Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#31
Prepárate, Ashitaka ¡porque vamos a ir volando!

Y, efectivamente, recorrieron un buen trecho sin dificultad alguna. El pelirrojo estaba en buena forma física y ahora el carro se le hacía ligero incluso, sobretodo después de haber tenido que cargar con él en su estado original.

El terreno comenzó a hacerse menos complicado y por fin llegaron a un sendero, no les facilitaría mucho las cosas pero al menos ya podían dejar de esquivar raíces y piedras.

Perfecto, ya llevamos la mitad del camino. —Informó el peliblanco. —La verdad es que el fūinjutsu es muy útil, una pena que no sea mi punto fuerte... —Pensó en voz alta.

5/10

+3
[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
#32
++0++1 = 4

— ¡El mío tampoco! —Respondió Toshio, que ya había pillado muy buen ritmo en su caminata—. Antes me solía parecer muy aburrido... y lo es, pero la verdad es que es súper útil y solo tienes que ponerte a estudiar.

El chico continuaba arrastrando el carro sin muchos problemas, haciéndosele hasta fácil en comparación al principio. Estaba seguro de que si mantenía ese ritmo no tardaría mucho en llegar.

— Dime. ¿Planeas hacerte ninja?
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#33
El genin continuó llevando la carreta sin problema alguno, el camino cada vez se acortaba más.

¡El mío tampoco! Antes me solía parecer muy aburrido... y lo es, pero la verdad es que es súper útil y solo tienes que ponerte a estudiar.

Ojalá me fuera tan fácil, lo he intentado miles de veces y nada... Incluso con la ayuda de mi tío, que sabe lo suyo de fūinjutsu, no hay manera ni de que me salga lo más básico.

Dime. ¿Planeas hacerte ninja?

Ashitaka miró al pelirrojo y se rio a carcajada limpia.

La verdad es que me encantaría, pero es imposible que mi padre me deje, el ser shinobi está reservado para mi hermano Takesagi... —Pese a haberse reído su semblante cambió, mostrando tristeza. —Soy el primogénito del Clan y hay una antigua tradición en la familia en la que los herederos no podemos ser shinobis, tenemos que entregarnos en cuerpo y alma a dirigir a los Shiroshika y preservar las antiguas costumbres. —Miró al cielo y una sonrisa, algo amarga, salió en su rostro. —Pero si que hubo un primogénito que consiguió convertirse en ninja, aunque no lo tuvo nada fácil...

8/10

+3
[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
#34
-0-0

Toshio rio un poco. Si le dieran un solo ryō por cada vez que le contaban aquella historia, probablemente podría abrir toda una franquicia de herrerías y retirarse como ninja. Cosas como esas le hacían apreciar lo simple que había sido su vida.

Todo lo que Ashitaka le decía sonaba realmente complicado y probablemente no era fácil de arreglar, pero con lo simple que era el herrero, simplemente no podía evitar detenerse y responderle con simpleza.

— No lo tuvo nada fácil ¿eh? —Repitió, mientras se apoyaba en el carro para tomar aliento un segundo—. Pues si él lo consiguió ¿qué te detiene?
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#35
No lo tuvo nada fácil ¿eh? —Dijo mientras se apoyaba sobre el carro para descansar un rato. —Pues si él lo consiguió ¿qué te detiene?

El Shiroshika se rascó la cabeza, dubitativo, ¿cómo le contaba toda la historia?

Pues... Mi padre no permitiría que volviera a pasar, sobre todo porque está muy reciente. Quien renunció a liderar a la familia fue mi tío, él era el primogénito y mi padre era el hermano pequeño; pero el sueño de mi tío era ser shinobi, movió cielo y tierra para renegar a su herencia y nadie sabe cómo pero convenció a mi abuelo. Mi padre vio aquello como una deshonra y yo estoy "destinado" —Dijo con sorna esa última palabra. — a restaurar el honor de mi casa...

Quedó callado y cabizbajo durante unos instantes, pero rápidamente agitó la cabeza y volvió a su rostro la característica sonrisa que había llevado durante todo el viaje.

Bueno, al fin y al cabo no se puede hacer nada. Además no puedo quejarme, es un pequeño precio a pagar por haber nacido en una familia sin dificultades.

8/10

[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
#36
0-+++1=2

Toshio resopló levemente antes de volver a coger el carro para retomar la marcha. No era capaz de comprender todos los problemas con los que cargaban los miembros de familias tan importantes como la suya, y probablemente nada de lo que le dijese le resultaría útil, pero aún así simplemente no podía evitar decirle lo que pensaba.

— No sé, Ashitaka, eso me parece una dificultad bastante grande como para decir que has nacido en una familia sin dificultades. —Dijo, y entonces apartó la mirada—. Yo he tenido suerte. Mis padres estaban contentos con que hiciera lo que sea con mi vida siempre que lo llevara hasta el final.

Miró hacia adelante, evitando la mirada del Shiroshika mientras pensaba durante un par de segundos.

— Lo que quiero decir es que hagas lo que veas, pero no te vayas a arrepentir luego. —Acabó diciendo, con simpleza.
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#37
No sé, Ashitaka, eso me parece una dificultad bastante grande como para decir que has nacido en una familia sin dificultades. —Dijo tras retomar la marcha. —Yo he tenido suerte. Mis padres estaban contentos con que hiciera lo que sea con mi vida siempre que lo llevara hasta el final.

El Shiroshika se rio levemente, expulsando aire por la nariz, y pese a que su boca dibujaba una sonrisa sus ojos denostaban tristeza. A veces soñaba con haber nacido en una familia normal, pero no se podía pedir todo en esta vida.

Lo que quiero decir es que hagas lo que veas, pero no te vayas a arrepentir luego.

Gracias por el consejo, de verdad.

Y entre toda esta charla, para cuando se dieron cuenta ya estaban a punto de cruzar el puente que daba a la Aldea. Al final del mismo podían divisar a un par de guardias apostados que, si el pelirrojo afinaba la vista, reconocería como los mismos que le habían parado a la salida.

Pues ya estamos en casa, ahora solo tenemos que dejar el carro en casa y ya habremos acabado, luego el carro lo puedo llevar yo de vuelta al refugio.

10/10

[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
#38
El chico suspiró. Con lo acostumbrado que estaba a rodearse con ese tipo de gente, todavía le costaba ver a personas atadas por su posición social, como el Shiroshika.

Sabía que no era la clase de cosas que se solucionaban con palabras de ánimo y poco más, así tuvo que aceptar que lo único que podía hacer era esperar que sus consejos le hayan servido de algo.

De todos modos, antes de que se hubiese dado cuenta, ya habían regresado a la aldea.

—Okay. En ese caso vamos allá, que queda poco.

Tirando con fuerza del carro, Toshiba se acercó a los guardias.

—Buenas, chicos, ya regreso de mi misión. —Saludó, con las confianzas de siempre.
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#39
Buenas, chicos, ya regreso de mi misión.

¡Hey chaval! ¿Qué tal la misión a las órdenes de ese casc...? —Pero no le dio tiempo a acabar la pregunta pues su senpai le bajó la cabeza intentando que realizara una reverencia mientras ella ejecutaba una correctamente.

Buenos días Shiroshika-san, ¿qué tal esta temporada de caza?

B-buenos d-días Shiroshika-san, espero que todo vaya correcto...

Chicos levantad la cabeza por favor, —Dijo el peliblanco algo nervioso. —no hacen falta estos formalismos, no soy mi padre.

Perdónenos, pasen por favor no queremos retrasarles —Dijo la jōnin, algo más calmada tras ver que el pequeño despiste de su kōhai no les iba a acarrear ninguna bronca.

Entraron entonces a la Aldea y el Shiroshika hizo gestos al pelirrojo para que le siguiera hasta la hacienda de su familia.

Parecían majos esos dos de la puerta —Dijo con una ligera risa. —y razón no le falta respecto a mi padre. —Acabó ya a carcajada limpia.
[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
#40
El guardia, tan oportuno como siempre, no pudo evitar estar a punto de soltar un comentario sobre el padre de Ashitaka, aunque por suerte su senpai se aseguró de detenerlo antes de que dijese alguna tontería.

Luego vinieron las disculpas y las reverencias, junto con el pack completo de lamerle las botas al noble. ¿Era así como pretendían que los tratase? ¡Si era un chico de su edad!

Por suerte a Ashitaka no parecía subírsele a la cabeza, sino al contrario. El chico le caía bien.

En cuanto les indicaron que podían pasar. Toshio empezó a mover el carro.

—¡Hasta luego!

