Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
El arte del puño
#31
Por lo visto Daigo le había dado demasiados nombres y demasiada información de golpe al amejin esperando que de alguna manera supiese exactamente de quienes hablaba.

«Pues claro que no se sabe los nombres, si el mismo me acaba de decir dos veces que acaba de graduarse».

Como era de esperarse, Rōga no parecía precisamente más calmado luego de la explicación, especialmente cuando el peliverde había acabado de confirmarle que efectivamente la situación estaba muy jodida.

—Tienes razón, Rōga-kun, desde el Genin más novato hasta el Jounin más experimentado todos estamos involucrados en esto y hay poco que podamos hacer al respecto... —dijo—. No sé bien qué tenemos que hacer, pero estoy seguro que si lo damos todo y todo el mundo empuja en la dirección correcta, podremos salir bien parados de esta, juntos. Solo entonces volverá la paz.

Por más que se le propusiera, el peliverde simplemente no podía evitar emocionarse cuando hablaba de ese tema y utilizar palabras demasiado grandes solo para avergonzarse inmediatamente después.

—Jaja, creo que ya hemos tocado bastante el tema —dijo, rascándose la nuca—, de todos modos, agradecería un montón que les dijeras que me preocupa como se encuentran si algún día los ves.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#32
—¡Huh!— Sonrió ante el discurso de Daigo. —Sí fuese tan fácil que todos entendieran y cooperasen, nadie iría a la guerra en primer lugar. De todas formas, creo que hablo por la mayoría cuando digo que alguien no se vuelve shinobi deseando el caos. Al final, muchos deseamos proteger a nuestros allegados, pero la forma de lograrlo es lo que nos divide—. Ni el mismo se creía lo que acababa de decir. "Maldición, no debo dejar que se me pegue lo ñoño de este sujeto. Debo ser el tipo rudo al que todo mundo le mira las espaldas, ¡concéntrate Rōga!" Y de inmediato se cruzó de brazos para reafirmar su decisión.

—Cómo sea, dalo por hecho. Si me topo con alguno de los dos, se los haré saber. Por ahora, es momento de que yo me marche. Aún tengo una parada antes de regresar a mi aldea, así que por ahora he de decir adiós. Fue todo un placer conocerte, te agradezco por este encuentro—. Entonces el Yotsuki caminó, rodeando a Daigo por la izquierda y parándose justo a su lado. —Recuerda que la próxima vez que nos veamos, será para batirnos. Estaré esperando ese día, Tsukiyama Daigo, hasta ese entonces— Remató para seguir su camino hasta las puertas de acceso del dojo.

"Ohhhh, claro que sí hombre. Eso es una salida con mucho estilo, qué grande soy..."

Aquel día salió de ahí con una nueva meta: Encontrar su propio arte, su propio camino. Además de tener un nuevo rival y quién sabe si amigo; alguien que influyó en él sin saberlo. A partir de ahí, pasaría una última noche en Sendōshi, para luego continuar con sus aventuras.
[Imagen: tumblr_p7qx8efBCo1x2j1rfo2_400.gif]

Rush—Hablo— || "Pienso" || NarroRush
Responder