Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Ceniza, Verano del año 218.
Últimos rumores: ¡Comienza el Examen de Chūnin! Uzushiogakure se viste con sus mejores galas para recibir a los invitados, y todos los participantes preparan los últimos detalles para enfrentarse a unas de las pruebas más duras durante sus carreras como shinobi.

Recomendamos estar atentos al tema del examen para no perder ningún detalle.

¡Segunda prueba en marcha!
[Examen de Chunin] Segunda prueba: Amedama Daruu
#1
No hay tiempo límite para postear, sin embargo, hay límite para finalizar la prueba. De una forma u otra, el tema debe estar acabado antes del 12 de agosto a las 00:00 (Hora peninsular española).

¿Qué quiere decir eso? Bueno, el tema ira avanzando, y cada problema que solucionéis valdrá unos puntos, si llegada la fecha límite no habéis finalizado todos los problemas, se roleara que os quedáis a medias. Obviamente, habrá una penalización aparte de los puntos que habréis perdido ya de por sí.

El punto de todo esto es que podéis no postear en una semana, en dos, o hasta en tres, porque estáis de vacaciones, y después rushearlo. No os preocupeis, los masters intentaremos postear tan pronto como veamos vuestras respuestas. Pero no lo dejéis todo para el último día.

Cualquier duda, posteadla en el foro de dudas, no busqueis a ningún admin por privado ya que sois ocho participantes y todos podéis dudar cosas parecidas. De todas formas, habrá aclaraciones al final de cada post para evitar malentendidos.

Saludos y mucha suerte.

Había pasado una semana desde la primera prueba. No es que necesitasen tanto tiempo para descansar, pero sí para familiarizarse con el entorno, tal vez conocerse entre ellos o simple y llanamente entrenar. Fueron los encargados de cada villa los que informaron a los participantes que aquella mañana tendrían la segunda prueba, una prueba algo más práctica.

Sin embargo, era difícil verle la parte práctica a esa prueba cuando les habían mandado a primera hora de la mañana a la misma academia donde habían rellenado el cuestionario una semana antes. Además, el procedimiento empezaba a repetirse: iban todos en pelotón hasta encontrarse con el señor manco, cuyo nombre era desconocido con la posible excepción de algún participante de Uzushiogakure bien informado. El hombre repetía indumentaria, aunque esta vez parecía tener algo menos de seriedad en su rostro y les esperaba en la recepción misma, no enfrente de ningún aula.

No me miréis así, yo no voy a haceros ninguna prueba más, solo vengo a pasar lista.

Tras decir eso, volvió a hacer aparecer la hoja con los nombres en su única mano.

A diferencia de la última prueba, esta vez al confirmar vuestra presencia os diré con el número del aula en la que pasareis la prueba práctica. Siguiendo el pasillo encontraréis una bifurcación, a la izquierda los impares y a la derecha los pares. Como os he dicho, yo no soy el encargado de puntuar ni siquiera de vigilar, pero me han dado un par de instrucciones previas para vosotros —bajó la mirada al papel con los nombres y empezó a leer —. La primera es, no se aceptan preguntas hasta el final del examen, y segunda, podéis renunciar a esta prueba en cualquier momento desde ahora, no es eliminatoria pero constaría negativamente para la resolución final.

Alzó la mirada, repasando a los Genins con ella.

Si alguien quiere irse, ahí tiene la puerta —hizo una breve pausa —. Bien, empezamos.

Tras un último vistazo a los participantes empezó a llamarles uno a uno.

Amedama Daruu, aula uno.

Esperó a que el muchacho empezase a moverse para seguir con el siguiente nombre.

Cuando Daruu llegase a la puerta del aula, se encontraría con que la puerta estaba abierta y que la distribución del aula estaba ligeramente cambiada. Las mesas de los estudiantes estaban exactamente como antes, sin embargo, la mesa del profesor había sido apartada a un lado y en vez de eso, habían dos cojines y entre ellos un incienso a medias cuya fragancia inundaba el aire. Uno de esos cojines estaba ocupado ya, por una mujer de cabello largo y negro.

