses, había luchado contra Koko. Un entrenamiento que había salido mal, al incumplir Datsue la única norma que Koko había puesto para aquel combate: no usar explosiones. Recordó su furia al verse sorprendida. Su Lariat, certero y preciso contra el cuello de él. Recordó cómo la había dejado paralizada, en venganza. Recordó...

Algo se le debía haber metido en los ojos, y se los restregó, porque los tenía húmedos.

Mañana al mediodía es el entierro… —Sí, Datsue había cambiado temas de conversaciones con mucha mayor sutileza que en aquella ocasión.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Exiliado
Nivel: 27
Exp: 5 puntos
Dinero: 650 ryōs
#12
Akame agachó la mirada.

Sí, sí, vale... —murmuró, y aunque efectivamente estaba contestando a Datsue, más parecía que aquellas palabras eran pensamientos en voz alta. Entonces cayó en la cuenta de algo, y volvió a mirar a su Hermano del Desierto—. Pero... ¿Raito-sensei lo sabía? ¿Se lo dijiste?

Las preguntas vinieron una detrás de la otra. El Uchiha enarcó una ceja, pero no dijo nada. Luego Datsue sacó a colación otro tema, uno que Akame ni siquiera se había parado a pensar. «El entierro...»

Sintió una punzada helada de color en el pecho. Apretó los puños y bajó la mirada, presa de un repentino tembleque.

Yo... No... Yo no voy...
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Caída del Pétalo, Primavera de 219



¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#13
Pero... ¿Raito-sensei lo sabía? ¿Se lo dijiste?

Datsue carraspeó, cambiando el peso de una pierna a otra.

Fue… Fue el primero en saberlo, sí. Junto a los guardias que custodiaban la entrada —confesó. Ni quería ni tenía sentido mentir. Luego, cambió rápidamente de tema, pues no quería que Akame profundizase en lo que Raito le había dicho o dejado de contar. Le recordó que mañana al mediodía se celebraría el entierro, cosa que el mayor de los Uchihas, para su sorpresa…

Yo... No... Yo no voy...

Datsue medio abrió la boca, sorprendido, y se quedó así durante un buen rato, sin saber qué decir.

Pero, Akame-kun… ¿Cómo no vas a ir? ¿Por qué no ibas a ir? —preguntaba, incrédulo.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Exiliado
Nivel: 27
Exp: 5 puntos
Dinero: 650 ryōs
#14
El aludido apretó todavía más los puños, furioso consigo mismo. ¿Por qué no iba? Ni siquiera el propio Akame tenía la respuesta; no sabía por qué. Estaba claro que, como su amado, él debía ser el primero en asistir, pero... ¿Que dirían todos, cuando le vieran allí? Máxime cuando ni siquiera estaba seguro de poder mantener la compostura. Bastante avergonzado se sentiría luego, cuando el fuego de la rabia se apagase, por haber llorado y maldecido y perdido los papeles ante Datsue. ¿Cómo iba a permitirse seguir llamándose ninja de Uzushiogakure si ofrecía un lamentable espectáculo delante de media Villa?

No, Uchiha Akame pensaba no presentarse en el entierro de su difunta amada por pura cobardía, por vergüenza. Y eso le estaba matando por dentro.

Iracundo, se limitó a bufar con un desdén pronunciado que trataba de disimular la vergüenza que se daba a sí mismo en esos momentos.

Casi nadie sabía lo nuestro, no pinto nada ahí. Paso. —dijo, haciendo un gesto con ambas manos, como queriendo zanjar el asunto—. Tú les das el pésame de parte de los Hermanos del Desierto y listo.

Como la comadreja en la que parecía haberse convertido en esos momentos, Akame se aseguró de marcar bien el plural de "los" Hermanos del Desierto. Así no habría lugar a equívocos; los Sakamoto debían entender también que Akame les presentaba sus respetos a través de Datsue.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Caída del Pétalo, Primavera de 219



¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#15
Datsue se quedó a cuadros. ¿Qué nadie sabía lo suyo? Creyó que era mejor no recordarle que había salido en plena portada del Corazón Uzureño dándose el lote con ella, pues no estaban los ánimos para ello. Pero los chismes, por encima de cualquier otra cosa, se extendían como la pólvora. Dudaba que fuesen tan pocos como aseguraba su Hermano. Otra cosa es que él no se diese cuenta, siempre tan absorto en sus libros y en entrenar.

Y luego estaba lo de que no pintaba nada allí.

Pero, Akame… —Si fuese un amigo cualquiera, lo hubiese dejado pasar. Hubiese callado. Le hubiese dicho lo que quería oír. Pero Uchiha Akame no era un amigo. Era su Hermano—. Si no pintas nada allí… ¿entonces quién? ¿Su familia, que la echó a patadas de casa? ¿Sus compañeros de promoción, con quienes me da apenas tenía relación? ¡Tú eras de los pocos que le importaban en esta Villa! ¿Cómo no vas a estar? ¡Tienes que hacerlo! –exclamó, más fuerte de lo que hubiese querido. Pero no iba a permitirlo. No a iba a permitir que Akame se encerrase en sí mismo y no acudiese al funeral, porque sabía que a la larga…

…se arrepentiría por el resto de su vida.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder