Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Ceniza, Verano del año 218.
Últimos rumores: ¡Comienza el Examen de Chūnin! Uzushiogakure se viste con sus mejores galas para recibir a los invitados, y todos los participantes preparan los últimos detalles para enfrentarse a unas de las pruebas más duras durante sus carreras como shinobi.

Recomendamos estar atentos al tema del examen para no perder ningún detalle.

¡Segunda prueba en marcha!
El titiritero, la luna y el escarabajo
#31
Una voz resonó dentro de la mente de Juro. No sabría definir muy bien de dónde venía, pero lo hacía de todas partes y a la vez de ninguna. Rebotaba en todas las paredes y muebles del despacho, y a la vez no lo hacía.

«¡Jeje! ¡No sabes la suerte que tienes de tenerme ahí dentro, chiquillo!»

«Acabas de convertirte en el huésped del gran y afortunado Siete Colas.»

«Aunque el afortunado eres tú... Si estuvieras fuera... Podía despedazarte. ¡Qué divertido sería!»
Responder
#32
Sin embargo, nadie le contestó. Juro parecía estar solo en el gran despacho del Morikage.

O eso es lo que él creía

«¡Jeje! ¡No sabes la suerte que tienes de tenerme ahí dentro, chiquillo!»

Una vez resonaba dentro de su mente. Desde alguna parte. Era como una proyección que salía de su cuerpo y entraba en él, en flujo. Rebotaba en las paredes y en los muebles y se amplificaba dentro de él. Aquella horrible voz pronto se hizo dueña del cuerpo del chico, mientras este solo podía escucharla, con horror.

Buscó, sin éxito, al origen de esa voz, pero no encontró a nadie.

«Acabas de convertirte en el huésped del gran y afortunado Siete Colas.»

« ¿Qué? ¿De dónde viene? ¿Qué...? » — Su cuerpo se congeló, al comprender quién le estaba hablando. El Siete Colas.

Ese monstruo le estaba hablando desde dentro de él.

«Aunque el afortunado eres tú... Si estuvieras fuera... Podía despedazarte. ¡Qué divertido sería!»

Juro se quedó muy quieto por unos momentos, cuando la voz se apagó. Como si esperaba algo más. Como si esa criatura fuese a cumplir con sus amenazas y fuera a destrozar su cuerpo en ese mismo momento. Gracias al sello que ahora mismo llevaba en su cuerpo, eso no paso.

Pero el susto no fue a menos. Esa cosa estaba dentro de él, y no estaba precisamente sumisa. Había sido capaz de hablarle. De amenazarle.

Ese ser en su interior quería matarle.

« Yo ya lo sabía. Pero saberlo es tan diferente que vivirlo... »

Juro se encogió sobre sí mismo y abrazó sus rodillas, conteniendo las ganas de llorar. ¿Cómo iba a ser su vida a partir de ahora? ¿Tendría una criatura dentro que se burlaría de él y le amenazaría hasta el día de su muerte? ¿Llegaría a más? ¿Y si algún día el flaqueaba, y entonces...?

Aunque no la escuchaba, se tapó los oídos con ambas manos.

— ¡Déjame en paz! — exclamó, prácticamente gritando. No sabía a quién le hablaba o si le escucharía, pero no podía evitarlo.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

Responder
#33
La bandeja de te que sujetaba Moyashi Kenzou vibró, y las tazas estuvieron a punto de derramarse cuando el hombre se detuvo, a las puertas de su despacho, de un sobresalto.

—Vaya, Juro-kun —dijo—. Son unas palabras muy duras para dedicarle a tu kage, chico. —Kenzou negó con la cabeza. Por supuesto, estaba sonriendo—. Pero me las tomaré como que has tenido un mal despertar. —El líder se acercó a su escritorio y depositó la bandeja.

»He traído tazas para los dos por si despertabas. ¿Quieres?
Responder
#34
—Vaya, Juro-kun. Son unas palabras muy duras para dedicarle a tu kage, chico.Pero me las tomaré como que has tenido un mal despertar.

Esta vez el que se llevó el respingo fue Juro, quién se había olvidado completamente de dónde estaba. Observó, con incredulidad, como el lider de su aldea se acercaba al escritorio y depositaba una bandeja con tazas de té. Estaba tan sonriente como siempre y cualquiera diría que no estaba enfadado.

Aunque claro, cualquiera no le había visto pelear, con esa misma sonrisa en el rostro.