La mujer estaba vestida con un kimono de colores inusuales como poco. La prenda tenía franjas horizontales negras y amarillas, como si se tratase de un disfraz de abeja más que de un kimono, y no solo eso, sino que ese incienso desprendía un fuerte olor a melocotón. El protector que relucía en la frente de la examinadora era el de Amegakure, de eso no había duda, pero aparte de eso, Daruu no sería capaz de encontrar ninguna otra señal de que estuviese de su lado. Parecía estar disfrutando de su trabajo.

Amedama Daruu, pasa, pasa. Y cierra la puerta tras de ti.

Esa voz le sonaba terriblemente familiar, pero no era capaz de atinar de qué era exactamente. Aunque sí que había algo en ella que le hacía sentir amargamente incomodo.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
#2
Habían sucedido muchas cosas desde la primera prueba del examen de ascenso al rango de chuunin. En realidad, habían sucedido sólo un par, pero eran lo suficientemente importantes como para que el resto de días libres le hubieran parecido un relleno triste. Por una parte, eso le había impedido descansar como era debido, de modo que nuestro querido Daruu ahora caminaba junto al grueso de aspirantes de su villa hacia la Academia con dos señoras ojeras más hermosas que un par de pomelos pochos. Por otra, estaba mucho más centrado en el examen que en otras tribulaciones de ninja adolescente, lo cual era muy bueno, dado el sueño que le atenazaba.

Bostezó sonoramente cuando estaban a unos pasos de llegar de nuevo junto al shinobi manco que les examinó del teórico. «¿Qué habrán preparado para esta? Está claro que no es una excursión al bosque o algo así. ¿La prueba práctica será en el aula de la primera prueba?»

Sus dudas fueron resueltas diligentemente por el examinador que resulta que ya no iba a ser examinador: se limitaría a dictar las instrucciones básicas.

Después de advertirles de que podían renunciar a la prueba, cosa que hizo que Daruu tragase saliva y vagabundease mentalmente entre cada uno de los posibles obstáculos que podrían hacer renunciar a alguien que había llegado hasta allí, nombró a los participantes en voz alta uno a uno.

Al escuchar su nombre, Daruu dio un respingo y se dirigió al fondo del pasillo, donde giró a la izquierda tal y como le habían indicado. Tomó el pomo de la primera puerta y se adentró en...

...una clase en la que habían retirado la mesa del profesor a un lado y habían puesto dos cojines de aspecto de lo más cómodo. Al instante le llegó un olor agradable: melocotón. «Hubo un tiempo en que podía comerlo. Con lo que a mi me gustaba el zumo de melocotón y uva...» Sentada en uno de los cojines había una mujer sentada con un kimono que, sin saber exactamente por qué, le dio mala espina. Era una kunoichi de Amegakure, que saboreó cada una de las palabras cuando dio la bienvenida al muchacho, divertida. Daruu entrecerró los ojos mientras se daba la vuelta y cerraba la puerta tras de sí.

—Hola —dijo. «Esta me la va a liar. Que lo sé yo que sí...»

Daruu caminó hacia el cojín vacío, que asumió que se trataba de un asiento para él, y se sentó cruzando las piernas.

Entonces se quedó mirándola expectante.

«¿De qué me suena esa voz?»
[Imagen: 9bn78D7.png]
.
· · ·
Diálogos: MediumSeaGreen

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder
#3
Hola.— le imitó la mujer antes de proceder con su explicación. — Por favor, ni preguntas ni interrupciones, ni quejas por lo bajo. Bien, bienvenido a la segunda prueba. Es sencilla, te induciré un Genjutsu donde verás un par de situaciones y tendrás que solucionar el problema que se presente de la manera más adecuada. Tras tomar tu decisión, la ilusión se detendrá y tendrás unos segundos para explicarte, cuando acabes de justificarte la ilusión se reanudará. Como comprenderás se trata de una ilusión compleja y delicada, necesito que cooperes para que funcione y estar en contacto para empezarla. No hace falta que te diga que no debes usar el Kai, si lo haces contará como que renuncias a la prueba. Si no te ves capaz, por el motivo que sea, puedes irte, abandonar la habitación antes de acabar la prueba contará como abandono, pero mantendrás los puntos que tengas, hasta ahora tienes uno por sentarte. Así que... ¿qué harás, Amedama?

Lo miró a los ojos y miró a la puerta, por si no había quedado suficientemente claro.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
#4
«No pregunto. No interrumpo. No me quejo por lo bajo. Entendido.»