Entró a la aldea junto al Shiroshika, quien se estaba riendo un poco por la situación.

—Pues no veas cómo se pusieron cuando solicité salir de la aldea. —Dijo, entre risas—. Deseándome suerte y todo, casi me asustan. ¡Pensaba que alguien me lanzaría a los leones o algo!
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#41
Pues no veas cómo se pusieron cuando solicité salir de la aldea. Deseándome suerte y todo, casi me asustan. ¡Pensaba que alguien me lanzaría a los leones o algo!

¡Jajajajajaja! —El peliblanco estalló en carcajadas. —Hoy mi padre estaba de buenas, te has librado. —Bromeó.

Mientras tanto Ashitaka guiaba al shinobi en dirección a la zona residencial de clase alta. Dominaban las casas lujosas y alguna que otra finca de grandes dimensiones que bien podrían ser consideradas mansiones de la realeza a ojos de gente más común.

¡Mira! —Exclamó mientras señalaba hacia una torre de arquitectura clásica de unos veinte metros, coronada por una talla de madera lacada de una cabeza de ciervo blanca como la nieve y una cornamenta en oro. —Ahí está mi casa, dejamos el carro en el patio, sello tu pergamino para confirmar que está completada la misión y hemos acabado.
[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
#42
—Perfecto. —Respondió el chico, con una media sonrisa de satisfacción—. Pues vamos allá.

En un último esfuerzo, Toshio empezó a tirar de la carreta durante lo poco que quedaba de camino. Solo necesitaba aguantar un poquito más y ya pronto habría terminado.

La casa de Ahitaka era enorme y preciosa, pero no era nada a lo que el chico no estuviera ya acostumbrado, pues por un motivo u otro siempre acababa codeándose con gente de clase alta.

Durante un momento pensó en informarle que le costaría una misión de rango C el haberse tenido que pegar con los jabalíes, pero la verdad es que el chico le había caído bien, así que se lo dejaría pasar.

—Bonita casa. —Comentó de forma casual mientras pasaban.
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder
#43
Bonita casa. —Comentó el pelirrojo.

Gracias, aunque a veces me satura de lo ostentosa que puede llegar a ser. —Intentó quitarle importancia.

Por fin llegaron a la puerta del patio, la cual Ashitaka abrió con una gran llave de hierro y el carro pudo pasar sin dificultad. El patio era amplio, con suelo de tierra y paredes encaladas; lo decoraba únicamente una fuente de bambú en el centro y algún que otro trofeo de caza en las paredes.

Bueno... Pues ya estaría, ahora déjame firmar el pergam...

¿Ashitaka? —Una voz grave resonó desde el interior de la vivienda.

¡¿Tío?! —La cara del peliblanco era una mezcla de sorpresa y alegría.

Entonces de la puerta salió el portador de aquella fuerte voz. Cerca de los dos metros de altura, cabellos blancos que acababan en dos largas trenzas que le caían por el torso, barba poblada, envergadura con la que podría ser confundido con una bestia... Era todo un portento de la raza humana, pero para el genin lo que más le llamó la atención fue el chaleco shinobi de la Aldea, una bandana por cinturón y una placa dorada triangular que colgaba de la manga derecha de su yukata.

¡Pero bueno! Si tenemos aquí a mi sobrino favorito, cuánto tiempo. —Su mirada se dirigió hacia Toshio y parece que le inspeccionó. —Hombre, un compañero de oficio. ¿Eres amigo de Ashitaka? —Expresó con una sonrisa de oreja a oreja y poniéndole la mano en el hombro al Kurogane.
[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
#44
A punto estuvo Toshio de entregarle el pergamino a Ashitaka, cuando se escuchó una voz grave desde el interior de la vivienda.

—¿Ashitaka?

El chico se giró para ver al hombretón al que pertenecía aquella voz. Se trataba de un enorme jōnin que le sacaba más de una cabeza al Kurogane y que bien lo podría haber confundido como un oso transformado en gebijuu.

En cuanto notó la presencia del genin, el hombretón se acercó a él para saludarlo, creyendo que era un amigo que acompañaba a su sobrino.

—Algo así. Estoy cumpliendo una misión para su padre y hemos estado charlando por el camino. —Dijo, con una sonrisilla. La verdad es que ambos eran agradables—. Kurogane Toshio, es un placer.
¡Muchas gracias a Ayame por el súper sexy avatar!
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.