« ¡Di algo! ¡Haz algo! » — Juro se quedó estupefacto durante unos segundos, sin saber como reaccionar.

— He traído tazas para los dos por si despertabas. ¿Quieres?

—¡Si! ¡Muchas gracias! — Juro se acercó y con las manos aún temblorosas, cogió una de las tazas. Aunque el té no era lo que él quería —. S-siento lo de antes, Morikage-sama. Pero no me dirigía a usted. Quería preguntarle cómo fue lo que pasó antes de que me desmayase. El sellado. Pero no lo encontré en la habitación. Y entonces...

» Esa cosa me ha hablado, Morikage-sama. El siete colas. He podido entenderle claramente, aunque fue un poco extraño — murmuró Juro, tratando de explicarlo lo mejor posible, para que le creyese —. Dijo que era afortunado de tenerlo dentro de mi, y que quería despedazarme.

Juro acercó la taza a los labios y bebió un poco, solo para relajarse. Se preguntó si estaría muy caliente, y no tuvo miedo de escaldarse. De hecho, se preguntó si al quemarse, también le haría daño a ese monstruo. Pero no quiso hacer la prueba.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

Responder
#35
Moyashi Kenzou soltó una risotada risueña. El mandatario no había considerado de importancia las palabras de Juro.

—Joven Juro, eso es imposible —dijo—. Es una bestia. Un monstruo. Los monstruos no hablan. Menos si cabe, si me permites la observación poco humilde, encerrados dentro de mi fūinjutsu más poderoso.

Se reclinó sobre el asiento.

—Debe haber sido una pesadilla. Te dije que estarías a salvo. Lo estuviste. Lo estás. Lo estarás.
Responder
#36
Lejos de comprender su preocupación, el lider de la aldea soltó una carcajada en honor de Juro. No solo no lo tomaba en serio, sino que encima, se lo tomaba a risa.

—Joven Juro, eso es imposible. Es una bestia. Un monstruo. Los monstruos no hablan. Menos si cabe, si me permites la observación poco humilde, encerrados dentro de mi fūinjutsu más poderoso.

Juro miró a los ojos a su líder, y vio que decía la verdad. Él no había considerado si quiera esa posibilidad. La verdad es que, visto de esa manera, tenía lógica. Los bijuu eran monstruos horriblemente poderosos y llenos de chakra, pero... ¿inteligentes? No había leído nada de eso en la historia. Sabía que los habían tratado como armas poderosas, destructoras de aldeas. En ningún momento se les trató como si tuvieran voluntad.

« ¿De verdad me lo he imaginado? » — se preguntó, cada vez menos seguro de lo que acababa de escuchar. Era cierto que acababa de despertarse de una experiencia, cuanto menos, traumática. ¿Y si había sido todo una ilusión provocada por una pesadilla?

— Bueno... — murmuró. De pronto, sus palabras le sonaban hasta ridículas.

—Debe haber sido una pesadilla. Te dije que estarías a salvo. Lo estuviste. Lo estás. Lo estarás. — dijo el lider, para terminar con las pocas convicciones que quedaban en el genin.

— Si. Eso no lo niego. Se lo agradezco, Morikage-sama — murmuró Juro, y volvió a considerar el té que tenía en la mano —. Supongo que tiene razón, fue un mal sueño.

» Debo imaginar que todo fue un éxito, entonces, ¿verdad? No recuerdo nada desde que me pidió que me tumbara. Ni si quiera dolió.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

Responder
#37
El Morikage asintió.

—Efectivamente, Juro-kun —dijo—. Y vas a pedir que me disculpe en nombre del cabronazo de Yubiwa-kun —añadió, levantando el dedo índice—. Le encantan las bromas, pero a veces se pasa de rosca. Lo primero que hizo fue contarme lo que te dijo, entre risas.

Se acercó a Juro.

—Entre tú y yo, creo que ahora mismo tiene que estar aplicándose hielo en la nuca.
Responder
#38
El Morikage asintió. Juro se sintió un poco más aliviado, aunque fuese en parte.

—Efectivamente, Juro-kun. Y vas a pedir que me disculpe en nombre del cabronazo de Yubiwa-kun. Le encantan las bromas, pero a veces se pasa de rosca. Lo primero que hizo fue contarme lo que te dijo, entre risas.

Juro se puso rojo, aunque esta vez, fue por la rabia. Realmente había tenido un momento vulnerable en aquel lugar, frente a aquel sellado. Se había cagado encima, literalmente. El peor sitio para hacer una broma.

« Será...cabrón » — pensó, repitiendo lo que el Kage había dicho, pero esta vez, con más fuerza, para sí.

El hombre se acercó a Juro.

—Entre tú y yo, creo que ahora mismo tiene que estar aplicándose hielo en la nuca.

Juro le miró durante unos segundos, y después, no pudo evitar soltar una carcajada.

— No se preocupe. Supongo que solo quiso romper el hielo — De una forma muy pesada. Eso no iba a negarlo. Y más viniendo de un alto rango de la villa —. Parece que ya le conoce de sobras, de hecho. Se llevan bastante bien, ¿verdad?

Juro supuso que sí. Aunque había ANBU y gente de altos cargos, Yubiwa había sido la persona que les había esperado después del despacho, y que había hablado con él. Juro diría que dentro de los altos cargos, Yubiwa era de las personas en las que su Kage confiaba. O eso, o es que tenían alguna historia.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

Responder
#39
Kenzou le mantuvo la mirada unos segundos, sonriendo enigmáticamente.

—Vaya, Juro-kun —dijo, visiblemente sorprendido—. No parece que le tengas mucho rencor. Va a resultar que eres un muchacho con un buen corazón. Mejor elección todavía, sí señor...

El mandatario cogio su taza de te y le dio un buen sorbo.

—¡Ay, me he quemado la dengua! —se quejó—. Bueno, sobre Yubiwa... Sí. Como a muchos ninjas de la aldea, lo conozco desde que era pequeño. Está un poco loco —cualquiera lo estaría para dejarse crecer las cejas así—, pero es buen chico. Muy buen chico. Espero que sea mi sucesor, cuando llegue la hora.

»Él asegura que desciende de habitantes de la Villa Oculta de la Cascada. Una villa que sólo es una leyenda, un cuento de viejas. ¿Qué te parece? Pero bueno, qué se le va a hacer.
Responder
#40
El Morikage se mostró casi hasta sorprendido por su reacción.

—Vaya, Juro-kun. No parece que le tengas mucho rencor. Va a resultar que eres un muchacho con un buen corazón. Mejor elección todavía, sí señor...

Juro torció el gesto. La verdad es que las bromas crueles sentaban mal, pero él ya estaba más que acostumbrado. Su hermana mayor tenía un humor similar. Claro que en la situación, con los nervios y el miedo, no lo había reconocido, pero viendolo en perspectiva... si, ambos se llevarían bien.

« ¿De verdad es una buena elección? » — pensó, para sí, pero ahogó sus penas en té.

O eso pensaba. El lider de la aldea lo probó, y se abrasó la lengua. Juro se contuvo, para no reírse, y probó con moderación el suyo. Quemaba, sí.

Bueno, sobre Yubiwa... Sí. Como a muchos ninjas de la aldea, lo conozco desde que era pequeño. Está un poco loco —cualquiera lo estaría para dejarse crecer las cejas así—, pero es buen chico. Muy buen chico. Espero que sea mi sucesor, cuando llegue la hora.

Juro abrió los ojos, casi sorprendido.

— Cuando llegue la hora... — murmuró, esperando que para esa hora quedase mucho. Por alguna razón, sintió un poco de miedo. Aunque también estaba sorprendido. ¡El que iba a ser el sucesor del Morikage se había cachondeado a su costa en un momento tan importante!.

»Él asegura que desciende de habitantes de la Villa Oculta de la Cascada. Una villa que sólo es una leyenda, un cuento de viejas. ¿Qué te parece? Pero bueno, qué se le va a hacer.

Eso no hizo más que llamar su atención. ¿Una villa oculta en la Cascada? Bueno, era oculta, así que técnicamente no la podía ver. Pero no lo había escuchado.

— Bueno, ya pude ver que era un bromista recurrente — bromeó. Aun así, anotó mentalmente que, si tuviese la oportunidad, le preguntaría por ello en persona. ¿Qué clase de disparates le contaría sobre esa supuesta villa? —. Pero debo admitir que es interesante. Alguna razón tendrá para inventar eso.

Juro se encogió de hombros y volvió a probar el té.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

Responder
#41
Kenzou rio.

—Supongo. No sé, tampoco creo que sea una broma, si no no lo repetiría tanto. Y no es del estilo de bromas de Yubiwa —explicó Kenzou, y luego se tomó su tiempo para darle otro sorbo a su taza de té—. En fin, Juro-kun. Cuando te acabes el té, y si crees que te encuentras bien para ir a casa, será mejor que te presentes allí. Tendrás muchas cosas de las que hablar con tu familia, al fin y al cabo.

Levantó la mirada y la clavó en él, serio.

—¿No?
Responder
#42
El Morikage soltó una carcajada por la opinión de Juro.

—Supongo. No sé, tampoco creo que sea una broma, si no no lo repetiría tanto. Y no es del estilo de bromas de Yubiwa — Eso no hizo más que avivar su curiosidad. Definitivamente le preguntaría si tenía ocasión —. En fin, Juro-kun. Cuando te acabes el té, y si crees que te encuentras bien para ir a casa, será mejor que te presentes allí. Tendrás muchas cosas de las que hablar con tu familia, al fin y al cabo.

No necesitó ni la mirada inquisitiva del Morikage. En cuanto escuchó la palabra "familia", sintió una losa de piedra caer sobre él y apretar sus hombros.

« Joder. Joder. Me olvidé completamente » — Después de tantas emociones, había perdido el norte. ¿Cuánto tiempo llevaba en ese despacho? ¡Su hermana debía estar muerta de preocupación!

— ¡S-si! Mi hermana y mi abuela deben estar muy preocupadas desde que me fui — Juro suspiró. ¿Cómo iba a contarles todo lo que había pasado? —. Será mejor que vaya antes de que les de un infarto.

Juro se terminó el té con intranquilidad. Ya no podía disfrutarlo. Después, comprobó que era perfectamente capaz de levantarse y moverse. Solo tenía que encaminarse al despacho y despedirse. Pero antes, miró una última vez a su Kage y se quedó ahí plantado, sin saber que decir.

« Tienes que despedirte apropiadamente » — le dijo su mente.

— B-Bueno, Morikage-sama. Es hora de que me marche. Gracias otra vez por el té.— murmuró. No sabía qué decir —. Todo lo que ha sucedido ha sido de locos. Pero en cierto modo, ha sido un honor que confiase en mí. Así que... g-gracias por todo.

Juro hizo una última reverencia. Solo el tiempo diría si se arrepentiría de haberle dado las gracias.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

Responder
#43
Kenzou le dedicó a Juro un sutil saludo inclinando la cabeza.

—Bien, Juro-kun —dijo—. Y no te preocupes. Soy consciente del peso que acabo de plantarte encima de los hombros.

»La aldea siempre estará contigo para apoyarte. En todo. Y yo seré el primero que daré mi vida por ti.
Responder
#44
Juro se dispuso a marcharse. Sin embargo, las palabras de su Kage le recordaron algo antes de hacerlo.

—Bien, Juro-kun. Y no te preocupes. Soy consciente del peso que acabo de plantarte encima de los hombros.La aldea siempre estará contigo para apoyarte. En todo. Y yo seré el primero que daré mi vida por ti.

« Dar su vida por mí... » — Esas palabras resonaron en su cabeza. Por alguna razón, él solo imaginarlo le impresionó. Quizá nunca hubiese imaginado que alguien tan importante le diría algo así.

Desde luego, Juro no estaba preparado para responder ante aquello, al igual que no estaba preparado para responder ante todo lo que le había pasado a lo largo de aquella noche que continuaba en el día. Por eso, hizo lo que mejor sabía hacer: una reverencia y una sonrisa.

— Lo sé. Gracias, Morikage-sama — Al menos, en ese momento, creía saberlo —. Si hay algún problema no dudaré en venir, aunque espero que no. ¡Me marcho!

Con una despedida formal o no — ya no le quedaban formalidades nuevas — Juro se marchó por la puerta del despacho.

¿Qué sería de él a partir de ahora? Desde luego, en ese momento, prefirió no pensar en ello. Prefirió no pensar en la carga que tenía, y en lo que tenía dentro. Prefirió no pensar en aquella criatura — aún borrosa, pero igualmente monstruosa — que se había alzado, en aquella noche de luna llena, y que había sido subyugada. También prefirió creer que aquella voz solo había sido su imaginación.

No podía saber que le depararía el futuro. Y no quería pensarlo. Solo quería llegar a su casa y tratar de dar una explicación coherente. Y rezó, con todas sus fuerzas, para que nada más pasase dentro de su estómago. Pensó en las palabras del Morikage, que le advirtieron de que todo estaría seguro.

Y se lo creyó.

Después de todo, las mentiras suenan mejor a la luz del día.

¡Y así se da por terminado esto! Gracias por la trama, ha sido genial ^^
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

Responder