De modo que Daruu se limitó a escuchar con cara de circunstancias. Le fue explicado el procedimiento de la prueba: la mujer le induciría en un Genjutsu para simular unas determinadas situaciones que él tendría que solucionar.

«Claro, una forma interesante de poder meternos en peligro real sin... ¿meternos en peligro real?» Admitir que era la mejor forma de llevar la prueba práctica no le tranquilizó en absoluto.

Tendría que dar una justificación sobre por qué había actuado de una manera determinada después de cada uno de los test, y luego volvería a estar sumido en el Genjutsu. Si se hacía el listillo y disipaba el Genjutsu como única solución, estaría suspendido. Tuvo que borrar esa opción de su mente, que era la que había fabricado desde que había oído la palabra ilusión.

Una vez más, le recordaron que podía marcharse si así quería. «¿Pero qué clase de ninja se iría ahora?», pensó. Ya había estado en un Genjutsu más potente que el que iba a sufrir en ese momento. En el libro-ilusión de Shiruuba.

—¿Qué harás, Amedama?

—He venido a tomar partido en el examen. Retirarme ahora no es una opción. Estoy listo —aseguró, asintiendo con la cabeza.
[Imagen: 9bn78D7.png]
.
· · ·
Diálogos: MediumSeaGreen

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder
#5
Advertencia. A partir de aquí, cada post será decisivo. Es decir, una vez que posteeis y yo lea el post, no valdrá cambiar la respuesta. Haré copiar y pegar y esa será la respuesta con la que me quedaré. Tomaos vuestro tiempo pero estad 100% seguros una vez le deis a enviar. En casos extremos en los que sintáis una necesidad imperiosa de cambiar vuestra respuesta, pedidlo en el tablón, pero habrá una penalización.

La kunoichi sonrió, le hubiera desilusionado mucho que justamente ese participante se fuera corriendo.

Muy bien

Hizo una larga cadena de sellos y acercó su mano a la mejilla del shinobi, justo antes de tocarle habló:

Por cierto, bonitos ojos

Y la luz se desvaneció, siendo la sonrisa de la kunoichi lo último que viese, para reformarse de nuevo un instante más tarde.

De pronto, iba corriendo a toda velocidad por un camino de tierra en medio de un bosque. Aún quedaban varias horas de sol. Su vestimenta seguía igual con la diferencia de que llevaba un chaleco y una placa que antes no y que le concedían el rango de chunin. Tras él, a apenas unos metros, lo seguían tres genins. Eran dos chicos, uno rubio y otro pelinegro y una chica pelinegra.

En su cerebro empezó a aparecer información que él sabía que era parte de la ilusión. Estaban persiguiendo a un exiliado de su villa, de rango Chunin en el momento en que se exilió, hacía ya un par de meses. Habían tenido un encontronazo con él, del que se había escabullido con heridas leves, conocía el terreno mejor que ellos, ya que se escondía por ahí cerca.

Por si todo eso fuera poco, durante ese encontronazo acontecieron hechos que hacen dudar de una filtración de información. Probablemente, uno de los genin está ayudando al exiliado, directa o indirectamente, consciente o inconscientemente. No tienes ningún indicio claro que señale a ninguno de los tres, y empezar a interrogar y dudar de los tres podría crear fisuras en el grupo, además de que sería un gasto tremendo de tiempo y esfuerzo.

No tardaron en llegar a una bifurcación en el camino, había huellas que probaban que el shinobi en cuestión había pasado por allí. La cosa era que había huellas en ambos caminos, el forajido estaba solo, así que una de las opciones era incorrecta. Fuese cual fuese, no había tiempo para detenerse a hacer preguntas. Estaban en plena persecución, cada segundo era un segundo de ventaja para el perseguido. Los tres genins se pararon y miraron al shinobi de mayor rango esperando una decisión.

Tenía tiempo para darles una explicación breve a sus inferiores sobre cómo actuar, sin embargo, había muchos factores a tener en cuenta.

No conoces las capacidades de los genins, más allá de que saben todas las habilidades básicas. Son niños pobres, tienen como mucho un kunai y un shuriken. Tú posees todo tu inventario. No hay más limitaciones. La bifurcación es marcada, es decir, son dos caminos totalmente opuestos que muy improbablemente vayan a encontrarse después.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder